viernes, 16 de septiembre de 2011

Chasco y Fiasco Juntos.


Los Guatemaltecos Fueron Nuevamente a Votar, No a Elegir: Con este muy sugestivo título inicia el siguiente artículo, recientemente remitido a este blog, por El Profesor Luciano Castro Barrillas, quien con su reconocida capacidad de profundo análisis crítico. De manera contundente, clara, concisa y con toques de humor, muy a la jutiapaneca. Pone sobre el tapete para la discusión y el posterior análisis  de nuestros muy apreciados lectores, las peculiaridades y lo que se avizora producto del recién finalizado proceso electoral guatemalteco, que en segunda ronda determinará quién será el presidenciable que se sentará en la tan codiciada Poltrona Presidencial. Marvin Najarro







LOS GUATEMALTECOS FUERON NUEVAMENTE A VOTAR, NO A ELEGIR

Por Luciano Castro Barillas


Los resultados electorales fueron apabullantes para el Partido Patriota. Chasco y fiasco juntos porque los resultados no fueron los esperados. El tener una percepción tan errónea de que sòlo iba a darse una primera vuelta fue fruto de la arrogancia del gran capital y la tomada de pelo que los instrumentos de medición les dieron a los dirigentes del partido naranja. Las encuestas lo situaban hasta en un 52%, es decir, no había necesidad del balotaje. Pero la realidad contundente los bajo de su sueño guajiro y del estado astral por donde andaban, aterrizando de sopetón y con la perspectiva tan escorzada que, antes que cantara el gallo de San Pedro, dejaron de ser príncipes y se transformaron en mendigos. La debilidad partidaria es màs que obvia: 100 alcaldìas contra 126 de la UNE-GANA, obtuvieron casi la misma cantidad de diputados que les harán la vida insufrible en caso de ganar la segunda vuelta y un 36% que ha decepcionado al electorado que se hacìa ilusiones con ganar en la primera vuelta. ¿Tienen posibilidades de concertar alianzas? Pienso que infinitas, pues todos los partidos de la derecha guatemalteca tienen propuestas programáticas semejantes, diríamos, como todos se han prestado las fotocopias. Hay una subordinación programática al capital oligárquico e internacional, lo que implica por supuesto desapego a la soberanía y a la dignidad nacional, pues al final, el gobierno y el poder es de los financistas, los cuales están urgidos de recuperar sus inversiones. En ese sentido Baldizòn tiene màs capacidad de maniobrar que el general, pues siendo el partido LIDER de su incuestionable propiedad y estructurado de acuerdo a sus personales criterios, bueno, este flamante doctor en derecho, pactarìa con cualquiera que le permita ganar, incluso con el diablo, luciferino personaje que tendría que tener cuidado de no salir chamuscado de esa relación pues Baldizòn da la impresión de ser la versión mejorada de Alfonso Portillo. Este personaje, politiquero en extremo oportunista, es el fiel reflejo de la descomposición nacional y podría sin haberlo querido darle continuidad al gobierno de la UNE-GANA y de paso hacer trabajo de figuración nacional a Sandra Torres que no tendrá sepultadas sus ansias presidenciales, conociendo el filo que tiene en los dientes. La canciller podría ser ella y no Rigoberta Menchù, tal como se avizoran el actual acomodamiento de fuerzas politicastras. Ante ese panorama político, descorazonador para el pueblo de Guatemala, no hay ya oportunidades de elegir sino solo de votar, pues todas las derechas son lo mismo. Lo que hay entre ellas son pugnas intraburguesas, pleitos entre fraccions de clase, cuya causa, razón y motivo es el dinero. Para que el pueblo de Guatemala pueda elegir será necesario cambios profundos a la Ley Electoral y de Partidos Polìticos, mejorar el ingreso de los trabajadores y superación de la ignorancia nacional. Una nación miserable es presa fácil del oportunismo político, tal se refleja en los resultados electorales de la UNE-GANA, los cuales pese al desastre gubernativo que lideran, no podían tener mejores resultados. Las derechas tienen el control político total en nuestro país y sus 27 expresiones partidarias solo acusan matices diferenciales, pues en esencia son lo mismo. En esos partiduchos se cumple la suprema ironía del gran Charles Chaplin cuando este clown grandioso empezaba su carrera y rompió con un viejo amigo por unas cuantas libras. Dijo al auditorio cuando preguntò por su colega: “ ¡Él y yo tuvimos algunos problemas de tipo intelectual !”. 



Publicado por: Marvin Najarro
CT., EUA.

No hay comentarios.: