domingo, 19 de mayo de 2019

Hoy condenará la audiencia, a un ladrón principiante, que no robó lo bastante; para probar su inocencia…

En fin, Guatemala no está al borde del abismo. Está ya en el fondo del abismo. Y lo que venga a futuro no será nada nuevo con las penosas perspectivas electorales que hay para las cercanas elecciones generales. Sociedad y país sin futuro, creo.

HOY CONDENARÁ LA AUDIENCIA,
A UN LADRÓN PRINCIPIANTE,
QUE NO ROBÓ LO BASTANTE;
PARA PROBAR SU INOCENCIA…
(Copla anónima española)


Por Luciano Castro Barillas

Los jueces menores y magistrados de las altas cortes de Guatemala están que dan miedo. Ninguno es de fiar, o quizá alguno. Es tal la inexistencia de justicia en nuestro país que todo ciudadano, pobre, está desamparado ante esta caterva de voraces inescrupulosos, auténticos depredadores, que han vaciado de contenido la virtud de dar a cada cual lo que le corresponde, es decir; justicia. La equidad, como bien supremo de la justicia no está en su ideario judicial, solo la transa, el dinero, la mentira. Por ello como dijera otro escritor español que escapa en este momento a mi memoria que (…) el lugar menos indicado para buscar la verdad son los tribunales de justicia, allí es el reino de la mentira.

Añosas y rancias afirmaciones que tienen lugar en todos los sistemas judiciales del mundo porque es tal la cooptación de la ideología capitalista en esas mentalidades, que ser oficiante del derecho, no está inspirado por un ideario social y solidario, sino de ascender socialmente a través de una trampa jurídica billetera donde los incautos que no se portan bien, peor sin son pobres; salen esquilmados o hundidos en las terroríficas cárceles públicas de Guatemala si no tienen dinero para desmentir lo que alguien ha dicho de ellos.

La división social en Guatemala se refleja hasta en las cárceles. Los ladrones de cuello blanco (empresarios, altos jefes militares y funcionarios públicos de alta gestión) tienen una cárcel confortable que les cuesta no poco dinero. Pero tienen de todo: alimentos que llegan de fuera y de los mejores restaurantes, no enchiladas del Mercado Central. Finos licores, chicas bonitas, aparatos electrodomésticos para hacerles la vida más confortable y, en fin, condiciones que en nada se asemejan a la cárcel de Pavón o Canadá, donde solo los jefes narcos disfrutan de esas prerrogativas. Así está el sistema de justicia en Guatemala, totalmente colapsado y a cero credibilidad, de cualquier empleado, grande o pequeño.

La retardación maliciosa en la aplicación de justicia empieza con el comisario de juzgado, el encargado de llevar las notificaciones al interesado. Lo hará cuando le venga en gana, pero lo hará inmediatamente si los familiares del procesado le untan de mantequilla monetaria la mano. Sigue el oficial, el que toma declaraciones. Después el secretario, hombre de confianza del juez y quien le pasa los expedientes prioritarios previo pago y sin respetar el orden cronológico, sin hay igualmente abundantes billetes de por medio. Y por último el juez, tiburón no con dos, sino cuatro filas de dientes que dará a los familiares del procesado la tan esperada mordida con potencia hidráulica: por su “dignidad” no puede cobrar poco, tiene que ser bastante, acorde a su rango ya su “saber”.

En fin, Guatemala no está al borde del abismo. Está ya en el fondo del abismo. Y lo que venga a futuro no será nada nuevo con las penosas perspectivas electorales que hay para las cercanas elecciones generales. Sociedad y país sin futuro, creo.





Publicado por La Cuna del Sol
USA.

jueves, 16 de mayo de 2019

De lo que Putin y Pompeo no hablaron

El asistente presidencial ruso, Yury Ushakov, hizo todo lo posible para suavizar lo totalmente intratable, y admitió que "no hubo avances" durante las conversaciones, pero al menos los Estados Unidos "demostraron un enfoque constructivo".


DE LO QUE PUTIN Y POMPEO NO HABLARON


Por  Pepe Escobar
The Saker        

Rusia está inquieta por la desestabilización de Teherán, y en otros puntos críticos las posiciones de las potencias son claras.

Incluso ocultas por las gruesas capas de niebla diplomática, las reuniones simultáneas en Sochi entre el secretario de Estado de EE.UU, Mike Pompeo y el presidente Putin y el ministro de Relaciones Exteriores, Sergey Lavrov, igualmente ofrecen tentadoras perlas geopolíticas.

El asistente presidencial ruso, Yury Ushakov, hizo todo lo posible para suavizar lo totalmente intratable, y admitió que "no hubo avances" durante las conversaciones, pero al menos los Estados Unidos "demostraron un enfoque constructivo".

Putin le dijo a Pompeo que después de su llamada telefónica de 90 minutos con Trump, iniciada por la Casa Blanca y descrita por Ushakov como "muy buena", el presidente ruso "tuvo la impresión de que el presidente [estadounidense] estaba dispuesto a restablecer las relaciones y los contactos ruso-estadounidenses para resolver juntos los problemas que son de nuestro mutuo interés".

Eso implicaría cerrar el Russiagate. Putin le dijo a Pompeo, en términos inequívocos, que Moscú nunca interfirió en las elecciones estadounidenses, y que el informe de Mueller demostró que no había conexión entre el Kremlin y la campaña de Trump.                                

Esto se suma al hecho de que el Russiagate ha sido constantemente desacreditado por los mejores investigadores independientes estadounidenses, como el grupo VIPS.

"Interesante" charla sobre Irán

Revisemos brevemente lo que se hizo público en las discusiones sobre los múltiples frentes de conflictos (fríos y calientes): Venezuela, Corea del Norte, Afganistán, Irán.   

Venezuela: Ushakov reiteró la posición del Kremlin: "Cualquier paso que pueda provocar una guerra civil en el país es inadmisible". El futuro del presidente Maduro aparentemente no fue parte de la discusión.

Eso nos recuerda la reciente cumbre del Consejo del Ártico. Tanto Lavrov como Pompeo estuvieron allí. Aquí un intercambio significativo:

Lavrov: Creo que usted no representa a la región sudamericana, ¿verdad?

Pompeo: representamos a todo el hemisferio  

Lavrov: Ah, el hemisferio. Entonces, ¿qué está haciendo Estados Unidos en el hemisferio oriental, en Ucrania, por ejemplo?

No hubo respuesta de Pompeo.

Corea del Norte: incluso reconociendo que en términos generales la administración Trump está lista para continuar trabajando [con Pyongyang] a pesar del impase en la última reunión, Ushakov reiteró nuevamente la posición del Kremlin: Pyongyang no cederá a" ningún tipo de presión ", y Corea del Norte quiere "un enfoque respetuoso" y garantías internacionales de seguridad.

Afganistán: Ushakov señaló que Moscú es muy consciente que los talibanes se están fortaleciendo. Por lo que la única salida es encontrar un "equilibrio de poder". Hubo una trilateral crucial en Moscú el 25 de abril con Rusia, China y los Estados Unidos, donde todos pidieron a los talibanes que comiencen lo antes posible a sostener platicas con Kabul.

Irán: Ushakov dijo que el JCPOA, o acuerdo nuclear con Irán, fue "brevemente discutido". Solo se atrevió a decir que la discusión fue "interesante". Un eufemismo exagerado.

Moscú está extremadamente incómodo ante la posibilidad de la desestabilización de Irán que permita el libre tránsito de los yihadistas desde el Caspio hasta el Cáucaso.

Lo que nos lleva al fondo del asunto. Fuentes diplomáticas -de Rusia e Irán- confirman, extraoficialmente, que han habido conversaciones secretas entre los tres pilares de la integración euroasiática -Rusia, China e Irán- a cerca de las garantías chinas y rusas en caso de que el intento de la administración Trump de estrangular a Teherán hasta la muerte de un giro ominoso.

Esto se está discutiendo en los niveles más altos en Moscú y Beijing. Conclusión: Rusia y China no permitirán que Irán sea destruido.

Pero es bastante comprensible que Ushakov no permitiera que esa información se filtrara través de una simple sesión informativa de prensa.

Wang Yi y otros negocios

En múltiples frentes, lo que no fue revelado por Ushakov es mucho más fascinante que lo que hasta ahora se ha hecho público. Es absolutamente imposible que no se haya discutido sobre las armas hipersónicas rusas, así como los misiles de alcance intermedio de China capaces de alcanzar cualquier base militar de los EE.UU que sirven para cercar o contener a China.

De hecho, lo genuino no fue Putin-Pompeo o Pompeo-Lavrov en Sochi. En realidad, fue Lavrov-Wang Yi (el ministro chino de Asuntos Exteriores), el día anterior en Moscú.

Un banquero inversionista de EE.UU haciendo negocios en Rusia me dijo: "Observe cómo Pompeo corrió como loco a Sochi. Estamos asustados y agobiados".

Los diplomáticos comentaron más tarde: “Pompeo lució solemne al final. Lavrov sonaba muy diplomático y calmado”. En los círculos diplomáticos más altos de Moscú no es ningún secreto que el Politburó chino rechazó los esfuerzos del presidente Xi Jinping por encontrar un acomodo a la ofensiva arancelaria de Trump. La tensión era visible en el comportamiento de Pompeo.

En términos de sustancia, es notable cómo Lavrov y Wang Yi hablaron, literalmente, de todo: Siria, Irán, Venezuela, el Caspio, el Cáucaso, las Nuevas Rutas de la Seda (BRI), la Unión Económica de Eurasia (EAEU), la Organización de Cooperación de Shanghai (SCO), misiles, proliferación nuclear.

O, como diplomáticamente lo expresó Lavrov: “En general, la cooperación entre Rusia y China es uno de los factores clave para mantener la seguridad y la estabilidad internacionales, estableciendo un orden mundial multipolar…. Nuestros estados cooperan estrechamente en varias organizaciones multilaterales, entre ellas la ONU, G20, SCO, BRICS y RIC [Rusia, India, foro trilateral de China], estamos trabajando para alinear el potencial de integración de la EAEU y la Iniciativa Belt and Road, potencialmente estableciendo una asociación euroasiática más grande”.

La asociación estratégica está en sincronía con Venezuela, Siria, Irán, Afganistán -ellos quieren una solución mediada por la SCO. Y en Corea del Norte, el mensaje no podría haber sido más contundente.

Después de hablar con Wang Yi, Lavrov destacó que los contactos entre Washington y Corea del Norte "procedieron de conformidad con la hoja de ruta que habíamos elaborado junto con China, desde las medidas de restauración de la confianza hasta los contactos directos".

Esta es una admisión franca de que Pyongyang recibe los mejores consejos de la asociación estratégica Rusia-China. Y hay más: "Esperamos que en algún momento se logre un acuerdo amplio sobre la desnuclearización de la península coreana y sobre la creación de un sistema de paz y seguridad en general en el noreste de Asia, incluidas garantías firmes y concretas sobre la seguridad de Corea del Norte.”

Traducción: Rusia y China no darán marcha atrás en garantizar la seguridad de Corea del Norte. Lavrov dijo: “Tales garantías no serán fáciles de proporcionar, pero esto es una parte estrictamente obligatoria de un acuerdo futuro. Rusia y China están preparadas para trabajar en tales garantías”.

 Restablecer las relaciones, ¿tal vez?


La indomita Maria Zakharova, portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia, puede haber resumido todo. Incluso un restablecimiento de las relaciones entre Estados Unidos y Rusia puede a la larga ocurrir. Ciertamente, no será del tipo Hillary Clinton, especialmente cuando la actual directora de la CIA, Gina Haspel, está transfiriendo la mayoría de los recursos de la agencia hacia Irán y Rusia.

El excelente analista militar ruso, Andrei Martyanov, fue mucho más mordaz. Rusia no romperá con China, porque EE.UU "ya no posee una moneda geopolítica para" comprar "a Rusia -está fuera del rango de precios de los EE.UU".    

Eso le permitió a Ushakov, con un rostro muy seguro, confirmar que podría haber una reunión entre Trump y Putin al margen de la cumbre del G20 en Osaka el próximo mes.

"Podemos organizar una reunión "sobre la marcha" con el presidente Trump. Alternativamente, podemos sentarnos para una discusión más amplia".

Bajo la actual incandescencia geopolítica, eso es lo mejor que las mentes racionales podemos esperar.






Publicado por La Cuna del Sol
USA

lunes, 13 de mayo de 2019

De Karbala a al-Fujairah: un acto de sabotaje puede poner fin a las posibilidades de una guerra en Oriente Medio este verano

Fue una operación limpia, de bajo costo, rápida y muy eficiente, con un inmenso resultado: puso fin a las perspectivas no solo de una guerra entre Estados Unidos e Irán este verano sino también a las de una guerra entre Hezbolá e Israel.

DE KARBALA A AL-FUJAIRAH: UN ACTO DE SABOTAGE
PUEDE PONER FIN A LAS POSIBILIDADES DE UNA
GUERRA EN ORIENTE MEDIO ESTE VERANO


By Elijah J. Magnier
Middle East Politics        

El 11 de enero de 2007, las fuerzas estadounidenses allanaron la Oficina de Enlace Iraní en Erbil, capturando a varios oficiales de la "Guardia Revolucionaria Iraní" (IRGC, por sus siglas en ingles). Nueve días después, un comando encabezado por un oficial de Hezbolá y miembros de la resistencia iraquí del grupo de Moqtada al-Sadr (Asaeb Ahl al-Haq) llevó a cabo un audaz ataque a plena luz del día en la provincia de Karbala, conduciendo blindados estadounidenses pertenecientes a un ministro iraquí. Capturaron y mataron a cinco soldados y oficiales estadounidenses. Este es el lenguaje que usa Irán para enviar mensajes a los EE.UU, un mensaje inequívoco que no deja huellas iraníes.

El domingo por la mañana, a las 04:00 am hora local, una fuerte explosión se escuchó en el puerto de al-Fujairah de los Emiratos Árabes Unidos que causó graves daños a cinco embarcaciones de carga -al Marzoqah, al Miraj, al Majd, al Amijal y Khamsa Ashra- pero sin dejar heridos ni derrames de productos químicos o combustible. Entre las cuatro embarcaciones había dos petroleros pertenecientes a Arabia Saudita.

Fue una operación limpia, de bajo costo, rápida y muy eficiente, con un inmenso resultado: puso fin a las perspectivas no solo de una guerra entre Estados Unidos e Irán este verano sino también a las de una guerra entre Hezbolá e Israel. El sabotaje dio una idea de lo que podría suceder a las economías de los países del Medio Oriente y a las importaciones mundiales de petróleo en caso de que Irán sea acorralado y atacado. Es posible que Estados Unidos y sus aliados del Medio Oriente no quieran imaginar de lo que es capaz Irán, incluso si no existe prueba tangible alguna de sabotaje que conduzca a Irán, en caso de guerra. Trump tendrá que pensar detenidamente en su reelección en 2020 si emprende una guerra sin un horizonte o resultados claros.

Al-Fujairah, ubicado a 140 kilómetros del Estrecho de Ormuz, es el segundo centro de abastecimiento de combustible más grande del mundo, entrando en pleno funcionamiento en 1983. Su primera terminal petrolera comenzó a funcionar en 2006 y la segunda en 2010. La importancia de al-Fujairah quedó acentuada cuando el Estrecho de Ormuz fue minado por Irán durante la guerra entre Irak e Irán en los años 1980. Independientemente de quién estuvo detrás de esta operación profesional de sabotaje, envía un claro mensaje de que no es posible exportar petróleo si Irán no puede exportar su petróleo. Además, indica que el mundo sufrirá un alza en el precio del petróleo (el crudo Brent, el índice de referencia mundial, subió un 1.8% a 71.89 dólares por barril en la Bolsa Intercontinental de Londres) si Irán es cercado y se le impide respirar como el presidente de Estados Unidos, Donald Trump y su equipo está tratando de hacer.

Irán ha amenazado con cerrar el Estrecho de Ormuz si no puede vender su petróleo. Los Estados Unidos y sus socios de Medio Oriente intentaban crear otras posibilidades para evitar el uso del Estrecho de Ormuz en caso de un escenario extremo. El sabotaje de al-Fujairah tuvo lugar no muy lejos de la Base Naval de los Estados Unidos de Fujairah, lo que indica un doble mensaje a quien corresponda.

El sabotaje, negado por las autoridades de los Emiratos Árabes Unidos en las primeras horas y que luego fue confirmado por la tarde, tuvo lugar poco después de que se anunció que Estados Unidos enviará un portaaviones y bombarderos B-52 al Golfo Pérsico para intimidar a Irán y confrontar cualquier posible ataque al tráfico marítimo en el Estrecho de Ormuz. Es poco probable que los Estados Unidos esperaran una respuesta tan inmediata y directa.

Hace un año, el presidente Donald Trump retiró a Estados Unidos del acuerdo nuclear del 2015 entre Irán y las potencias mundiales, restaurando las severas sanciones unilaterales destinadas a paralizar la economía de Irán. Irán ha advertido que comenzará a almacenar agua pesada y enriquecer uranio en niveles más altos en 60 días si Europa no encuentra una manera de compensar las sanciones de Estados Unidos. El reciente evento (sabotaje de al-Fujairah) indica que también son posibles otras respuestas a la agresión estadounidense.






Publicado por La Cuna del Sol
USA.

sábado, 11 de mayo de 2019

El dueño del circo y sus payasos

Los payasos de América Latina abundan, agrupados en la Pandilla de Lima y en la moribunda OEA y entre ellos compiten para demostrar cual pude ser no solo el payaso sino el perro de guardia del imperio.


EL DUEÑO DEL CIRCO Y SUS PAYASOS


Renán Vega Cantor

“Estados Unidos no tiene amigos, sino intereses”. J. Foster Dulles, Secretario de Estado de Estados Unidos, década de 1950.

En los últimos meses el gobierno de Donald Trump ha demostrado lo qué es el imperialismo estadounidense, agresivo y criminal como siempre. Atrás ha quedado cualquier simulación diplomática, o el culto a las formas. Hemos regresado a los tiempos en que éramos el “patio trasero” de los Estados Unidos, se aplicaba la Doctrina Monroe, y cuando los perros falderos de cada país del continente se agachaban sumisos ante las órdenes del amo imperial. Con Trump ha resurgido, lo cual es mucho mejor, el imperialismo puro y duro, como resultado de lo cual se le ha dado un entierro de tercera al derecho internacional.

Son de otra época las conspiraciones que efectuaban los Estados Unidos para derrocar a los gobiernos que no le convenían y cuando trataba de ocultar las huellas de sus actos delictivos. Ahora ya no oculta nada, no conspira, sino que organiza en forma abierta sus acciones criminales, a la luz del día, sin disimulo de ninguna clase, como se evidencia hoy en el caso de Venezuela. Eso lo ha planteado Trump en los diversos ángulos de la política hemisférica, como en lo relativo al Muro en la frontera con México, a las migraciones, a la guerra contra las drogas, con el objetivo de recuperar la “grandeza de Estados Unidos”. Sin eufemismos nos trata a los habitantes de América Latina como inferiores, delincuentes, violadores y dice que procedemos de “países de mierda” (fucking countries). Donald Trump recalca que nuestro continente es un gigantesco circo de su propiedad, en el que se imponen las condiciones que se le antojen y sus payados deben acatarlas en forma sumisa.

Los payasos de América Latina abundan, agrupados en la Pandilla de Lima y en la moribunda OEA y entre ellos compiten para demostrar cual pude ser no solo el payaso sino el perro de guardia del imperio. Se destaca por su servilismo el régimen del subpresidente Iván Duque, quien es una marioneta gringa de la agresión terrorista contra Venezuela.

El territorio de Colombia es el epicentro de esa agresión. Bogotá y Cúcuta son las cabezas de playa de esa guerra, por donde circulan agentes de la CIA, funcionarios de su fachada civil, la USAID, torturadores de Miami, paramilitares, desertores, criminales de la oposición venezolana y funcionarios del gobierno estadounidense. Entre estos últimos sobresalen el torturador Mike Pompeo (Secretario de Estados Unidos), el asesino y golpista Eliott Abrams (Asesor Especial para Venezuela), el gusano Marco Rubio (Senador Republicano), entre las cabezas más visibles del terrorismo internacional que caracteriza la política exterior de los Estados Unidos. El gobierno de Duque promueve y permite que desde nuestro suelo se efectúen ataques y saboteos contra Venezuela, como aconteció el 23 de febrero pasado.

Con tal nivel de servilismo, el régimen colombiano ha creído que ya no es un payaso sino que hace parte de la junta directiva del circo, lo cual se expresa en los términos ditirámbicos utilizados por los medios de desinformación criolla, que catalogan a Iván Duque como un “líder de la democracia”, una figura de relieve en el continente, ya que de lograr el derrocamiento del presidente constitucional de Venezuela su nombre quedará en la historia como un “adalid de la libertad” en Sudamérica. Algunos arrobados por sus propias mentiras han llegado a decir que “Colombia es un socio estratégico de los Estados Unidos”, confundiendo socio con sirvientes.

Afortunadamente, los propios funcionarios de los Estados Unidos recuerdan en el tono más alto y directo quién es el dueño del circo y a quien le corresponde el papel de payasos de quinta categoría. El propio Donald Trump ha dicho que el gobierno de Duque es ineficaz a la hora de proteger los intereses de los Estados Unidos, en términos de producción de narcóticos, y que ha hecho muy poco a favor de sus amos imperiales. Entre más servil es el payaso colombiano, más displicente y despreciativo es el dueño del circo, porque sabe que siempre va a contar con unos lacayos incondicionales. Por eso, hay que humillarlos para recordarles que no valen nada, así vivan permanentemente de rodillas, que son simplemente payasos a bajo sueldo, y cada nueva humillación sirve para obtener nuevas dadivas. La respuesta del régimen de Duque ha sido toda una payasada (que más se podía esperar de los payasos, cuya cultura literaria se reduce a los “siete enanitos”), al decir que "a Colombia nadie le tiene que dictar lo que debe hacer, porque Colombia es un país que sabe cooperar internacionalmente, porque […] sabe construir alianzas". Es decir, no lo deben regañar, porque sin regaños él sabe obedecer y cumplir los dictados del dueño del circo. Y el subpresidente rubrica sus chistes de mala factura con una joya antológica del cinismo y la mentira: "Este es un país que nunca ha tenido una política exterior servil; todo lo contrario, ha tenido siempre una política exterior digna, respetable, y así la seguiremos manteniendo".

Tanta “dignidad” se evidencia con los hechos posteriores al último llamado de atención de Trump, luego del cual el torturador Mike Pompeo fue recibido por Iván Duque en persona y con ese siniestro personaje estuvo en Cúcuta, a pocos metros del territorio venezolano y luego se reunió con parlamentarios de los Estados Unidos, siempre con la cabeza baja y recibiendo órdenes.

A veces el cinismo del dueño del circo viene acompañado de ciertas verdades incomodas, como la dicha en la última recriminación que Donald Trump le hizo a su sirviente de la Casa de Narquiño en Bogotá, cuando señaló que desde Colombia el gobierno está enviando "a verdaderos asesinos porque no quieren a las pandillas, así que las envían a nuestro país". Y en esto no está equivocado porque el gobierno de Iván Duque envía a diario a delincuentes de diverso nivel a los Estados Unidos, entre los que se pueden mencionar a Francisco Santos (Embajador), a Alejandro Ordoñez (Embajador en la OEA), a Carlos Holmes Trujillo (quien oficia como Ministro de Relaciones Exteriores) y ese mismo régimen le brinda su apoyo a un delincuente ya condenado como Andrés Felipe Arias, para que se mantenga en suelo estadounidense.





Publicado por La Cuna del Sol
USA.

martes, 7 de mayo de 2019

Después de leer esta lista de 19 datos sobre nuestro desempeño económico actual le reto a que me diga que la economía está "en auge"

Desafortunadamente, no podemos detener el reloj. Ya hemos recorrido más de un tercio del 2019, y estaremos en 2020 antes de que nos demos cuenta.


DESPUÉS DE LEER ESTA LISTA DE 19 DATOS SOBRE
NUESTRO DESEMPEÑO ECONÓMICO ACTUAL LE RETO A
QUE ME DIGA QUE LA ECONOMÍA ESTÁ "EN AUGE"


Por Michael Snyder
The Economic Collapse

Después de analizar honestamente los hechos, no sé cómo es posible que alguien pueda afirmar que la economía de los Estados Unidos está "en auge". Realmente no lo hago. Escuchamos este tipo de retórica  de los principales medios de comunicación todo el tiempo, pero no tiene ningún sentido. Como comenté ayer, nadie debería usar el término "auge" para describir el estado de la economía de los EE.UU hasta que tengamos un año completo cuando el crecimiento del PIB sea del 3 por ciento o mejor, y hasta ahora no lo hemos  conseguido desde mediados de la administración Bush. Y como verán más adelante, los últimos números nos dicen claramente que la economía de los Estados Unidos ni siquiera se está moviendo en la dirección correcta. Las condiciones económicas están empeorando y no eran tan óptimas, para empezar. De acuerdo con los cálculos que John Williams ha realizado en shadowstats.com, la economía de los Estados Unidos ya se encuentra en recesión, pero, por supuesto, la Reserva Federal continuará diciéndonos, hasta donde le sea posible, que todo está bien. Desafortunadamente para ellos, no pueden ocultar los números deprimentes que vienen de toda la economía, y todos esos números nos dicen la misma cosa.

Los siguientes son 19 hechos sobre nuestro desempeño económico actual que deberían preocuparnos enormemente a todos...

#1 En abril, las ventas de automóviles en Estados Unidos se redujeron en un 6.1 por ciento. Ese fue el peor descenso en 8 años.

# 2 El número de solicitudes de hipotecas ha caído durante cuatro semanas seguidas.

# 3 Acabamos de presenciar la mayor caída en las ventas de casas de lujo en aproximadamente 9 años.

# 4 Las ventas de casas existentes en la actualidad han caído por 13 meses consecutivos.

# 5 En marzo, el gasto total en la construcción residencial se redujo en un 8.4 por ciento en comparación con el año anterior.

# 6 La producción manufacturera de Estados Unidos se redujo en un 1.1 por ciento durante el primer trimestre de este año.

# 7 Los ingresos agrícolas están cayendo al ritmo más rápido desde 2016.

# 8 Los productores de lácteos de Wisconsin están yendo a la bancarrota "en cifras récord".       

# 9 Las ventas de Apple iPhone están descendiendo a un "ritmo récord". 

# 10 Por primera vez desde 2015 las ganancias de Facebook han disminuido.

# 11 Recién nos hemos enterado que CVS cerrará 46 tiendas.

# 12 Office Depot ha anunciado que cerrarán 50 locales.

# 13 En general, en lo que va de 2019 los minoristas de EE.UU han anunciado más de 6,000 cierres de tiendas, y eso significa que ya hemos superado el total de todo el año pasado.
                                                                                                                                                           
# 14 Un impactante nuevo estudio ha descubierto que 137 millones de estadounidenses han experimentado "dificultades financieras médicas en el último año".

# 15 Las cancelaciones de tarjetas de crédito en los bancos de EE.UU se han elevado al nivel más alto en casi 7 años.

# 16 Los retrasos en las tarjetas de crédito han aumentado al nivel más alto en casi 8 años.

# 17 Más de medio millón de estadounidenses carecen de un techo en este momento.

#18 La indigencia en la ciudad de Nueva York ha alcanzado niveles nunca antes vistos.

#19 Casi 102 millones de estadounidenses no tienen trabajo en este momento. Ese número es peor de lo que era durante la última recesión.

Pero al menos el mercado de valores ha andado bien, ¿verdad?

En realidad, el Promedio Industrial Dow Jones ha estado a la baja durante dos días consecutivos, y los inversionistas se están poniendo un poco inquietos.

Las esperanzas de un acuerdo comercial con China han estado impulsando las  acciones en las últimas semanas, pero parece que las negociaciones pueden haber llegado a "un callejón sin salida”...

La última ronda de negociaciones comerciales entre Estados Unidos y China podría haber llegado a un punto muerto, generando dudas sobre las posibilidades de un pronto acuerdo comercial entre las dos principales economías del mundo, informaron el jueves medios oficiales chinos.

A diferencia de las negociaciones anteriores, la décima ronda de conversaciones económicas y comerciales de alto nivel, que concluyeron aquí el miércoles, arrojó pocos detalles sobre discusiones y resultados específicos, informó el oficialista Global Times.

He advertido repetidamente a mis lectores que esto sucedería. Los chinos van a negociar, pero van a tomarse el mayor tiempo posible con la esperanza de que Estados Unidos libere a Meng Wanzhou.

Por supuesto, eso no va a suceder, por lo que en algún momento los chinos, pase lo que pase, tendrán que decidir si están dispuestos a seguir adelante con un acuerdo comercial.

Pero si los chinos le dan largas al asunto por mucho tiempo, los funcionarios de la administración de Trump pueden perder la paciencia y tomar su pelota e irse a casa.

En cualquier caso, la verdad es que la economía de los Estados Unidos realmente se está desacelerando, y ningún acuerdo comercial cambiará mágicamente eso.

Y muchos otros expertos también señalan que ya ha comenzado una desaceleración económica sustancial. Por ejemplo, lo siguiente que Brandon Smith expone en su último artículo...

La conclusión es que ya ha comenzado el próximo crash económico. Comenzó a finales de 2018 y con cada mes que pasa se está volviendo más generalizado. Esto no es "derrotismo" o "el colapso del mundo", esto es simplemente la realidad. Mientras que los mercados bursátiles aún se mantienen firmes (por ahora), el resto del sistema se está desmoronando en el momento señalado. La pregunta ahora es, ¿cuándo reconocerán los medios de comunicación tradicionales y la Reserva Federal que esto finalmente está sucediendo? Sospecho que, como en 2008, ellos admitirán abiertamente el peligro solo cuando ya sea demasiado tarde para que la gente se prepare para ello.

Esperemos que las cosas se mantengan relativamente estables durante el mayor tiempo posible, porque nadie querrá  ver una repetición como la de 2008 (o peor).

Desafortunadamente, no podemos detener el reloj. Ya hemos recorrido más de un tercio del 2019, y estaremos en 2020 antes de que nos demos cuenta.

Hasta ahora ha sido un año inusual, pero tengo la sensación de que está a punto de ser mucho más interesante.






Publicado por La Cuna del Sol
USA.

sábado, 4 de mayo de 2019

El naufragio de Leopoldo López abre paso a la opción militar

Inhabilitado y con pocas probabilidades de maniobra, el destino del ahora "huésped" Leopoldo López es indecible y se cierra un breve y estruendoso capítulo que resultó en el desmantelamiento de la gendarmería local del gobierno estadounidense en Venezuela.


EL NAUFRAGIO DE LEOPOLDO LÓPEZ
ABRE PASO A LA OPCIÓN MILITAR


Por Franco Vielma          

La estampa inicial del fallido intento de golpe de Estado en Venezuela el pasado 30 de abril, tuvo los rostros de Juan Guaidó y Leopoldo López como relato y preludio de una jornada que les resultaría catastrófica.

Apenas despuntaba el sol, pero a ambos dirigentes los abordaba el ocaso. Su plan insurreccional se había adelantado ante la alta posibilidad de que a esas horas ya estaba develado para las autoridades venezolanas. Jugaron posición adelantada, pero aspirando que sectores de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) los apoyarían.

LA TRAMA DE UN GOLPE "MEDIOCRE" Y FALLIDO

Las palabras del Presidente Nicolás Maduro luego de los eventos fueron enfáticas: "¡Pongo alerta a todo el pueblo y la FANB! En los próximos días mostraré las pruebas de quien conspiró, como conspiró y quien traicionó. ¡Para que el pueblo sepa quienes son los traidores y que la justicia haga su parte!", exclamó.

Desde fuentes como The New York Times, The Washington Post y la BBC, surgieron especulaciones sobre "lo que salió mal" en la intentona, coincidiendo en que en efecto dentro de la FANB habían oficiales conspirando, no sólo dando como ciertas las sentencias del presidente Maduro, sino también aludiendo a la posibilidad de que el desmantelamiento del golpe ya estaba en marcha desde el mismo momento en que la trama de conspiración fue emprendida.

Guaidó y López se adelantaron, teniendo conocimiento de que su golpe estaba sedimentándose y que Guaidó probablemente sería capturado.

La posibilidad de agentes dobles actuando a favor del gobierno legítimo es alta, como también el hecho de que la aventura emprendida por Guaidó y López se basó en la aspiración de que serían acompañados en un "todo o nada" por sectores castrenses en una operación marcada por la ausencia direccionalidad, sin cohesión y sin claridad sobre quien apoyaba a quien.

A fin de cuentas, no apareció el apoyo. No se sabe si con quienes contaban en realidad estuvieron siempre con ellos, no se sabe quiénes permanecieron ocultos, ni quienes recularon.

Ambos dirigentes terminaron en una solitaria escena en un puente de una autopista, el ministro de Defensa, Vladimir Padrino, calificó la intentona de "mediocre" y al día siguiente, Elliott Abrams, experto en golpes de Estado y guerras irregulares en Centroamérica, tuvo una penosa presentación admitiendo que quienes habían conspirado contra Maduro "habían apagado sus celulares".

El asesor de seguridad nacional de Trump, John Bolton y el mismo Abrams, haciendo contraloría de daños, acudieron a la intriga y a señalamientos, como que el mismo Padrino depondría a Maduro por solicitud de Washington, hundiendo su narrativa de conspiración en el bulo, la exteriorización de culpas e incongruentes negaciones de la participación de ese gobierno en la operación.

Leopoldo López, quien es sin dudas el principal activo de Washington en Caracas, fue en la trama de este golpe fallido una carta jugada a destiempo y con un agotamiento instantáneo. Violó su arresto domiciliario, es ahora solicitado por la justicia venezolana y en estas horas es “huésped” en la Embajada española en el país. De Guaidó, solo se sabe que es un “presidente interino” prófugo de la justicia venezolana.

LEOPOLDO LÓPEZ COMO ARTÍFICE Y ASPIRANTE        

Parece demostrado por los eventos e la política en Venezuela, que los espasmos del partido Voluntad Popular (VP), -la organización de López- han servido para degradar a la oposición venezolana mediante una irrupción de sus dirigentes, para luego abalanzarse sobre la violencia política, los intentos de golpe de Estado y el empuje de todo el antichavismo hacia atajos sin salida.

No es una exageración decirlo, si recordamos que durante los años 2014 y 2017, así como este 2019, toda vez que "el ala dura" de la oposición venezolana toma las riendas, el resultado termina siendo catastrófico para todo el antichavismo. La situación no podía ser menor este 2019 cuando VP asumiría la presidencia del parlamento y se procede entonces a la fabricación de Juan Guaidó como figura de un gobierno portátil.

Sin embargo, Guaidó no es el elemento de importancia en esta trama. Para efectos del frente interno venezolano lo es en realidad Leopoldo López.

Ha sido el favorito de Washington durante años para establecer una interlocución y relaciones de obediencia a la política estratégica de ese país en su agenda destituyente en Venezuela. Es sin dudas un agente y operador determinado a hacerse del poder en Venezuela y en las últimas instancias ha fungido como manejador en Caracas del mismo Guaidó, quien para efectos de esta coyuntura y en lo sucesivo es y será un artículo sumamente prescindible.

Desde su situación de "huésped" en la embajada de España en Caracas, López se dirigió a la prensa y afirmó que durante "tres semanas" estuvo reuniéndose en su casa con "comandantes, generales, componentes de cuerpos policiales, para lograr el cese de la usurpación".

La colaboración en el golpe de factores del servicio de inteligencia venezolana (SEBIN), responsables del reguardo de López, habrían facilitado esas reuniones (o a estas alturas, no se sabe si las toleraron para desmantelar la operación). En todo caso, López asume la autoría de la trama de conspiración, indicando que "no se van a detener" y que "va a venir más movimientos en el sector militar".

En teoría, el esquema de Washington para Venezuela pasaría por la ruptura del gobierno venezolano y el desmantelamiento de sus instituciones mediante una transición creada por vías del golpe o la posibilidad de una intervención militar. En el escenario del desplazamiento forzoso del chavismo, tendría lugar la formación de un gobierno mediante "elecciones libres", para las cuales López sería un aspirante.

Y he ahí que el nivel de compromiso de López con la ejecución del desmantelamiento del chavismo en Venezuela, pasa no sólo por su rol de mandadero, sino por su más profunda aspiración personal. Una deriva auspiciada por su propio ego y un absurdo sentido de "predestinación" que germinó en las entrañas de su condición de hijo privilegiado de la élite venezolana.

LA DERIVA POLÍTICA DE LÓPEZ
                                        
El desgaste instantáneo de López y Guaidó deja a la deriva la agenda destituyente contra el chavismo y las instituciones venezolanas y su ejecución desde adentro.

La oposición queda ahora sin una direccionalidad política y hasta la directiva del parlamento queda desmembrada con la aparición de Edgar Zambrano en el Distribuidor Altamira, el cual pasa a ser ahora un inmenso monumento al fracaso del antichavismo. Ello hace suponer que la direccionalidad de la conspiración recae en su instrumentalización y ejecución desde EEUU ahora de manera casi exclusiva.

Son indecibles los destinos que tendrá el apoyo opositor a las convocatorias del antichavismo, ahora, que se agotan vertiginosamente y que hoy tienen a su principal convocante prófugo de la justicia.

De hecho, la estampa de Guaidó en la noche del 30 de abril, llamando a la calle y anunciando la continuidad de un golpe militar clásico que ya no era creíble, venía con una imagen de José Antonio Páez en su mesa, rememorando los tiempos de La Cosiata y la traición a Bolívar disolviendo la Gran Colombia. Los oprobios históricos no dejan de sorprendernos, ni tampoco les falta el cinismo.

Pero la tragedia pesa más fuerte en los hombros de Leopoldo López. Su deriva comenzó en Altamira y estuvo de paso por Chacaíto, con un golpe que sabía fallido a cuestas. Tal vez a esas horas algunos de sus contactos, -como le pasó a Abrams- tampoco le atendían el teléfono. Fue a la Embajada chilena, pero ya había allí otro habitante prófugo, Freddy Guevara, su anterior operador político. Absurdamente se retira de allí "por razones personales" dijo el canciller chileno Roberto Ampuero.

Quizás a esas horas López era una "papa caliente" o un indeseable. A esas horas tal vez más que nunca era oportuno el desalojo que se había producido semanas antes de la sede de la embajada estadounidense en Caracas y López tuvo que irse a la embajada española, para convertirse en un problema de Estado para ese país, apelando a su nacionalidad ibérica por ascendencia.

A un par de días luego de la llegada de López a esa embajada, el gobierno de ese país declaraba que todavía "analizaba" las condiciones legales del caso.

Algo que es sabido, es absurdo, pues en ese cuerpo diplomático hay pleno conocimiento de la Convención de Viena y otorgar o no un asilo puede resultar mediante una decisión instantánea. López se declara "huésped" y que no ha solicitado el asilo. Ha dicho que permanecerá allí durante semanas hasta que ocurra "el cese de la usurpación". El chiste se cuenta solo.

El embajador español se reúne con el Canciller venezolano Jorge Arreaza y aunque declaran que no contemplan entregar a López a la justicia venezolana, esperan que "la situación no afecte las relaciones entre ambos países (fijémonos en el detalle de que para ese caso no hay "usurpación").

El canciller Borrel afirmó a nombre de Madrid que las actividades políticas de López serán controladas y que "no permitirán que su sede sea empleada para el activismo político".

Inhabilitado y con pocas probabilidades de maniobra, el destino del ahora "huésped" Leopoldo López es indecible y se cierra un breve y estruendoso capítulo que resultó en el desmantelamiento de la gendarmería local del gobierno estadounidense en Venezuela.

El destino de esta trama, no se decidirá en Caracas sino en Washington, que es desde donde siempre se ha orquestado. Situación que reafirma la posición de inutilidad e irrelevancia del antichavismo local.

Durante la tarde del viernes, a tres días luego de la intentona, luego de días de amenazas y alardes, Donald Trump declara haber conversado con Vladimir Putin y hace un cambio de discurso con respecto al tema de Venezuela.

La "prudencia" con respecto a la acción militar aparece como palabra clave, pero también revela la desconfianza que tiene sobre sus servicios de inteligencia y la poca confiabilidad de la información con la que disponían al respecto de los recientes eventos en Venezuela. O al menos así fue filtrado por la cadena CNÑ. ¿Será despedido de su cargo John Bolton? No lo sabemos.

La dirigencia de la oposición venezolana, caracterizada por su mediocridad transversal, con acumulada experiencia viviendo como acomodados políticos profesionales a expensas de la elite económica nacional para su perenne labor destituyente del chavismo en más de 20 años, es probable, que haya embaucado también al propio gobierno estadounidense.

De esa manera puede medirse el desplazamiento que han tenido al extranjero en los últimos años en medio de una disputa interna para capitanear la vocería local de la Casa Blanca.

Probablemente prometiendo "villas y castillos". Probablemente prometiendo mandos militares, alardeando de capacidades que no tienen y cacareando una posibilidad de golpe instantáneo, fugaz y efectivo, situación que pudo haber ocurrido al unísono de su acción de rapiña sobre los bienes y cuentas venezolanas que EEUU confiscó desde enero de este año.

Para Washington la tragedia comienza a ser grande, pues pese a sus propias capacidades, el desarrollo de la agenda contra Venezuela tendrá (como hoy lo tiene) un destino incierto si no hay las capacidades de los factores locales para operar e instrumentalizar sus decisiones.





Publicado por La Cuna del Sol
USA.

miércoles, 1 de mayo de 2019

A Nicolás Maduro, los rusos lo bajaron del avión… Mike Pompeo, dixit (ja, ja, ja)

Si el secretario de Estado de los EE.UU se hubiera dedicado a las artes escénicas hubiese sido todo un consagrado comediante del humor blanco pero prefirió el poco divertido oficio del humor negro como lo son sus nada hilarantes o divertidas actuaciones como responsable de la política exterior de los Estados Unidos.


A NICOLÁS MADURO, LOS RUSOS
LO BAJARON DEL AVIÓN…
MIKE POMPEO, DIXIT   (JA, JA, JA)


Por Luciano Castro Barillas

Mike Pompeo es todo un desopilante sujeto. Si se hubiera dedicado a las artes escénicas hubiese sido todo un consagrado comediante del humor blanco como lo fueron en su momento Larry, de los Tres Chiflados, o Groucho Marx, del trío de los Hermanos Marx. Cuerpo lo tiene para ser un actor gracioso y torpe que mueve a la risa en todo lo que hace y no dedicarse al poco divertido oficio del humor negro, como lo son sus nada hilarantes o divertidas actuaciones como responsable de la política exterior de los Estados Unidos. Son peligrosos sus desplazamientos escénicos. Son mortales sus oscilaciones y sus acercamientos al proscenio, al abismo de la provocación, donde alguna vez puede caer y no solo él, sino todo el mundo, nos tendremos que lamentar para siempre de una tragedia colosal.

Sus episodios de auténtica locura son sobrecogedores. De espanto. Gran miedo ha de sufrir su familia cuando monta en cólera ante tanta frustración de su gestión de política internacional y ante el hecho que su ira no se cristaliza (Putin, el Premier Chino o Kim Yon Un) en victorias contra sus enemigos. Solo triunfa contra los débiles, contra los vulnerables, contra los inmigrantes desvalidos, hambrientos; que suplican por comida y trabajo. Solo contra ellos puede ser el héroe victorioso de los cómics de Marvel, todo un Capitán América luchando contra las terroristas de la frontera sur, que se hacen acompañar de unos pequeños terroristas de uno, dos o tres años. En esas circunstancias se yergue como todo un valiente para los vigilantes de Arizona y Texas que cazan indocumentados desarmados. Así es de hombrecito Mike Pompeo.

Todo un campeón que rinde a trompadas a un contrincante atado de las manos. ¡Así quién no es valiente! Pero Venezuela no es exactamente así, un humilde hombre desamparado. Cuentan con alta moral combativa y armas para defenderse. Sus fuerzas de aire, mar y tierra están preparadas para repeler cualquier agresión con modernos sistemas antiaéreos que hará lucir a la aviación colombiana como simples bichos voladores. Corre el riesgo el régimen de Iván “El Chucky” Duque de quedar pulverizado y no salir victoriosos de la contienda como ellos se lo han imaginado. Llegando con sus mercenarios al Cuartel de la Montaña de Caracas a mancillar, a escarnecer, la tumba de Chávez.

Eso no sucederá por dos razones: por la unidad en un 99.5% de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, FANB, que hacen posible su lema ¡Leales siempre, traidores nunca! Por los casi 3 millones de milicianos, hombres y mujeres, entrenados y armados y por algo aún más importante que no toman en cuenta colombianos y norteamericanos; los grandes ideales socialistas por construir una patria nueva y un hombre nuevo. Eso está tan vigente en Venezuela como en Cuba y Nicaragua, independiente de sus respectivos errores en la edificación del socialismo en sus expresiones nacionales.

Lo ocurrido ayer 30 de abril es una victoria definitiva contra la oposición fascista, donde el “alzamiento armado” no fue más que una escaramuza, una refriega de bandoleros, que sin disciplina combativa alguna soltaban tiros a tontas y locas. ¡Cuán fácil hubiera sido derrotarlos! Pues en menos de cinco minutos estaban ya sin municiones y sin capacidad de responder una contra ofensiva del ejército venezolano. Prevaleció el profesionalismo y la disciplina de las FANB y de sus mandos militares, pese a contar con el pretexto, si así hubiera sido el caso, de dos coroneles con heridas de bala en el cuello causada por los forajidos en el primer ataque sorpresa.

No quiso Maduro ni sus mandos militares un baño de sangre, siguiendo su política  -para mí extrema-  de paz. ¡Increíble! es lo único que puedo decir. Yo, personalmente, no hubiera podido tener tanta paciencia. Pero en ningún momento está conjurado el peligro. Después de esta intentona fallida viene lo peor. Al imperialismo solo le queda una carta: la intervención directa. El pueblo venezolano debe prepararse para esto porque se avizora inevitable. Solo es cuestión de tiempo.






Publicado por La Cuna del Sol
USA.

domingo, 28 de abril de 2019

Los fantasmas de 1914 en Sarajevo se ciernen sobre el golpe de Trump en el Golán

Trump y Netanyahu continúan felicitándose por lograr que Estados Unidos reconozca la anexión de los Altos del Golán por parte de Israel. No deberían.


LOS FANTASMAS DE 1914 EN SARAJEVO SE
CIERNEN SOBRE EL GOLPE DE TRUMP EN EL GOLÁN


Por Martin Sieff

Parecía una absurda y pequeña vanidad en 1908 cuando el Imperio Austrohúngaro anexó formalmente las oscuras provincias balcánicas de Bosnia y Herzegovina: seis años más tarde, esa acción desató la mayor guerra en la historia de la humanidad y destruyó el antiguo imperio para siempre.

Los israelíes han cometido el mismo error al hacer que los Estados Unidos, bajo el presidente Donald Trump, reconozcan su anexión de los Altos del Golán.

Israel tomó el control de los Altos del Golán el 11 de junio de 1967 después de una feroz guerra sobre ese territorio con Siria. Los asentamientos israelíes en el norte del valle del Jordán, directamente abajo del Golán, habían sido bombardeados repetidamente durante las dos décadas anteriores de una frágil paz. Por lo tanto, los israelíes estaban decididos a mantener el control del área del Golán para evitar una futura invasión de Siria y sus aliados en el norte de Israel. Eso casi sucedió en 1973 en la Guerra de Yom Kippur o la Guerra del Ramadán cuando los sirios tomaron por sorpresa a las fuerzas israelíes de detección y solo las detuvieron en feroces batallas de tanques que aún hoy son estudiadas de cerca por los colegios de guerra de todo el mundo.

Esa experiencia dejó a los israelíes más decididos que nunca a aferrarse a los territorios del Golán y a los sirios más decididos que nunca a recuperarlos.

El primer ministro israelí, Menahem Begin, un nacionalista de derecha, finalmente se mostró dispuesto a  retornar toda la península del Sinaí a Egipto en el proceso de paz de 1977-79 con el entonces presidente egipcio, Anwar Sadat. Pero Begin demostró ser implacable en su negativa a considerar un acuerdo similar con el presidente Hafez Assad, líder de Siria durante 30 años. En diciembre de 1981, Begin anexó unilateralmente los Altos del Golán.

Irónicamente, Yitzhak Rabin, el genio estratégico y guía de Israel durante tres décadas desde que asumió el mando como Jefe de Estado Mayor del Ejército en 1964, hasta su asesinato mientras ocupaba el cargo de primer ministro en 1995, estaba preparado para considerar devolver el Golán a Siria antes de ser asesinado  de un disparo en la espalda por Yigael Amir, un joven fanático religioso-nacionalista israelí y estudiante en el centro religioso ultraortodoxo israelí de educación superior de la Universidad Bar-Ilan.

Durante las dos décadas anteriores, Rabin, durante sus largos períodos como ministro de defensa israelí, había alcanzado un notable y silencioso entendimiento con Assad. Ambos se respetaban mutuamente y ambos odiaban y desconfiaban del presidente de la Organización de Liberación de Palestina, Yasser Arafat. Como resultado, demostraron ser altamente efectivos en mantener la paz.

Durante la invasión de Israel al Líbano en 1982, los choques entre las fuerzas terrestres sirias e israelíes fueron cuidadosamente mantenidos en un ámbito extremadamente limitado en ambos lados. Y aparte de ese breve conflicto, ni un solo soldado israelí o sirio resultó muerto en acción a lo largo de su frontera conjunta durante todos los años en que Rabin y Assad ocuparon el poder.

Mientras Rabin y Hafez Assad vivieron hubo una sorprendente estabilidad y paz entre Tel Aviv y Damasco. Inicialmente esa condición continuó tras la muerte de ambos hombres. Assad murió en el cargo en el 2000 y fue sucedido por su hijo Bashir, quien aún gobierna Siria.

Pero hoy vemos una situación muy diferente. La obsesión de EE.UU e Israel con derrocar a Bashir Assad y poner fin a sus estrechos vínculos con Irán y Hezbolá llevó al catastrófico apoyo de occidente a los islamistas extremos, ridículamente presentados como fuerzas democráticas durante la Primavera Árabe de 2011. El gobierno de EE.UU conducido por Hillary Clinton y el apoyo del Reino Unido y Francia, así como Israel, creían que Assad podría ser derrocado rápidamente,  que de hecho resultó ser el destino del veterano líder de Libia, Muammar Qadafi.

Pero Bashir Assad demostró estar hecho de material muy duro. La mitad de Siria arrebatada del control de su gobierno no experimentó una edad de oro. La mayor parte cayó en las manos despiadadas del Estado Islámico (ISIS) en Irak y Siria. Los antiguos cristianos asirios y otras comunidades minoritarias de Siria que habían sido protegidas por los gobiernos de Assad fueron prácticamente aniquilados en esos terribles años. El gobierno de Assad se defendió. Respaldado por Rusia, Irán y Hezbolá, sobrevivió y se ha restablecido. Los Estados Unidos y sus aliados se niegan a reconocer estas realidades. El accionar de Trump para impulsar la posición del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, al reconocer legalmente la anexión del Golán por parte de Israel sumerge a ambos países en un peligroso engaño.

En 1908, un gobierno miope en Viena desesperado por una "victoria" ilusoria en política exterior anexó unilateralmente a Bosnia y Herzegovina. Al igual que con el reconocimiento por parte de Trump del control permanente de Israel sobre el Golán, no hubo absolutamente ninguna razón apremiante para tomar tal decisión. Austria-Hungría, como Israel y los Estados Unidos en la actualidad, no obtuvieron ningún beneficio práctico de ello. Todo lo que consiguieron ambas acciones fue garantizar que lo que se podía tolerar como medida temporal se volviera intolerante cuando se insiste en hacerlo ver como un "hecho" supuestamente eterno.

Al principio, en 1908,  parecía que los actores de los Habsburgo en Viena, como Trump y Netanyahu hoy en día se salían con la suya. Rusia, todavía débil tras la derrota en la guerra ruso-japonesa y la revolución fallida que siguió, gruñó, pero se quedó quieta.

Sin embargo, en Serbia, personajes serios meditaron y planearon venganza. El momento llegó cuando en junio de 1914 el archiduque Franz Ferdinand, heredero del trono de los Habsburgo, visitó las dos provincias. Gavrilo Princip, un joven pistolero de la sociedad secreta Black Hand, disparó al archiduque y a su esposa Sophie. Irónicamente, el archiduque había sido la única figura en el liderazgo de los Habsburgo decidida a evitar la catástrofe de la guerra general.

Hoy, Trump y Netanyahu continúan felicitándose por lograr que Estados Unidos reconozca la anexión de los Altos del Golán por parte de Israel. No deberían. Los fantasmas de 1908 y 1914 en Bosnia-Herzegovina se ciernen sobre ellos. Al igual que el antiguo Imperio de los Habsburgo, han encendido una  mecha candente de resentimiento que no se apagará hasta que haya detonado una vez más una explosión catastrófica destinada a robar la Paz de la Tierra.






Publicado por La Cuna del Sol
USA.