lunes, 20 de marzo de 2017

Coyuntura histórica se desliza a su fase decisiva

El asunto de hasta cuándo va seguir el presente ciclo económico largo de contracción y crisis, es una gran incógnita. Muy claramente las fases de la coyuntura histórica han señalado que la gran crisis económica es mortífera, los pueblos sufren sus consecuencias terriblemente y las burguesías financieras están muy asustadas ante su futuro.  En realidad es una situación que encabrita el planeta.


COYUNTURA HISTÓRICA SE
DESLIZA A SU FASE DECISIVA


Por Enrique Muñoz Gamarra

Hay una enorme manipulación informativa tendiente a tergiversar el curso que empieza a asumir el sistema capitalista en estos últimos tiempos. La coyuntura histórica ha empezado a deslizarse a su tercera fase. Al parecer es la fase decisiva en esta coyuntura cuyo desenlace debe ser gravitante en el destino del sistema capitalista. CNN, The New York Times, Al Jazzera, etc., están en ese jolgorio bajo mandato del Pentágono.

Cierto, hasta aquí el análisis internacional nos ha conducido a importantes conclusiones: bancarrota económica de Estados Unidos, ascensión de China como máxima potencia capitalista y ascensión de la RPDC a una gran potencia nuclear.

Estos tres hechos, más la pérdida de la hegemonía mundial estadounidense, implosión de la arquitectura del dominio imperialista occidental y nueva estructura económica capitalista después del 2008, han sido los seis hechos más importantes que han sacudido el planeta en estos últimos años.

Ahora bien en un contexto así: ¿Es suficiente esto para mantener la lucidez ante los fuertes cambios que sacuden el planeta? No. Pues, debemos saber que la historia es viva que explica los derroteros de la humanidad apuntando etapas y fases con rigurosidad cronológica y de forma ascensional. Esto es muy importante que el hombre no debiera pasarlo por desapercibido.

Sin una visión clara del acontecer mundial, el hombre queda reducido a la insignificancia y excluido del todo de los senderos por las que anda la historia.

Y aquí estamos esforzándonos por esclarecer aún más aquello:

Ante todo debemos saber que estamos inmersos en el sistema capitalista. Hay que ser claros en esto. No olvidemos que el proceso de acumulación capitalista ha avanzado en medio de ciclos económicos largos de expansión y contracción.

Desde 1945 (final de la Segunda Guerra Mundial) hasta 1973 estuvo en un ciclo económico largo de expansión y prosperidad. Fue la época de oro de Estados Unidos. Esto no lo podemos negar. Fue así.

Pero desde 1973 hasta la actualidad está sumida en un ciclo de contracción y crisis del que no puede salir hasta ahora. Esto a partir del 2008 es un verdadero shock o gran depresión económica, que en la actualidad, complicándose aún más, está envuelto en un serio agotamiento y entrampamiento muy difícil de remontar.

Y desde finales de 2016, en el curso de la historia de esta gran crisis, la coyuntura histórica iniciada en 2008 ha empezado a deslizarse a su tercera fase. Se dice la fase determinante y decisiva en el desenlace de esta coyuntura. No olvidemos que la gran crisis económica ya va asumiendo su décimo año. Un tiempo considerable en el que han madurado algunas disyuntivas. Los sufrimientos de los pueblos oprimidos, al que han extraído enormes plusvalías, han ido alimentando las quiebras del sistema capitalista en todo este periodo de cruel pillaje. La gran carrera armamentística ha sido persistente que ha ido perfeccionando algunos dispositivos (armas) estratégicos. En tanto en China, Estados Unidos y Rusia los hechos están en un estado de ebullición muy importante, por supuesto, en uno y otro lado, en sentidos inversos. La nueva estructura económica capitalista después del 2008 es una muestra de esto. Por eso esta tercera fase es decisiva. Hay que tomar nota de esto, valorar el análisis y no perder las perspectivas. .

Atrevámonos a observar esto:

I.- FASES DE LA COYUNTURA HISTÓRICA INICIADA EN 2008:

Cierto, observar el curso de la coyuntura histórica es muy importante. Doblemente importante cuando se le analiza de acuerdo a la historia, trasuntando fases y etapas de forma minuciosa.

Veamos esto.

Primera fase:

Hemos sostenido a lo largo de nuestras investigaciones que a partir del año 2008 se ingresa a una coyuntura histórica. Fue abierta por la gran crisis económica que en ese año se iniciaba. Esto se hizo visible con la quiebra del cuarto banco de inversión más grande de Estados Unidos, Lehman Brothers, el 15 de septiembre de 2008. Esto automáticamente era el inicio de la primera fase de esta coyuntura histórica. Inmediatamente la quiebra afecto a todos los bancos de este país. Luego se deslizó por todo el planeta. En Europa la hecatombe fue enorme. Aquello ha durado hasta el 3 de septiembre de 2013.

Segunda fase:

La segunda fase empieza el 3 de septiembre de 2013. Aquí es determinante el aspecto geopolítico. Las contradicciones inter-imperialistas estaban entonces empezando a agudizarse.

Pero en concreto esta fase se inició cuando el 3 de septiembre de 2013, Estados Unidos sufre su primera derrota militar. Fue en Siria cuando se sintió incapaz de contraatacar al derribo de sus dos misiles balísticos intercontinentales por los disuasivos rusos que en esos momentos estaban en acción cubriendo la seguridad de aquella región, en circunstancias que se dirigían contra Damasco.

En esta fase se hace visible el hundimiento económico de los Estados Unidos. Los estrategas militares estadounidenses, entre ellos Henry Kissinger y Zbigniew Brzezinski, son incapaces de admitir sus desaciertos. Lo sucedido en Ucrania es una muestra de esto  Allí Rusia sin mucho esfuerzo reunifico Crimea. Realmente un gran desastre para los Estrados Unidos.

Tercera fase:

La tercera fase es la que nos encontramos actualmente. Se dice que es la fase decisiva de la coyuntura histórica iniciada en 2008. No olvidemos que la gran crisis económica ya está bordeando su décimo año. El sistema capitalista está agotado y entrampado. La consolidación de la ascensión capitalista de China es cada vez más notoria. También el hundimiento económico de los Estados Unidos

Su inicio lo rastreo entre septiembre y octubre de 2016, cuando se produce la gran colusión o gran acuerdo entre Estados Unidos, Rusia y China. Aquello ocurre cuando el uso del armamento convencional llega a su límite máximo en el conflicto sirio, aunque ahora con el uso de misiles balísticos, por ejemplo en Yemen, han aclarado aún más este asunto, Aquello, como se sabe, puso entre la espada y la pared a las principales potencias militares de la actualidad. El asunto era: “La guerra nuclear o la colusión”. Esto fue resuelto entre septiembre  y octubre de 2016 cuando se concretó la gran colusión. Es muy probable que los términos de aquel acuerdo habrían girado en torno a Siria, el Donbass, el Mar Meridional de China, pero sobre todo, en torno a la RPDC. El acuerdo fue principalmente en el nivel geopolítico.

II.- ALGUNOS LASTRES EN EL DESPLIEGUE DE LA FASE DECISIVA DE LA COYUNTURA HISTÓRICA

Ante todo constatar que los cambios han sido sorprendentes. Esto ahora sigue latente. No está detenido. La gran crisis económica no ha tocado fondo. Y no hay visos de un nuevo ciclo económico largo de ascensión o de avance. Lo cual indica que las turbulencias tienen aún para rato.

Por supuesto aquello ha venido en medio de confrontaciones. Esto a partir del año 2015 simplemente estaba en ebullición, particularmente desde el 24 de noviembre de 2015 cuando se produjo el derribo del Sukoi ruso SU-24 por un F-16 turco e intensificadas aún más por las desesperaciones de Estados Unidos por el control del super-estratégico paso marítimo, Mar Meridional de China, cuya consecuencia inmediata fue la acelerada caída de la economía estadounidense.

No olvidemos que en el año 2014 China se convierte en el primer país capitalista del mundo cuando desplaza a Estados Unidos de ese puesto que lo había ostentado desde inicios del siglo pasado (siglo XX).

Luego desde finales del 2016 en que se produce la implosión de la arquitectura del dominio imperialista occidental, justo cuando se abría una nueva fase en la coyuntura histórica iniciada en 2008, aquellas confrontaciones se vuelven en una tendencia. En realidad una tendencia que venía desde el año (2008).

A partir de ahí las pugnas por el dominio mundial entre las tres superpotencias más armadas del planeta, Estados Unidos, Rusia y China, estaban acentuándose notablemente. Y el planeta seguía sacudido por los fenomenales cambios. Por supuesto esto sumía el sistema en una enorme incertidumbre.

Luego aquello se complicó cuando los acuerdos entre septiembre y octubre del 2016 no resistieron los embates de los fenomenales cambios que azotan el planeta. Cierto, los tempestuosos cambios seguían batiéndose y el Pentágono no estaba dispuesto a aceptarlos, entonces no había lugar a un periodo de apaciguamiento del conflicto inter-imperialista. Sencillamente la presión de la gran crisis económica era determinante, las leyes económicas capitalistas eran inflexibles y los acuerdos terminaron desvalorizándose.

Y finalmente se convirtieron en trabas al despliegue de la nueva fase, la tercera, de la coyuntura histórica iniciada en 2008. Prácticamente eran lastres geopolíticos que incapacitaban y tensionaban a las tres superpotencias capitalistas. Esta era la primera conclusión a la que se había llegado en torno a los fenomenales cambios que estaban batiéndose en el mundo y el inicio de esta tercera fase de la coyuntura histórica. Por supuesto tras la nueva estructura económica capitalista después del 2008 era muy claro el desplazamiento de los Estados Unidos. Por supuesto esto obligó de inmediato al grupo de poder de Washington (en realidad burguesía financiera) a reorientar su geoestratégia implosionada antes del inicio de esta tercera fase y bajo los embates de los fenomenales cambios.

En concreto aquel entrampamiento está referido a Siria, el Donbass, Mar Meridional de China, Taiwán y la península coreana (aquí el asunto está referido a Rusia y China que aún no asumen una posición firme respecto a la instalación del THAAD estadounidense en territorio surcoreano, sistema de Defensa de Área de Alta Altitud Terminal, pues, con la RPDC el asunto está zanjado, la advertencia norcoreana fue muy clara).

El asunto de hasta cuándo va seguir el presente ciclo económico largo de contracción y crisis, es una gran incógnita. Muy claramente las fases de la coyuntura histórica han señalado que la gran crisis económica es mortífera, los pueblos sufren sus consecuencias terriblemente y las burguesías financieras están muy asustadas ante su futuro.  En realidad es una situación que encabrita el planeta.

Y en este marco. ¿Cómo se agita esto en esta tercera fase de la coyuntura histórica?

Veamos:

1.- China y su evolucionismo económico que colisiona con los fuertes cambios que sacuden el planeta:

Antes, tres apuntes sobre la economía de China:

Primero, China está incurso en su 13º Plan Quinquenal (2016-2020), aprobado en la sesión plenaria del XVIII Comité Central del Partido Comunista de China (PCCh) a finales de octubre de 2015 que establece como meta “mantener una tasa de crecimiento media-alta” para el país y, para cumplirla, destaca la innovación, la coordinación, el desarrollo ecológico, la apertura y el intercambio.

Segundo, las reformas orientadas hacia el crecimiento encabezado por los servicios y su mercado interno vienen desde la Tercera Sesión Plenaria del XVIII Comité Central del Partido Comunista de China en el 2013 y que están implementando las reformas para cumplir el plan y, reforzada en la más reciente Quinta Sesión Plenaria del XVIII Comité Central del PCCh (1).

Tercero, la iniciativa de la “Franja y Ruta” que se refiere a la Franja Económica de la Ruta de la Seda y a la Ruta de la Seda Marítima del Siglo XXI, propuestos por Xi Jinping cuando visitó Asia del Centro y del Sudeste en septiembre y octubre de 2013, fue con el objeto de conectar los países de Asia, Europa y África de manera más estrecha y para promover una cooperación de beneficio mutuo. Esto es según el posicionamiento chino.

Y para una visión más amplia: esto ocurría cuando habían debilidades, persistentes factores defensivos, ambivalencia geopolítica en Rusia, China. Al parecer no había claridad respecto a la equiparación de fuerzas y el carácter de la nueva situación mundial, sobre todo, por las erróneas políticas aplicadas por el núcleo duro de la burguesía que controla la dirección del Partico Comunista de China (PCCH) con Xi Jinping como cabeza visible que se retrotraía a su participación en el Fondo Monetario Internacional (FMI) y sus grilletes en la Organización Mundial del Comercio (OMC) todo por su sometimiento al mercado capitalista dominado por Estados Unidos y atentatorio a todo lo que estaban construyendo junto a los BRICS, en una situación de desaceleración de su economía en tránsito a su mercado interno y el sector servicios que lo han conducido inevitablemente en el aspecto geopolítico a la defensiva militar.

En esto no olvido, por ejemplo, que hasta ahora la Organización de Cooperación de Shanghái (OCS) prácticamente es una figura decorativa. Es inoperante. No actúa. La OTAN en esto es beligerante.

Consecuentemente para China el aspecto económico sigue siendo muy importante. Es la panacea de su encumbramiento. Está incursa en una estrategia de consolidación de su condición de primera potencia capitalista mundial por encima de Estados Unidos. Esto es lo más importante para este país. Los riesgos de la gran crisis están siendo tomados muy en cuenta, máxime la actual desaceleración de la economía mundial que ha afectado muy seriamente a la economía China.

No es posible olvidar que la defensiva militar de China ha sido gravitante en el envalentonamiento estadounidense de los últimos tiempos que incluso está precarizando el sistema multipolar en el sistema internacional ya vigente desde 2010. En un apunte anterior dije: China en vez de dar prioridad a la construcción de una nueva arquitectura financiera, que por supuesto, de facto, está en proceso, se ve envuelto en las reformas del Fondo Monetario Internacional (FMI) y en sus obligaciones en la Organización Mundial del Comercio que son especies de grilletes que, en vez de hacerlo avanzar, frenan su encumbramiento económico.

En concreto China desde 2013, cuando Xi Jinping plantea la “Ruta de la seda”, pasa a un periodo de defensiva militar. En septiembre de 2014, como sabemos, Estados Unidos inicia los bombardeos aéreos contra territorio sirio. Estaba envalentonado. Finalmente ocurrió la gran colusión. China tuvo una gran implicancia en esto.

Sin embargo no podemos pasar por alto que en medio de las descaradas provocaciones militaristas de Estados Unidos en el Mar Meridional de China y sus injerencias en Taiwán pretendiendo afectar la política de una sola China, inducen a pensar en un recambio de la geopolítica china.

Cierto, China está decidida a controlar el más importante corredor marítimo que es el Mar Meridional de China. No olvidemos su gran valor geoestrategico: la mitad de las mercancías marítimas global pasan por esta vía. El comercio a través de este paso marítimo es de cinco billones de dólares anuales incluyendo el 1.2 billones de dólares que es el comercio con Estados Unidos. El 75 por ciento del petróleo que llega desde el Oriente Medio pasa por esta vía. China necesita el 40 por ciento del petróleo que recibe a través de este paso marítimo. A fin de cuentas la importancia de este corredor marítimo proviene de la importancia que tiene la economía actual de China.

Aquí un apunte muy importante:

“La importancia de esta reivindicación radica en que si fuera aceptada internacionalmente, convertiría el mar del Sur de China en aguas territoriales chinas, y no internacionales como son actualmente. Y esto permitiría a China controlar la navegación marítima en la zona. Esto implicaría, ni más ni menos, tener el control sobre la mitad del total de toneladas que se mueven en el mundo. La línea roja y blanca indica la zona que China quiere que se reconozca como perteneciente a su territorio. En su interior, además, hay importantes yacimientos de petróleo. Se ve claramente que las grandes líneas de transporte marítimo que después confluyen en Singapur pasan por esta zona”.

Continua: “…las islas Spratly cierran uno de los grandes ejes de navegación del mundo, la llamada ruta este-oeste. La mitad del tránsito comercial mundial pasa por este corredor, como también la mayor parte del petróleo que consumen los países asiáticos. Si China convirtiera este mar en aguas territoriales suyas, en vez de aguas internacionales como son ahora, su poder sobre el comercio de todo el mundo se tornaría inmenso” (2).

Como hemos dicho más arriba, todo esto nos induce a pensar que la asimilación de este problema por parte de China puede conducirlo a un posicionamiento militar ofensivo. Y entonces ocurriría de inmediato un salto cualitativo de gran importancia en la geopolítica mundial que reforzaría su propia geoestrategia en el Mar Meridional de China, Taiwán y la península coreana. También en Oriente Medio, América Latina y otras regiones. A no dudar el peso geopolítico de China es enorme.

A este respecto, dos apuntes muy interesantes:

Primero, China toma posiciones en el Golfo de México a través de la empresa china, Offshore Oil Corporation. Según la información se trata de campos petroleros en aguas profundas mexicanas. Ocurrió el 5 de diciembre de 2016 en una asignación de contratos para adquirir licencias –hasta por 50 años– para la explotación de la llamada joya de la corona de la reforma energética la petrolera China: Luego una semana después el 9 de diciembre de 2016, la paraestatal China, la geofísica BGP, subsidiaria del conglomerado China National Petroleum Corp., se habría hecho también, no precisamente de un contrato de exploración para un área con potencial productivo, sino, para una fase previa para que la empresa china delimite precisamente ese potencial, alrededor –por cierto– de toda la Zona Económica Exclusiva (ZEE) de Cuba.

Veamos:

“A las 12:40 del 5 de diciembre pasado, con la presencia del conspicuo priísta secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, el director general de Licitaciones de la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH), Martín Alvarez Magaña, quien preside la mesa de subasta de los 10 bloques en aguas profundas (cuarta licitación de la Ronda Uno), abre el sobre que contiene la propuesta para el primer bloque (área contractual 1 en la provincia Cinturón Plegado Perdido, frontera marítima con Estados Unidos) presentada por el licitante en el séptimo turno. Se trata de Pemex Exploración y Producción y de la primera oferta económica para este bloque. Álvarez Magaña la grita: “valor de la regalía adicional 6,65%.” Acto seguido abre el sobre del siguiente concursante: la petrolera China Offshore Oil Corporation. Como buscando confirmar lo que leía, el funcionario tarda en revisar la propuesta más tiempo que en la anterior, mientras traga saliva y mal disimula una mueca de tensión. Finalmente anuncia el valor de la regalía adicional ofrecida: 17,01%. La elevada cifra provoca exclamaciones y susurros entre el público acreditado”.

Continua; “Una semana después, apurando conclusiones, el diario mexicano 24-Horas ató un cabo, basado en una “segunda adquisición”, para redireccionar la explicación acerca de la llegada de China a la zona estableciendo que la riqueza petrolera del Golfo de México fue el oscuro objeto del deseo que la atrajo –“China da otro golpe petrolero en el Golfo”. La fuente para acreditar esta “segunda adquisición” es un despacho publicado días después de la subasta en México, el 9 de diciembre, en el portal de la petrolera cubana CUPET, en el cual se informaba acerca de un proyecto de sísmica en la Zona Económica Exclusiva de Cuba en el Golfo de México a cargo de otra paraestatal China, la geofísica BGP, subsidiaria del conglomerado China National Petroleum Corp. Sin embargo el hecho ya se conocía. Semanas atrás (el 17 de noviembre) y en flyer incluso 2 meses antes (el 6 de septiembre) el portal de BGP Multi-Client, unidad operativa de la prospectora China, ya lo había dado a conocer. Y así lo informó: “Después de firmar el acuerdo con CUPET, BGP Marina anuncia el inicio de una encuesta [colecta de datos geofísicos] en 25 000 kilómetros de líneas sísmicas que apunta hacia áreas en la Zona Económica [Exclusiva] del Golfo de México. Se espera concluirla para el cuarto trimestre del 2017, hecho lo cual se dará inicio a la ronda de subastas.” (3).

Segundo, el 16 de febrero de 2017, tuve noticias que China estaba decidida a considerar modificaciones a la ley de navegación marítima, con el fin de limitar el paso de los submarinos extranjeros por sus aguas territoriales y obligarlos a emerger para presentarse a las autoridades chinas e informar sobre sus movimientos. Es una firmeza muy buena de China.

Veamos:

“Algunos expertos subrayan que el caso del dron submarino estadounidense capturado en el mar de China Meridional y devuelto a Washington en diciembre de 2016 podría haber provocado tal actitud por parte de Pekín. Aunque en estas enmiendas no se mencionan las disputas marítimas en las que está involucrado Pekín y el comunicado oficial tampoco alude al mar de China Meridional, los analistas insisten en que este hecho está estrechamente relacionado con las discrepancias entre China y otros países de la región apoyados  por Washington en la disputa. “Los sumergibles extranjeros que pasan por las aguas territoriales de la República Popular China deben navegar en la superficie enarbolando su bandera nacional e informar a la administración marítima china”, comunica el medio chino CNS citado por Reuters.” (4).

Realmente interesante las nuevas movidas de China, ojo muy cerca de los Estados Unidos. Hay algunas dudas, pero, la incógnita es: ¿Qué va suceder en lo sucesivo.?.

2.- Estados Unidos, su desplazamiento y sus bravuconadas:

Una premisa muy seria que debe conducirnos a una visión muy clara de la situación mundial es el reconocimiento de la bancarrota económica de los Estados Unidos.

En realidad la economía mundial desde el año 2008 estuvo en un aterrizaje forzoso que los economistas neoliberales y keynesianos se encargaron de esconderla. Solo esto puede explicar la bancarrota económica estadounidense y los fenomenales cambios habidos últimamente en este ámbito.

Fue tal la intensidad de aquel aterrizaje forzoso que han conducido a Estados Unidos después de su bancarrota económica, a la pérdida de su hegemonía mundial y la implosión del dominio imperialista occidental. La sobre-acumulación de capitales ha sido enorme. Los principales bancos monopólicos estadounidenses languidecen ahora mismo saturados por estos capitales tóxicos. Esto es una realidad que CNN, The New York Time, Al Jazzera, etc., jamás lo dirán. Hay que ser claros en esto.

Su empantanamiento en esta nueva fase que se abre en esta coyuntura iniciada en 2008 es elocuente. Sus bravuconadas, el proteccionismo y tanto otro show que trama el grupo de poder de Washington a través de Donald Trump, es pura guerra informativa, pues, no tiene otra salida, simplemente está a la deriva como expliqué en otras notas.

Cierto, las provocaciones del ejército estadounidense han sido constantes. Su opción fascista, con enormes retrasos, está en pleno proceso desde el 11 de septiembre del 2001 pasando por 2010 cuando dio inicio la “Primavera Araba”. No olvidemos que sus aparatos paramilitares, sus células durmientes, están en casi todas las regiones del planeta.

Sin embargo el Pentágono está sumido en una encrucijada y a la deriva como nunca lo estuvo. Su economía y su ideología están en bancarrota. No hay una epistemología coherente que de vida a toda esta estructura fascista esparcida en casi todas las regiones del planeta. No ha tenido otra opción que refugiarse en la vieja sofisma del proteccionismo y la desactivación por decreto ley de su política denominada globalización que nada tiene que ver con la constante mundialización del sistema capitalista hecho visible a finales del siglo XIX cuando este pasó a su segunda y última fase. En esto no podemos olvidar que la permanente ebullición del sistema capitalista hacia su mundialización, como una ley imperturbable de los monopolios, ha llevado al traste aquel sofisma llamado globalización, ante todo, desenmascarándolo como una simple política suya.

Consecuentemente Estados Unidos sigue en su vieja geopolítica de provocaciones y más provocaciones, aplastada por la paridad estratégica (armamento nuclear y sus portadores), incapaz de ir más allá. Esto es muy claro en sus provocaciones en la península coreana donde de hecho será aplastado por la RPDC si intenta cualquier agresión contra su sagrado territorio.

Y en este contexto de hechos, es decir, agudas contradicciones inter-imperialistas con fenomenales cambios que se baten sobre el planeta y con una nueva estructura económica capitalista después del 2008, un mínimo cambio hacia un ciclo económico largo de avance y prosperidad, esperada con enorme ansiedad por todas las burguesías, pasa necesaria y obligatoriamente por el hundimiento económico de los Estados Unidos.

Aquello en lo inmediato debe traducirse en su desplazamiento definitivo de la hegemonía mundial, pues, se trata nada menos del centro supremo donde la crisis económica y la desestabilización mundial se incuban y fermentan exponencialmente. Cierto, desde aquí el bombeo de billetes sin valor que ahogan el sistema financiero internacional es monstruoso, es el paraíso fiscal sin precedentes de la historia capitalista en esta fase del sistema, etc.

En este sentido es muy importante advertir que las leyes de la economía son absolutamente imponentes. Hablando muy claro, es la estructura económica la que determina la superestructura política. Por lo que a partir de aquí la nueva estructura económica capitalista es determinante en la perspectiva mundial, prescindiendo de lo que haga o no el pentágono en sus niveles geopolíticos.

No debe olvidarse que la bancarrota económica estadounidense fue admitida incluso por el propio Donald Trump en su discurso de toma de mando el 20 de enero de 2017 y su primera presentación en el congreso estadounidense el 28 de febrero de 2017. Por lo demás está muy clara la desaparición de estructuras económicas de antes del 2008, entre ellos, el G-8 y el G-7.

3.- Rusia y sus enredos geopolíticos:

En principio toda la geoestratégica rusa en Siria está errática desde el 15 de marzo del 2016 cuando el presidente ruso, Vladímir Putin, anunció la retirada de las principales fuerzas aerotransportadas rusas de Siria al haber “cumplido los objetivos”. Desde aquel momento se cometieron errores sucesivos y muy graves. Así los hice saber en apuntes anteriores. Hay que ser claros en esto. No soy ningún escriba a sueldo que me obligue a opinar de forma contraria a lo que sucede en el terreno de los hechos en Siria heroica. Sostengo que Rusia debe rectificar esta errática geoestratégia sobre Siria. Y si hay algún acuerdo con Estados Unidos debe romperla, pues, en primer lugar atenta contra sus propios intereses. Asimismo debe revisar sus acuerdos con Turquía,  pues, de continuar, prácticamente estaría acercándose a una segura derrota militar en todo lo que se llama el Oriente Medio. En esto soy muy claro

En el caso sirio Rusia debe permitir a este país el uso de toda la armamentística existente allí. Ya es momento de parar este genocidio y, además, tiempo de valorar la ley de la paridad estratégica.

Aquí las razones:

Primero, las denuncias de la heroica Siria han sido constantes tanto en la ONU como en distintos foros internacionales. El 17 de febrero tuve conocimiento desde HispanTV la denuncia que hizo la cancillería siria de repetidos ataques, graves violaciones turcas contra la soberanía y la integridad territorial del país. El anterior Secretario General de la ONU, el inefable Ban Ki Mon, más bien exigía que Siria respetase los derechos humanos de los agresores. En otras palabras le pedía a Siria que aceptase la ocupación. Esto decía nada menos el hombre más importante del planeta. No se sabe en qué mundo estábamos. Vitali Churkin, representante permanente de Rusia ante la ONU lidiaba contra esto. Lástima falleció o tal vez lo asesinaron.

El apunte:

“La Cancillería siria ha denunciado hoy viernes (17 de febrero de 2017) en sendas cartas dirigidas al secretario general de las Naciones Unidas y al presidente del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) que el Ejército turco entró la víspera en territorio sirio con maquinaria pesada en una zona cercana a la localidad de Al-Jawadip, en Al-Hasaka (noreste), donde comenzó a cavar una trinchera hacia los pueblos de Deir Ghosn y Bab Salomón, además de colocar montones de grava para construir un muro de separación. A continuación, subraya que las autoridades turcas han establecido recientemente en el norte de la ciudad de Tal Rifaat, en la provincia norteña de Alepo, una base militar que incluye almacenes de munición y sedes para oficiales y soldados turcos, así como puestos de los terroristas” (5).

Segundo, pese a los acercamientos de Rusia con Turquía, desde este último país (Turquía) ingresan cada mes un número considerable de paramilitares a Siria. Las fronteras turcas siguen abiertas para estos criminales.

Veamos:

“En declaraciones pronunciadas la noche del jueves en Irak, el portavoz de la llamada coalición anti-EIIL (Daesh, en árabe), el estadounidense John Dorian, indicó que entre 100 y 200 terroristas pasan las fronteras que comparte Turquía con los citados países árabes y se integran a las filas de Daesh. Citado por Shafaq News, Dorain resaltó que la infiltración de los extremistas takfiríes desde el suelo turco se realiza pese al “cierre” de las fronteras que comparte el país euroasiático con Siria” (6).

Tercero, el presidente turco Recep Tayyip Erdogan, que para algunos sin una pizca de idea clara de lo que significa Turquía para los Estados Unidos y la OTAN habría girado hacia Rusia, es descarado en su posicionamiento pro estadounidense contra Siria al que Moscú apoya. Este hombre es arrogante como si en el mundo no existiera especie humana, cuando afirma en una entrevista concedida al canal de televisión Al-Arabiya, retransmitida el viernes 17 de febrero de 2017, que Ankara seguirá entrenando a grupos paramilitares que luchan para derrocar al presidente sirio, Bashar al Assad. Realmente lamentable.

Veamos:

“Turquía —como se discutió con funcionarios saudíes y europeos— seguirá ayudando a las fuerzas locales anti-Al Assad con la formación necesaria”, dijo el mandatario turco en una entrevista concedida al canal de televisión Al-Arabiya, retransmitida el viernes. A continuación, defendió su iniciativa de crear una zona segura y de exclusión aérea en el norte de Siria, al detallar que esta deberá ser establecida entre Yarabulus y Al-Rai para que se convierta en un refugio seguro para los desplazados sirios” (7).

Cuarto, el 2 de marzo de 2017 tuve conocimiento desde Sputnik que Turquía estaba instalando nuevas bases militares en el norte de Siria, como por ejemplo, en la colina estratégica de Akil, situada en las afueras de Al Bab y en las cercanías de Aazaz.

Veamos:

“Turquía trata de anexionar los territorios sirios ocupados, en particular las ciudades de Jerablus, Al Rai y Aazaz”. Ankara sigue construyendo bases militares en el norte de Siria, según comentó a Sputnik el presidente del Consejo Democrático Sirio, Rezan Hido. De acuerdo con el político kurdo, las fuerzas gubernamentales otomanas han levantado una base militar en la colina estratégica de Akil, situada en las afueras de Al Bab, localidad liberada de los terroristas de Daesh —grupo yihadista proscrito en Rusia y otros países—. Agregó que “también se ha instalado una base militar en las cercanías de Aazaz. Ankara quiere ocupar también Alepo, Manbij, Jerablus y Al Shejb. Opinamos que es el objetivo principal de ellos en la región”, concluyó Hido” (8).

Sin embargo últimamente, ojalas no me equivoque, Rusia al parecer empieza a reaccionar. El 24 de febrero de 2017 tuve noticias desde HispanTV que la armada de Rusia, exactamente desde un buque de guerra ruso desplegado en el este del mar Mediterráneo, ha disparado múltiples misiles balísticos de largo alcance a las formaciones de los paramilitares Hayyat Tahrir al-Sham y el Frente Sureño en el distrito Al-Bilad, situado en la ciudad meridional de Daraa de Siria. Esto tiene que ver con el envío de parte de Rusia de 50 misiles balísticos con capacidad nuclear de corto alcance, tipo SS-21, que habrían llegado en los últimos días (febrero de 2017) al puerto sirio de Tartus (oeste del país) a través del mar Mediterráneo. En realidad es sorprendente la noticia.

Veamos:

“Los ataques se han realizado a petición del Ejército sirio, que junto con su Fuerza Área y las unidades de artillería trata de impedir el avance de los extremistas en la estratégica provincia homónima. Si bien, el corresponsal del portal Al-Masdar News, Ibrahim Joudeh ha sostenido que con estos ataques, la Armada rusa ha querido tomar represalia contra un atentado suicida que golpeó ayer jueves el puesto de control Al-Sanfor, bajo dominio de las fuerzas gubernamentales en el distrito de Al-Manshiyah, en la referida ciudad” (9).

Finalmente, el 16 de marzo de 2017, ocurrió un hecho muy importante. Ese dio Siria le ha hecho morder el polvo a Israel cuando derribó uno de los cuatro aviones de guerra israelíes que habían incursionado sobre su sagrado territorio. Un acontecimiento que puso en alerta total a todo Israel. Y lo más importante el misil con el que se hizo esta proeza fue con un  misil S-200, ni siquiera se había utilizado un S-300 que tiene en su poder Siria. Esto es sorprendente. Por supuesto aquello  obligará a los agresores sionistas a rediseñar sus nuevos planes” con respecto a cualquier guerra futura.

Veamos esto:

“Por otra parte, Amir señaló que Siria no lanzó misiles antiaéreos avanzados y se preguntó sobre el resultado de tal choque si el Ejército sirio hubiera disparado misiles sofisticados que posee. “Siria logró un cambio dramático hoy cuando logró descubrir los movimientos de los aviones de guerra israelíes”, dijo Amir, señalando que Damasco ha roto la ecuación con la entidad sionista. (10).

4.- Irán y Yemen enseñan lo ineludible que es la firmeza:

Primero, la firmeza de Irán es muy importante. Su potencial militar cada vez es muy fuerte por el que Estados Unidos empieza a preocuparle muy seriamente. Aquello últimamente ha sido continuo. El 29 de enero de 2017 Irán llevó a cabo un ensayo de un misil balístico de medio alcance en las afueras de la localidad de Semnán: el proyectil recorrió casi 1.000 kilómetros antes de impactar con precisión en su debido objetivo. Luego el 8 de febrero de 2017 lanzó otro misil tierra-aire de corto alcance Mersad, que impacto a 35 millas haciendo blanco en un objetivo señalado (56 kilómetros). En estas últimas semanas  (marzo de 2017) esto ha continuado de forma cada vez más potencialmente.

Veamos un apunte:

“Irán volvió a efectuar una prueba de misil, comunicó la cadena de televisión Fox News que cita a un funcionario estadounidense. A finales de enero pasado Fox News comunicó, citando a un portavoz de EEUU, que Teherán ensayó un misil balístico de medio alcance y que lo hizo por primera vez desde la investidura de Donald Trump. De acuerdo a la misma fuente, Irán lazó el miércoles un misil tierra-aire de corto alcance Mersad, que cayó a 35 millas (56 kilómetros) de la rampa de lanzamiento” (11).

Segundo, el 21 de febrero de 2017 tuve conocimiento desde Al Manar que el ejército yemení y las fuerzas de Ansarulá habían logrado confundir al radar y evitar incluso a la batería de misiles Patriot de Estados Unidos entregados a Arabia Saudíta. Así fue informada por la unidad de balística del Ejército yemení y Ansarulá en un comunicado al canal de televisión yemení Al Masirah el sábado 19 de febrero de 2017. El asunto realmente es muy grave para el Pentágono, pues aquellos misiles yemenís prácticamente han perforado la tercera generación de sus baterías antiaéreas, sistema de defensa antiaérea Patriot. Sobre esto el secretario de Defensa de EEUU, James Mattis, fue muy claro cuando dijo: “…que las fuerzas marítimas estadounidenses trabajarían para mantener a la flota marítima de EEUU fuera del alcance de este sistema de defensa, a la espera del estudio sobre esta situación preocupante y peligrosa en Bab al Mandeb (la costa de Yemen)” (lamento, la fuente de esta nota por el momento no la tengo a la mano).

El apunte es el siguiente:

“Según fuentes de Yemen, el hecho de que los nuevos misiles yemeníes hayan logrado evitar su interceptación por la batería de sofisticados Patriot es un gran avance logrado por el Ejército yemení y las fuerzas de Ansarulá en su guerra con los saudíes. Los analistas de defensa creen que la perforación por parte de los misiles yemeníes del sistema de defensa antiaérea de los Patriot es un gran logro técnico del Ejército yemení y las fuerzas populares. Los aliados árabes de EEUU han reforzado sus capacidades de defensa antimisil tras el acuerdo nuclear de Irán con las potencias mundiales” (12).

Además no olvidar:

Primero, el caso del movimiento insurgente libanes Hezbollah. El 21 de febrero de 2017, llegó a mis manos desde Al Manar, cuya fuente era el diario israelí Yediot Aharonot, la noticia que daba cuenta que el movimiento insurgente libanes Hezbollah tendría a su disposición los sofisticados misiles antibuque Yajont. Son misiles de crucero supersónicos anti-buque que como se sabe es de fabricación rusa y posee la misma precisión y la eficiencia que el sistema de defensa antiaérea S-300 y es considerado el mejor de su clase en el mundo que no se conoce que exista un sistema electrónico de defensa que pueda interceptarlo o derrotarlo. Y como agregado doy cuenta que Siria hace tiempo dispone de aquellos misiles. Y es probable que aquellos misiles del Hezbollah tengan procedencia siria. Ojo con esto.

Veamos:

“El diario israelí Yediot Aharonot señala que oficiales israelíes han expresado su preocupación en declaraciones en los pasados días por la posesión por parte de Hezbolá de misiles antibuque Yajont. Esta arma estratégica es capaz de cambiar el equilibrio de poder en la escena marítima en Oriente Medio, afirman estas fuentes israelíes. Estas fuentes sugieren que Hezbolá ha logrado en los últimos cinco años superar los grandes esfuerzos y ataques israelíes en Siria para evitar que adquiriera y transfiriera esas armas a Líbano. El Yajont es uno de los misiles más poderosos del mundo. Con un alcance de 300 km se dispara desde la costa y viaja a una velocidad tres veces superior al sonido. Su tecnología le permite evadir el radar. Su cabeza lleva 200 kgs de alto explosivo. De creer al diario israelí, hasta hoy no existe un sistema de defensa capaz de interceptar o desviar la trayectoria del misil” (13).

Segundo, el caso de Serbia respecto a su contundente respuesta a la OTAN que amenaza contra su integridad territorial. En efecto el observador de temas militares del periódico Politika de Belgrado, Miroslav Lazanski, al referirse a la feria de armamento Idex 2017 celebrada en Abu Dhabi, ha dicho lo siguiente: “Si a alguien le viene a la cabeza la idea loca de ceder su espacio aéreo a otro Estado para que ataque a Serbia, tenemos un cohete capaz de destruir ciudades de importancia estratégica para la región”.

Veamos:

“Si a alguien le viene a la cabeza la idea loca de ceder su espacio aéreo a otro Estado para que ataque a Serbia, tenemos un cohete capaz de destruir ciudades de importancia estratégica para la región”, dijo a Sputnik aludiendo el comportamiento de Bulgaria en 1999. “Es lo que le faltaba a Serbia para prevenir una eventual participación de Estados regionales en una agresión contra nuestro país”, subrayó y al mismo tiempo dijo que nadie quiere que estalle tal conflicto. El Sumadija fue desarrollado por las compañías serbias Yugoimport SDPR (de Estado) y Edepro (privada), tiene un radio de acción de 70 a 300 kilómetros, puede funcionar en un intervalo de temperaturas desde —30º hasta +50º Celsius y puede llevar una ojiva de fragmentación o termobárica, el tiempo de preparación para el lanzamiento es de 12 minutos. Por sus características es comparable con el misil chino WS-2, señaló Lazanski agregando que “ni siquiera una Yugoslavia “grande” fabricaba tales cohetes.” (14).

III.- Y LO MÁS IMPORTANTE EL PUEBLO NORCOREANO SABE QUE LA GUERRA CON EL IMPERIALISMO ESTADOUNIDENSE SERA A MUERTE Y DE FORMA TERMINAL. ASI LO EXIGE LA HISTORIA Y EL PROLETARIADO NORCOREANO

Lo último en la península coreana resumo en tres hechos:

Primero, la instalación del sistema de misiles antibalístico móvil THAAD en Corea del Sur iniciado el pasado 6 de marzo del 2017. Una situación que afecta no solo a la RPDC, sino, principalmente a China y Rusia. Las autoridades de estas últimas naciones han declarado, de boca para afuera, que aquel dispositivo en realidad desestabiliza la paridad estratégica en la región.

Segundo, los ejercicios navales de las armadas de Estados Unidos y Corea del Sur contra Pyongyang el primero iniciado el 01 de marzo del 2017 bautizado como Foal Eagle que se prolongará hasta finales de abril del 2017. Y desde el 13 de marzo de 2017.los ejercicios militares denominados Key Resolve que se desarrollarán hasta el 24 de marzo del 2017. En realidad la provocación es muy grave en el que participan un portaaviones nuclear, dronesy sofisticadas armas de combate. Prácticamente son preparativos de invasión. (15).

Tercero, ante esto la respuesta de la Fuerza Estratégica del Ejército Popular de Corea (EPC), ha seguido su curso de forma muy firme, indicando que los cuatro misiles balísticos estaban orientados hacia las bases militares de Estados Unidos en territorio japonés. Además aclarando que aquellos proyectiles no CAYERON como afirma toda la prensa occidental, sino, IMPACTARON con precisión milimétrica. Ojo con esto.

Veamos:

“Estuvieron implicados en el ejercicio unidades de artillería Hwasong de la Fuerza Estratégica del Ejército Popular de Corea (EPC), encargada de atacar las bases en Japón del agresor imperialista estadounidense si fuera necesario”, ha informado este lunes (6 de marzo de 2017) la agencia de noticias oficial de Corea del Norte KCNA. Agrega que el mismo líder norcoreano, Kim Jong-un ha supervisado el lanzamiento de misiles y ha ordenado a las unidades estar plenamente preparadas para golpear a los “enemigos”. “Él (Kim) ordenó a la Fuerza Estratégica del EPC mantenerse en estado de alerta que requiere esta sombría situación en la que la guerra podría empezar en cualquier momento y estar siempre preparados para reaccionar rápidamente, tomar posiciones y atacar para que puedan abrir fuego y aniquilar a los enemigos”, prosigue la nota de la KCNA. Corea del Norte reivindica con insistencia que el desarrollo de armas nucleares, así como sus constantes pruebas de misiles balísticos blinda su estrategia de defensa ante los movimientos belicistas estadounidenses, en particular en la península coreana y otros países como Japón” (16).

Sin olvidar las recientes declaraciones del líder de la RPDC, Kim Jong-un, sobre las últimas provocaciones del pentágono en la península coreana (se refiere al desplazamiento del armamento estratégico, porta-aviones nuclear, etc.):

Veamos:

“Ha pasado para siempre la época en la que Estados Unidos nos chantajeaba con armas nucleares; ahora EE.UU. ya no es una fuente de amenaza y miedo para nosotros”, afirmó el lunes (13 de marzo de 2017) el líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, según la agencia norcoreana Express”  (17).


NOTAS:

1.- “China está en el camino económico correcto: Economista de BM”. Nota publicada el 07 de enero de 2016, en: Pueblo en línea.

2.- “Seis mapas para comprender el conflicto que se avecina”. Autor: Vicent Partal. Nota publicada el 21 de febrero de 2016, en: Viento sur info.

3.- “China toma posiciones en el Golfo de México”. Autores: Jacinto Gómez Sántiz, Juan Ignacio Domínguez, Theresa Richter. Nota publicada el 22 de febrero ded 2017, en: contralinea: https://www.contralinea.com.mx/archivo-revista/index.php/2017/02/02/china-toma-posiciones-en-el-golfo-de-mexico/

4.- “Pekín obliga a emerger a los submarinos extranjeros.”. Nota publicada el 16 de febrero de 2017, en Sputnik.

5.- “Siria denuncia ante la ONU penetración turca en Al-Hasaka.”. Nota publicada el 17 de febrero de 2017, en: HispanTV).

6.- “Hasta 200 terroristas llegan cada mes a Siria e Irak desde Turquía”. Nota publicada el 10 de febrero de 2017, en: HispanTV.

7.- “Erdogan afirma que Turquía seguirá entrenando grupos armados para derrocar a Al Assad.”. Nota publicada el 18 de febrero de 2017, en: Librerred.net.

8.- “Consejo Democrático Sirio afirma que Turquía instala nuevas bases militares en Siria”. Nota publicada el 2 de marzo de 2017, en: Sputnik.

9.- “Armada rusa ataca con misiles balísticos a terroristas en Siria”. Nota publicada el 24 de febrero de 2017, en: HispanTV.

10.- “Siria fue capaz de detectar los movimientos de los aviones israelíes y responder”.. Nota publicada el 17 de marzo de 2017, en: Al manar http://spanish.almanar.com.lb/70127

11.- “Medios: Irán vuelve a realizar una prueba de misil.”. Nota publicada el 8 de febrero de 2017, en: Sputnik.

12.- “Nuevos misiles yemeníes perforan la defensa de los Patriot de Arabia Saudí.”. Nota publicada el 21 de febrero de 2017, en: Al Manar.

13.- “Diario israelí: Hezbolá posee sofisticados misiles antibuque Yajont.”. Nota publicada el 21 de febrero de 2017, en: Al Manar.

14.- “El nuevo misil serbio capaz de destruir ciudades”. Nota publicada el  2 de marzo de 2017, en: Sputnik.

15.- “EEUU y Corea del Sur inician ejercicios militares contra Pyongyang.”. Nota publicada el 13 de marzo de 2017, en: HispanTV.

16.- “Pyongyang: misiles lanzados apuntaban a bases de EEUU en Japón”. Nota publicada el 7 de marzo de 2017, en: HispanTV.

17.- “Corea del Norte envió mensaje a EE.UU: “Si hay guerra no dejaremos a ningun estadounidense vivo”. Nota publicada el 15 de marzo de 20117, en: http://cibersurvenezuela.blogspot.pe/2017/03/corea-del-norte-envio-mensaje-eeuu-si.html



(*) ENRIQUE MUÑOZ GAMARRA: Sociólogo peruano, especialista en geopolítica y análisis internacional. Autor del libro: “Coyuntura Histórica. Estructura Multipolar y Ascenso del Fascismo en Estados Unidos”. Su Página web es: www.enriquemunozgamarra.org

sábado, 18 de marzo de 2017

Los “dolores de parto” de un Nuevo Oriente Medio -nueva versión

Por ahora está muy claro quién está configurando los dolores de parto de un nuevo Oriente Medio. No es Israel. No es la Casa de Saud. Y no es exactamente Trump.


LOS “DOLORES DE PARTO” DE UN
NUEVO ORIENTE MEDIO -NUEVA VERSIÓN


Por Pepe Escobar

Todos recuerdan la conocida predicción de la ex secretaria de Estado de Estados Unidos, Condi Rice, en 2006, acerca de los "dolores de parto de un Nuevo Medio Oriente". Fiel al régimen de George "Dubya" Bush / Cheney, Condi se equivocó a lo grande, no sólo sobre el Líbano e Israel, sino también sobre Irak, Siria y la Casa de Saud.

El gobierno de Obama mantuvo puntualmente una tradición que podríamos llamar, con ligereza, la Escuela de Política Exterior de Los Sex Pistols ("no hay futuro para ti"). Esto es perfectamente ejemplificado en unas pocas frases por la inquebrantable portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia, Maria Zakharova.

Zakharova señala cómo el equipo de Obama "en ocho años no dispuso de una consistente estrategia siria: un día lo bombardeamos, al día siguiente no lo hacemos, un día nos retiramos de Siria, al día siguiente entramos". Eso es porque "una rama del gobierno no entendía lo que la otra rama estaba haciendo". Y al final "simplemente continuaron y abandonaron toda la política siria sin llevarla a su  lógica conclusión, luego se concentraron en Alepo, pero no para resolver esta situación, sino únicamente para incrementar la histeria y montar una campaña de desinformación orientada exclusivamente a las elecciones”.

Y eso nos conduce a los adultos en la sala de la era Trump, los que en realidad están controlando los dolores de parto del real nuevo Oriente Medio: Rusia.

Esa base iraní en Latakia

Comencemos con la reciente visita del primer ministro israelí, Bibi Netanyahu al presidente Putin.

Bibi arribó a Moscú impregnado de ilusiones bíblicas, esencialmente tratando de seducir a Putin para que abandonara la asociación estratégica con Irán -uniéndose por completo a la muy anunciada coalición anti Irán y anti chiita, formada por los árabes y la OTAN que también  incluye a Israel junto con la mafia del petrodólar del CCG, y otros socios menores (Jordania y Marruecos), y dirigida desde la retaguardia por los EE.UU.

Bibi está desesperado porque Irán, con hechos sobre el terreno (combatientes iraníes y de Hezbolá) en asociación con hechos rusos en el espacio aéreo, está ganando la guerra proxy en Siria para beneficio de Damasco. Y pase lo que pase después de las negociaciones de Astana, Teherán mantendrá una posición permanente en Siria –muy a pesar de la incontrolable  indignación del combo OTAN-CCG-Israel.

Una implicación paralela es que Israel no puede atacar más el sur del Líbano. El mes pasado, en Teherán, me fue confirmado que Hezbolá tiene hasta el día de hoy unos 40,000 combatientes estacionados y / o vigilando un laberinto de instalaciones subterráneas listas para defender al Líbano; esto equivale hasta diez veces más que en 2006, una invasión que resultó en una humillante retirada israelí.

No hay nada que Bibi pudiera haberle ofrecido a Putin, aparte de una promesa vaga y sin fundamento de ordenar al poderoso lobby israelí en Washington D.C. para suavizar la histérica demonización, 24/7, de Rusia.

Mientras tanto, se informó que el presidente sirio Bashar al-Assad dio luz verde para una base naval iraní en Latakia, cerca de la base aérea de Hmeymim utilizada por las Fuerzas Aeroespaciales de Rusia. Eso sucedio después de que Mohammad Bagheri, Jefe del Estado Mayor de Irán, subrayara que la Armada iraní pronto necesitaría bases en Siria y Yemen.

Teherán ha enviado en su mayoría asesores militares e instructores a Siria, la Guardia Revolucionaria Islámica (IRGC, en inglés) también ha contribuido con soldados muy bien preparados y resueltos.

En Teherán, tuve el placer de conocer al gran general Mohammad Ali Jafari, el comandante de más alto rango de la Guardia Revolucionaria, y un extraordinario táctico/organizador especializado en guerra asimétrica, su vasta experiencia adquirida durante la guerra Irán-Irak y en el éxito de Hezbolá en el Líbano en 2006.

Eso es como reunirse con el general Joseph Dunford del Cuerpo de Marines y jefe del Estado Mayor Conjunto de Estados Unidos, pero sin la ostentación. Jafari, un hombre cortés y gracioso, no tuvo tiempo de entrar en detalles, pero otras fuentes confirmaron que sin su conocimiento adquirido en el campo de batalla, Damasco en estos momentos estaría en grandes problemas.

Lo que Rusia quiere en Siria

Luego hay una entrevista con el viceministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Mikhail Bogdanov, ex embajador en Tel Aviv y El Cairo, y ahora también representante especial de Putin en Oriente Medio, que, metafóricamente, ha partido el Mar Rojo de nuevo.

Bogdanov ofreció a las audiencias árabes una guía concisa sobre la política de Rusia en el Oriente Medio -el extremo opuesto de la locura del cambio de régimen neoconservador de los EE.UU.

Él comparó las "decenas de miles" de mercenarios salafistas-yihadistas en guerra contra Damasco, con la presencia militar de Rusia e Irán oficialmente solicitada por "el gobierno legítimo". Desestimó la noción distorsionada de que Irán exportaba la revolución islámica (que se aplicaba a principios de los años ochenta). Hizo hincapié en cómo Moscú quiere una especie de entente cordiale entre Estados Unidos e Irán, con (improbable) la Casa de Saud a bordo. Las negociaciones podrían celebrarse en Moscú o en otro lugar.

El Kremlin, de acuerdo a Bogdanov, quiere una Siria secular, más allá del sectarismo, que surja de elecciones libres y justas bajo la supervisión de la ONU. Previsiblemente, sus palabras apenas enmascararon la exasperación de Moscú con la obsesión de Washington de mantener a Teherán fuera de las negociaciones de paz sirias. Y desestimó firmemente a los "rebeldes moderados", cuyo único objetivo es, "Assad se debe ir" para ser juzgado en La Haya ("Con este objetivo, la guerra puede durar para siempre").

Y luego, el argumento contundente: "Rusia quiere remitirse a la legitimidad internacional, estamos comprometidos con el principio de no injerencia en los asuntos internos de cualquier país, incluida la no injerencia en nuestros asuntos internos, respetamos el proceso democrático y no las revoluciones de colores".

Los miembros del equipo de Trump podrían entretener la idea de que Moscú abandonará a Teherán, no sólo en Siria, sino en términos de la integración de Eurasia. Imposible. También hay que hacérselo saber a la Casa de Saud.

La Casa de Saud ha gastado una fortuna invirtiendo en el cambio de régimen provocado por el salafismo yihadista en Siria y una guerra imposible de ganar en Yemen, conducida con armas de los EEUU que ha generado una hambruna masiva. Moscú podría ser capaz, con el tiempo, de inculcar algún sentido geopolítico en Riyadh. Una vez más, imposible. Porque la Casa de Saud está ahora convencida de que su mejor aliado es el Presidente Trump.

Geopolíticamente acorralada e incapaz de liberarse de su característica paranoia, la Casa de Saud decidió lanzarse a la ofensiva, con el Rey Salman invirtiendo en una pródiga gira asiática, incluida Beijing, donde firmó una serie de acuerdos, y el Príncipe heredero Mohammad bin Salman -en realidad El Príncipe Guerrero, responsable de la tragedia civil en Yemen- cortejando a Trump en Washington.

El sesgo resultante es que  Arabia Saudita será ahora un influyente "consultor cercano" a Trump en la seguridad y la economía del Oriente Medio, incluyendo la tragedia palestina y el acuerdo nuclear de Irán. Ningún círculo del infierno de Dante podría haber proporcionado una receta más perfecta de los "dolores de parto" para el desastre absoluto en un nuevo Oriente Medio.

Todos los ojos puestos en los kurdos sirios

Como era de esperar, ni Moscú ni Teherán fueron invitados para la reunión anti-Daesh de 68 naciones organizada por Washington la próxima semana. Esto no es más que otro intenso capítulo de la guerra de la información; para la opinión pública estadounidense, Rusia e Irán simplemente no pueden ser percibidos como realmente luchando -y ganando- una verdadera guerra contra el terrorismo.

Aplastar a Daesh es una importante promesa de campaña de Trump. Él no o lo hará con varios cientos de marines estadounidenses con las miras puestas en Raqqa -por cierto, técnicamente una invasión menor, porque Damasco no solicitó su presencia. Así que volvemos al Plan A, es decir, los kurdos sirios.

Primero, el principal comandante estadounidense en Oriente Medio, el general Joseph Votel, fue a Kobane para prometer el apoyo del Pentágono a las Fuerzas Democráticas Sirias (SDF, en inglés) lideradas por los kurdos. Entonces el Pentágono lanzó su estrategia (revisada) ordenada por Trump para derrotar a Daesh, que se reduce a Sin Dormir Hasta Raqqa (No Sleep Till Raqqa).

Eso implica un nuevo posicionamiento geopolítico. El equipo de Obama -especialmente la CIA y el Departamento de Estado- fueron rehenes de la opinión de Turquía en el sentido de ver a los kurdos sirios como "terroristas". No Trump. Y no Bogdanov, por cierto: "¿Por qué Turquía está de acuerdo con el Kurdistán iraquí, pero no está de acuerdo con el Kurdistán en Siria? Creo que esto no es asunto de ellos. Esto es un asunto iraquí y un asunto sirio. El pueblo sirio, y no el Estado ruso o turco, debería decidir”.

El Pentágono está, por decirlo suavemente, harto de Ankara. Por muchas razones: desde las purgas sin parar (que están eliminando los recursos estratégicos estadounidenses) hasta el acercamiento entre Turquía y Rusia, incorporado en la amenaza de Erdogan de pivotar definitivamente hacia el este, en caso que Washington apoye a los kurdos sirios o no extradite a Fethullah Gulen, acusado por Erdogan de ser el cerebro del fallido golpe militar de 2016 contra él.

Y bien ¿qué les parece el sabor de la nueva tarta de queso de arándano en la ciudad; Washington, Moscú y Teherán todos aliados con los kurdos sirios.

Es complicado, por supuesto. En las negociaciones de Astana, Turquía, Rusia e Irán están teóricamente del mismo lado. Sin embargo, Teherán respalda una cierta autonomía kurda en Siria, que es anatema para Erdogan, para quien la única autonomía kurda aceptable es para sus amigos controlados por Barzani en el Kurdistán iraquí.

Por lo tanto, incumbe a Moscú un acto de equilibrio, tratando de explicar a Ankara que no hay otro camino aparte de la autoadministración de los kurdos sirios en un futuro estado federal sirio. El concepto es extremadamente ambicioso; Moscú pretende mostrar al Este y al Oeste cómo los kurdos sirios, como un verdadero actor secular sirio no islámico, son el instrumento perfecto para luchar contra Daesh y otras formas de salafismo yihadista.

No es de extrañar que Arabia Saudita no esté impresionada; luchar contra Daesh nunca fue su prioridad. Pero lo que realmente importa es que Ankara no está convencida.

Erdogan tiene todo su enfoque en el próximo referéndum que puede convertirlo en una especie de sultán presidencial. Para ganar decisivamente debe cortejar por todos los medios necesarios el nacionalismo turco. Al mismo tiempo, geopolíticamente, no puede ir en contra de Rusia / Irán y Washington de un solo golpe.

Hace sólo unas semanas nadie habría imaginado que los kurdos sirios tuvieran el potencial de apalancamiento estratégico capaz de transformar la geopolítica del Oriente Medio, vinculada a Asia, África y Europa. La Nueva Ruta de la Seda de China, (One Belt One Road) –esa frenética construcción de puertos, tuberías, ferrocarriles de alta velocidad- tiene como firme objetivo el pasaje del suroeste de Asia, desde Irán (un centro clave) hasta Arabia Saudita (el principal proveedor de petróleo de China). Siria es también un futuro centro OBOR -y para ello  Siria debe ser pacificada y libre del salafismo yihadista. En silencio, discretamente, a la manera de la integración de Eurasia, China apoya lo que Rusia e Irán están decidiendo.


Por ahora está muy claro quién está configurando los dolores de parto de un nuevo Oriente Medio. No es Israel. No es la Casa de Saud. Y no es exactamente Trump.






Publicado por La Cuna del Sol
USA.

miércoles, 15 de marzo de 2017

Trump: la aclaración

Dos meses después de su llegada a la Casa Blanca, el presidente Donald Trump tendrá que aclarar su posición en relación con el plan de rediseño del Medio Oriente ampliado que sus predecesores trataron de imponer. Y si realmente quiere poner fin al yihadismo, tendrá que reconocer la resistencia de la República Árabe Siria y reposicionar tanto al Reino Unido como a Arabia Saudita y Turquía.


TRUMP: LA ACLARACIÓN


Por Thierry Meyssan

Luego de haber hecho declaraciones a todas luces apresuradas sobre diversos temas militares, el presidente Donald Trump está ateniéndose a las opiniones de su secretario de Defensa, el general James Mattis, en materia de cuestiones estratégicas y tácticas. La Casa Blanca decidirá sobre objetivos y medios políticos mientras que el Pentágono tendrá carta blanca en cuanto a la aplicación. Esta diferenciación entre política y acción militar no existía bajo la administración Obama: en aquella época, el Pentágono sometía toda acción letal a la aprobación de la Casa Blanca.

Desde la nominación del general James Mattis como nuevo secretario de Defensa, el presidente estadounidense Donald Trump solicitó al general la preparación de planes para liquidar definitivamente a los yihadistas en vez de limitarse a moverlos de un lugar a otro ni a conservar algunos para seguir utilizándolos.

En su discurso del 28 de febrero de 2017 ante el Congreso de Estados Unidos, Trump confirmó que su objetivo es acabar con el «terrorismo islámico radical». Y, para evitar errores de interpretación, recordó que las víctimas de ese terrorismo son tanto musulmanas como de confesión cristiana. Trump muestra así que no está en contra del islam sino contra una ideología política que recurre a referencias musulmanas.

Todo parece indicar que la cadena de mando estadounidense está siendo objeto de un proceso de corrección ya a punto de terminar. Cuando el presidente Trump haya fijado el objetivo y designado los medios a utilizar para alcanzarlo, los militares podrán concretar la operación como lo crean más conveniente. Y las responsabilidades estarán compartidas: al Pentágono le tocará asumir la responsabilidad por los errores de actuación o los «daños colaterales» mientras que la Casa Blanca asumirá las derrotas.

Es por eso que conviene precisar lo más rápidamente posible la posición de Estados Unidos frente a la República Árabe Siria. Esa posición debería anunciarse en Washington, el próximo 22 de marzo, en una reunión de los países miembros de la coalición anti-Daesh que debe contar con la participación del secretario de Estado, Rex Tillerson. Lo menos que puede decirse es que, por el momento, nada ha cambiado en ese sentido: en el Consejo de Seguridad de la ONU, la embajadora estadounidense Nikki Haley incluso respaldó recientemente un enésimo proyecto de resolución franco-británico contra Siria, que se estrelló contra el sexto veto chino y el séptimo veto ruso.

Por su parte, el embajador sirio Bachar Jaafari denunció que tras la maniobra franco-británica consistente en acusar sin pruebas –basándose en supuestos testimonios de los grupos empeñados en agredir a la República Árabe Siria– se escondía un intento de justificar un «cambio de régimen» y de absolver a Israel, país culpable de posesión de armamento atómico y por tanto violador del Tratado de No Proliferación.

Acabar con el yihadismo equivaldría a renunciar al plan conjunto de Londres y Washington tendiente a rediseñar el Medio Oriente ampliado y a instalar en el poder a la Hermandad Musulmana en todos los países de esa región. Sería también reconocer que las «primaveras árabes» sólo fueron la reedición –Made in CIA y MI6– de la «Revuelta Árabe» de 1916. Eso obligaría al Reino Unido a renunciar a una carta que desde hace un siglo había venido construyendo pacientemente; forzaría a Arabia Saudita a desmantelar la Liga Islámica Mundial, que desde 1962 coordina a los yihadistas; compelería a Francia a renunciar a su delirio de obtener un nuevo mandato sobre Siria, mientras que Turquía se vería obligada a dejar de apadrinar las organizaciones políticas de los yihadistas. No se trata, por tanto, de una decisión únicamente estadounidense sino que implicaría como mínimo a otros 4 Estados.

A pesar de las apariencias, esta decisión va mucho más allá del ámbito sirio. Pudiera incluso convertirse en el posible fin de la política imperial anglosajona, lo cual tendría múltiples consecuencias en el campo de las relaciones internacionales. Se trata, en efecto, del programa electoral de Donald Trump, pero nadie sabe si realmente podrá aplicarlo, debido a la extraordinaria oposición que ha encontrado en las élites estadounidenses.

Por su parte, el general Joseph Dunford, jefe del Estado Mayor Conjunto de Estados Unidos, tuvo una reunión en Ankara con sus homólogos de Rusia y Turquía. El objetivo de ese encuentro era evitar que los militares de cada uno de esos países, presentes en el terreno, interfieran a los de los otros dos Estados en este conflicto caracterizado por la presencia de múltiples actores. Irán no fue invitado a Ankara ya que, en contraste con el Hezbollah– sus militares desde hace tiempo se limitan a defender solamente a las poblaciones chiitas.

Mientras que el Ejército Árabe Sirio liberaba nuevamente la ciudad de Palmira, el contingente militar de Estados Unidos ilegalmente presente en suelo sirio aumentó sus efectivos a 900 hombres y atravesó el norte de Siria haciéndose lo más visible que pudo.

La cuestión práctica más importante es saber en qué tropas se apoyaría Estados Unidos para atacar la ciudad siria de Raqqa, actualmente en manos del Emirato Islámico (Daesh). La prensa internacional sigue afirmando que el Pentágono cuenta con los kurdos del YPG, pero otras fuentes mencionan la posible aplicación de un esquema similar al de Mosul, en Irak, donde consejeros estadounidenses dirigen las acciones del ejército nacional iraquí.

En la reunión de Ankara, el general Dunford pareció preocupado ante la posibilidad de enfrentamientos entre los soldados turcos y los milicianos kurdos, sobre todo teniendo en cuenta que parte del YPG ha decidido ponerse bajo la protección de Damasco, ante el anuncio de un posible avance turco-mongol.


En el mejor de los casos, tendremos que esperar hasta el 22 de marzo para saber si el presidente Trump finalmente reconoce que la administración Obama perdió su guerra contra Siria y si él mismo es verdaderamente serio cuando dice querer erradicar el yihadismo. ¿Qué pasará entonces con quienes han sido, a lo largo de medio siglo, los fieles ejecutores de la política británica?






Publicado por La Cuna del Sol
USA.