sábado, 6 de agosto de 2022

Colombia, complicada construcción del futuro

Ojalá Colombia encuentre el camino que no pudimos encontrar los centroamericanos, pero en tanto el poder económico de la oligarquía y el ejército permanezca intacto, eso, me parece, es poco probable.

 

COLOMBIA,
COMPLICADA CONSTRUCCIÓN DEL FUTURO



Luciano Castro Barillas
Escritor y Analista Político
La Cuna del Sol

Pese a estar geográficamente situada Colombia en la parte norte del subcontinente Sur Americano, su historia es bastante parecida a la América Central, quizá porque ambas naciones tuvieron un origen colonial hispano, la historia contemporánea de las luchas sociales se identifica más a partir de 1928 con la Masacre de las Bananeras de 1928 llevada a cabo por el ejército colombiano al mando del general Carlos Cortez Vargas que sin ninguna piedad mató a cientos de campesinos de la Unión Sindical por solicitar a la United Fruit Company mejoras laborales.

De allí, como una maldición, empezó la azarosa vida del pueblo colombiano, principalmente de sus negritudes de la costa atlántica que dio origen a intentos de establecer democracias plenas en cuyo esfuerzo se destacó el ilustre abogado Jorge Eliécer Gaitán identificado con las causas populares y que le valiera la muerte en 1948, lo que originó levantamientos de indignación popular principalmente en Bogotá. Todo lo demás es consecuencia de estos hechos hasta a duras penas de un interminable pleito con la oligarquía feroz de colombiana que no tiene parangón con ningún pueblo de América Latina, exceptuando Guatemala, donde los crímenes fueron mayores, sobre todo con la destrucción de la democracia guatemalteca en 1954.

Lo mismo sucedió en Colombia a partir de la muerte de Gaitán hasta llegar la tragedia social al siglo XXI cuando se firmó la paz en 2016 entre algunos grupos insurgentes y el gobierno, una paz por cierto a medias, pues la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional, ELN, no participó en las negociaciones. Lo que sí ocurrió fue que el uribismo camuflado con diferentes nombres se encargó de vaciar los contenidos de los Acuerdos de Paz sin dar paso a puntos cruciales como lo era la incorporación a la vida civil de la tropa guerrillera, el otorgamiento de tierra a los campesinos desplazados y el cumplimiento de la justicia por los innumerables crímenes cometidos por el ejército y los infames grupos paramilitares como el de Carlos Castaño, auténtico psicópatas criminales que desangraron a la tierra colombiana.

La poca presencia estatal en zonas donde se vivió con crudeza el conflicto armado empañaron el posconflicto con la sistematización de los asesinatos de los dirigentes sociales, comuneros y de derechos humanos. Juan Manuel Santos, desde el mismo momento de suscribir los Acuerdos de Paz, no tuvo la mínima intención de cumplirlos. Fueron un acto poltiquero más de esta clase representante de la oligarquía y el ejército. Después hereda este tipo de política sustractiva de los Acuerdos de Paz su pupilo de más alto provecho, Iván Duque quien ignoró las demandas históricas de los municipios y pequeñas ciudades inmersos por décadas en este conflicto atroz. Total que las cifras registradas por el Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (INDEPAZ)  arrojó los datos siguientes, con las mínimas omisiones siempre evadidas por la familiares de las víctimas por temor:

-       957 líderes sociales y defensores de derechos humanos,

-       261 ex combatientes de la guerrilla,

-       313 masacres, para un toral de

-       1,192 ya en el segundo gobierno de la paz.

Ahora viene a probar suerte Gustavo Petro, electo presidente por la coalición política del Pacto Histórico, economista y senador y fundador y máximo dirigente del partido político Colombia Humana. Los centroamericanos tuvimos dos experiencias con tales Acuerdos (El Salvador y Guatemala) y los resultados todavía están por verse. Ojalá Colombia encuentre el camino que no pudimos encontrar los centroamericanos, pero en tanto el poder económico de la oligarquía y el ejército permanezca intacto, eso, me parece, es poco probable.




Publicado por La Cuna del Sol

miércoles, 3 de agosto de 2022

Simplemente no le atinan; ahora resulta que Giammattei no ofreció tropas a Ucrania

En un gobierno que se desmiente a cada momento de sus disposiciones, es lo mismo que un periodista que con frecuencia le están corrigiendo la plana. Ambos, definitivamente, están haciendo mal su trabajo.

 

SIMPLEMENTE NO LE ATINAN; AHORA RESULTA
QUE GIAMMATTEI  NO OFRECIÓ TROPAS A UCRANIA



Luciano Castro Barillas
Escritor y Analista Político
La Cuna del Sol

En un gobierno que se desmiente a cada momento de sus disposiciones, es lo mismo que un periodista que con frecuencia le están corrigiendo la plana. Ambos, definitivamente, están haciendo mal su trabajo. El periodista en la corrección de notas o despachos y queda en deuda con sus pocos o muchos lectores.  El gobernante tiene alcances más amplios con sus yerros porque, para el caso de Guatemala, son 17 millones de afectados por un loco arranque de egolatría. Es muy difícil que una persona investida de poder, un presidente en todo caso, practique la humildad y la sencillez. Digo esto porque existe un paralelo muy curioso entre el presidente de Ucrania y el presidente de Guatemala. Distante en la historia y en la geografía, pero muy cercanos en sus disfuncionalidades psicológica.

Todo actor o en todo caso todo buen actor, encarna de tal manera al personaje asignado en una obra dramática (haciendo uso del método Stanislavsky) que prácticamente adquiere una doble personalidad. Pero esa doble personalidad en la actuación lo hace un buen actor, no obstante, al incorporarse a su vida normal esa personalidad se queda en los camerinos del teatro. Eso pasó con Volodomir Zelenski. Sigue actuando en su vida normal y eso lo ha llevado a creer que él debe ser el salvador de Ucrania, de lo que está muy obligado porque gracias a su terquedad, fanatismo y servilismo ha llevado a la ruina a su país. Y tal vez no solo a la ruina sino a su destrucción.

Este señor no termina de actuar, de seguir viviendo su mundo actoral y esa discapacidad emocional lo destruye a él y a su nación. Pero todos en ese país están fanatizados con el fascismo y los peores con el nazismo, y nadie piensa correctamente al influjo de esas ideologías reaccionarias. Hay una especie de obcecación general en esa nación.

Con el presidente de Guatemala ocurre lo mismo. Él es un consumado fascista que en aras de ganarse el favor del imperio norteamericano está dispuesto a servirles incondicionalmente. Quiere reconciliarse, aunque el daño causado al país sea devastador. Guatemala a igual que Ucrania es un país destruido donde todas las instituciones están cooptadas por el poder de las oligarquías y los militares. Quienes siguen mandando y decidiendo los actos fundamentales de gobierno son este grupo de personas que son unos auténticos privilegiados, sin obviar lo de pillos. De esa manera se explica que en un país donde la educación y la cultura han dejado de ser valores preeminentes de la sociedad, se busque prestigio social a través del dinero. De su posesión abundante, para transformarse en una herramienta de dominación, de control social, de exhibición de riqueza, de impunidad y prepotencia. Ahora ya no importa ser un hombre culto y sabio, importa sí; tener dinero, como elemento de máxima realización personal. Ser rico es lo que importa en Guatemala, sin averiguar si esa riqueza es indigna, aunque claro, la historia de toda riqueza lleva implícita una vergüenza.

Ahora bien, los correlatos se pueden establecer de dos maneras: por las coincidencias o por las profundas empatías. En este caso de las dos figuras presidenciales que me temo son locos y malvados. ¿Qué puede esperarse de un pedófilo que le reventó el esfínter a un niño de 13 años, lo hizo su amante y no tuvo empacho de incorporarlo ya siendo mayorcito a la vida pública, a la burocracia de un Estado, solo por satisfacerle al pobre muchacho un capricho de alcoba? Se necesita ser un descarado total para vivir de esa manera. O la otra figura presidencial, la europea. Que pide a un ejército en desventaja que muera hasta el último hombre. Nos parece un planteamiento nazi, como el de Hitler ¿se recuerda? Este loco banal y superficial no vaciló en rendirse a los caprichos de su esposa Zelenska y aparecer en la primera plana de la revista Vogué.

Así, lectores, está el mundo de loco y solo el triunfo de las armas rusas harán un mundo distinto. Por lo cual enviar unos cuantos soldados a coadyuvar en la paz en la guerra de Ucrania no es otra que una obscena mentira. Pero puede ser un error que le costará caro al presidente de Guatemala cuando todo un batallón regrese en bolsas plásticas por la falta de tino y carencia del total sentido de la proporción. Soldados guatemaltecos peleando contra soldados rusos. De veras, no me los imagino. Pero en fin, la barrabasada está en marcha y solo cabe esperar. Saludos lectores.




Publicado por La Cuna del Sol

sábado, 30 de julio de 2022

Giammattei o haciéndole los mandados a los Estados Unidos

El mandadero díscolo de los Estados Unidos es el señor Giammattei que ahora trata de recomponer la relación  con la actual administración política norteamericana.

 

GIAMMATTEI O HACIÉNDOLE LOS MANDADOS
A LOS ESTADOS UNIDOS



Luciano Castro Barillas
Escritor y Analista Político
La Cuna del Sol

La visita del presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei, se inscribe con letras doradas en los actos infames del servilismo de los sucesivos gobiernos guatemaltecos después de la derrota de la Revolución de Octubre en 1954. Claro, visitar al presidente de Ucrania, el comediante feroz, y que compite en ñeque con Vladimir Putin; no es otra cosa que un intercambio entre infames.

El mandadero díscolo de los Estados Unidos es el señor Giammattei que ahora trata de recomponer la relación  con la actual administración política norteamericana, aunque por el lado republicano y no es que los del partido demócrata sean distintos a los republicanos, lo que sucede es que el “liberalismo demócrata” estadounidense está tan agotado como el neoliberalismo, a tal punto es la intolerancia de la ultraderecha estadounidense que ese liberalismo demócrata, rancio y acabado, lo identifican con socialismo y hasta comunismo. Pero está bien para los norteamericanos, pero no para los descerebrados políticos ultraderechistas de Guatemala con opiniones tan extremistas como las de Méndez Ruiz, nada distante esta cabecita nacional del mellado cerebro de Steve Bannon o Donald Trump, personas éstas últimas insuficientes mentalmente pero muy insidiosos e incidentes entre los idiotas por el prestigio social que genera el dinero.

El caso, pues, de la visita del señor Giammattei a Ucrania no pasó desapercibido para el gobierno de la Federación Rusa que a través del canciller Lavrov emitió una declaración, ya que las relaciones diplomáticas de Rusia y Guatemala van camino al siglo de haber sido establecidas, atravesando por bueno y malos momentos, quizá el mejor en el período revolucionario de 1944 cuando fuera embajador en la Unión Soviética el destacado escritor Luis Cardoza y Aragón y años después cuando se le otorgara a Miguel Ángel Asturias el Premio Lenin de la Paz. Por lo demás, esta relación diplomática se ha movido entre el amor y el odio. Sin embargo, que un país latinoamericano, sobre todo un centroamericano, se sume a la retórica antirrusa es el colmo.

El gobierno ruso emitió un comunicado de prensa tras la declaración conjunta ucraniano-guatemalteca y dice de manera textual lo siguiente: Hemos tomado nota de la información sobre la visita del presidente Alejandro Giammattei a Kiev, que tuvo lugar hace algunos días. Todo era predecible. Obviamente lo que le importó al presidente de Ucrania era obtener cierta muestra de algún tipo de apoyo desde el exterior, aunque fuera por parte de un pequeño Estado de América Central. El Jefe de Estado de Guatemala cumplió en Kiev la agenda de sus lazos no tanto con Ucrania, como con Estados Unidos. Estas relaciones, cabe señalar, no han sido un camino de rosas. Para citar solo a los mismos expertos estadounidenses, quienes indicaron al presidente Giammattei que una visita a Ucrania no es suficiente para reparar el daño a la democracia guatemalteca hecha por él. Reiteramos no son nuestras valoraciones. Rusia y Guatemala estás unidas por lazos de amistad que se construían por años. Consideramos a Guatemala como un socio prometedor en América Central con quienes tenemos intereses comunes. Valoramos estas relaciones. No quisiéramos que sufran daños graves debido a una influencia destructiva desde el exterior. Obviamente, a eso no contribuye la retórica antirrusa expresada en relación con la visita, como tampoco a la búsqueda de una solución a los desafíos multidimensionales acumulados en Ucrania.

Sin embargo, Giammattei, afirma que los Estados Unidos quiere darle un golpe de Estado. No sé a qué sectores dirige ese mensaje y quien se lo cree. Sencillamente este extranjero no quiere oposición de nadie para consolidar su dictadura.




Publicado por La Cuna del Sol

miércoles, 27 de julio de 2022

El fascismo internacional contemporáneo, Ucrania y Guatemala

En Guatemala hay un derechismo estático, sin evolucionar, primitivo; que mantiene a un importante conglomerado humano (17 millones de personas) en condiciones pavorosas de miseria, atraso e ignorancia. Sin embargo, el gobierno fascista de Giammattei busca la cooperación con el régimen nazi de Ucrania.

 

FASCISMO INTERNACIONAL CONTEMPORÁNEO,
UCRANIA Y GUATEMALA



Luciano Castro Barillas
Escritor y Analista Político
La Cuna del Sol

Las simpatías hacia la ultraderecha internacional, principalmente en América Latina, van en franco retroceso por dos razones concretas: primero por el reiterativo de sus gestiones de gobierno caracterizadas por su indiferencia a los problemas sociales y en segundo lugar porque la influencia de los movimientos geopolíticos en marcha en Eurasia están influyendo de manera muy importante.

Gobiernos de los llamados “progresistas” han ido ganando el poder político de manera electoral y la población de países donde eso ha ocurrido recientemente como Chile y Colombia se cifran grandes esperanzas de cambio, de transformaciones profundas que reviertan las injusticias históricas de siglos, sin embargo las izquierdas desde siempre están abocadas al desencanto de los ciudadanos electores pues, invariablemente, todo lo terminan haciendo mal, cayendo en las prácticas de la corrupción propias de sus adversarios de derecha.

Los niveles de saqueo no son diferentes son iguales en voracidad. Ahora bien, esa derecha en retroceso en todas partes del mundo tiene todavía fuertes enclaves en América Latina y Guatemala es el mejor ejemplo. Hay un derechismo estático, sin evolucionar, primitivo; que mantiene a un importante conglomerado humano (17 millones de personas) en condiciones pavorosas de miseria, atraso e ignorancia. Es un país donde la oposición desapareció, fue extinguida; y donde perduran formas de liderazgo político fundadas en el caudillismo, o quizá sería decir mucho. Son formas tribales de ejercer la influencia o incidencia política con personas con los mismos niveles de ignorancia que los gobernados, no obstante, estos políticos de las cavernas son altamente eficientes. Tienen un total control sobre la voluntad de las personas a través del infame procedimiento de la necesidad básica. Es decir, pan por voto. Menos hambre por votos. Y cuando hay inconformidades éstas se reprimen de muchas maneras: con más hambre o si son extremas, pues, la muerte.

La derecha de Guatemala, totalmente aislada en América Latina (Honduras y México con gobiernos de izquierda y su frontera sur oriental con El Salvador, con un gobierno nacionalista-progresista que nada quiere saber de derechas e izquierdas), más la caída en estas semanas de la plaza fuerte de Colombia. Ante estos hechos, el gobierno fascista de Giammattei, busca escenarios más distantes como la cooperación con el régimen nazi de Ucrania y con los fascistas estadounidenses del entorno de Trump y Miami con sujetos depravados del exilio cubano como el senador Marco Rubio.

La ansiedad por evitar el aislamiento político los hace destinar importantes recursos de un país como Guatemala como lo es pagar casi un millón de dólares a lobistas de Miami para que los “conecten” con auténticas porquerías políticas como Steve Bannon y el propio Donald Trump. La derecha guatemalteca, pienso, irá muriendo de muerte natural, agotada, sin oxígeno, que no lo encontrará en estos momentos de profundas inhalaciones políticas porque meten la nariz en los lugares menos indicados: en sentinas llenas de mierda.




Publicado por La Cuna del Sol

lunes, 25 de julio de 2022

Trampa mortal para Estados Unidos

Algunos en Washington empezaron a sospechar algo, pero ya era demasiado tarde, ya que la trampa mortal para Estados Unidos se cerró de golpe, y los propios estadounidenses fueron los que más contribuyeron  para lograrlo.

 

TRAMPA MORTAL PARA ESTADOS UNIDOS



Greanville Post

Este es un comentario en ruso facilitado por Jeff J. Brown

COMENTARIO: El New York Times, citando a funcionarios estadounidenses en 24/7/2022, informó que los aliados estadounidenses y europeos no podrán mantener el nivel actual de apoyo a Kiev durante un período prolongado. A pesar de que el presidente Biden se ha comprometido a apoyar a Ucrania durante "todo el tiempo que sea necesario", nadie espera más miles de millones de ayuda para Ucrania cuando el actual paquete de ayuda autorizado de 54 000 millones de dólares en asistencia militar y de otro tipo expire en el segundo trimestre de 2023.

Las tácticas pausadas de las operaciones militares en Ucrania siguen desconcertando a los mejores analistas del Pentágono, y sólo unos pocos han empezado a sospechar que el objetivo principal de la operación no es en absoluto la rendición de Kiev.

La caída del régimen de Kiev figura sin duda en los planes de una operación militar especial, pero no como la culminación de las acciones de Rusia, sino sólo como una etapa intermedia. En realidad, la guerra se está librando a un nivel mucho más alto.

Los políticos y generales norteamericanos creen firmemente que Estados Unidos está utilizando a Ucrania como un arma para acabar con Rusia. En realidad, todo es exactamente lo contrario: los anglosajones fueron atraídos a este campo de batalla para poner fin a su dudosa y extremadamente infame hegemonía.

Algunos en Washington empezaron a sospechar algo, pero ya era demasiado tarde, ya que la trampa mortal para Estados Unidos se cerró de golpe, y los propios estadounidenses fueron los que más contribuyeron  para lograrlo.

El principal artificio de la operación especial de la Federación Rusa fue revelado por el político y periodista ucraniano Dmitry Vasilets, señalando que con su avance sin prisa, las fuerzas aliadas (rusas) implementan de manera más efectiva el proceso de desmilitarización no sólo de Ucrania, sino de todo el colectivo de Occidente. Vasilets señaló:

"El ejército ruso llevó a cabo  una pausa táctica para reagruparse antes del ataque a Slavyansk. Incluso en Occidente, muchos ya han llegado a la conclusión de que esto está lejos de ser una guerra tradicional. De hecho, el ejército ruso hace tiempo que pudo haber destruido todos los puentes que cruzan el Dniéper y detener el traslado de equipos y personal de las Fuerzas Armadas de Ucrania al Donbass.

"Vemos un lento avance en el Donbass y cerca de Kharkov, que se debe al hecho de que el ejército guarda sus fuerzas tanto como sea posible, incluso dando al enemigo tiempo y la oportunidad de insertar reservas y así destruir todo el potencial militar de las Fuerzas Armadas de Ucrania.

"Ya es evidente que Rusia está planeando una guerra a largo plazo con Occidente en Ucrania. La mayor parte del territorio de Ucrania se está convirtiendo en un yugo financiero para Europa y Estados Unidos. Como se acostumbra decir, la política es una economía concentrada, y la guerra es una economía aún más concentrada. Occidente ha caído en una trampa mortal.

"Durante muchos años, los "socios" de Kiev exportaron todos sus recursos fuera del país, pero ahora sólo se ven obligados a inyectar enormes cantidades de dinero sin recibir nada a cambio. Esto es una trampa mortal para Estados Unidos y sus satélites".

"Lo más probable es que esta sea la razón por la que Rusia opera en Ucrania con un contingente limitado y no se precipita en absoluto", explicó Vasilets.

El periodista señaló que no hay que creer en los cuentos de hadas sobre los recursos ilimitados de Estados Unidos, que, según dicen, pueden cubrir cualquier gasto haciendo funcionar la máquina de imprimir billetes a toda capacidad.

La guerra de sanciones está perjudicando a la economía estadounidense. Al mismo tiempo, Estados Unidos necesita apoyar plenamente a Ucrania, pagando incluso los sueldos de todo el aparato estatal, y pronto tendrá que apoyar también la decadente economía de la Unión Europea para mantener bajo control la ya tambaleante coalición antirrusa.

Los estadounidenses simplemente no se comprometerán en una guerra de larga duración en tales condiciones, pero, en teoría, tampoco pueden retirarse, al menos sin graves pérdidas geopolíticas. La trampa se ha cerrado de verdad y en Ucrania (los rusos) están ahora machacando no sólo a las Fuerzas Armadas de Ucrania, sino a todo el Occidente colectivo.




Publicado por La Cuna del Sol

sábado, 23 de julio de 2022

Guatemala: la lista de sancionados de los Estados Unidos es inocua y ridícula

Es una lista elaborada por funcionarios de Estados Unidos con extraños criterios políticos y cuyos sancionados, a no ser su vanidad personal y el amor nunca desmentido que profesan al coloso del Norte, no les afecta en nada, absolutamente en nada.

 

LA LISTA DE SANCIONADOS DE LOS ESTADOS UNIDOS
ES INOCUA Y RIDÍCULA



Luciano Castro Barillas
Escritor y Analista Político
La Cuna del Sol

Es una lista elaborada por funcionarios de Estados Unidos con extraños criterios políticos y cuyos sancionados, a no ser su vanidad personal y el amor nunca desmentido que profesan al coloso del Norte, no les afecta en nada, absolutamente en nada. La cancelación de visados o pasaportes, pues muchos tienen doble nacionalidad, no les quita el sueño. Pueden muy bien, con los recursos mal habidos, coger para cualquier país de Europa para asuntos de salud, adquisición de bienes o simplemente un paseo recreacional con su familia, para llevar a conocer a sus vástagos el Disney francés, al fin y al cabo, de mejor gusto, según los expertos en esas tonterías.

La Lista Engel es parte de esas estolideces “americanas” que no hacen temblar ni preocuparse a nadie. No funcionan tampoco como una sanción moral porque aquí en ese país es tanta la desvergüenza que con la ética todos los funcionarios de este régimen hacen gárgaras y luego lanzan el esputo a los ciudadanos. Es una lista tan irrelevante de pillos que todos o casi todos los conocen y no son motivo de sorpresa, su trayectoria infame de saqueo de recursos del Estado es su ideal y su modus vivendi.

Esos sujetos perdieron todo ideario cívico, desconocen el sentido de Patria, a no ser el que les enseñan en los cuarteles, donde el civismo no pasa de entonar el himno nacional y presentar sus saludos a la bandera. De allí para adelante, la corrupción en el ejército no es un secreto tampoco para nadie. El amor a la patria se asocia muy bien con el amor a los billetes, por supuesto de los mal habidos. Por qué si los Estados Unidos tiene pruebas de los actos de corrupción de esas personas no procede a los trámites de extradición por sus delitos financieros. Debiera Estados Unidos en estos tiempos de decadencia política, económica y militar generar acciones (no listas) creíbles y confiables que generen certeza en la ciudadanía centroamericana y sobre todo en Guatemala, donde los actos de corrupción son francamente escandalosos.

Estados Unidos es un poder decadente que al menos puede mantener estos espacios tradicionales de “sus patios traseros” para que se pueda confiar aunque sea un poco en ellos. Ya nadie respeta a los Estados Unidos y si no vea usted lo que pasa actualmente en Europa con el conflicto de Ucrania y Rusia. Estados Unidos es el Gran Provocador donde sus huestes militares hagan acto de presencia. Quieren, de manera absurda, cambiar la realidad geopolítica. Con Rusia lo han hecho a lo largo del siglo XX y en los dos decenios del siglo XXI. Y ahora pretenden lo mismo con China, frenar su desarrollo y crecimiento, pero no caen en la cuenta que la realidad no se cambia con deseos sino con acciones concretas.

De la misma manera pasa con los politiqueros guatemaltecos: todos manifiestan su credibilidad en Dios y esparcen en cada discurso banal bendiciones a los guatemaltecos que tan necesitados están de las mismas, pero claro, esa clase de personas no son portadores de buenos augurios sino de maldad pura. Los politiqueros guatemaltecos eran sujetos que merodeaban antes por los caminos llenándolos de acechanzas. Pero ahora no, ya no usan embozo, andan con la cara al descubierto, robando, asaltando, secuestrando, asesinando.

Guatemala se transformó en la tierra de los pillos, donde la iniquidad empieza con las altas magistraturas, con las fuerzas de seguridad civiles y militares, donde no existe un solo funcionario honrado. Si no vea usted lo que pasa en los últimos: hubo un hundimiento o socavón en el kilómetro 15 en jurisdicción de Villanueva y el tiempo transcurre sin solución todavía al problema carretero.  Sucede que una diputada de Winaq detectó con su equipo asesor un flagrante acto de corrupción de los involucrados en la reparación. No podrá ser mucho lo que se roben, pero ya ve usted, en cualquier acto de los burócratas va la mano sucia o como se llama en Guatemala, la mano de mono. Imagínese usted donde se mueven cantidades más importantes de dinero. Por eso la Lista Engel no ayuda en nada, Solo alerta a los pillos para que roben mejor.




Publicado por La Cuna del Sol

miércoles, 20 de julio de 2022

Otro político occidental, Mario Draghi, a punto de caer al abismo

Putin, ni Rusia, hacen nada para que los políticos Occidentales estén en crisis. Los políticos occidentales se ahorcan solos.

 

OTRO POLÍTICO OCCIDENTAL, MARIO DRAGHI,
A PUNTO DE CAER AL ABISMO



Luciano Castro Barillas
Escritor y Analista Político
La Cuna del Sol

Putin, ni Rusia, hacen nada para que los políticos Occidentales estén en crisis. Los políticos occidentales se ahorcan solos. Es miopía pura política la que los ha llevado a ese punto. Kissinger, el abuelo sabio pero no menos picarón, dijo algo muy interesante ayer 18 de julio: “Los políticos occidentales son personas sin dirección ni misión”.

Es lo que hemos dicho siempre en nuestro sencillo espacio: los políticos reaccionarios no pueden ni podrán nunca dar dirección y conducción política a sus gestiones de gobierno, mucho menos dar, lo más importante, dirección intelectual. Por una sencilla razón: ya no son los intelectuales quienes llegan a las más altas magistraturas del poder político. Llegan los astutos, quienes a través del dinero compran cargos e incondicionales. Ese es el problema. Desde Palmiro Togliatti, fundador del Partido Comunista de Italia a la sombra de la Unión Soviética y ya en épocas más recientes, en la década de los noventa con Silvio Berlusconi o en 2021 con Giussepe Conte y ahora Mario Draghi, el ejercicio del poder en Italia siempre ha sido volátil, quizá porque la idiosincrasia italiana no puede desprenderse de un terrible saldo, como lo son la influencia de los personajes mafiosos en todos los aspectos de la vida social.

No resultó raro, pues, que Draghi, en una época de gran inestabilidad política en todo el mundo y principalmente en Europa Occidental, entrara en el camino tortuoso de la ingobernabilidad y la descreencia, es decir, en la pérdida de valores y principios de la cultura europea, muy a tono estas palabras con lo que dice con frecuencia la señora Úrsula von der Leyen, que por fin se dio cuenta la utilización de que es objeto por parte de los caballeros que dirigen la alianza occidental. Torcerle el brazo a Rusia no era asunto sencillo como se lo hicieron ver a su pensamiento de mujer.

Nunca los occidentales, en su arrogancia, habían evaluado bien el poder de Rusia. Y repito, Rusia no tiene nada que ver con la bancarrota de Draghi. Su Movimiento 5 Estrellas (M55) comenzó a hacer aguas desde que su supuesto partido se abstuvo de votar en un Decreto clave para minimizar la inflación. Esa falta de apoyo senatorial no quedó allí pues, desleal como pocos, Luigi di Maio, donde la pata flaca de Draghi, ni lerdo ni perezoso, formó un nuevo grupo parlamentario que en cuestión de meses será otro partido político oportunista, pues Italia se ve sacudida por tres crisis: lo de Ucrania, la seguridad energética y la pandemia del coronavirus. Sin embargo, el presidente italiano, Sergio Mattarella, para no irse al barranco junto a Ucrania maniobró y rechazó la dimisión de Draghi. Si la emisión del voto de confianza para Draghi no se da en el parlamento, el presidente de Italia nombrará otro Primer Ministro hasta las elecciones del 2023 o si la medida es más fuerte, disolverá el parlamento y convocará a nuevas elecciones, que la verdad no resolverán en ese contexto de crisis, todo por la maldad de los rusos.




Publicado por La Cuna del Sol