sábado, 22 de septiembre de 2018

Jimmy Morales, 15 de septiembre y unidad nacional

Fe, banderas, desfiles, ya nos aproximamos. Le añadimos la mención a la unidad (construida sobre la anulación de las diversidades: pueblos, géneros, familias, de opciones sexuales...), la certeza y la seguridad jurídica de las inversiones, la seguridad nacional, el desarrollo, y completamos loa conceptos básicos de la línea del poder que se ha construido desde 1524 hasta el Pacto de Corruptos y el Pacto de Golpistas, el día exacto que es hoy.


JIMMY MORALES, 15 DE SEPTIEMBRE
Y UNIDAD NACIONAL


Por Andrés Cabanas
Memorial de Guatemala         

Reconforta saber que "la fe es lo que nos une a los guatemaltecos, nos identifica"*  y da sentido a esta invención colectiva todavía llamada Guatemala. Cualquiera se confunde y pensaría que nuestros símbolos patrios son, orden aleatorio, el atol, un tamal, el chocolate con churros o la insustituible sopa levantamuertos. Pero no. Lo aclara el Presidente que, como el actor que es y nunca deja de ser, sabe mucho de identidades, aunque sean impostadas y postizas.

Lo sentimos por todos los demás, simples mexicanos autoidentificados por el “tequila y el charro”, aunque algunos se empeñen en reivindicar la primera revolución agraria del siglo XX, el Estado social mientras duró y el que quiere ser de nuevo, a Lidia Cacho, Rosario Castellanos o Carlos Monsivais. Lástima por todos esos pueblos sin historias ni sueños compartidos, apenas el “tango, el asado y el fútbol…O tal vez los toros, el flamenco y la guitarra", elementos integradores que nos llegan ni a la suela de los caites.  Nada como nuestra fe y la selección nacional de fútbol, que nos permite, diserta el Presidente incorruptible, "unirnos a una sola voz".

Es un lujo tener un mandatario que, a falta de otras capacidades, defiende sin rubor medias verdades y propaga aporías sin discusión alguna (aporía, Mister Jimmy, es algo muy difícil de entender y explicar).

De todas formas, como la fe es la "certeza de lo que no se ve", conviene adornarla y amplificarla con accesorios más visibles y reales. Por ejemplo, las banderas, cada vez más numerosas y grandes, que cubren de cabo a rabo las planicies urbanas a medida que se aproxima el 15 de septiembre (nacen, crecen, se reproducen y después no mueren, simplemente se transforman, principio de conservación de la energía que bien podría ser útil como discurso de Estado conservador reconfigurado). Banderas que se propagan como plaga terminal sin antídoto que las detenga, aunque ninguna alcanza la dimensión física y estrambótica de la conocida comoBandera Baldetti-CashLuna (en mayúsculas y negrita, porque puede tener vida propia)44 metros de altura que se yerguen majestuosos sobre un asta de 12 metros de altura (¿cabe hablar de pilastra adosada en el frontispicio del edificio de la República, o es un poco demasiado ampuloso? podría pensar el Presidente mayestático) y 56,000 dólares de costo, verdadera ostentación de poder.

El mismo papel simbólico desempeñan las bandas de guerra que por estas fechas llenan las calles de ruido y toman los espacios colectivos, con un sentido controlador y disciplinador, sin dejar espacio para el paseo, la reflexión, el trabajo, la diversión, la holganza o el retozo. Todo el país al ritmo de su paso marcial.

Fe, banderas, desfiles, ya nos aproximamos. Le añadimos la mención a la unidad (construida sobre la anulación de las diversidades: pueblos, géneros, familias, de opciones sexuales...), la certeza y la seguridad jurídica de las inversiones, la seguridad nacional, el desarrollo, y completamos loa conceptos básicos de la línea del poder que se ha construido desde 1524 hasta el Pacto de Corruptos y el Pacto de Golpistas, el día exacto que es hoy.

¿Piensa usted que lo que nos identifica es la violencia, las injusticias, el racismo, el machismo, la individualidad que anula la comunidad, y que nuestra identidad colectiva pasa por reconstruir las diversidades, la plurinacionalidad, las familias múltiples, las libertades, incluida la sexual? No. Dios, Patria, Libertad, el lema histórico del exPresidente y exAlcalde Alvaro Arzú. El lema no escrito de los españoles que llegaron a saquear este territorio, hace más de 500 años. El lema del Presidente actual que -como no argumenta, solamente sentencia- nunca se equivoca.

A pesar de eso o precisamente por eso, se sostiene Jimmy. A pesar de sus incapacidades, su corrupción, su violencia, su falta de visión del bien común (es decir, falta de visión de un verdadero Estado) y su ilegitimidad. Pero Morales no es exactamente un outsider, un político fuera de los márgenes del sistema. Por el contrario, opera a conciencia y en ocasiones de forma magistral los símbolos de un poder históricamente conservador, que de nuevo se desliza peligrosamente hacia el militarismo y la dictadura.

Jimmy implica la apropiación simbólica del poder político, en manos de los sectores tradicionales, más o menos reconfigurados. Por eso es tan importante la disputa y reapropiación simbólica de todos los espacios.

Por eso, aunque no es suficiente, es importante desapropiarte del poder. O sea, para que entendás, destituirte y enjuiciarte, Jimmy Morales.

*En cursiva y entrecomilladas, declaraciones textuales de Jimmy Morales, la mayoría durante la celebración de un aniversario de la independencia en el Congreso de la República, 12 de septiembre de 2018.





Publicado por La Cuna del Sol
USA.

martes, 18 de septiembre de 2018

Idlib no espera: la demora es mortal

En este momento el asunto en Idlib es trascendental. Los estadounidenses y sus marionetas están sumamente agolpados sobre esta región. Entre tanto Rusia y China, aun de la importante armamentística trasladada por Rusia hacia este país (Siria), se encuentran en un estado de aletargamiento muy peligroso. Ante todo se entiende que el retraso de las operaciones sobre Idlib es mortal. Aquello puede conducir a consecuencias muy graves en el futuro, ejemplo, alargar la guerra.


IDLIB NO ESPERA: LA DEMORA ES MORTAL


Por Enrique Muñoz Gamarra (*)
www.enriquemunozgamarra.org/         
Ante todo debemos señalar que la lucha por la hegemonía mundial es muy intensa. Detrás de cada hecho internacional se esconde aquella agitación. Después de la perdida de la hegemonía mundial estadounidense esta sencillamente es muy aguda. No es posible obviarla.

De hecho los principales puntos geoestratégicos están siendo confrontados palmo a palmo. China, Estados Unidos y Rusia contienden a muerte por la hegemonía mundial. El asunto es que ahora esto ya no es fácil para la decadente burguesía financiera estadounidense. Su anterior peso geopolítico esta desvanecido. Rusia y China han emergido como superpotencias de su mismo nivel. Entonces la pugna es de igual a igual cargando entre ellos la paridad estratégica.

Pero la prepotencia estadounidense es muy grave. Es la desesperación de un gran poder que ha sido desplazado. Su desfachatez ha rebasado todos los límites, incluso ha amenazado a los jueces del Tribunal Penal Internacional de la Haya con llevarlos a la prisión si se atrevían a denunciar a sus militares por sus genocidios en el caso de Afganistán. Realmente muy descarado.

En este marco es necesario observar con detenimiento los últimos hechos internacionales en el que sobresalen, primero, la derrota militar estadounidense en la península coreana el 14 de octubre de 2017. Y segundo, la contra respuesta a aquel hecho, el nuevo giro estratégico de este país (Estados Unidos) orientado contra China, su mayor enemiga estratégica, pero sobre todo en lo inmediato contra Irán el país más importante de la región más estratégica del planeta que en sus entrañas guarda importantes reservas de gas y petróleo que las voraces empresas monopólicas estadounidenses quieren apropiarse y que estratégicamente daría oportunidad a los Estados Unidos a revertir su calamitosa situación económica.

Observar esto es muy importante:

1.- Ante todo un hecho concreto, lo que ocurre en Siria:

En realidad sobre Siria hay que hacer un análisis geopolítico muy profundo. Los análisis superficiales no conducen a ningún lado.

La inter-relación del asunto sirio entre los intereses de las burguesías de las tres superpotencias capitalistas con la nueva situación mundial, es clave.

En principio el asunto del gobierno, el ejército y el pueblo sirios ha sido la preservación de la integridad territorial de Siria, es decir, el respeto a su soberanía.

Cierto, el avance de Siria en la lucha por su soberanía hasta aquí ha sido exitoso y de mucha trascendencia. No podemos olvidar la participación de Rusia, Irán y el movimiento insurgente libanés, Hezbollah. Realmente de gran valor.

En realidad no hay palabras para referirse al esfuerzo supremo del heroico ejército sirio por arrojar a las hordas de asesinos y genocidas de más de cincuenta países encabezados por las de Estados Unidos que pretenden afectar su integridad territorial. Solo decir que realmente el ejército sirio es indoblegable.

Pero Siria es parte de Oriente Medio, una región absolutamente estratégica para las tres superpotencias capitalistas de la actualidad. Como sabemos muy a pesar de las colusiones inter-imperialistas y la nueva situación geopolítica mundial, recientemente está en curso el agolpamiento del imperialismo estadounidense contra esta región por el asunto iraní.

En esto es muy importante señalar que el nuevo giro estratégico estadounidense está dirigido en lo inmediato contra Irán. El asunto sirio no está desligado de estas agitaciones, consecuentemente debe ser observado en conjunción de lo que ocurra en Irán, pues, Siria de acuerdo a la estrategia estadounidense, es parte de este engranaje.

Rusia esta extraordinariamente parapetada en este país. Ha llevado hasta sus bases militares importante armamentística en el que están incluidos modernos aviones de combate y naves de guerra debidamente cargados con misiles de gran precisión.

En esto el involucramiento de Irán en Siria es clave, se puede decir de vida o muerte, que en lo fundamental debe permitirle mantener en pleno vigor su alianza estratégica con Siria a fin de sortear en mejores condiciones la ofensiva que viene tramando el letal imperialismo estadounidense contra su integridad territorial.

Los Estados Unidos se dieron cuenta de esta situación y exigieron a Rusia la expulsión de Irán además del Hezbollah de territorio sirio.

Por otra parte los estadounidenses estuvieron jugando a la retirada en Siria, cuando aquello era totalmente falso. En las últimas negociaciones que han venido realizándose estaban bien representados por su marioneta Turquía, que como hemos dicho en otras oportunidades, ha hecho una importante labor de zapa a favor de este país (Estados Unidos).

El caso de idlib:

Según estimaciones de la ONU, en Idlib se encuentran atrincherados unos 10.000 paramilitares del ejército estadounidense agrupados en el Frente al Nusra y Al Qaeda. Rusia ha dicho que son 50.000 (Sputnik).

Como sabemos la provincia siria de Idlib fue ocupada en 2015. Conforme a los acuerdos de reconciliación, a esa provincia se han evacuado los más rancios del ejército estadounidense, paramilitarismo fascista, que se han negado a entregarse al heroico ejército sirio tras sus aplastamientos en Alepo, Homs y Guta Oriental.

En 2017, el territorio de Idlib comenzó a formar parte de la zona de distensión del norte de Siria patrocinada por Turquía, que es junto con Rusia e Irán garante de la tregua en el país árabe, acordada en el marco del proceso pacífico de Astaná” (1).

Aunque existen pronósticos muy optimistas sobre la situación militar en Siria, como por ejemplo la que efectuó Sputnik el 22 de agosto de 2018 sosteniendo que gracias al apoyo ruso, las tropas gubernamentales de Damasco habían conseguido recuperar el 96,5 % del territorio del país, tras la liberación de 1.411 localidades. El 3,5 % restante forma parte de la zona de distensión de Idlib. (2).

Una apreciación más realista fue la que hizo el experto en asuntos sirios y fundador de Syriana Analysis, Kevork Almassian, que afirmo: “Cuando Hizbulá y los iraníes se desplegaron en Siria, una parte considerable del país estaba bajo el control de grupos terroristas, pero ahora Damasco ya controla entre el 70% y el 90% del país” (3).

Sin embargo en Siria el asunto no solo es Idlib sino un conjunto de bases militares de Estados Unidos, ejemplo, la base de Al Tanaf que está ubicada en la parte sur este de territorio sirio.

Incluso el 21 de junio de 2018 se hablaba de unas 40 bases militares estadounidense dentro y cerca de Siria.

Veamos:

“Vladímir Kozin, experto del Centro de Estudios Militares y Políticos del Instituto Estatal de Relaciones Internacionales de Moscú (MGIMO): “El Pentágono desplegó 19 bases militares y centros de logística en Siria, así como 22 bases en los países limítrofes para el suministro continuo de armas, municiones, combustible y provisiones a los combatientes de grupos terroristas”, afirmó Kozin. El experto mencionó en particular la base de Al Tanaf, al sur de Siria, en torno a la cual se estableció una zona de exclusión aérea de 50 kilómetros” (4).

Además:

“El portavoz de Maghawir al Thawra, Abu Atheer, aseguró este 14 de junio de 2017 a Reuters que las fuerzas estadounidenses están estableciendo una segunda base en Al Zakf, a unos 60-70 kilómetros hacia el noreste de Al Tanaf. Según Atheer, las fuerzas especiales estadounidenses están patrullando distancias de hasta 100 km desde Al Tanaf. Fuerzas especiales norteamericanas adicionales están llegando a ambas bases, y más armas están siendo entregadas a los rebeldes, informa Abu Atheer” (5).

Por otra parte no podemos olvidar que en Siria el letal imperialismo estadounidense ha desatado los más aterradores genocidios: arrasamientos de ciudades, uso de bombas de fósforo blanco (observad el siguiente enlace: https://www.hispantv.com/noticias/siria/387734/eeuu-ataca-deir-ezzor-fosforo-blanco-isis, proyectiles con uranio empobrecido https://www.hispantv.com/noticias/siria/333223/eeuu-uranio-empobrecido-proyectiles-estado-islamico), etc. Allí, por mostrar solo un caso, podemos nombrar el arrasamiento de la ciudad Al Raqqa entre junio y octubre de 2017 (Ver el siguiente enlace: http://www.eluniversal.com.mx/mundo/rusia-eu-arraso-con-raqqa-en-siria). En efecto entre esas fechas la Aviación estadounidense perpetro el arrasamiento de aquella ciudad, en realidad un genocidio semejante a lo que habían hecho antes entre los meses de noviembre y diciembre del 2004 (segunda batalla de Faluya) con la ciudad de Faluya en Irak (6).

Pero el avance del ejército sirio hasta aquí ha sido fenomenal. Ahora los paramilitares y los comandos de operaciones especiales de más de cincuenta países encabezados por el criminal ejército estadounidense están acorraladas en Idlib, norte de Siria.

Es en medio de esta situación que se dan las agitaciones actuales sobre esta región (Idlib), por supuesto, con una gran oportunidad para el ejército sirio de seguir avanzando en la expulsión del ejército agresor estadounidense

Como es de prever ante estos hechos el pentágono está muy desesperado.

Veamos esto en forma breve:

El 4 de septiembre de 2018, el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, y el ministro de Asuntos Exteriores de Turquía, Mevlut Cavusoglu, acordaron durante una llamada telefónica que cualquier ofensiva del presidente sirio Bashar Asad en Idlib sería inaceptable y aumentaría el conflicto en el país. (7).

El 7 de septiembre de 2018 en la cumbre de los tres países garantes de la paz en Siria, Rusia, Irán y Turquía, desarrollada en Teherán (capital iraní) sobre todo para ver el caso de Idlib, Erdogan, presidente de Turquía y alfil de Estados Unidos, exigió un alto el fuego cuando de urgencia se necesita la intervención del ejército sirio para alcanzar la paz (8).

Luego, ese mismo día (7 de septiembre de 2018, Cumbre de Teherán), Estados Unidos estaba realizando ejercicios militares nada menos en territorio sirio en la región de Al-Tanf, su base militar, en medio de las advertencias de una inminente operación rusa en la zona. (9).

Y finalmente el 9 de septiembre de 2018 se supo que Turquía, un país enteramente anti-sirio que se las juega toda a favor de su amo Estados Unidos, esta vez estaba enviando 300 vehículos militares, incluidos tanques avanzados, sistemas de lanzacohetes múltiple (MLRS, por sus siglas en inglés) y carros de combate de infantería BMP (10).

Por supuesto bajo estas circunstancias es demasiado pronto hablar de una total expulsión del ejército estadounidense de Siria.

2.- La tenaz pugna geopolítica:

Ante todo es necesario advertir que este proceso se desarrolla al influjo de una fuerte fricción geopolítica entre las superpotencias capitalistas.

Sobre esta base hay cuatro prioridades en la agenda geopolítica mundial actual: primero, la principal contradicción inter-imperialista es entre Estados Unidos y China. Segundo, Oriente Medio es la región más estratégica del planeta. Tercero, en Oriente Medio el asunto es Irán. Este país es un botín muy codiciado por las tres superpotencias capitalistas. Cuarto, la solución del asunto sirio pasa necesariamente por la solución del asunto iraní.

De esto resulta que el nuevo giro estratégico estadounidense, que es totalmente ofensivo no retroceso como habíamos sostenido en algunas notas, corregimos esto, apunta en primer lugar sobre China e irán. Es decir está dirigido principalmente contra su mayor enemigo estratégico (China) y a lo más importante de la mayor zona estratégica del planeta (Irán). Por supuesto que esto no es ninguna coincidencia.

Pero, por lo inicuo de su actual situación, el asunto inmediato para Estados Unidos, es Oriente Medio, y allí, el asunto es Irán. Hay que ser muy claros en advertir que el objetivo inmediato del nuevo giro estratégico estadounidense es ocupar Irán.

Por supuesto que esto no es de reciente data. Aquello se arrastra desde el año 2008 cuando la gran crisis económica descalabra su economía. Entonces como sabemos sus ambiciones crecieron exponencialmente por un control absoluto de la región. Aquello lo llevo a tramar la ocupación de Irán, por cierto, un gran productor del petróleo, pues, era el cuarto mayor productor mundial de petróleo y el tercer productor de la OPEP. Las reservas de petróleo en Irán, según su gobierno, son las terceras mayores del mundo. En efecto este país había tenido en los últimos años un gran ascenso en su economía y un fuerte posicionamiento geopolítico en la región. Su gobierno supo mantener su independencia sobre la prepotencia estadounidense.

Consecuentemente el asunto en Oriente Medio era Irán. Este no era cualquier país. Pero para concretar aquel sueño estadounidense (ocupación de Irán), previamente debían diezmar Siria. Esto era porque Irán y Siria mantenían una importante alianza estratégica que alcanzaba también a la resistencia palestina y el movimiento insurgente libanes Hezbolla.

Fue así como dieron inicio en 2010 la proterva y criminal ofensiva que entonces denominaron “Primavera Árabe” ejecutada sobre la base de sus tropas paramilitares que desde los años 80 del siglo pasado habían ido alimentando en casi todas la regiones del planeta. Primero ocupo sangrientamente Libia (2010) y luego fue contra Siria en marzo de 2011.

Pero, para entonces, como hemos señalado más arriba, Rusia y China ya habían pasado a una reacción político militar muy importante. Habían entendido la paridad estratégica. Opusieron resistencia a tan execrable aventura. Aquello se pudo constatar en el mismo Consejo de Seguridad de la ONU, vetando el alegre pedido estadounidense de crear una zona de exclusión aérea sobre el espacio aéreo sirio, similar a lo que habían hecho para destruir Libia en 2010. Aquello, por supuesto, empantanó la pretendida ocupación de Siria.

Y aquí viene el quid de la cuestión de el por qué Estados Unidos se solivianta muy duramente contra Rusia. Por supuesto también existen otras causas geopolíticas. Pero en concreto aquí Rusia es el mayor obstáculo para el cumplimiento de sus criminales planes en esta región. Como sabemos Rusia está muy comprometida con Siria. Pues innegablemente Rusia tiene sus intereses allí. Por eso la fricción de Estados Unidos contra este país (Rusia) a fin de disuadirlo que abandone Siria. Hay de todo, desde sanciones económicas, confiscación de bienes rusos en territorio estadounidense y graves provocaciones militares cerca de sus fronteras en este caso utilizando a sus marionetas de Europa.

Sin embargo aquello no da resultados, pues Rusia asimila todas estas patrañas. A esto ayuda la fuerza y el espíritu indoblegable del ejército sirio. Es un esfuerzo supremo. Entonces para Estados Unidos esto es un gran problema, pues, sencillamente no quiere compartir su posicionamiento aquí en Oriente Medio con Rusia. Es un problema muy serio.

Aquello no puede surtir efecto por la vía de la guerra, pues, ambos países tienen armamento nuclear, incluso Rusia es la mayor potencia militar del mundo justamente por el armamento estratégico que está en su poder, ahora ya reconocido por casi todos los analistas.

Entonces lo que quedaba era la colusión.

En primera instancia los rusos han llevado, como hemos dicho más arriba, importante armamento a este país (Siria), pero han permitido el genocidio por más de siete años, se han negado a entregarle los misiles S-300 importantes en la defensa de las fronteras sirias.

Sin embargo Rusia no da a torcer su brazo respecto a las provocaciones estadounidenses. Entonces aquello es muy probable que haya conducido a la colusión entre ambas superpotencias. Los resultados son desconocidos por el momento. Pero de hecho Estados Unidos que aún se cree la mayor superpotencia mundial estaría exigiendo la mayor parte de la tajada.

La relación de China en medio de esta situación es muy complicada. Está sometida a una dura guerra comercial. Pero su peso económico es enorme. Entonces China ha resuelto intervenir militarmente en el conflicto. Lo anunciaron recientemente (ver el siguiente enlace: https://www.hispantv.com/noticias/siria/384312/china-ejercito-ofensiva-idlib-rebeldes ). Consiguientemente a perspectiva aquella situación debe obligarla a reorientar su estrategia militar y, eso es lo que probablemente ocurrirá próximamente.

Pero en lo general la colusión debe aclararse a medida que los hechos avancen. Hasta aquí aún no está muy clara. El asunto es que existe en este momento una gran oportunidad para hacer retroceder al letal imperialismo estadounidense no solo de Siria sino de Oriente Medio.

3.- Los pueblos y las naciones del mundo entero por supuesto tienen un enorme peso político y militar en la concreción de la tendencia irreversible del decadente imperialismo estadounidense:

Ante todo hay una nueva correlación de fuerzas a nivel mundial que Rusia y China simplemente no saben valorarla. Bien sabemos que el mundo a partir de finales del año 2017, derrota militar estadounidense en la península coreana, ingresa a una coyuntura muy especial sobre la base de una nueva correlación de fuerzas.

En este marco el asunto de Siria debió ser resuelto como lo hizo la RPDC. Cierto, Rusia debió haber actuado con firmeza indicándole a Estados Unidos que sus fuerzas estratégicas están emparejadas con el suyo y consecuentemente éste debería respetar sus intereses. Sin embargo este país (Rusia) al perecer no tiene esa capacidad. Le hace el juego con el armamento convencional dándole la oportunidad de imponerse, olvidando así el poderío de su armamento estratégico.

En este momento el asunto en Idlib es trascendental. Los estadounidenses y sus marionetas están sumamente agolpados sobre esta región. Entre tanto Rusia y China, aun de la importante armamentística trasladada por Rusia hacia este país (Siria), se encuentran en un estado de aletargamiento muy peligroso. Ante todo se entiende que el retraso de las operaciones sobre Idlib es mortal. Aquello puede conducir a consecuencias muy graves en el futuro, ejemplo, alargar la guerra.
                                                                                                                                                                            
Pero en general los hechos en Oriente Medio siguen avanzando. En lo que refiere a Irán, a partir de aquí todo dependerá de sus fuerzas disuasivas. Este país no puede darse el lujo de la más mínima concesión. La firmeza es lo más importante. El camino lo está señalando Yemen que utiliza sus disuasivos de forma inteligente golpeando los puntos estratégicos del enemigo. Irán tiene importantes disuasivos de mayor precisión y de mayor alcance que es muy importante en la actualidad. Su ejército no es cualquiera. Es una potencia militar de Oriente Medio. De hecho allí los militaristas estadounidenses, si se atreven agredirla, morderán el polvo de la derrota.

Entonces aquello indica la tendencia irreversible del decadente imperialismo estadounidense. Esto debe ser válido incluso a contracorriente de las colusiones imperialistas. Los pueblos y las naciones del mundo entero indudablemente tienen un enorme peso político y militar que debe ayudar a aclarar esta tendencia. Algunos no entienden esto y creen que hay un imperialismo bueno y otro malo. Un grave error que debe ser combatido. Los pueblos del mundo están firmemente con Siria, Irán, Venezuela, Nicaragua y la gran RPDC hasta la victoria final. Los imperialistas no tienen ninguna escapatoria.

NOTAS:

1.- “Rusia advierte que la situación en Idlib no se puede seguir aguantando”. Nota publicada el 3 de septiembre de 2018, en: Sputnik.

2.- “86.000 terroristas liquidados, 96,5% del territorio liberado: Las cifras del operativo ruso en Siria”. Nota publicada el 22 de agosto de 2018, en: Rusia Today.

3.- “El momento culminante: la ofensiva contra el último bastión terrorista de Idlib”. Nota publicada el septiembre de 2018, en: http://espanol.almayadeen.net/news/Idlib/272575/el-momento-culminante–la-ofensiva-contra-el-%C3%BAltimo-basti%C3%B3n

4.- “EEUU abastece a radicales desde unas 40 bases dentro y cerca de Siria”. Nota publicada el 21de junio de 2018, en: Sputnik  https://mundo.sputniknews.com/orientemedio/201806211079756651-que-hace-eeuu-en-sus-bases-en-siria/

5.- “Así son las dos bases aéreas ilegales de EEUU en Siria (fotos)”. Nota publicada el 21 de junio de 2017, en: Sputtnik.

6.- “Una ciudad arrasada”: salen a la luz nuevos testimonios sobre los crímenes de EEUU en Siria”. Nota publicada el 16 de junio de 2018, en: Sputnik.

7.- “Pompeo y canciller turco están de acuerdo en que ofensiva siria en Idlib sería inaceptable”. Nota publicada el 4 de septiembre de 2018, en: Sputnik.

8.- “Erdogan pide un alto el fuego en la provincia siria de Idlib”. Nota publicada el 7 de septiembre de 2018, en: HispanTV.

9.- “EEUU realiza ejercicio en Siria ante un posible ataque de Rusia”. Nota publicada el 8 de septiembre de 2018, en: HispanTV: https://www.hispantv.com/noticias/siria/387583/eeuu-ejercicios-amenaza-rusia-tanf

10.- “Turquía envía 300 vehículos militares a Idlib ante ofensiva siria”. Nota publicada el 9 de septiembre de 2018, en: HispanTV.

(*) Enrique Muñoz Gamarra: Sociólogo peruano, especialista en geopolítica y análisis internacional. Autor del libro: “Coyuntura Histórica. Estructura Multipolar y Ascenso del Fascismo en Estados Unidos”. Su Página web es: www.enriquemunozgamarra.org





Publicado por La Cuna del Sol
USA.

domingo, 16 de septiembre de 2018

Geopoder: el fracaso de la ciencia política occidental

En el caso de la ciencia occidental, la razón de su deterioro está en su debilidad intelectual, comprensiva, eficiente, y en la aplicación de categorías absolutamente irrazonables incumpliendo los requisitos esenciales de una concepción científica.


GEOPODER: EL FRACASO DE LA
CIENCIA POLÍTICA OCCIDENTAL


Por Carlos Santa María

George Orwell: El lenguaje político está diseñado para hacer que las mentiras suenen veraces y el asesinato respetable, y para dar la apariencia de solidaridad al viento puro.  

Definitivamente el ascenso del pensamiento crítico en el mundo ha desnudado el supuesto carácter objetivo de la ciencia política occidental.

Ha demostrado su parcialidad, una metodología sin sustento académico y una falta inmensa de teoría explicativa contrastada.

La ciencia política como disciplina universitaria tiene su mayor comprobación teórica en la práctica concreta. Es así como se valora los conocimientos adquiridos y su carácter superior: si en la realidad propone error tras error y una cosmovisión incoherente, desligada de la ética normativa, se puede considerar falseadas estas enseñanzas. 

En el caso de la ciencia occidental, la razón de su deterioro está en su debilidad intelectual, comprensiva, eficiente, y en la aplicación de categorías absolutamente irrazonables incumpliendo los requisitos esenciales de una concepción científica. Algunas de estos principios son:

1. No es obligatorio desarrollar altos estándares analíticos ni investigativos, sino la lógica universal.

La vida académica actual se caracteriza por información presuntamente teórica sin fundamentar las tendencias económicas, las acciones ejecutadas en la diplomacia o la acción militar.

El caso Skripal, donde dos ciudadanos rusos supuestamente fueron envenenados por el Kremlin, según Theresa May (primera ministra del Reino Unido), son afirmaciones sin ninguna comprobación puesto que no se ha descubierto el producto exacto, su autor material, el objetivo concreto, ni se ha permitido a las personas afectadas dar su opinión públicamente, es decir, se encuentran secuestradas por el Gobierno británico.

El nivel investigativo es mínimo o infantil ya que las “pruebas” aportadas revelan un enorme grado de incongruencia, mas bien vinculado a la ficción.

2. Los medios son los que impulsan la ciencia política y sus resultados.

La creencia en que los Medios son los principales expositores de las acciones supuestamente procedentes de un análisis correcto, se ha demostrado como falsa, especialmente al manipular cifras, datos, hechos, etc., transformándolos en aparatos de propaganda intencional.

En la denuncia realizada por diversos especialistas con base en evidencia fílmica, química, logística, según la cual se prepara un autoatentado tóxico en Idlib por parte de las facciones terroristas auspiciadas por potencias imbricadas a la violencia, la indagación efectuada por naciones neoliberales ha sido nula con el fin de ocultar ese evento mortífero.

En esa situación se ve la minimización de los estudios severos que se necesitan para confirmar lo existente y avalar resultados creíbles. Ni comprobación ni pruebas son sus raíces investigativas.

3. Amenaza y sanciones son el mejor instrumento para obtener aceptación.

En una concepción errónea de Maquiavelo y desde la concepción fascista, que es la fuente del pensamiento occidental actualmente, el mecanismo para obtener obediencia es el terror a través de bloqueos, intervenciones, castigos, entre otros, desconociendo de modo acientífico opciones razonables.

Por esta forma de ver la Humanidad, el asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Bolton, ha amenazado con sancionar a la Corte penal internacional (CPI), si ésta abre una investigación sobre los crímenes de guerra cometidos por EE.UU. en Afganistán, nación esta última invadida por el país norteamericano en 2001. De hacerlo, Washington impediría a los magistrados de dicha institución la entrada a Estados Unidos, sancionaría sus bienes en el sistema financiero estadounidense y entablaría querellas en su contra en su propio sistema judicial como si fuera universalmente aceptado.

Afortunadamente, la Corte Penal Internacional de La Haya ha prometido no dejarse “disuadir” por la amenaza de castigos y que continuará haciendo su trabajo conforme a los principios y primacía del derecho.

Aquí prima la reprimenda de nivel primario escolar y no una reflexión serena y prospectiva.

4. El pensamiento de los sectores dominantes siempre es correcto.

Esta percepción apocalíptica donde el pensamiento de la Corporatocracia es hipotéticamente la verdad revelada y confirmada por textos religiosos, ha conducido a no discutir la problemática socio política en términos de racionalidad crítica, sino a establecer verdades a priori que deben ser defendidas y no cuestionadas.

En esta dirección, su ética investigativa se basa en una moral del destino manifiesto,presuntamente dado a algunos pueblos u organizaciones del mundo.

De allí que dicha teoría política se fundamenta en el concepto de libertad y paz desde la visión militarista, complementada por la simbología de pueblos escogidos por sobre otros, generando una ideología sobrehumana que desconoce el valor de la persona, la razón y la soberanía de las naciones.

Ello ha afectado el equilibrio en las decisiones trascendentales y el estudio profundo de la realidad socio política en los gobiernos occidentales.

5. Todos los instrumentos que sean efectivos para dominar al contrario son válidos.

Esta visión cientificista de la contradicción política acepta utilizar cualquier arma con tal de obtener el fin deseado, por nefasto que sea.

Nimrata Nikki Randhawa o Nikki Haley (disimulado con el apellido de su esposo), es el ejemplo mundial de la utilización perversa de la mentira y el odio, donde su discurso muestra una interpretación que responde a los criterios anteriormente expuestos. Cada intervención suya en las Naciones Unidas confirma esta teoría política escindida de la verdad y la objetividad, aliada de la amenaza permanente a todo ser humano que contradiga el ideario imperial.

El paradigma es que la política se puede implementar como se desee si se tiene el poder para hacerlo.Es decir, independientemente del orden jurídico internacional, de las organizaciones mundiales, del respeto a cualquier instancia ética, existe un gobierno supra nacional que exhibe su propio derecho autónomo a decidir por sí mismo y ello es válido universalmente para invadir, intervenir, bloquear, destruir, a todo pueblo soberano.

El criterio esencial de esta ciencia política es que la objetividad no existe, puesto que la subjetividad (propia percepción e interés sobre la realidad) es la fuente de verdad. La cuidadosa observación y la descripción precisa son importantes para apoyar una interpretación acertada, aunque no se considera necesaria prioritariamente.Ni comprobación ni pruebas son requeridos.

Se puede concluir con evidencia científica que la ciencia política occidental está en franca decadencia y se sostiene a través de los medios de comunicación, impidiendo que el mundo conozca la debilidad y falsedad de sus principios académicos traducidos a la geopolítica.

Desde el Geopoder, las medidas de las potencias occidentales confirman la subjetividad intencionada apoyando a las bandas terroristas Estado Islámico y Frente Al-Nusra, argumentando falazmente un supuesto atentado químico para atacar a Siria. Al respecto, en las zonas controladas por los ahora“rebeldes”, no viven tres millones de personas refugiadas como lo presentan,con el fin deimpedir la aniquilación de las bandas extremistas.

Se confirma el axioma occidental según el cual todas las armas son válidas moralmente, especialmente al descubrirse recientemente que la Administración Trump estableció contactos clandestinos con militares venezolanos para planear un golpe de Estado contra el presidente Nicolás Maduro, información dada por The New York Times y no desmentida por la Casa Blanca.

Finalmente, la categoría de crisis humanitaria utilizada coyunturalmente en Venezuela, Nicaragua, Siria (olvidando Yemen o Europa, por ejemplo), corrobora la escasa capacidad estadística debida proponiendo cifras siempre al azar y según su conveniencia, al igual que su interpretación de los fenómenos internacionales, al no aplicar los requisitos indispensables de la rigurosidad objetiva.

Tal vez los momentos agónicos se están acercando para una presunta disciplina política especulativa disfrazada de ciencia universal a partir de una troika inclemente.





Publicado por La Cuna del Sol
USA.

jueves, 13 de septiembre de 2018

Entre la vida y la muerte


En los actuales momentos, Venezuela y la Revolución Bolivariana se debaten entre la vida y la muerte en medio de un mar turbulento y rodeados por muchos enemigos que quieren su destrucción.


ENTRE LA VIDA Y LA MUERTE



El atentado del 4 de agosto en Caracas, la capital de Venezuela, que involucró la presencia de naves aéreas no tripuladas (drones) cargadas con explosivos  que irrumpieron en el espacio aéreo inmediato al lugar donde el presidente Nicolas Maduro pronunciaba un discurso con motivo del 81 aniversario de la Guardia Nacional Bolivariana, solo puede interpretarse como un intento de eliminar físicamente al presidente venezolano. El plan fracasó, sin embargo, quedó en claro una cosa: que todas las fuerzas reaccionarias, externas e internas, comandadas por Estados Unidos, están decidas a terminar con la “dictadura” Madurista, el Chavismo, la Revolución Bolivariana y todo aquello que huela a socialismo. A estas alturas, a excepción de la invasión militar para “restaurar la democracia” en Venezuela, todas las herramientas en el arsenal golpista para forzar la salida (cambio de régimen) de Maduro han sido ensayadas y ninguna, a pesar de todo el caos económico y la violencia que han generado, ha logrado su objetivo.

La crisis en Venezuela ha adquirido matices muy profundos, el cerco mediático y económico, más la amenaza latente de invasión militar hacen que la solución a la misma sea muy difícil para el gobierno venezolano que se ha demorado en tomar aquellas medidas radicales que serían necesarias para acabar con la crisis y que luego terminen por encausar, por donde debe, a la revolución bolivariana. La inhabilidad o la falta de decisión del liderazgo venezolano para consolidar el socialismo como sistema político y económico, y su inclinación o deseo por continuar operando, buscando el dialogo, dentro de los parámetros de un sistema político y económico que continua manteniendo los privilegios de la burguesía venezolana, ha dado lugar a que esta última, con apoyo del exterior, haya sido capaz de explotar las debilidades del gobierno para llevar adelante su estrategia contrarrevolucionaria. Es dentro de este esquema contrarrevolucionario que se lleva a cabo el atentado en contra de la vida de Maduro, cuyo objetivo era decapitar al gobierno y provocar las condiciones para el golpe final.

Tras la eliminación física del presidente Maduro, como esperaban los organizadores del atentado, el país se vería sumido en un caos sin precedentes, situación que sería aprovechada por las fuerzas de la contrarrevolución para poner en marcha la última fase de la salida, ya no “democrática”, aunque sí “humanitaria”, del régimen madurista. Esta salida humanitaria, como suelen catalogarse las intervenciones militares imperialistas contra naciones consideradas como desobedientes (como en Libia), seria ejecutada ya sea a través de una sublevación militar de elementos desafectos al madurismo en el seno de las FANB, como se ha llegado a sugerir incluso por altos funcionarios estadounidenses, o a través de un operación militar proveniente del extranjero, específicamente desde Colombia que funciona como base militar de los EE.UU-OTAN y donde se ha especulado que el Pentágono ha preparado planes para atacar a Venezuela. Resulta entonces que no es de extrañar que el dedo acusador del presidente Maduro haya señalado al hasta hace poco presidente de Colombia, Juan Manuel Santos y al propio gobierno de Estados Unidos como organizadores del complot para asesinarlo, estos como era de esperar han negado todas las acusaciones en su contra. Sin embargo, el propio New York Times, ha informado recientemente, que en efecto el gobierno de Trump ha estado en contacto con militares venezolanos con el objetivo de derrocar al presidente Nicolás Maduro, corroborando las repetidas denuncias que el  gobierno de Maduro ha hecho sobre las tramas golpistas del imperialismo en su contra.

Independientemente de lo que hayan establecido las investigaciones del gobierno venezolano a cerca de la procedencia, así como sobre la identidad de los involucrados en el acto criminal, las propias actuaciones del ex presidente colombiano, “Nobel de la Paz”, declarando   públicamente  la inminente caída de Venezuela, así como el hecho de formar parte de una de las oligarquías más reaccionarias y pro yanqui de Latinoamérica, lo convierte en un personaje con los suficientes credenciales como para ser considerado entre los principales sospechosos del criminal atentado. De los Estados Unidos, suficiente es tener en cuenta su largo historial intervencionista y de agresiones de todo tipo en una región a la que siempre ha considerado como su zona exclusiva de influencia económica, política y cultural y, donde desde la creación de la tristemente célebre Doctrina Monroe, su dominio ha sido prácticamente incuestionable.

Y aunque en la últimas décadas la influencia estadounidense en América Latina se vio limitada tras la llegada al poder de gobiernos progresistas que rechazaban la injerencia de los norteamericanos en sus asuntos internos, la realidad es que Estados Unidos, a pesar de las distracciones y el deterioro causados por la excesiva carga de sus ambiciones hegemónicas en otras regiones del planeta, nunca ha prescindido de su dominio sobre el sur del continente. No era cierto que la era de la Doctrina Monroe había terminado, tal y como lo expresó en 2013, el entonces secretario de Estado, John Kerry, pues fue durante el mismo gobierno de Obama, del que Kerry formó parte, que el contraataque imperialista empezó a manifestarse, primero en Honduras, luego en Paraguay,  hasta llegar al día de hoy, con Donald Trump en el poder y casi toda Latinoamérica en manos de la extrema derecha feliz de recuperar su papel de vasallos de siempre del imperialismo.

Se hablado mucho sobre las intenciones de Trump de limitar o retroceder en la ambiciones imperialistas de los EE.UU, pero lo cierto es que los altos niveles de agresividad en los que está embarcado hoy en día en todas las regiones del planeta, sugiere todo lo contrario, y lo que salta a la vista es la intención de restaurar la supremacía global de Estados Unidos utilizando para ello todo su arsenal económico y militar. Un reconocido analista internacional estima que además de Rusia y China, que están siendo sometidos a feroces ataques por parte de los EE.UU, la UE, Irán, Turquía, Paquistán y Venezuela enfrentan un panorama similar: Sera un periodo en el que los EE.UU utilizará todo el peso que tiene a su disposición para restaurar la hegemonía global estadounidense, y hacer que todos se adhieran o acepten su amplia agenda de dominación.

Los altos niveles de agresividad que Estados Unidos está exhibiendo en los actuales momentos contra todo el mundo, aliados y no aliados, solo tiene una explicación: la enorme profundidad de la crisis económica en la que se encuentra sumido y de la cual no hay manera de salir siguiendo las reglas del capitalismo de libre mercado, pues esa batalla ya la ha perdido. Es obvio que ante esa realidad que golpea duramente las viejas estructuras del poder estadounidense, algunos de cuyos elementos siguen teorizando sobre otro siglo o siglos de supremacía global ininterrumpida, la única posibilidad es la destrucción de sus principales adversarios a través de la guerra económica / militar. 

Ante la imposibilidad de mantener su hegemonía en aquellas regiones del planeta de mayor importancia estratégica, como en el Mar del Sur de China, donde como su nombre lo indica, el gigante asiático terminará siendo el poder dominante, o sobre el crucial Oriente Medio donde Rusia se está convirtiendo en la potencia más relevante, tendrá que ser América Latina donde Estados Unidos fije toda su atención, reafirmando la hegemonía que por casi 200 años ha mantenido sobre la región a la que siempre ha considerado su patio trasero. Y aunque en los últimos tiempos China y Rusia han avanzado en la región, el actual reacomodo imperialista busca en esencia convertir a Latinoamérica en su zona de influencia exclusiva, sin rivales que incomoden su estatus hegemónico. En toda esta estrategia imperialista, Venezuela es la joya de la corona que los EE.UU quieren tener en su poder, y la razón es ampliamente conocida: Las grandes reservas de petróleo, un recurso de gran valor estratégico y sobre el cual Estados Unidos busca el control total.

En los actuales momentos, Venezuela y la Revolución Bolivariana se debaten entre la vida y la muerte en medio de un mar turbulento y rodeados por muchos enemigos que quieren su destrucción. Estados unidos y la Doctrina Monroe, ahora personificada en la figura de Donald Trump y su MAGA, están de vuelta con toda la fuerza del caso, empeñados en reafirmar su hegemonía sobre una región a la que siempre han considerado de su dominio exclusivo, y en la que Venezuela, como una testaruda piedra en el zapato, se ha convertido  prácticamente en el último obstáculo para su dominio total sobre el sur del continente. Esta situación es inaceptable para Washington, sobre todo en momentos en que se exacerban los conflictos con China y Rusia, y potencias regionales como Irán, que están desafiando, económica y militarmente, su cada vez más deteriorada supremacía global. Sin embargo, Estados Unidos se resiste a considerar el hecho que los días de su hegemonía absoluta están llegando a su final y que la emergencia de un nuevo orden mundial ya se está haciendo visible, y en su lugar opta por aumentar sus niveles de agresividad e hipocresía, amenazando e intimidando a todo aquel que rehúse obedecer a sus dictados. Venezuela debe permanecer en estado de alerta pues los tambores de la “guerra humanitaria” suenan con fuerza persistente.





Publicado por La Cuna del Sol
USA.

martes, 11 de septiembre de 2018

Los países nórdicos no son socialistas


En los países nórdicos, la sociedad no está organizada para abolir la esclavitud asalariada o superar la alienación proletaria, sino que está fundamentalmente organizada de la misma manera que el resto del mundo capitalista.


LOS PAÍSES NÓRDICOS NO
SON SOCIALISTAS


Por Matthew Funke

Si los países nórdicos representan el horizonte de la posibilidad de un mundo libre de la explotación capitalista, por favor terminen de leerme ahora. Aquellos que afirman que Dinamarca, Noruega, Suecia, Islandia y Finlandia tienen una economía socialista, también tienen una comprensión errónea del socialismo. Este concepto erróneo debe ser disipado, a fin de comprender mejor nuestro clima político internacional actual y específicamente el mundo que debemos esforzarnos por alcanzar. Los países nórdicos no representan el mejor mundo que es posible lograr, porque no son socialistas.

Un error común es creer que los programas de bienestar social equivalen a socialismo. Aunque estas son cosas muy buenas que existirían bajo el socialismo (y han existido bajo el socialismo, como se muestra en el Capítulo 7 de la Constitución de la URSS de 1936), una sociedad puede tener estas cosas y ser capitalista. Canadá, Hong Kong, Chile, Australia y muchos otros países tienen atención médica universal o gratuita. Alemania, Fiji, Egipto y Turquía ofrecen educación gratuita, junto con algunos otros, aunque a veces condicionado al rendimiento académico o la falta del mismo. Si esos países fueran socialistas o apuntaran al socialismo, como Venezuela, Cuba y Bolivia, entonces EE.UU los estaría acosando ahora mismo, tal como Estados Unidos hostiga a Nicaragua y aplica sanciones contra la República Popular Democrática de Corea.

El socialismo no tiene que ver con la forma como nuestras vidas están organizadas actualmente, con las mismas y desiguales estructuras de poder, pero con un "gobierno muy vasto". El socialismo no es la socialdemocracia, en la que de alguna manera estableceremos el socialismo mediante las reformas y desplazaremos a la burguesía a través de medios institucionales en un estado burgués. No importa cuán limitado sea el poder corporativo, mientras existan poderes corporativos que aún exploten a la mayoría y sigan teniendo ventaja en la sociedad, no es socialismo. En pocas palabras, el socialismo es un sistema económico en el que la propiedad privada es abolida y los medios de producción (herramientas, tecnología, maquinaria, materias primas) no son de propiedad privada, sino que son propiedad de todos los trabajadores. La propiedad privada es intrínsecamente violenta, ya que la clase capitalista retiene el dinero que las personas necesitan para mantenerse ellas mismas y comprar los bienes necesarios para poder subsistir, y esa clase capitalista solo da el dinero como pago por hora si las personas utilizan su fuerza de trabajo para producir bienes para esa clase capitalista en su propiedad privada. Luego extraen el dinero que obtuvieron de la venta de la mercancía que esas personas fabricaron, y que vendieron a un costo más alto que lo que costaba producirla, luego pusieron una buena porción en sus bolsillos, gastaron un poco en capital y a sus trabajadores les reparten unas migajas. En una sociedad socialista, los trabajadores recibirían el valor total de su trabajo, en lugar que los patrones e inversionistas tomen la plusvalía del trabajo del obrero.

En los Nords (países nórdicos), la sociedad no está organizada para abolir la esclavitud asalariada o superar la alienación proletaria, sino que está fundamentalmente organizada de la misma manera que el resto del mundo capitalista. Esta organización capitalista es un sistema intrínsecamente defectuoso y explotador que se está devorando a sí mismo, en tanto el choque de sus contradicciones internas lo pondrá de rodillas y hará que la clase trabajadora alce los puños. Los estados nórdicos están infestados de estas contradicciones.

Pesadillas en los países nórdicos

Si examinamos más de cerca la vida actual y la historia de los países nórdicos, el hecho de que están intoxicados con la hegemonía capitalista se vuelve bastante evidente.

El imperialismo y la monopolización son una conclusión inevitable del capitalismo, ya que asegura la acumulación de más ganancias. Para empezar, cuatro de los siete países nórdicos son miembros de la OTAN, la organización formada para luchar contra el Pacto de Varsovia de la Unión Soviética. Con la ayuda de Islandia, Noruega, Suecia y Finlandia, la OTAN destruyó la semi-socialista Yugoslavia y convirtió a Libia en trata de esclavos. Otras organizaciones de las que forman parte algunos países nórdicos incluyen la Asociación Europea de Libre Comercio, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, y la Unión Europea. Debido a que los países socialistas incuestionablemente adoran la cooperación económica con los estados capitalistas y el libre comercio, al parecer.

El colonialismo también es un producto del capitalismo, y los Nords tampoco están exentos  de estos abusos contra los derechos humanos. Noruega colonizó al pueblo indígena Sámi, al que ha estado abusando durante siglos. El país ha sido muy criticado por la comunidad internacional por su política de asimilación y discriminación contra la población indígena del país. Finlandia los trata de manera similar, ya que niegan la financiación de guarderías y la enseñanza del idioma Sámi a los niños Sámi, pero les otorgan estos derechos a los niños finlandeses. Finlandia niega muchos derechos territoriales y aborígenes a los Sámi, y en esto Suecia tampoco es inocente. Si el pueblo Sámi no hubiera sido colonizado y sus vidas no hubieran sido pisoteadas, el modelo nórdico no sería próspero como hoy, a expensas de la patria Sámi.

Malcolm X estaba en lo correcto cuando dijo: "No se puede tener capitalismo sin racismo", aunque el liberalismo se enmascara detrás de la "ausencia de prejuicios raciales" y  perogrulladas como "todos los hombres son creados iguales". El racismo (no xenofobia o etnocentrismo) realmente surgió a raíz del nacimiento del capitalismo y del comercio de esclavos del Atlántico para justificar las horrendas atrocidades cometidas por los colonialistas europeos en el extranjero para obtener inmensas ganancias. Ha evolucionado hoy en día proporcionando una justificación para la horrible opresión de las personas de color en todo el mundo, justificando las horribles desigualdades que enfrentan las personas no blancas, al tiempo que justifica la decadencia que disfrutan los ricos. Suecia no es diferente: el país ha experimentado ataques raciales de manera consistente, según un informe de las Naciones Unidas que muestra una epidemia de violencia racista, en un país que se percibe a sí mismo como progresista y tolerante. Los centros de asilo son quemados, las mezquitas son vandalizadas, y estos crímenes ocurren con más frecuencia de lo habitual durante las temporadas de elecciones, especialmente por los partidos nazis. Tobias Hübinette, profesor asociado en estudios interculturales en la Universidad de Karlstad, indica: "El estado de bienestar te brinda cuidados si estás dentro del sistema, pero el acceso al sistema es en gran parte a través del trabajo y en parte a través del mercado residencial, que está muy segregado". El racismo institucional está tan profundamente entrelazado con la sociedad capitalista, que la única solución es un sistema completamente nuevo, porque no puede funcionar sin él.

Dinamarca incluso está designando "guetos", barrios urbanos donde típicamente viven inmigrantes (mayormente de los países que Occidente bombardea), los cuales están plagados de violencia pandilleril y desempleo. El gobierno danés, incluso el partido socialdemócrata "proinmigrante", apoyan estas medidas. Las medidas incluyen obligar a los niños de los "guetos", a la edad de 1 año, a que se inscriban en una guardería que enseña "valores daneses", el cristianismo y el idioma danés; aunque los padres no están obligados a hacerlo, si no lo hacen, los municipios dejarían de pagar los beneficios por hijos. Estas leyes de inmigración incluso incluyen la renovación urbana (gentrification), la demolición de guetos y la reducción deliberada de los beneficios sociales para quienes viven en los guetos. Los castigos por crímenes se duplican si se cometen dentro de los guetos, los crímenes que normalmente resultan en multas inevitablemente resultarán en encarcelamiento para el sospechoso, y se aumenta el despliegue de la policía en estos vecindarios.

Junto con el racismo, la xenofobia, el colonialismo y el imperialismo, otro gran problema en los Nords es la violencia misógina. Los países nórdicos, a pesar de su igualdad de género, tienen la tasa más alta de violencia doméstica contra las mujeres en la UE, y casi el 40% de las mujeres asesinadas fueron asesinadas por su pareja masculina. La violencia en la red (online) contra las mujeres, incluido el discurso de odio por género, las filtraciones de imágenes de la víctimas desnudas, la coacción en la comunicación sexual y las amenazas de agresión sexual, son cada vez más frecuentes en Dinamarca, Noruega e Islandia. Los médicos que obligan a las adolescentes a tomar "pruebas de virginidad" en contra de su voluntad, a menudo dañando los ovarios de las pacientes, es un delito muy común en Suecia. Quizás todo esto es producto de la mercantilización del cuerpo femenino como objeto sexual a ser usado, quizás sea producto de una obsoleta cultura hipermasculina, tal vez es un producto de una historia de la "familia tradicional", división del trabajo y una mayor segregación por género. La misoginia, incluso si se combate institucionalmente, siempre será un problema bajo el capitalismo, que conduce a la destrucción y pérdida de la vida de las mujeres.

Conclusión

Suecia, un país dominado por corporaciones, y que tiene tasas de criminalidad superiores a la media en comparación con otros países de la UE, especialmente con niveles superiores a la media de fraude al consumidor, no es socialista. Tampoco es Dinamarca, que ocupa el puesto 12 en  el Índice de Libertad Económica Heritage 2018 con una economía que se destaca como la "más libre" del mundo. Noruega, que ostenta el segundo lugar en el mundo con la mayor cantidad de muertes por sobredosis de drogas, y cuyos trabajadores petroleros están actualmente en huelga por las pensiones y los salarios, no es un país socialista. Islandia, el país que regularmente mata ballenas y tiene una industria turística que destruye el medioambiente tampoco es socialista. Todos los países nórdicos están en el top 20 del Índice de Libertad Económica Heritage 2018, y si creen que el modelo nórdico es socialista porque tienen buenos programas de bienestar social, por favor reevalúen su idea sobre lo que significan las palabras.

Ustedes dirán, "Está bien, los Nords no son socialistas. Pero el socialismo que usted describe no funcionó". A lo que respondo, se equivocan. The Washington Post informó que los rumanos en dificultades anhelan el comunismo, Gallup informó que los antiguos países soviéticos ven más daño como resultado de la ruptura, y The Christian Science Monitor informó que Tayikistán echa de menos la fortaleza de la antigua Unión Soviética. El Centro de Investigación Pew se permite estar en desacuerdo en que los húngaros no añoran  la República Popular Húngara. Will Stewart escribe para el Express: "La vida fue mejor en la Unión Soviética que lo que vino después, según la mayoría de las personas que tenían una clara memoria y experiencia de vivir bajo el comunismo en la URSS", en su artículo titulado, De regreso en la URSS: el 64 por ciento de los rusos dice que la vida era mejor en la Unión Soviética que ahora. The Balkan Insight informa: "Una encuesta muestra que hasta el 81 por ciento de los serbios creen que vivieron mejor en la ex Yugoslavia - 'durante el tiempo del socialismo'". Estos éxitos no solo están en el pasado, los ejemplos están con nosotros ahora.

El socialismo no está muerto, y los países que aspiran activamente al socialismo lo están haciendo bastante bien. Venezuela, aunque enfrentando dificultades debido a la guerra económica liderada por Estados Unidos que ha hecho bajar los precios del petróleo saudita e incrementado las sanciones, junto con la mala administración gubernamental, no a causa del socialismo, ha construido más de 1,600 comunas en las que miles de personas viven en paz. Incluso el ex presidente estadounidense Jimmy Carter elogió su sistema de votación y dijo: "De las 92 elecciones que hemos monitoreado, diría que el proceso electoral en Venezuela es el mejor del mundo". El Centro de Investigación Económica y Política en Washington DC dice que desde que Hugo Chávez asumió en Venezuela, y desde que Evo Morales lo hizo en Bolivia, las tasas de pobreza, pobreza extrema y desempleo han disminuido significativamente, mientras que la matrícula en educación y los salarios mínimos han aumentado significativamente. La Dra. Margaret Chan de la Organización Mundial de la Salud describe el sistema de salud de la RPDC diciendo: "... puedo decir que tienen algo que la mayoría de los otros países en vías de desarrollo envidiarían". Cuba tiene una de las tasas de alfabetización más altas del mundo, casi ha puesto fin al racismo en su isla, y el Fondo Mundial para la Naturaleza dijo que Cuba es el único país del mundo que ha logrado un desarrollo sostenible. La pequeña isla, aunque bloqueada, brinda atención médica, educación y vivienda para todos, sin costo alguno. Todo esto es una excesiva simplificación de algunos de los logros de las naciones socialistas, pero el mensaje es claro: el socialismo funciona.

No, las naciones socialistas actuales no son perfectas, ni los países nórdicos son lugares terribles, pero los primeros no sufren de las contradicciones comunes del capitalismo que los últimos padecen: las contradicciones entre el bienestar público y la apropiación privada, entre las disparidades de ingresos y un desarrollo geográfico desigual, entre los avances tecnológicos y la exclusión humana, entre la sobreproducción y la inanición, entre la sostenibilidad ecológica y la expansión de la industria. Por esta razón  estoy cansado de que los "socialistas" señalen a los Nords como un pilar del socialismo, porque no solo es equivocado, sino que perjudica grandemente el legado de logros de las naciones socialistas que los medios burgueses demonizan; un legado que podemos, y debemos, tratar de replicar, propio de las condiciones materiales de nuestro mundo actual.





Publicado por La Cuna del Sol
USA.