jueves, 31 de octubre de 2019

La quiebra del neoliberalismo (capitalismo) en Chile no es solo una quiebra económica, sino una bancarrota cultural

He visto a los profesores de economía con el rostro demudado, incapaces de asumir la derrota ideológica propinada por el pueblo chileno. Su modelo, su paradigma, de repente, saltó en mil pedazos, a menos de 72 horas que Sebastián Piñera dijera, orondo y jactancioso, que “Chile era un oasis”.


LA QUIEBRA DEL NEOLIBERALISMO (CAPITALISMO)
EN CHILE NO ES SOLO UNA QUIEBRA ECONÓMICA,
SINO UNA BANCARROTA CULTURAL


Por Luciano Castro Barillas

No se trata simplemente de la quiebra de un sistema económico. Esto va más allá y abarca la esfera política, económica, pero, sobre todo, la totalidad ideológica. Ese gran espectro de ideas, creencias supersticiones que privan en esa seudo ciencia económica, donde aquí en Guatemala, aún creen en las fuerzas invisibles y hasta divinas del mercado, y que se enseña con gran “rigor académico” en las universidades privadas como suprema revelación de filosofía económica.  La Marro es la universidad donde se reproduce ese pensamiento anticientífico auspiciado todavía por la Escuela austriaca de economía en el caso de Friedrich Hayek y de Milton Friedman de los Chicago Boys.

He visto a los profesores de economía con el rostro demudado, incapaces de asumir la derrota ideológica propinada por el pueblo chileno. Su modelo, su paradigma, de repente, saltó en mil pedazos, a menos de 72 horas que Sebastián Piñera dijera, orondo y jactancioso, que “Chile era un oasis”. Su oasis de aguas cristalinas, de la noche a la mañana, se transfiguró en un charco inmundo donde ninguna salpicadera lo resguardaba de las esquirlas de mierda. Y es que neoliberalismo se concibió como Tercera Vía por los teoriquillos antimarxistas en la pugna de hace casi un siglo entre el liberalismo clásico y la planificación económica, propia esta última de los países socialistas encabezados por la Unión Soviética cuya economía feudal pasó en no más de cuarenta años a ser una economía industrial, de amplia cobertura social, y con tecnología de punta, pues fueron los primeros que exploraron el espacio extraterrestre e infinidad de logros más por su desarrollo científico-técnico; sin obviar la gran contribución a la humanidad como fue derrotar a Adolf Hitler, y ser, sin lugar a dudas, una de las dos superpotencias del mundo en esa época y camino a serlo también en la actualidad.

Todo resultado de la economía planificada, la que tanto odian los neoliberales que quieren que el Estado solo funciones para ellos, para los empresarios codiciosos, pero que el Estado no se involucre en gasto público para que el pueblo NO disfrute de alguna riqueza. Mientras más pobre el pueblo, mejor; pareciera ser el lema de estos desgraciados. Su ideal, como nunca evolucionaron en sus ideas es el antiguo postulado de los fisiócratas franceses del siglo XVIII: Dejar hacer, dejar pasar (laissez faire), que en buen chapín sería como decir, como debiera de ser el lema de los neoliberales guatemaltecos, solo que dicho en buen chapín: VALE VERGA. Por eso ven con suma tristeza los codiciosos la quiebra del escaparate modelo del neoliberalismo en América Latina; Chile. Es un fracaso total, sin paliativos.

Es la quiebra económica que siempre ha sido (éxito solo para los ricos), la fractura total de la sociedad, la pérdida de dientes de la realidad política pero, sobre todo, exhibir ante el mundo que todo el éxito chileno es una farsa sostenida por la intimidación, la muerte, el secuestro y la tortura de Augusto Pinochet. Esas ideas, creencias y supersticiones se han venido abajo. Es todo un ideario, todo un imaginario en bancarrota, donde las viejas ideas y creencias y supersticiones llegaron a su fin. Ahora se hace nuevamente posible el postulado de la ciencia (esta sí es ciencia idiotas) marxista que nos indica que “la política es la expresión concentrada de la economía”. El pueblo chileno se los ha recordado. Lo han recordado ellos mismos y a todos los pueblos del mundo.






Publicado por La Cuna del Sol

lunes, 28 de octubre de 2019

Derrumbando los mitos del llamado "mundo multipolar" y "Geopolítica"

Si bien es cierto, que el ascenso de China y la debacle de Estados Unidos en un primer momento impuso la multipolaridad con cierto ímpetu, no podemos negar que en la actualidad el multipolarismo, tras el enorme desarrollo alcanzado por el sistema capitalista, con unas burguesías muy desarrolladas y en una situación de gran impulso de la segunda y última fase del sistema capitalista que ha llegado a su límite máximo de desarrollo e incursa en una situación de evolucionismo capitalista, ha devenido en inestable, cambiante y absolutamente precario.


DERRUMBANDO LOS MITOS DEL LLAMADO
"MUNDO MULTIPOLAR" Y "GEOPOLÍTICA"


Por: Enrique Muñoz Gamarra

Aquí una entrevista al reconocido sociólogo peruano, Enrique Muñoz Gamarra, realizado por el sociólogo peruano, Rosendo Felipe Vivanco Cuzcano, sobre los nuevos hechos que sacuden el planeta. Es ampliamente conocida la trayectoria del sociólogo Muñoz Gamarra. Sus análisis han sido certeros a lo largo de esta etapa que él particulariza como "después del 2008". Son dos libros que justamente sintetizan toda esta labor investigativa ("Coyuntura Histórica. Estructura multipolar y ascenso del fascismo en Estados Unidos", publicada en marzo de 2013 e "Implosión de la hegemonía mundial estadounidense", publicada en diciembre de 2018) y más de 200 artículos en prensas digitales de diversos países, que demuestran aquella brillante trayectoria. Por eso es necesario tener en cuenta siempre sus análisis.

La entrevista:

1.- Hace poco usted realizó la presentación de su libro "Implosión de la hegemonía mundial estadounidense":

Si, fue el 14 de julio de 2019 en Lima-Perú. En realidad el libro ya había sido lanzado en una versión electrónica PDF el 18 de diciembre de 2018 en Firenze Italia, donde estoy residiendo momentáneamente. Aquella presentación fue de esa versión electrónica. La versión impresa que muestro en las fotos que me tomaron, fue la impresión de un centenar de ejemplares que logre editar a fin de facilitar aquella presentación.

2.- ¿Hay en sus proyectos, nuevas publicaciones?

Bueno, si, en primer lugar, seguir en el análisis internacional como hasta ahora vengo haciendo, aunque con algunos altibajos. Esta tarea es ardua que absorbe un gran tiempo de mi vida. Y, en un gran esfuerzo estoy culminando mi tercer libro que trata sobre las perspectivas del sistema capitalista mundial. Aquellas perspectivas están sintetizadas como una coyuntura de definiciones históricas al que ha ingresado el sistema capitalista tras los 12 años de grandes tempestades que sacudieron la economía mundial cuyo fondo ha sido la gran crisis económica iniciada en 2008. En realidad hay mucha investigación por efectuar.

3.- Al parecer sus previsiones acerca de la "Implosión de la hegemonía mundial estadounidense" se han cumplido al pie de la letra:

El asunto es que el actual panorama internacional muestra a un Estados Unidos económicamente quebrado y militarmente superado. China y Rusia han emergido como verdaderas superpotencias. Esto está escrito en aquel libro. Pero, en lo general, tal como me han indicado algunos de mis lectores, el mérito del libro es haber sintetizado la nueva realidad mundial.

Por supuesto este logro ha tenido un proceso:

En un primer momento (2008-2010), la implosión de la hegemonía mundial estadounidense era muy difícil de digerir. Parecía improbable. En realidad era una tremenda conclusión. Algunos se reían. Otros se burlaban. Las prensas occidentales la llamaban "Teoría de la conspiración".

Pero fuimos persistentes y avanzamos contra viento y marea. Así, en un segundo momento, aquello se volvió muy claro. No solo hubo a finales de 2010 implosión de la hegemonía mundial estadounidense, sino, a finales de 2016 estuvimos frente a la implosión de la arquitectura del dominio imperialista occidental, es decir, implosión de todo un organigrama de opresión, que entre otras sobrevivo de la concreción de nuevos polos de desarrollo, nuevas alianzas, los mismos que dieron lugar a una nueva estructura económica capitalista con China como máxima potencia.

En la actualidad los apologistas y los defensores descarados y/o encubiertos del sistema, numeroso por cierto, vociferan en coro sin ningún rubor que lo que hay es solo una declinación de occidente afirmando que China solo ha llegado a constituirse en la segunda economía del sistema capitalista mundial. En otras palabras lo que tratan de decir es que Estados Unidos sigue siendo la primera potencia económica-militar mundial y los grandes cambios que se han batido sobre la economía mundial, incluso con una gran depresión económica del 2008, simplemente serian irrelevantes.

Si analizamos la esencia ideológica de estas epistemologías que ahora pretenden desconocer la nueva realidad mundial, encontraremos que sus raíces incluso llegan hasta las mediocridades ideológicas del medioevo, clericales y feudales, es decir, a las concepciones anticientíficas del idealismo reaccionario completamente hostiles al materialismo histórico-dialectico y, a partir de ahí, no muy lejos de los laboratorios del pentágono que entonces estaba agitado en una ardua labor de defensa de su podrido sistema.

Por supuesto las viejas burguesías financieras han sido muy complacientes con sus apologistas que, entre otras, les facilitaba amplias coberturas en sus prensas, también cupos de viajes, cátedras y conferencias permanentes. Sin embargo, sus conclusiones, debido a sus mendicidades ideológicas, no pueden tener mayores repercusiones y perspectivas.

4.- Pero, últimamente ha publicado un artículo cuyo título es "Visos de derrota estratégica de Rusia y China en Oriente Medio". ¿Realmente hay esa posibilidad?

Cierto, el 17 de septiembre de 2019 publiqué el artículo: "Visos de derrota estratégica de Rusia y China en Oriente Medio". Aquello fue escrito en una situación de incertidumbre muy grave de la geopolítica mundial después de los hechos del 14 de septiembre de 2019 (ataque con drones que provocó incendios en dos refinerías de la compañía Saudi Aramco en los distritos de Abqaiq y Khurais, en el este de Arabia Saudí) y luego a los pocos días, el 7 de octubre de 2019 (a primeras horas) condujo al criminal ejército estadounidense a una inesperada retirada estratégica de Siria.

Como sabemos, estos hechos han conducido a algunas prensas a un verdadero jolgorio. La superficialidad de sus apreciaciones muestra a un Estados Unidos auto-liquidándose.

En efecto, el letal imperialismo estadounidense acostumbrado a flagrantes provocaciones aparentemente ha dejado un vacío geopolítico de tremenda envergadura, un tremendo flanco geopolítico sin haber tomado las contramedidas acostumbradas.

Entonces la situación mundial ha devenido en una situación tremendamente compleja y muy incierta. No se sabe exactamente lo que pueda suceder entre un día y otro.

Solo recordemos las trascendentales reuniones desarrolladas por las elites mundiales previamente a esta situación:

Aquellas pueden ser rastreadas desde la Cumbre del G-20 en Osaka (Japón), efectuada entre el 28-29.de junio de.2019.

Más recientemente, la 45.ª Cumbre del G7 celebrada en Biarritz (Nueva Aquitania, Francia) entre el 24 y 26 de agosto de 2019.

Luego el Foro Económico Oriental celebrado del 4 al 6 de septiembre de 2019 en Rusia.

Concluyó con la ruidosa Asamblea General de la ONU. 74.º sesión de la AGNU., que se celebró entre el 17 y el 30 de septiembre de 2019.

Incluso la reunión del Consejo Económico Supremo de Eurasia (Unión Económica Euroasiática EAEU) el 1 de octubre de 2019.

Entonces las conclusiones que derivaron de toda aquella agitación de hecho habrían sido de mucha trascendencia tanto para el lado EEUU-OTAN-UE, como para la parte ruso-chino-Organización de Cooperación de Shanghái. En realidad reuniones en las alturas con alta probabilidad de acuerdos de repartija de zonas de influencia y mercados. En otras palabras acuerdos estratégicos principalmente entre las tres superpotencias capitalistas. Hay que acostumbrarnos a decir las cosas por su nombre.

En esto no podemos dejar de advertir que la retirada del ejército estadounidense de Siria es una retirada estratégica. No es cualquier cosa. Es una decisión política de enorme importancia mundial que solo las burguesías estadounidense, rusa y china, las conocen. Los acontecimientos político-militares recientes en Oriente Medio tienen una importancia decisiva en las actuales condiciones históricas que vive el sistema capitalista y, con ella, las burguesías financieras de las tres superpotencias capitalistas.

Si bien es cierto que Donald Trump enfrenta internamente serios problemas referidos a su gestión (el destape de su desleal pedido a Ucrania a fin de que investigue al próximo candidato presidencial Demócrata Joe Biden por negocios turbios), aparte de la implosión de la hegemonía mundial estadounidense, aquello no indica de ninguna manera que la burguesía estadounidense haya terminado entregando en bandeja de plata Oriente Medio a Rusia y China.

El asunto es que Estados Unidos al parecer ha pasado a una nueva fase en los intentos de ocupar Irán. Aquello como se sabe está latente. De hecho existen planes que la opinión pública mundial aún desconoce.

Por eso renuevo mi advertencia de mantener la alerta no solo políticas, sino, sobre todo, militares a las regiones que están en riesgo de la embestida de este letal imperialismo. Me refiero a Irán, Yemen, América Latina (Venezuela), el sudeste asiático, etc. El asunto es que el imperialismo estadounidense está en una situación de desmoronamiento, es decir, en una coyuntura muy difícil de su existencia, por lo que su reacción deviene en absolutamente impredecible.

Consecuentemente la desesperación de Turquía no es gratuita. Este país es altamente estratégico para Estados Unidos y la OTAN. Algunos que sueñan con su deriva fácil al lado ruso, deberían efectuar un serio balance geopolítico de sus planteamientos y no dejarse llevar por el posicionamiento imprudente de algunas prensas respecto a este asunto.

Aquí un apunte muy interesante que encontré en Internet como consecuencia de mis preocupaciones por aclarar esta situación:

"Con la agresión de los reaccionarios turcos contra Siria, los imperialistas yanquis están avanzando en impulsar el frente de agresión contra Irán, sueltan a Turquía como el perro de presa contra Siria en el Norte, amagando una retirada de sus tropas; mientras por el otro lado con el servicio de sus lacayos las monarquías sanguinarias del Golfo, encabezadas por la Saudí, impulsan un frente de agresión contra Irán para lo cual trasladan más tropas y medio a esta parte del Golfo. Asi, el imperialismo yanqui prosigue su guerra de agresión en el Medio Oriente Ampliado (MOA) ahora como guerra de sus "coaligaos" de la región contra la "amenaza shiita" y de Irán para buscar recuperar posiciones perdidas." (1).

5.- ¿Cuál es la situación militar de Estados Unidos?

Estados Unidos es la segunda potencia militar del mundo. Militarmente ha sido superado por Rusia. Tiene una gran cantidad de armamento convencional, pero aquella ahora está claramente establecida como obsoleta. Sin embargo está en una agitación muy fuerte y al compás de una geoestratégia sumamente prepotente. Sin embargo, como hemos señalado en otros apuntes, todas estas provocaciones han terminado en rotundos fracasos. Así fue en Libia, Siria, Yemen, etc.

Entonces lo que ahora quedan son sus secciones paramilitares con las que ha inundado el mundo en una situación de imposición del fascismo. El fascismo es lo que queda en adelante al imperialismo estadounidense. Hay que ser claros con respecto a este tema. No olvidemos lo que ocurre en Oriente Medio, en toda América Latina particularmente muy cierto en Venezuela. También en China, concretamente en Hong Kong, incluso en Rusia. Son situaciones que no podemos pasar por alto.

Sus bandas paramilitares son muy fuertes en todas las regiones del mundo. Sobre esto hemos escrito artículos especiales. Hemos dicho que están alimentadas por las bandas juveniles o llamadas también pandillas juveniles, las barras bravas y las letales sectas religiosas. En la organización y dirección de estas bandas criminales esta la mano del Pentágono. En esto sus estados policiacos, sus testaferros que controlan la economía de sus estados satélites, sus ONG, juegan un papel muy importante. Incluso hay un buen número de indicios que señalan que estas bandas paramilitares estarían infiltrándose en las fuerzas policiales. De hecho aquello debe estar ocurriendo con la debida anuencia de los poderes que manejan los Estados policiacos. El asunto realmente es muy peligroso.

Por supuesto la tendencia geopolítica mundial está debidamente clarificada como dije en mi artículo: "La tendencia geopolítica está sellada" publicada el 27 de agosto de 2019. Cierto, los cambios han sido irreversibles.

Entonces la nueva situación mundial está sellada por el siguiente esquema: gran crisis económica, nueva estructura económica capitalista mundial, paridad estratégica, el nuevo sistema internacional, carrera armamentística y el ascenso fascista en Estados Unidos.

6.- ¿Qué hay sobre los límites de la geopolítica en el análisis internacional? Es usted el primer analista que llama la atención sobre esto. ¿Entonces en que temas hay que profundizar?

En primer lugar, la economía mundial sigue batiéndose en medio de fenomenales cambios. Aquello viene desde el año 2008. Otros llamaron aterrizaje forzoso. Precisamente una crisis que estaba circunscrita en el ciclo económico largo de contracción iniciada en 1973 e inmersa en la segunda fase del sistema capitalista mundial (sistema imperialista).

Por supuesto los esfuerzos por su explicación han sido monumentales. Cuánta literatura ha corrido en las prensas monopólicas, también en las prensas digitales y las redes sociales. La geopolítica hizo todo lo que pudo. Sin embargo había limitaciones. El asunto de hecho es muy polémico. No lo dudo. Así es.

Entonces hasta aquí las relaciones inter-poder de las burguesías financieras en especial de las tres principales burguesías financieras, ha sido expuesta por la geopolítica. Otros lo llaman geo-poder, al fin y al cabo, la misma cosa.

En esto, en su visualización, la geopolítica recurrió a una diversidad de criterios. Amplísimos conceptos de lo que es el sistema internacional, lo que algunos llaman "mundo multipolar" y en general lo que son las relaciones internacionales y la geopolítica (el mundo no es multipolar, el mundo es feudal, capitalista o socialista, pero, no multipolar así de simple. La teoría del "mundo multipolar" encubre esa situación. En esto hay que corregirle incluso a Vladimir Putin que habla constantemente de "mundo multipolar"). Por supuesto muchas de ellas de extraordinario valor. Eso es innegable.

Pero, entre ellas no es posible pasar por alto, frondosas y aburridas epistemologías, aunque medio academicistas, pero siempre atiborradas de conceptos que manejan la CIA y el Pentágono bajo las premisas de las podridas tesis del medioevo-religioso. No tomar en cuenta esto, conduce inevitablemente a rebajar la investigación y por supuesto a postrarse ante el subjetivismo, el escolasticismo, funcionalismo y, en las últimas décadas, a las corrientes positivistas, historicistas y estructuralistas como las llamadas corrientes cepalistas, desarrollo-subdesarrollo, terceristas, etc., que han hecho mucho daño a América Latina (en el enfoque de su historia y sus luchas), corrientes que en la actualidad están férreamente atornilladas en las universidades de esta región, convirtiéndose a partir de ahí, en verdaderas rémoras en el análisis histórico. Incluso hasta ahora hay algunos que no han sido capaces de entender lo que es la globalización y sin ningún rubor siguen con sus lastres de "globalización, globalización, globalización".

Entonces ante esta situación de idiotizacion de la sociedad, de férrea dictadura de los monopolios informáticos, control absoluto de las universidades por el neoliberalismo recalcitrante y perversa influencia de lo reaccionario en los círculos intelectuales, es imperioso el rescate del materialismo histórico-dialectico en el análisis de la nueva realidad mundial. Tal vez lo más apropiado sería hablar de la necesidad de la revalorización del pensamiento marxista. Pues, ahora hasta Francis Fukuyama, el que hablo del fin de la historia, pide que regrese el socialismo (en el mes de julio de 2019 leí algo de esto). En otras palabras, hay que ser claros en lo que refiere a las dos concepciones del mundo, las dos formas de observar el mundo objetivo, es decir, la percepción de la cultura, del saber humano que científicamente se llama idealismo y materialismo.

Consecuentemente, la geopolítica es insuficiente en el análisis de la nueva realidad mundial, hace falta el análisis de la lucha de clases, es decir, la visualización de las confrontaciones de las dos principales clases sociales existentes en el capitalismo, la burguesía y el proletariado.

En esto debemos ser muy claros en afirmar que solo el marxismo puede abordar de forma correcta la nueva realidad mundial sobre la base del análisis de la lucha de clases.

Es el método científico que desmenuza la lucha más importante que se da en la sociedad capitalista y la determinante para la transformación revolucionaria hacia una nueva sociedad. En realidad el análisis de estas confrontaciones son determinantes para observar con corrección la nueva realidad mundial.

En cambio la geopolítica se queda rezagada en las fricciones inter-capitalista o inter-imperialistas incluso observando sus luchas palmo a palmo, pero sin ingresar a la esencia de esas luchas, interesándose solo de los movimientos geopolíticos que en el fondo solo son superficialidades que conducen a reformas o cambios de poder entre las propias burguesías en el marco del sistema capitalista. En esto es muy importante señalar las excesivas complacencias actuales de la geopolítica con respecto a Rusia y China. Es bien claro que desde la visión de la lucha de clases estos países son considerados como potencias capitalistas tan igual que Estados Unidos, por lo que el proletariado pugna por su propio camino en la construcción de la nueva sociedad y en franca confrontación con estas potencias capitalistas opresoras.

Dedicado a este tema escribí el artículo: "Las limitaciones de la geopolítica en el análisis de la nueva realidad mundial", el 12 de marzo de 2019 (2).

Por ejemplo en el último reajuste capitalista después de la gran hecatombe del año 2008, claramente esto ha sido posible solo como resultado de las debilidades orgánicas de las organizaciones comunistas. De lo contrario, si la gran crisis económica hubiera encontrado al proletariado con las condiciones subjetivas realmente en óptimas condiciones, ahora tal vez hubiéramos tenido mayores y significativos cambios e incluso con toma de poder en algunas regiones del planeta por el proletariado. Pero aquello no ocurrió porque estaba debilitado orgánicamente. Asa tuvimos el reajuste capitalista. Entonces esto, precisamente esto, la geopolítica es incapaz de explicarlo. No lo puede hacer porque ha quedado rezagada en las fricciones inter-capitalistas. Un tema que solo el análisis marxista lo puede observar correctamente, porque es capaz de abordarlo llegando a su esencia con un análisis de los intereses de las principales clases sociales de la sociedad capitalista.

Es este análisis marxista la que en la actualidad nos está señalando la deriva de la burguesía estadounidense hacia el fascismo. Y es precisamente en este marco que aquella burguesía inicia una serie de orientaciones de tipo político-ideológico (ofensiva ideológica) pretendiendo comparar el marxismo con el fascismo, aduciendo desde su mendaz concepción que las líneas de las izquierdas y las derechas habrían dejado de existir (fin de las ideologías). También, el asunto aberrante de la teoría del género con todas sus secuelas de homosexualismo y travestismos idiotas, apuntalando frontalmente contra la niñez, la familia y el hogar. De igual modo lo que sus laboratorios han llamado la productividad académica, obligando los mercantilizados, por no decir reaccionarios, post grados, maestrías y doctorados que no conllevan ni un ápice de adelantos científicos, solo lavados de cerebro dictados por ineptos académicos que no tienen ni un pizca de visión de lo que sucede en el mundo. Y junto a ellas la proliferación de movimientos pseudo antiimperialistas como el foro antiglobalización, de deuda, etc., en el que se anidan de forma descarada seudo-intelectuales acostumbrados al figuracionismo, a las "cátedras", a la vida fácil, los viajes, las publicaciones de sus lastres, etc. Todo esto lo encontramos de forma natural en páginas web aparentemente progresistas. (Por el momento me abstengo de mencionar sus nombres). Es increíble, la idiotización de la humanidad que viene incluso desde ventanas "progresistas".

En esto el marxismo es muy claro cuando señala el movimiento constante de la materia por acción de sus contradicciones internas.

En esa medida en el curso del sistema capitalista existen una serie de fenómenos que necesitan permanentes observaciones. Y más aún cuando aquel está en medio de fenomenales cambios y en un momento histórico.

En ese sentido por el esfuerzo del análisis marxista hoy conocemos que el proletariado está en una febril actividad, constituyendo o reconstituyendo su partido en casi todas las regiones del planeta. Es la fuerza del futuro. No tiene sentido lo que algunos dicen que ya no existe. Que ya no hay luchas revolucionarias. Todo eso es falso. El proletariado está luchando en todo el mundo. Por ejemplo, las prensas basuras (monopolios informáticos) no hablan de la más grande huelga de la historia del movimiento obrero mundial que se efectuó en la india entre los días 8 y 9 de enero de 2019 en la que participaron, nada menos, 200 millones de proletarios.

Consecuentemente, todo lo anterior empuja a la profundización de las abstracciones y análisis, tratando en lo posible de superar las limitaciones que impone la geopolítica.

7.- Podría hablarnos acerca del evolucionismo capitalista al que, según sus apreciaciones habría llegado el sistema capitalista, tras su ascenso a un máximo desarrollo en su segunda y última fase o fase imperialista:

Hasta aquí hemos escrito de forma casi permanente de la gran crisis económica del 2008. Nos hemos explayado largamente en la caída del gran hegemon (Estados Unidos). En otras palabras hasta aquí nuestras preocupaciones han girado en torno a lo que sucedía en lo que hasta entonces era el centro o epicentro del desarrollo capitalista mundial.

Ciertamente las agitaciones en la economía mundial han sido enormes. Sus consecuencias las podemos observar muy claramente. Entre ellas las más significativas han sido la bancarrota de la economía estadounidense y el ascenso capitalista de China.

Incurso en esta situación, las burguesías habiendo entendido que la sobreproducción de mercancías se ha tornado en contraproducente para sus intereses e incluso complicado por el peso estratégico del sector financiero, no han tenido otra visión que orientar sus inversiones a los sectores armamentísticos. En efecto la orientación de las nuevas tecnologías indica mil veces aquella tendencia, lo que demuestra la incapacidad de estas clases por desarrollar tecnologías productivas que puedan trasuntar etapas de desarrollo, lo que en otras palabras se llama incapacidad por el desarrollo de las fuerzas productivas.

Entonces las condiciones históricas del desarrollo capitalista se han vuelto radicalmente muy diferentes a los tiempos que corrían en su fase pre-monopolista e incluso en las etapas iniciales de su fase monopolista o imperialista. Aquellos tiempos eran los tiempos de las revoluciones burguesas, revoluciones industriales, con persistentes bríos de acumulación y reproducción capitales, apertura de nuevos ciclos de avance y prosperidad, es decir, los tiempos del desarrollo capitalista. Ahora aquella fase esta envejecida.

Aquello puede observarse cuando en la actualidad la insurgencia de nuevas tecnologías empujada por las burguesías de las tres superpotencias capitalistas en el ámbito de sus respectivos países, en procura de un mayor fortalecimiento de sus poderes y sus apuros inmediatistas hacia un nuevo ciclo económico de avance y prosperidad, no tienen la debida fuerza, pues aquellas han trasuntado anémicas, cadavéricas, sin fuerza y mayormente con incidencias solo en los sectores de la guerra (dominio informativo y armamentístico) que en las actuales condiciones están en un proceso evolucionista sobre todo en China.

Consecuentemente, ahora con todos estos elementos de juicio ya muy clarificados, podemos señalar sin temor a equivocarnos que ya no hay desarrollo capitalista, sino, solo evolucionismo capitalista. Una situación que emerge de las condiciones históricas al que ha ingresado últimamente el capitalismo al haber llegado su segunda y última fase a los límites máximos de su desarrollo. Esto fue estudiado científicamente por Lenin y al que lo denominó, última fase del capitalismo.

Por lo tanto a partir de aquí de lo que se trata es del evolucionismo capitalista, que, en este caso, está dándose con mayor notoriedad en Asia, particularmente, en China. Es en este marco que se inscribe el actual ascenso capitalista en este país.

El evolucionismo capitalista esta observada en las actuales condiciones históricas como agonía del capitalismo, agolpamiento de sus leyes y envejecimiento de su segunda fase que lo incapacita el desarrollo a plenitud de nuevas tecnologías.

Consecuentemente a partir de aquí para las burguesías financieras la situación mundial empieza a batirse incurso en este evolucionismo capitalista. Esto ocurre cuando el sistema financiero ha sido convertido en un Dios. Prácticamente esta ahogado en enormes cantidades de capitales ficticios. Sus bancos ya no saben qué hacer con sus monumentales fardos de papeles/dólares. El hedor de su nauseabundo parasitismo se siente desde todos sus poros. Ha llegado a una situación de claro agotamiento y entrampamiento. Su sobrevivencia solo está fijada en la inercia del evolucionismo al que finalmente ha sido empujada. Su segunda fase esta inmisericordemente en sus límites de su máximo desarrollo, prácticamente muy agolpada y en un proceso de mucha agitación. Es un cadáver insepulto.

Así, a estas alturas de la segunda y última fase del capitalismo, el análisis del evolucionismo económico ha devenido en una situación absolutamente crucial. Aquella categoría debe esbozarse como debe ser, pues, es la que reconfigura el actual sistema capitalista mundial.

Aquello tiene que ver con lo concreto que son las burguesías como clases sociales, con intereses propios e interactuantes.

En las actuales condiciones históricas está presente con mayor fuerza en China y los países orientales y avanza incurso en la ley del desarrollo desigual que en la actualidad sería nada menos, evolución desigual (no desarrollo desigual) del sistema capitalista.

El evolucionismo capitalista en China se observa, por ejemplo, en aquello que sin ningún rubor advierten los propios dirigentes revisionistas chinos junto a sus apologistas, aquello que refiere a que China habría sacado a millones de personas de la pobreza, refiriéndose a las enormes oleadas de migraciones de campesinos hacia las ciudades tras los atentados a la colectivización del campo que la gran revolución había instaurado, convirtiéndolos en obreros, asalariados o propiamente dicho como proletariados que llegaban a las urbes a vender sus fuerza de trabajo (como ocurrieron en los albores del sistema capitalista en los siglo XVIII y XIX). En realidad simple y llanamente obreros del que se extraen puntualmente la plusvalía igual que en Estados Unidos o en Alemania. Cierto, aquello ocurrió en China a partir del años 1978 cuando el criminal Teng Siao-Ping retorno a la dirección central del PCCH e impulsó la restauración capitalista, golpeando en primer lugar al proletariado chino, conduciéndolo así claramente a una evolución capitalista.

Por supuesto la ascensión de China a una superpotencia capitalista ha modificado profundamente el sistema internacional.

Pero, si bien es cierto, que el ascenso de China y la debacle de Estados Unidos en un primer momento impuso la multipolaridad con cierto ímpetu, no podemos negar que en la actualidad el multipolarismo, tras el enorme desarrollo alcanzado por el sistema capitalista, con unas burguesías muy desarrolladas y en una situación de gran impulso de la segunda y última fase del sistema capitalista que ha llegado a su límite máximo de desarrollo e incursa en una situación de evolucionismo capitalista, ha devenido en inestable, cambiante y absolutamente precario.

La situación mundial es compleja. El sistema multipolar es muy frágil debido a la coyuntura capitalista evolucionista en el que se sostiene tras la implosión de la hegemonía mundial estadounidense.

Entonces el sistema multipolar es un fenómeno transitorio que se impuso en un periodo inicial de la bancarrota de la economía estadounidense.

Lo central de los años posteriores al 2010 en que ocurre la perdida de la hegemonía mundial estadounidense, es la aparición de varios polos. En la actualidad, aunque las tempestades sobre la economía mundial siguen batiéndose, aquellas posibilidades empiezan a tornarse en mínimas. Esto ocurre cuando algunos de estos polos, ejemplo, La India aún no están debidamente consolidadas. Entonces la multipolaridad se convierte en muy frágil. Esto ocurre en una coyuntura en que incluso cuando la burguesía estadounidense colisiona con algunos de sus socios (UE, Japón, etc.).

Algunos dicen, Rusia y China luchan por el sistema multipolar. Eso es falso. Aquella fue una imposición de la economía mundial ocurrida inmediatamente después la perdida de la hegemonía mundial estadounidense en el que tuvo mucha incidencia la paridad estratégica.

A medida que se complica la economía mundial, la paridad estratégica empuja a las burguesías financieras de las tres superpotencias capitalistas a geoestratégias sinuosas y muy peligrosa, empujando a la multipolaridad a tornarse en extremadamente frágil e inestable.

Y de acuerdo a la ley de los monopolios se levanta en la actualidad la alta probabilidad que nuevamente se imponga la bipolaridad en el sistema internacional. Así, la historia y las confrontaciones inter-poderes por la hegemonía mundial empiezan a asimilar la principal contradicción inter-imperialista de nuestro tiempo, que no es otra que la contradicción sino-estadounidense.

8.- ¿Y qué hay de las perspectivas mundiales?

En efecto, las agitaciones que se han estado batiendo sobre la economía mundial desde el año 2008 finalmente han quedado selladas en la nueva estructura económica capitalista mundial: China, Estados Unidos, India, Japón, Alemania, Rusia.

Desde el deslizamiento del capitalismo a su evolucionismo económico, sobre todo, desde su vertiente asiático (China) que entre otras significa un periodo de ralentización, las agitaciones están parapetadas en el nivel geopolítico por las graves provocaciones del ejército estadounidense contra sus pares de Rusia y China y las graves agresiones contra los países desarmados incluso con serias amenazas de utilización del armamento nuclear. Una situación que solo puede ser entendida ubicándola en su fase agonizante, tal como lo entendió Lenin en su libro, Imperialismo fase superior del capitalismo, que en la actualidad debe ser interpretada como la llegada de su desarrollo a su límite máximo sobre la base del agolpamiento de las leyes de la producción capitalista (ley de la plusvalía, la tendencia decreciente de las tasas de ganancia capitalista, los grandes incrementos de la composición orgánica del capital, del desarrollo desigual y de la ley de los monopolios) que en lo esencial es un capitalismo que ya no se permite mayores desarrollos, sino, solo evolucionismos.

Esto en lo inmediato, por supuesto, en un marco de ascensión de nuevas tecnologías, permite a la gran crisis iniciada en 2008 deslizarse a su tramo final, pero incurso en el ciclo económico largo de contracción iniciado en 1973.

En esta medida, el miedo de las tres superpotencias capitalistas a la guerra nuclear, el envejecimiento de la segunda fase del capitalismo y consecuentemente el deslizamiento del capitalismo a la era del evolucionismo capitalista, están conduciendo a la humanidad, aun incurso en el sistema capitalista, a una nueva coyuntura geopolítica de definiciones históricas mundiales. No olvidemos que la relación científica y dialéctica de base-superestructura estará siempre presente en nuestros análisis.

Hay que anotar que esto es debido al movimiento constante que hay en el mundo. Ben sabemos que nada es estacionario. Todo está en movimiento. Esto hay que definirlo bien. Entonces todo lo ocurrido hasta la actualidad en el mundo ha conducido a esta nueva coyuntura geopolítica de definiciones históricas mundiales. Una coyuntura de graves conflictos, de profunda pugna inter-capitalista. Una coyuntura en la que China, sobre la base de su evolucionismo capitalista puede fortalecerse e imponerse de forma clara al capitalismo estadounidense. Una coyuntura que va discurrir en medio de una intensa pugna geopolítica, encumbramiento de fuertes roces militares teniendo como centros a Estados Unidos y China.

Por otra parte Rusia debe lograr algunos avances en su evolucionismo capitalista. Esto proviene de su actual fuerza militar que es muy importante. Es la primera potencia militar del mundo. A razón de ello es decisivo su posicionamiento en la geopolítica mundial actual. De otro lado India puede tomar el camino de la alianza con Estados Unidos por las discrepancias con China. Aquello por supuesto retrasará considerablemente su marcha de evolución capitalista. Al final de cuentas la contradicción inter-imperialista sino-estadounidense debe marcar la pauta de esta nueva coyuntura de definiciones históricas que está en proceso de apertura. Aquello es, a no dudarlo, a consecuencia de la galopante ley de los monopolios. Es necesario tomar nota de esto.

Entonces es muy importante esta síntesis de la nueva realidad mundial. Aquello ha provenido de los análisis de la situación mundial. Aquello ha sido paulatino. Por supuesto hubo errores, quien no se equivoca, solo el que no hace nada no se equivoca, lo importante es saber reconocer aquello y saber corregirlos, ejemplo, en el asunto de la geopolítica, también en la multipolaridad que se han deificado demasiado. Aquello hace daño al proletariado.

Entonces esta nueva coyuntura de definiciones históricas en medio del evolucionismo capitalista no es una nueva era de esplendor del capitalismo, sino, una era de graves confrontaciones que definirán el futuro de la humanidad que avanza de forma inexorable incurso a su tendencia que es la sociedad sin clases, el comunismo, como lo describieron Marx y Engels en el manifiesto comunista en 1848. Es necesario tener en cuenta siempre esto para no perder las perspectivas mundiales.

Esto exaspera a la burguesía fascista estadounidense. Se entiende que el pentágono nada puede hacer contra aquella tendencia, pues, las leyes capitalistas marchan fuera de voluntad de los hombres.

NOTAS:

1.- "Movimiento Femenino". Una nota observada en: Internet el 18 de octubre de 2019.

2.- Ver el siguiente enlace: http://www.enriquemunozgamarra.org/Articulos/209.pdf

Enrique Muñoz Gamarra: Sociólogo peruano, especialista en geopolítica y análisis internacional. Autor del libro: "Coyuntura Histórica. Estructura Multipolar y Ascenso del Fascismo en Estados Unidos". Su Página web es: www.enriquemunozgamarra.org






Publicado por La Cuna del Sol

sábado, 26 de octubre de 2019

“A mover el esqueleto se ha dicho”, dicen los españoles con la exhumación del dictador Francisco Franco

El mover el esqueleto de Franco significa para España, por primera vez, estar libres del dictador. Porque no empieza la democracia española con la transición de 1978, sino en este momento, cuando Franco es sacado de la basílica del Valle de los Caídos


“A MOVER EL ESQUELETO SE HA DICHO”,
DICEN LOS ESPAÑOLES CON LA EXHUMACIÓN
DEL DICTADOR FRANCISCO FRANCO


Por Luciano Castro

Es una expresión de doble sentido. Irónica. Y más que eso, burlesca e irreverente. La verdad es que un desgraciado de ese calibre no se hace merecedor de ningún tipo de respeto, aunque esté muerto y pareciera lo dicho una grosería. “Moviendo el esqueleto” es un chascarrillo como dicen los españoles o un chiste, como estilamos decir en Guatemala. Francisco Franco Bahamonde dio muestras de su crueldad a temprana edad, siendo un oficial joven y de baja graduación en Marruecos. Era aguerrido en el combate y tuvo en una refriega una mortal herida. Golpe que fue cobrado con sangre en la población civil marroquí, dado que masacró a soldados vencidos, mujeres, hombres y niños.

De los horrores cometidos por este milico infame hay amplia documentación. Las tribus del Rif sufrieron lo indecible y a costa de sus muertes atroces Franco empezó a gozar de prestigio y fue ascendido prontamente por la eficacia de su maldad. En Marruecos se hizo genocida y en España se empeoró. Cuando se desencadenó la guerra civil en contra de la Segunda República, en 1936, hubo atrocidades de ambos bandos, pues los españoles comunistas y los anarquistas estaban muy influidos por la brutalidad ideológica de Stalin y no les temblaba la mano para descerrajarle una andanada de tiros a los aliados franquistas.

Contra la Segunda República también se unió la Iglesia que vio afectados sus intereses terrenales y no celestiales, como la confiscación de grandes propiedades agrícolas y disminución de recursos monetarios para las instituciones religiosas, lo cual hizo temblar y saltar en santa ira a la curia española corrupta y holgazana. También participaron en la guerra civil español del lado republicano los sindicatos, las grandes centrales obreras como la UGT y CNT, cuyas ideas sobre su papel de vanguardia de clase estaban muy frescamente alimentadas por la Revolución Rusa; ideas que fueron impulsadas fuertemente por el stalinismo de la época. Y entraron también como respaldo a la Segunda República los nacionalismos, principalmente dos: la Esquerra Republicana de Cataluña y el Partido Nacionalista Vasco.

El puente aéreo para el traslado de tropas y armamentos se realizó gracias a la amplia colaboración de Adolf Hitler de Alemania y Benito Mussolini de Italia. Es decir, que Francisco Franco, desde joven se identificó con el ideario fascista y no es que se haya perdido en el camino, por haber recibido golpes contundentes de los republicanos, como algunos lo quieren excusar. Sus esencia y sustancia era la de un sujeto antidemocrático, arbitrario y cruel, como los conquistadores de América, tan acostumbrados a sacrificar cerdos que encajarle hasta el tope a una persona un cuchillo de matarife no significaba nada. No por gusto los “grandes” conquistadores de América fueron originarios de las provincias de Cáceres y Extremadura, región famosa hasta la fecha por sus jamones y chorizos. La mayoría de conquistadores fueron porquerizos, o sea criadores y cuidadores de cerdos, acostumbrados al degüello y a degustar la moronga (morcilla).

El mover el esqueleto de Franco significa para España, por primera vez, estar libres del dictador. Porque no empieza la democracia española con la transición de 1978, sino en este momento, cuando Franco es sacado de la basílica del Valle de los Caídos, con el disgusto de la Iglesia y la orden de los dominicos que resguardan la basílica y a quienes ya no les darán el mismo estipendio por estar colocando frescos arreglos florales en la tumba de este infame sujeto y diciendo misa por este enfermo ególatra y megalómano. Pero sobre todo se pone, como dijo bien el primer ministro español, Pedro Sánchez, “fin a una larga afrenta”. De estar el asesino todavía encima de sus víctimas, apestando, como un retrete inmundo.

Casi nada ha hecho bien Sánchez, pero esto de mover el esqueleto sí, independiente que la izquierda española, la de Pablo Iglesias, esté diciendo que es un “acto electoralista”. ¿Podemos puede ser tan torpe y envidioso? Pedro Sánchez podrá no ganar la elección y se recordado como un funcionario patoso, pero tiene un lugar sí consagrado de ser la persona que mandó al diablo a Francisco Franco. Enhorabuena por Pedro.






Publicado por La Cuna del Sol

jueves, 24 de octubre de 2019

El nuevo mundo surge ante nosotros

Thierry Meyssan señala la extrema importancia, no de la retirada estadounidense ‎de Siria sino del derrumbe de los puntos de referencia actuales del mundo. Estima que ‎estamos entrando en un corto periodo de transición en el cual los que hoy controlan los ‎acontecimientos, que son los «capitalistas financieros» –aunque los actores que ‎designa de esa manera no tienen nada que ver con el capitalismo original ni tampoco ‎con la banca original– van a ser apartados en beneficio de las reglas de derecho que ‎Rusia enunció… en 1899‎.


El NUEVO MUNDO
SURGE ANTE NOSOTROS


                                
Por Thierry Meyssan

El rey Salman de Arabia Saudita recibe al presidente ruso, el pacificador Vladimir Putin.‎

Estamos viviendo algo que sólo se ve una o dos veces cada 100 años. Está surgiendo un nuevo ‎orden mundial y todas las referencias anteriores desaparecen. Los que antes fueron ‎increíblemente vilipendiados ahora triunfan mientras que los que solían dictar su voluntad están ‎en pleno descenso al infierno. Es cada vez más evidente que las declaraciones oficiales y las ‎interpretaciones que los periodistas divulgan ya no corresponden a los hechos. ‎Los comentaristas tendrán que cambiar de discurso, rápida y radicalmente, o van verse barridos ‎por el remolino de la Historia. ‎

En febrero de 1943, la victoria soviética ante la invasión nazi cambió el curso de la Segunda Guerra ‎Mundial. A partir de ese hecho, lo que vino después ya era inevitable. Pero todavía hubo que esperar que tuvieran lugar el ‎desembarco anglo-estadounidense en las playas de Normandía –en junio de 1944–, la ‎conferencia de Yalta –en febrero de 1945– y la capitulación del Reich –el 8 de mayo de 1945– ‎para finalmente ver el nacimiento del mundo nuevo. ‎

En un solo año, el Reich nazi había perdido su lugar y se veía reemplazado por nuevas potencias: ‎Estados Unidos y la Unión Soviética. En aquel mundo nuevo, el Reino Unido y Francia, que ‎‎12 años antes aún eran las dos primeras potencias mundiales, quedaban como espectadores del ‎proceso de descolonización de sus respectivos imperios. ‎

Hoy estamos viviendo un momento similar. ‎

Cada periodo histórico tiene su propio sistema económico y construye una superestructura ‎política destinada a proteger ese sistema. Al final de la guerra fría y con el derrumbe de la URSS, ‎el presidente Bush padre desmovilizó un millón de militares estadounidenses y confió la búsqueda ‎de la prosperidad a los dirigentes de las grandes transnacionales. Estos últimos se aliaron al ‎dirigente chino Deng Xiaping y trasladaron grandes cantidades de empleos estadounidenses ‎a China, país que se convirtió así en la gran fábrica del mundo. Pero, lejos de ofrecer prosperidad a ‎sus conciudadanos, los dirigentes de las transnacionales acapararon sus ganancias, provocando la ‎lenta desaparición de las clases medias en las naciones de Occidente. En 2001, financiaron los ‎atentados del 11 de septiembre para imponer al Pentágono la estrategia Rumsfeld/Cebrowski de ‎destrucción de los Estados [1]. El presidente Bush hijo transformó entonces el «Medio Oriente ampliado», o «Gran ‎Medio Oriente» en campo de batalla de una «guerra sin fin». ‎

La liberación en una semana de una cuarta parte del territorio nacional sirio no es sólo la victoria ‎de Bachar al-Assad, el presidente sirio que desde hace 8 años «tiene que irse». Es también el ‎fracaso de la estrategia militar tendiente a instaurar la supremacía del capitalismo financiero. ‎Ha sucedido lo que parecía inimaginable. El orden mundial se ha modificado y la subsiguiente ‎secuencia de acontecimientos es inevitable. ‎

La fastuosa acogida al presidente ruso Vladimir Putin en Arabia Saudita y en Emiratos Árabes ‎Unidos es una muestra del espectacular cambio de posición de las potencia del Golfo Arábigo-‎Pérsico, que ahora se pasan al bando ruso. ‎

La también espectacular redistribución de las cartas en Líbano es igualmente muestra del mismo ‎fracaso político del capitalismo financiero. En un país dolarizado donde desde hace un mes ya ‎no se encuentran dólares, donde los bancos cierran sus puertas y se limitan las extracciones de ‎dinero que los clientes pueden realizar, las manifestaciones anticorrupción no podrán detener la ‎caída del orden anterior. ‎

Los estertores del orden agonizante se hacen sentir por todas partes. En Ecuador, el presidente ‎Lenín Moreno atribuye a su predecesor Rafael Correa –quien vive en Bélgica– y a un símbolo de ‎la resistencia frente a la explotación financierista –el presidente venezolano Nicolás Maduro– la ‎responsabilidad de haber organizado lo que en realidad es un levantamiento popular contra las ‎medidas del capitalismo financiero. ‎

El Reino Unido ya retiró de Siria sus fuerzas especiales y ahora está tratando de salir del Estado ‎supranacional que es la Unión Europea. Después de haberse planteado la posibilidad de conservar ‎el Mercado Común (el proyecto de Theresa May), el Reino Unido decide romper con toda la ‎construcción europea, conforme al proyecto de Boris Johnson. Mientras tanto, después de ‎los errores de los ex presidentes Nicolas Sarkozy y Francois Hollande, a los que se agregan ahora ‎los errores del presidente Emmanuel Macron, Francia pierde súbitamente toda credibilidad e ‎influencia. ‎

Por su parte, los Estados Unidos del presidente Donald Trump dejan de ser la «nación ‎indispensable», el «policía del mundo» al servicio del capitalismo financiero para tratar de ‎convertirse nuevamente una gran potencia económica. Así que Estados Unidos retira su arsenal ‎nuclear de Turquía y se dispone a cerrar el CentCom en Qatar mientras que todos reconocen ‎a Rusia como la potencia «pacificadora» que hace prevaler el derecho internacional que ‎ella misma había creado cuando convocó –en 1899– la «Conferencia Internacional por la Paz» ‎de La Haya, cuyos principios los miembros de la OTAN han venido pisoteando. 

Ha sido necesario más de un siglo para entender las implicaciones de la ‎Conferencia Internacional por la Paz realizada en La Haya, en 1899. ‎

La Segunda Guerra Mundial puso fin a la Sociedad de las Naciones para dar paso al nacimiento de ‎la ONU. De la misma manera, este mundo nuevo creará probablemente una nueva organización ‎internacional basada en los principios de la Conferencia de 1899, realizada en La Haya por ‎iniciativa del zar Nicolás II y del premio Nobel de la Paz Leon Bourgeois. Para eso, primero habrá ‎que disolver la OTAN, que tratará de sobrevivir extendiéndose al Pacífico, y también la Unión ‎Europea, convertida en refugio del capitalismo financiero. ‎

Tenemos que comprender bien lo que está sucediendo. Estamos entrando en un periodo de ‎transición. Lenin decía, en 1916, que el imperialismo era la fase suprema de la forma de ‎capitalismo que desapareció con las dos Guerras Mundiales y con la crisis bursátil de 1929. ‎El mundo de hoy es el mundo del capitalismo financiero, que arruina una por una las ‎economías nacionales favoreciendo únicamente a unos pocos súper ricos. Su fase suprema ‎suponía dividir el mundo en dos partes, poniendo de un lado los países estables y globalizados y ‎del otro lado vastas regiones del mundo sin Estados, reducidas a servir únicamente como ‎‎“reservas” de materias primas.

Ese modelo, rechazado tanto por el presidente Trump en Estados Unidos, como por los ‎‎«Chalecos Amarillos» en Europa occidental y por Siria en el Levante, es el modelo que hoy ‎agoniza ante nosotros. ‎

 [1] «El proyecto militar de Estados Unidos para el mundo», par Thierry Meyssan, Red Voltaire, 22 de agosto de ‎‎2017.






Publicado por La Cuna del Sol

martes, 22 de octubre de 2019

Durmiendo con el enemigo: Sebastián Piñera califica al pueblo de Chile movilizado como “un enemigo implacable”…

El pueblo chileno tuvo por fin la valentía de rebelarse, después que 46 años a raíz del golpe de Pinochet, venía siendo gobernado por partidos de izquierda rosa, desde siempre identificados con el poder tradicional en Chile.


DURMIENDO CON EL ENEMIGO: SEBASTIÁN PIÑERA
CALIFICA AL PUEBLO DE CHILE MOVILIZADO
COMO “UN ENEMIGO IMPLACABLE”… 


Por Luciano Castro Barillas

La derecha sudamericana entró virtualmente en pánico. Ahora resulta que también en Chile está metida la mano negra del régimen venezolano. Todo porque hace unas horas dijo Diosdado Cabello que en esta región de América están “soplando brisas bolivarianas”. Y es verdad cuando afirman que Venezuela tiene planes desestabilizadores contra las democracias de derecha. Venezuela. Venezuela, en efecto, desestabiliza, no cabe la menor duda. Pero no a través de la conspiración, de la injerencia. Venezuela y Cuba hacen que actualmente se rebelen los pueblos de Colombia, Ecuador, Argentina y Chile por el ejemplo de su grandeza moral, su dignidad y su profundo sentido de independencia nacional. Eso es lo que pasa exactamente.

El pueblo chileno tuvo por fin la valentía de rebelarse, después que 46 años a raíz del golpe de Pinochet, venía siendo gobernado por partidos de izquierda rosa, desde siempre identificados con el poder tradicional en Chile. El pueblo chileno no solo fue sometido por los años de la dictadura pinochetista sino por los regímenes de derecha y centro derecha después. Hablamos de más de medio siglo de opresión. El escaparate de éxito del neoliberalismo por fin se rompió y los reflectores que hacían lucir más rutilantes sus “logros” se apagaron.

Ahora les estalló a los gurús del neoliberalismo sus mentiras sociales y económicas en plena cara, con un saldo trágico de 14 ciudadanos chilenos fallecidos. Ya no hay vuelta atrás. El neoliberalismo en Chile llegó a su final y el despertar de los pueblos será ahora y para siempre imparable. Piñera en su arrogancia de potentado dijo a principios de octubre, jactándose de la aparente tranquilidad y prosperidad en Chile: “Estamos en guerra contra un enemigo poderoso, implacable, que no respeta a nadie”. Para la expresión es de suyo preocupante pues concibe a los ciudadanos protestantes como sus enemigos, lo cual nos indica que está parado en la imperceptible y tenue frontera que podía pasar a ser una dictadura represiva. No entiende en su miopía política que es medio siglo de oprobios desde la caída de Salvador Allende.

El hecho que se hayan movilizado gente tan joven como los estudiantes de secundaria, luego los universitarios; jóvenes igualmente, dice no otra cosa que la juventud en Chile está tomando las riendas de sus destino político y social. Los estudiantes universitarios iniciaron un movimiento que denominaron La Evasión Masiva, burlando la vigilancia de los carabineros y ejército para viajar sin pagar y cuando los hechos se agudizaron arrasaron con las instalaciones del subterráneo. Colapsó la ciudad por el uso exclusivo del servicio de autobuses, también de propiedad privada. El incremento al precio del boleto del Metro no es exagerado, el fastidio ciudadano sí. Lo del Metro es el motivo, la causa es la profunda desigualdad social y económica de los ciudadanos. Esos aumentos fueron recomendados por los expertos del FMI y el Banco Mundial que tomaron en cuenta los índices inflacionarios, tasa de cambio con respecto al dólar, precio del petróleo, precio del diésel, o sea todo lo relacionado con costos de los suministros de operación.

Luego de las protestas de los estudiantes siguieron otros sectores de las capas medias (siempre pensando dos veces su alianza con las luchas del pueblo), entre otros, feministas, funcionarios de salud y clase obrera representada por sectores portuarios y mineros. Todo un pandemónium político y social para un presidente vanidoso y de feo acento al hablar como lo es Piñera. Dijo esto el vanidoso presidente de Chile hace unos cuantos días sobre la realidad de Chile y que la clase dominante suele ver: “Veamos a Chile, un verdadero paraíso, nuestro país es un verdadero oasis”, refiriéndose veladamente a los problemas de Ecuador, Colombia y Argentina. No vio esa clase política fascista que el peñón se le venía encima hasta que, de golpe, de porrazo, despertó. Las protestas fueron evolucionando y ya no se quedaron solo en Santiago sino avanzaron por todo el territorio nacional. La mecha prendió por igual en la Región de Valparaíso, en la provincia de Concepción, en la Región Metropolitana y las comunas de Roncagua, Caquimbo y La Serena.

Los grandes ausentes son los mapuches, que imagino, se sustrajeron de participar porque ellos no se consideran chilenos. Todo un error de su dirigencia indígena que los tornó sectarios. Los oprobios, debieran entender, no han sido propinados por el pueblo chileno, si no por sus regímenes reaccionarios. Por último vinieron los recursos legales del Estado: Estado de Emergencia, la puesta en marcha de la Ley de Seguridad del Estado y el Toque de Queda, como medida extrema para apaciguar las protestas que van llegando al grado de la rebelión. Son apenas estas causas lo que origina el malestar social en Chile: a) Posee uno de los sistemas educativos más costosos del mundo. b) El servicio de agua domiciliar es privado y por consiguiente caro. c) El servicio del Metro y de los autobuses es igualmente privado. d) El sistema de pensiones se privatizó y está en crisis, es decir, se han robado el dinero de los jubilados. e) Salarios bajos. f) Sistema de salud de pésima calidad. g) Difícil para los sectores medios y populares adquirir vivienda propia.  Es, pues, ya sin calzones, el MODELO DE DESARROLLO CHILENO. Puras mentiras de la propaganda nacional e internacional.






Publicado por La Cuna del Sol

lunes, 21 de octubre de 2019

"Me fui demasiado de este país de mier… y me trajo vuelta a la patria… qué arrech…"

Yo fui abrazado y elogiado por don Mario Vargas Llosa el 30 de mayo en Caracas, cuando este genio estuvo entre nosotros para darnos coraje y pedirnos resistir en la lucha contra cualquier dictadura en nuestro continente latinoamericano.


"ME FUI DEMASIADO DE ESTE PAÍS 
DE MIER… Y ME TRAJO
VUELTA A LA PATRIA… QUÉ ARRECH…"


Por: José Sant Roz

CONFESIONES DE UN LUCHADOR POR LA LIBERTAD, RESPETAMOS SUS FRANCAS Y CRUDAS OPINIONES:

1. Yo luché desde febrero de 2014 hasta noviembre de 2017, intensa, devota y encarnizadamente por la libertad de mi país: disparé morteros contra la policía, tranqué calles y atravesé guayas en avenidas; lancé bombas molotov contra las malditas "ballenas", tanquetas y "rinocerontes" en jornadas de leyenda; ¡cuántas bombas puputovs alargaron mi brazo contra la guardia nacional y la policía, bañándolos de pie a cabeza! ¡Cuántas barricadas, Dios mio! Estaciones de Metro y Trolebús arrasadas por el ímpetu de mi rebeldía, y cuántos negros y malditos chavistas, hediondos y muertos de hambre, apaleamos y quemamos, no sólo en Mérida donde vivía sino en otros centros donde requerían mis acciones, mi experiencia, mis sacrificios:Altamira, San Cristóbal, Barquisimeto, Maracay, Maracaibo, Valencia. Recibí premios y condecoraciones de la Universidad de Los Andes, de la Universidad Simón Bolívar y Carabobo, de la Alcaldía de Chacao, Baruta y Petare, … y me graduaron por Secretaria de algunas de ellas porque nunca tuve tiempo sino para luchar por la libertad de mi país. Yo fui abrazado y elogiado por don Mario Vargas Llosa el 30 de mayo en Caracas, cuando este genio estuvo entre nosotros para darnos coraje y pedirnos resistir en la lucha contra cualquier dictadura en nuestro continente latinoamericano.

2. Yo participé en doce huelgas de hambre y en una de ellas me cosí los labios (frente a las oficinas de la OEA en Caracas) y tuve tres semanas sin poder ingerir alimentos. Tuve que quemar camiones compactadores de basura, ambulancias y carros de bomberos, centros ambulatorios que son todos guaridas de cubanos comunistas. Mis acciones fueron recogidas en memorables informes de países democráticos como Colombia, Chile y Perú, y me enviaron apoyo para que relatase mis experiencias en cuarteles y reconocidos centros policiales.

3. ¡Por favor! Necesitaría unos diez voluminosos libros para referir todas las batallas y refriegas por la libertad, en las que prestémis humildes servicios. A los hermanos que entrené, los honores y premios que merecí, los países poderosos que visité y que me ayudaron con sus apoyos económicos y morales. Hasta que, ¡maldición! ocurrió aquella gran trampa del 31 de julio de 2017, que provocó una pavorosa desbandada en nuestras filas; aquella fenomenal argucia del tirano que nos dispersó y que nos atolondró a todos, y por lo que tuvimos que huir a diferentes países amigos buscando protección y cobijo.

4. A mí me tocó coger hacia la frontera con Colombia por el Puerto de Santander, una tenebrosa noche de noviembre de 2017. Recibí apoyo de varios valientes compañeros que me escoltaron primero a El Vigía en una camioneta en la que íbamos cinco más de la resistencia. La cosa se puso tensa. Cogimos por trochas y ríos con la ayuda de los hermanos colombianos anti-guerrilleros, hermanos comprometidos con la causa de la libertad nuestra. Fuimos acogidos con mucho aprecio por la Fuerzas militares neogranadinas, y pasamos en principios largas temporadas en hoteles, mansiones y fincas, siempre pensando en coger nuestras armas y seguir en la lucha por la libertad. Pero nosotros nos estábamos preparados para las exigencias de combates ajenos a los nuestros, que ellos llevan, hasta que nos dijeron: "-Hermanos, ya es bueno que ustedes escojan otro destino, porque esto para ustedes se podrá peligroso. El ELN tiene ya balas marcadas con sus nombres... Los vamos a llevar al Departamento de Nariño para que de allí ustedes pasen a servir a la causa de Lenin Moreno, ahora hermano a carta cabal nuestro y decidido a acabar con la dictadura de Maduro…".

5. Y pasamos a Ecuador, donde a decir verdad llevamos más tormentos y agobios que un leproso porque aquello está lleno de indios asquerosos, brutos y malvados; aquello es el retraso más horrible que quepa imaginar, y porque además ya el odio contra los venezolanos estaba desatado y sin control. Y allí no había espacio ni trabajo para lo que nosotros realmente sabemos hacer luchar y luchar por la libertad.6.

6. Entonces con la ayuda de unos contactos con el Grupo de Lima pude irme a Perú: más indios, más brutos y salvajes y el odio a millón como en ningún otro lugar de la tierra contra los venezolanos. Y estaba ardiendo Troya con lo del asesinato por parte de los comunistas de Alan García, y todas las referencias que llevaba no me sirvieron de nada. Sufrí tanto en las tres semanas que pasé allí que por poco no me infiltró en ese programa del gobierno asesino de Maduro y me anoto en el Plan Vuelta a la Patria, pero sólo para una pausa y seguir mi lucha por la libertad. Yo en cada momento de horrible tristeza me decía: "Vilca, Vilca, aguanta, que todo esto es pasajero, el que se cansa muere, tú naciste para luchar por la libertad…".

7. Cuanto morir callado y pasar en todo por debajo de la mesa. Tener que vender uno lo poco que tiene porque lo único que he hecho en toda mi vida ha sido luchar por la libertad. Y en luchando por la libertad no aprendí otra cosa que luchar por ella. ¡Y en luchando por ella tenía que ser capaz de vender mi alma! Cuánta veces tuve que hacerlo, hasta que no soporté más y huí, sí, tuve que huir a Chile, el país más culto y desarrollado de este continente. El país en donde el comunismo fue enterrado para siempre, y donde la gente no se tragó lo engaños de criminal barbudo de Cuba. Ese país de la libertad que es faro de progreso para todo el universo. El país que me prometía tanto, que ha sabido controlar a esos asquerosos indios mapuches, y que tiene en su seno la mejor representación de los valores germanos, de los teutones valientes, de lo más fino y puro de la Europa culta deslumbrante.

8. Llegué a Santiago en marzo de 2019, lleno de ilusiones y esperanzas, siempre decidido a luchar por la libertad. Me uní a varios de mis viejos compañeros que lucharon en Altamira y Chacao en jornadas victoriosas inenarrables. Me acogieron en sus nichos, y poco a poco fui descubriendo que la gente de este país que supo vencer a los comunistas, que desea hasta organizar pelotones de la libertad para liberar a Venezuela del tirano que nos mata; esa gente, digo, es impresionantemente tacaña, impresionantemente elevada en sus humos, impresionantemente distinguida en lo real monolítico de su casta, tanto que todo le huele mal de los demás países, muchísimo más que la refinada clase colombiana, de alta clase, que la del peruano, ¿por qué?, ¿por qué?, ¿por qué?, ¿por qué?, Señor.

9. Y me encontraba en Chile cuando estalló la gran trama que organizó la dictadura de Maduro en los planes del Foro de Sao Pablo contra Ecuador, a donde pensaba regresarme. Yo le escribía todos mis amigos, y cada cual a su manera me decía que a todos les iba mal. Que luchar por la libertad era verdaderamente terrible y lo más ingrato, y que nunca se pagaba lo justo. Que los estaban traicionando en todos los países, y sólo los más encopetados monopolizaban los grandes beneficios que se sacaban de nuestras luchas por la libertad. Que miles estaban tirando la toalla…

10. Y me encontraba recibiendo estos dilemas cuando estalló una pavorosa rebelión en Santiago de Chile contra el aumento de pasaje en el Metro, y me confundieron con un estudiante y me dieron más palo que a un perro sarnoso… pero menos mal que ya yo estoy entre los anotados para regresar en noviembre a Venezuela por el Plan Vuelta a la Patria, qué arrechera, carajo…






Publicado por La Cuna del Sol