miércoles, 7 de septiembre de 2011

UNA COMUNIDAD AUSENTE



A escasos días de celebrarse, probablemente , una de las elecciones presidenciales más significativas en la historia de la atribulada Guatemala, aquí,  en esta parte de la Unn Americana  muy cercana a la Ciudad de Nueva York  o más bien un apéndice de la misma, aunque geográficamente pertenezca al estado de  Connecticut, está enclavada  la pequeña Ciudad de Stamford que por su enorme actividad   financiera se le considera una extensión  de ese reducto - Wall Street -  en donde se desplazan muy arrogantemente Los Amos del Universo,  quienes tienen al capitalismo global al borde del colapso.

Pues bien, y como lo notaba anteriormente,  en Guatemala  se está a punto  de celebrar las elecciones presidenciales cuyos resultados determinaran quien será el próximo  “chief” que se sentara en la poltrona  en el mítico Guacamolon, desde donde se dice,” dirigirá los destinos de la nación”. Pero en esta pequeña localidad  donde existe -subsiste -  una relativamente numerosa comunidad de guatemaltecos ausentes -desterrados – compuesta mayoritariamente por emigrados del Oriente de Guatemala, parece que las tan cruciales elecciones no tienen mayor relevancia, si es que acaso la tienen.

Contrario a lo que sucede entre otras comunidades de habla Hispana como  lo son : La Venezolana,  Dominicana,  Mexicana, Colombiana y Peruana, en donde se observa el interés de sus miembros por este tipo de eventos en sus respectivas naciones, entre los guatemaltecos sucede todo lo contrario, y, la indiferencia, la apatía, el cinismo, ó el ya consabido “ me vale… “ son el denominador común, pues, después de todo, argumentan algunos ; que beneficios obtendremos  los que nos rajamos la madre,  legales o ilegales, en estas tierras del ya fenecido American Dream?.  No importa si es el mano dura, peluda o ensangrentada, quien se apodere de la guayaba, ó el científico con bata militar, ó el capo del narco, ó la india, de quien con típica  sorna  Oriental se dice, un hijo deambula por estos lares,  pues como la experiencia y la misma historia así lo registran, nada cambiara ni allá, ni mucho menos aquí, en donde desarraigados a su suerte; el trabajar como esclavos, la pobreza , la angustia del destierro y la ausencia de la casa grande, la patria, son el terrible consuelo de muchos de los miembros de la  Comunidad Ausente d Guatemala.

No es de extrañar entonces que el guatemalteco, sin importar su status migratorio, que reside en estas latitudes reaccione de esa manera. Pues después de haber sido marginado y prácticamente forzado al destierro por un sistema político y económico,  injusto, antidemocrático, excluyente, clasista y explotador,  mucho más cruel y salvaje  que el que se practica en la Meca del Capitalismo Mundial,  su reacción resulte hasta lógica y aceptable.  Es esta la triste realidad de Una Comunidad Ausente que, obligada a buscar mejores horizontes en una tierra extraña, termina por someterse a un sistema en el cual, el individualismo, el consumismo y la maximización de las ganancias son el culto al que hay que postrarse, despojándose de toda noción de pertenencia a grupo o nación, para poder sobrevivir como lo demandan las leyes del Free Market.


Marvin Najarro









Publicado por LaQnadlSol
CT., USA.

No hay comentarios.: