domingo, 25 de septiembre de 2016

Les Deplorables

Pero una cosa parece ser cierta en toda la saga de Les Deplorables -al menos para las fuentes conectadas a los Amos del Universo; quién será el verdadero ganador. Así que vamos a darles la última palabra, por ahora; "va a ser muy difícil para Hillary vencer a Trump en un debate ya que es habilidoso y no se anda con rodeos. Permítanme decir esto. Si Hillary llegara a ganar, y no creemos que lo logre, ella hará lo que se le ha dicho y seguirá las mismas políticas tal como lo haría Trump.


LES DEPLORABLES


Por Pepe Escobar

La opinión pública mundial contiene la respiración perpleja ante el circo que la superior "democracia" estadounidense es capaz de conjurar.

El primer duelo de enjaulados el próximo lunes entre la Reina de la Guerra que se beneficia de un poderoso Cajero Automático (Clinton) y un multimillonario súper-narcisista adorado por una "cesta de deplorables". Esto es un circo muy apropiado para una nación que se describe así misma como "indispensable" en la que "el mal" ha sido propulsado -en serio- a la condición de categoría filosófica.

Para la cesta de deplorables, e incluso más allá de su círculo, la tentación de votar por Donald Trump es inmensa equivalente a mostrarle el dedo al establishment.

Extremadamente diestro en explotar los principales medios de comunicación por publicidad gratuita de gran valor, elevando lo indignante a una forma de arte y ser impermeable a la ironía y la burla, Trump ha sido un maestro en aprovechar ola tras ola, la ira en contra de la nueva élite liberal -incluyendo una nomenklatura  cripto-intelectual de "expertos" educados en la Liga Ivy a quienes les importa un carajo la comprensión (mundo real) de las consecuencias de las políticas del gobierno de los Estados Unidos (USG).

La ira se manifiesta a través de los obreros despedidos, los desempleados, los analfabetas funcionales, la basura blanca. Como quiera que se les llame, ellos son excluidos del banquete neoliberal, no sólo económicamente sino también culturalmente.

Pero tratándose Trump, un maestro de la auto-promoción, la batalla es más bien del Ego contra El Establishment.

Y se vuelve más excitante  cuando nos enteramos por medio de poderosos y discretos intereses, con sede en Nueva York -partidarios de la plataforma de Trump- sobre quién está realmente ganando:

"La campaña Trump apenas está gastando un poco de dinero y está muy firme. Ellos puede que usen su dinero en el último mes después de los debates, si Hillary se recupera para esos debates de lo que parece ser un ataque del mal de Parkinson. Él tiene una oportunidad, aunque no importa quién gane mi predicción es que habrá paz con Rusia; el precio del petróleo subirá; las importaciones de piezas militares de Asia serán repatriadas y terminará la manipulación de las monedas; habrá medidas compensatorias para detener el flujo de inmigrantes y productos bajo monedas sub valoradas. Los amos no pierden".

Los "amos" son, por supuesto, los Amos del Universo quienes realmente  dirigen el  gobierno de los Estados Unidos (USG).

Y este es el argumento contundente sobre como ejercen el control:

"Ambos lados están controlados y eso lo explica todo. Lenin decía que la manera de derrotar a nuestros adversarios es tomar el control de su  liderazgo. Fíjense en la Mayoría Moral, que Jerry Falwell disolvió cuando se hizo demasiado poderosa. Vean a Ross Perot, que abandonó cuando comenzó generar un impacto real. Ambos fueron puestos bajo control y Ross sacó provecho e hizo dinero”.

"En su jerga interna esto es conocido como el concepto del "silencio dinámico". Esta es una técnica de los amos para bloquear toda la cobertura noticiosa sobre digamos un nazi para que no pueda obtener adeptos. Eso se lo podrían haber hecho a Trump si él no fuera de ellos. ¿Quién podría haberse quejado? Él no era más que un operador apolítico de bienes raíces en el que nadie estaba interesado".

"¿Y qué tenemos al final? Un entretenido combate de gladiadores del que ellos controlan ambos lados y el ganador se lleva todo el dinero -como con la Fundación Clinton. Y el público no es más inteligente".

Circus Máximus 24/7

Hay gradaciones sutiles en este escenario. Los intereses de Rothschild no están apoyando a Trump - según estas fuentes bien conectadas, ya que Trump no ha sido ungido por el club y por lo tanto es poco fiable. Ellos recuerdan, por ejemplo, cómo "Greenspan era tan incompetente que los líderes de Wall Street tuvieron que darle oficios para que pudiera hacer dinero antes de que lo pusieran como el jefe de la Reserva Federal. Luego era tan ignorante que ellos tenían que dirigir todos sus movimientos ya que carecía del discernimiento sobre lo que hacen ellos". "Ellos", por supuesto, significa, los intereses de los Rothschild.

En el frente de la Guerra Fría 2.0, las cosas son aún más borrosas. Desde 2010, cuando Obama recibió la orden de mantener la estrategia de primer ataque nuclear de Estados Unidos, Rusia y China saben a dónde conduce esto. No es de extrañar que Trump esté siendo implacablemente atacado como el propio caballo de Troya de Putin -porque está en contra de la Guerra Fría 2.0 y la demonización de Rusia.

Pero Ash Carter, el estridente del Pentágono, muy pronto sin trabajo, es una cosa; otra muy distinta es lo que los Amos del Universo realmente quieren, según estas fuentes que apoyan a Trump; "Hillary estaría siguiendo las directrices de Trump en caso de ganar, ya que el ejército de Estados Unidos le va a explicar a ella que en función de la superioridad militar rusa en submarinos y misiles defensivos y ofensivos no tiene otras opciones. Las políticas de Trump son sabias”.

Incluso se baraja una movida de relaciones públicas que podría, literalmente, devastar la ya tambaleante campaña de Hillary:

"Las imprudentes amenazas de Hillary contra Rusia, con riesgo de guerra nuclear, podrían traer de vuelta, vía Donald Trump, los anuncios televisivos de  Lyndon Johnson contra Goldwater, donde teníamos a un pequeño niño en un prado recolectando flores, mientras que una bomba nuclear detonaba. Fue un anuncio genial y destruyó a Goldwater. La política del primer ataque nuclear y las imprudentes provocaciones se combinan para formar un excelente anuncio al estilo de Johnson. Esta vez Trump puede usarlo contra los Demócratas, que han creado casi todas las guerras en los últimos 125 años”.

Una fuerza para la farsa?

Incluso teniendo en cuenta que prácticamente la totalidad de establishment estadounidense  -desde la nomenklatura de Beltway a Wall Street- se unan contra él, el jurado aún está deliberando sobre si Trump es una amenaza real para sus intereses.

Después de todo Trump también podría ser el perfecto Caballo de Troya. La evidencia se basa, por ejemplo, en los nombramientos de los perfectos privilegiados Larry Kudlow y Steven Moore como sus altos asesores económicos. Ese es el Trump como una fuerza para el escenario de la farsa. Así que el "silencio dinámico" parece ser la regla. He aquí cómo funciona el silencio dinámico; "Si usted se opone a los que están por encima del Presidente, los medios de prensa lo bloquean y las masas no oyen nada, así que ¿cómo pueden ser atizados? Donald es un privilegiado y representa el complejo industrial militar, incluyendo la CIA, la DIA, etc. Ellos por supuesto lo negarán, para eso les sirve la negación, y él puede decir que está en contra del establisment cuando que es un privilegiado".

"Esa es la primera línea de defensa. Si alguien logra ser más astuto que ellos, entonces ellos lo caracterizan como un loco. Esa es la segunda línea de defensa.

Ahora bien, si uno persiste en hacerlos sentir incómodos, entonces termina como William Colby, Vince Forster o Jack Kennedy. Richard Nixon fue expulsado y se fue en silencio porque, en palabras de Tricky Dick, "yo no voy a terminar como Jack", mientras salía por la puerta trasera de la Casa Blanca".

"La clave aquí es que Donald está recibiendo más publicidad que Hillary, y al atacarlo por ser un América Firster sus números han aumentado de manera espectacular. El público lo ama por lo que los Amos del Universo le están ayudando. Las industrias militares tienen que ser repatriadas a medida que dejamos de controlar los mares y esto requerirá ajustes ya sean monetarias o en tarifas. De ahí, las correctas demandas de Donald para el fin de la manipulación monetaria que tuvo como parte de su objetivo la construcción de Alemania y Japón a expensas de nuestras industrias. Es absurdo que lo hayamos hecho, pero era lo que se tenía que hacer. Eso está terminando ahora con Donald y la situación de emergencia por la falta de control del Océano Pacífico para el transporte por mar de componente para nuestra producción militar. Japón y Alemania quedaran desligados".

"Brzezinski dijo que si algún oponente sobrepasa a los Estados Unidos militarmente, los EE.UU dejan de ser una potencia mundial. Ese es el caso y los militares lo saben. Y Trump lo sabe o no lo habría dicho con tanta frecuencia. Necesitan un programa intensivo para ponerse al día. Eso cuesta mucho dinero. Probablemente exija la reducción de las fuerzas y las bases y un aumento masivo del gasto tecnológico. Eso es lo que hicieron los rusos. Pueden lograr esto por medio de la masiva reducción de las transferencias asistenciales a inmigrantes ilegales. Eso es a lo que Donald se ha comprometido".

Si este análisis es correcto, se ajusta con el impulso de Trump para organizar un acercamiento inmediato con Rusia en caso de que él resulte elegido, para que el complejo militar-vigilancia industrial de Estados Unidos pueda ponerse al día y al menos tratar de remediar el peligro de perder la próxima guerra en la cual Hillary y su propio bolso de deplorables neoconservadores están tan obstinados.

A medida que nos acercamos al primer encuentro de enjaulados, el jurado aún está deliberando sobre si la Reina de la Guerra puede perder las elecciones debido a que la generación del milenio absolutamente la detesta, o porque la "canasta de deplorables" absolutamente la aborrece, o ambos.


Pero una cosa parece ser cierta en toda la saga de Les Deplorables -al menos para las fuentes conectadas a los Amos del Universo; quién será el verdadero ganador. Así que vamos a darles la última palabra, por ahora; "va a ser muy difícil para Hillary vencer a Trump en un debate ya que es habilidoso y no se anda con rodeos. Permítanme decir esto. Si Hillary llegara a ganar, y no creemos que lo logre, ella hará lo que se le ha dicho y seguirá las mismas políticas tal como lo haría Trump”.






Publicado por La Cuna del Sol
USA.

sábado, 24 de septiembre de 2016

Jimmy Morales, un tonto forrado de oro

 No fueron abogados, claro, fueron sus asesores “políticos” de la línea dura, extremista y de la guerra total los inductores,  los que están felices, exultantes de contentos, tener a su disposición a un tonto forrado de oro, lo cual no es extraño, pues ellos lo pusieron en el puesto mediante el engaño, el artificio verbal de ni corrupto ni ladrón  y que sorprendieron al pueblo de Guatemala urgido de cambios y todavía con una enorme ingenuidad, pensando de la mejor manera; porque a veces llego a creer que el partido con mayor prestigio de Guatemala sigue siendo el ejército y el pueblo guatemalteco, el pueblo más derechizado del mundo o el pueblo más pendejo del planeta.


JIMMY MORALES, UN TONTO FORRADO DE ORO
(Don Quijote a Sancho Panza dixit).


Por Luciano Castro Barillas

Es asunto viejo en la dialéctica materialista, o sea la filosofía del marxismo, explicar las causas y los motivos. El joven Marx en sus escritos de 1848 comenzó elucubrando lo que luego sería, al pasar de los años y ya en la madurez, su teoría científica sobre la historia económica de la sociedad.  Si no se utilizan estos dos principios de la dialéctica, el análisis queda en la superficie. Pero más aún, se necesita poner en el contexto nacional o regional los intereses del imperialismo estadounidense, porque esa es la única manera de aprehensión, de conexión concreta con la realidad económica, con los negocios; dado que la política es la expresión concentrada de la economía.

El capitalismo, por lógica, busca el capital. Busca la manera de instrumentalizar el dinero, para que no sea solamente una herramienta de riqueza humana, sino un instrumento de opresión. Esa es su naturaleza, la voracidad extrema sin que importe nada: principios, valores, ideas, naturaleza, ser humano, patria y sociedad. Es un mundo oscuro únicamente con un norte: el dinero. El poder del capital ominoso, abominable, para limitar o coartar cualquier felicidad del ser humano, menos la del capitalista y sus lacayos.

Por ello, cuando uno asiste a un Decreto Ejecutivo como el emitido hace apenas unos cinco días en un país llamado Guatemala, que disminuía garantías constitucionales consagradas en la Carta Magna, uno tiene obligadamente que detenerse a pensar de donde provienen esas ideas antidemocráticas, esas ocurrencias fascistas, de limitar la libre locomoción la libre asociación, pero sobre todo, la libertad de expresión consagrada en el Artículo 35 de la Constitución Política de la república de Guatemala  que dice: “Es libre la emisión del pensamiento por cualesquiera medios de difusión, sin censura ni licencia previa. Este derecho constitucional no podrá ser restringido por ley o disposición gubernamental alguna”. Es el lastre, el peso del pasado del que Guatemala no logra liberarse y que mentes oscuras de pasados truculentos se empecinan en impulsar e imponer. Es la gente de pensamiento retrógrado que medra al amparo de la impunidad incapaz de percibir que el proceso de empoderamiento de los pueblos del mundo, aunque tardío, ya llegó también a Guatemala. No acaban de entender que aún con poca claridad y a veces poca voluntad el pueblo de Guatemala está movilizado desde abril de 2015. Que es una variante también de la Revolución Democrática Burguesa de 1944, otorgadora de tantos beneficios al pueblo de Guatemala; que ha vuelto por una reedición.

Mentes torpes de marxismo rígido quieren ver que el movimiento pequeño burgués citadino no es pueblo, sin embargo, fue precisamente ese segmento de la sociedad, las capas medias y muy escasamente los sectores populares; los que impulsaron este proceso. Es la realidad nacional hasta el momento. Puede ser que a futuro sean las fuerzas genuinamente populares las que vanguardicen estas luchas, pero por el momento, sus condiciones subjetivas, organizaciones dirigenciales y la carencia de dirección intelectual; no le permite asumir el papel histórico que le corresponde. Las banderas ideológicas y políticas de la izquierda fueron arrebatadas en una buena medida por un ente internacional de Naciones Unidas y por una institución judicial respaldada por los intereses de las inversiones imperialista en del segundo patio trasero latinoamericano (Guatemala, Honduras y El Salvador).

Entonces, el motivo del tal decretito presidencial es el intento pío de socorrer a los pobres guatemaltecos afectados por el fenómeno de las lluvias, pero la causa es que con esa falacia ad misericordem, mentes con disfuncionalidad cognitiva, empezando con el señor Morales, recurren a la falta de ideas cuando acosados por su ineptitud se les critica por los diferentes medios de comunicación. ¿Cómo se tomó esa decisión descerebrada? Se necesita ser el abogado más estúpido para asesorar de esa manera. No fueron abogados, claro, fueron sus asesores “políticos” de la línea dura, extremista y de la guerra total los inductores,  los que están felices, exultantes de contentos, tener a su disposición a un tonto forrado de oro, lo cual no es extraño, pues ellos lo pusieron en el puesto mediante el engaño, el artificio verbal de ni corrupto ni ladrón  y que sorprendieron al pueblo de Guatemala urgido de cambios y todavía con una enorme ingenuidad, pensando de la mejor manera; porque a veces llego a creer que el partido con mayor prestigio de Guatemala sigue siendo el ejército y el pueblo guatemalteco, el pueblo más derechizado del mundo o el pueblo más pendejo del planeta.

Ese tonto forrado de oro y que hoy parodia a un Presidente Constitucional de Guatemala, es el sujeto perfecto, exacto; para sus intereses y mediocridad. Para las oligarquías nacionales y para los pocos disimulados negocios del imperialismo. Así están las cosas en este triste país, el ancestral de  Qatecmallán, o tierra de los árboles podridos.






Publicado por La Cuna del Sol
USA.

miércoles, 21 de septiembre de 2016

Los mitos del "milagro socialista" noruego

Si una de las economías más fuertes del mundo, con altos estándares de vida, con miles de millones de dólares generados por sus enormes recursos naturales, ocupando los mayores volúmenes de operaciones en las bolsas del mundo -tal es así que cualquier amenaza noruega de retirar sus posiciones en la bolsa europea podría llegar a hundir los mercados nuevamente-, no puede garantizar el empleo a sus trabajadores, entonces no parece ser el modelo a seguir dentro del capitalismo.


LOS MITOS DEL "MILAGRO SOCIALISTA" NORUEGO


Por Ariel Zunino. La Izquierda Diario

He descubierto que las raíces de nuestra vida moral están completamente podridas, que la base de nuestra sociedad está corrompida por la mentira”, escribía el noruego Henrik Ibsen en Un enemigo del pueblo

Quizás viendo un mundo que se empezaba a construir con norte en la riqueza de pocos y en base a la explotación de otros; países que aparecen como imperios construidos en base al esfuerzo nacional, pero que en realidad sus cimientos están socavadas en la rapiña de naciones más débiles y menos dotadas de recursos.

Noruega suele ser llamada “el ultimo socialismo del siglo XXI”, con un ingreso promedio de 57.300 dólares anuales por habitante, educación pública y bilingüe, uno de los impuestos a la renta más altos, una fuerte presencia del estado que garantizan seguridad social para sus habitantes y uno de los estándares de vida más altos del mundo, la ubican en el imaginario social, como un modelo al cual todos los países podrían aspirar sin la necesidad de cambiar el sistema político por uno más justo.

Hasta 1969, cuando se realizó el primer hallazgo de una gran reserva de petróleo en el mar del norte, Noruega vivía de la pesca y de una incipiente producción agropecuaria. Con un clima favorable para la producción agrícola, el problema que se le presentaba era la poca extensión de tierra y un clima duro que no permitía que se poblara la totalidad su territorio. Fue en ese año cuando los noruegos vieron que sus mares, ricos en fauna, les podían proveer del oro negro que había vuelto ricas a otras naciones.

Conocedores de que los precios del petróleo fluctuaban, en 1990 el gobierno decidió crear el Goberment Pension Found para contrarrestar las fluctuaciones futuras del precio del crudo; en realidad no es un fondo de pensiones, ya que sus ingresos no derivan del salario de los trabajadores, sino que recauda sus ingresos del excedente generado por permisos de explotación, impuestos al petróleo y dividendos por la participación del estado en la petrolera nacional STATOIL.

Statoil, la petrolera off shore más grande del mundo

La compañía noruega de petróleo Statoil, establecida en 1972, es la mayor compañía de su país. Mientras que figura listada en la Bolsa de Valores de Nueva York, el estado noruego aún mantiene la mayor parte de su propiedad, lo que hace que pueda controlar sus operaciones alrededor del mundo.

Es la compañía con mayor cantidad de operaciones off shore del mundo, en febrero de este año compro el 11.93 % de la petrolera sueca Lundin Petroleum por 497 millones de Euros. Está presente en más de treinta países en el mundo y sus principales operaciones en América son en Brasil, en donde tiene el 60 % de participación en la cuenca de Campos y participa en un 50 % en los trabajos de exploración en Sao Bernardo, en la cuenca de espíritu Santo.

En Venezuela tiene el 9% de participación del proyecto de extracción de crudo extra pesado en la franja del Orinoco. Está intentando obtener los permisos para explotar los pozos petroleros en Anaran (Irán), en donde el costo de extracción por barril es de menos de un dólar.

La ilusión del modelo noruego

El fondo Noruego del petróleo (como se lo conoce coloquialmente), es el mayor fondo soberano del mundo. Con un valor estimado de 850.000 millones de dólares, invierte su mayoría en la bolsa, operando con un volumen que sostiene el 1,05 % de los mercados bursátiles del mundo y el 2,15 % de las reservas europeas, es decir que es el mayor propietario de valores en Europa (Dr. Javier Santiso, “Fondos soberanos”, 2012).

Gestionado por el Norges Bank Investment Management, y amparado en su increíble volumen de operaciones, durante la crisis del 2008, mientras las bolsas europeas sufrían increíbles caídas y los trabajadores de países como España, Grecia, Irlanda, Italia y Reino Unido perdían sus viviendas y sus empleos, el fondo noruego aprobó aumentar sus posiciones bursátiles de un 40 % a un 60 %. Las economías de los países más afectados por la crisis le presentaban una oportunidad única, acciones de empresas y deuda soberana en sus niveles más bajos, mercados inmobiliarios derruidos con gente desalojada de sus viviendas y bancos con grandes deudas, hacían las delicias de un fondo millonario que quería comprar bajo y vender alto.

Esta crisis, le permitió invertir 7.000 millones de euros en la bolsa española, aumentando durante el 2015 un 8,15 % su posición en este mercado y adquirir 9.412 millones de euros en bonos soberanos británicos. Es decir, hacerse acreedor de la masiva deuda externa de los países que se vieron más afectados por el derrumbe, deuda que no pesa sobre los gobiernos o sobre las grandes empresas, sino que pesan sobre la clase trabajadora de esos países.

No es difícil entender por qué Noruega presenta tan ventajosas condiciones para sus habitantes, grandes recursos naturales que representan miles de millones de dólares reinvertidos en las bolsas del mundo, una población de poco más de cinco millones de personas y una política de expansión económica a fuerza de dólares provenientes de la renta, hacen bastante simple a la ecuación.

A pesar de sus millones, Noruega se está viendo afectada por la caída del precio del petróleo y por el sacudón mundial que ocasiono el Brexit. El fondo noruego había invertido en deuda soberana británica 9.412 millones de euros y un 1 % en el mercado inmobiliario del Reino Unido, tiene una participación del 8,9 % de Great Portland Estates que es dueña de 3.700 millones de libras del desarrollo inmobiliario Ingles. La caída de la bolsa y en especial la incertidumbre que generó en el mercado inmobiliario, hicieron que en 2016 por primera vez en su historia y durante dos trimestres consecutivos, Noruega haya tenido que retirar dividendos del fondo para cubrir el déficit fiscal.

Todo este blindaje y aparente estado benefactor, muestra su verdadera cara, cuando ante el primer síntoma de recesión, la petrolera Statoil despidió a 20.000 empleados en todo el mundo. Al parecer el fondo que prometía cuidar a sus ciudadanos ante una fluctuación de los precios del petróleo, operó más preocupado por mantener márgenes altos e índices positivos.

Si una de las economías más fuertes del mundo, con altos estándares de vida, con miles de millones de dólares generados por sus enormes recursos naturales, ocupando los mayores volúmenes de operaciones en las bolsas del mundo -tal es así que cualquier amenaza noruega de retirar sus posiciones en la bolsa europea podría llegar a hundir los mercados nuevamente-, no puede garantizar el empleo a sus trabajadores, entonces no parece ser el modelo a seguir dentro del capitalismo.

De acuerdo al periodista Helge Hiram Jensen:

La única razón por la cual Noruega puede sostener su sistema, es que su micro Estado es dueño (o es adueñado por) una empresa de petróleo que lucra con el calentamiento global, y que opera en el mercado como cualquier empresa transnacional. La única razón por la cual Noruega puede controlar sus yacimientos petrolíferos es porque se alinea con EE.UU., incluso contribuyendo a guerras neo-coloniales en Afganistán o Libia.
Tal es así que en 2011 Noruega se unió a EE.UU., Reino Unido y Francia en la operación Freedom Falcon, bombardeando al pueblo libio”.

Estas economías que se pretenden proteccionistas, no son más que semi-periferias que tomando ventaja del sistema colonial, con un aparente cuidado de los suyos, explotan y rapiñan al resto de las naciones. Los increíbles volúmenes con los que opera su petrolera, socavan las soberanías de las naciones que tienen petróleo para abastecer las arcas del mayor fondo europeo que con un solo movimiento puede hundir nuevamente los mercados y arrastrar más trabajadores a la miseria.

Estos fondos son ahora los nuevos acreedores de las deudas que trabajadores británicos y españoles deberán pasar años pagando con sus salarios, las nuevas escuelas noruegas y los nuevos paraísos turísticos del norte se pueden medir con el sudor de los explotados a los que les toco estar del otro lado de la crisis, y todavía no es suficiente para garantizarle el empleo a los noruegos.

Todo esto nos plantea una pregunta: si en países ricos, que basan su subsistencia en la expoliación y el drenaje de plusvalía repatriando las remesas de utilidades de las empresas con capital noruego que están en otros países, no es posible garantizar el empleo a la totalidad de sus habitantes, y aun así debe basar su subsistencia en la explotación de otras naciones. ¿Cómo pueden sobrevivir, entonces, las demás naciones que quedan subordinadas y sin recursos?


La respuesta es que no hay un capitalismo bueno ni eficiente, un sistema que basa su misma existencia en la explotación del hombre para generar riquezas, no puede garantizar la subsistencia del género humano, y lo que se nos presenta como casos testigos de que se puede modificar el sistema sin arrancarlo de cuajo e imponer uno más justo, son apenas ilusiones, que miradas de cerca, terminan develando como el más fuerte sobrevive con la sangre del más débil, por ejemplo: el “milagro”noruego.






Publicado por La Cuna del Sol
USA.

domingo, 18 de septiembre de 2016

Jorge Beinstein: “La ofensiva imperialista, desatada al derrumbarse la URRS, se ha empantanado en Asia”

Estados Unidos apoyado en ciertos casos por otras potencias occidentales ha destruido a países como Afganistas, Irak, Libia o Siria, intenta cercar militarmente a Rusia, hundir su economía, está empezando a hostigar militarmente a China, se encuentra embarcado en la recolonización integral de América Latina a la que le reserva un destino mexicano.


JORGE BEINSTEIN: “LA OFENSIVA IMPERIALISTA, DESATADA
AL DERRUMBARSE LA URRS, SE HA EMPANTANADO EN ASIA”



Entrevista especialmente elaborada para la revista de Red Roja, publicada parcialmente en la edición impresa correspondiente a septiembre, por el economista marxista Jorge Beinstein

RR: Tras casi una década de crisis, ¿cómo ves la salud del capitalismo y de su intento de revertir la caída de la tasa de ganancia?.

JB: En realidad la crisis del sistema comenzó mucho antes de 2008, tendríamos que retroceder hasta los años 1970 o como lo señalaba Mandel hacia fines de los años 1960. A partir de ese período comenzó a descender tendencialmente la tasa de crecimiento real del Producto Bruto Global, proceso motorizado por la desaceleración de las grandes economías centrales como las de Estados Unidos, Japón, Inglaterra o Alemania (en ese momento Alemania Federal) y también a expandirse la llamada financiarización del capitalismo.

2008 fue un punto de inflexión que marcó el agotamiento de la financiarización que había sido la droga dinamizadora del capitalismo, su euforizante y su parásito al mismo tiempo. Si tomanos el caso de los “productos financieros derivados”, la espina dorsal del sistema financiero (y en consecuencia del capitalismo mundial), constatamos que hacia el año 2000 llegaban aproximadamente a los 100 billones (millones de millones) de dólares equivalentes unas tres veces el Producto Bruto Global, en 2008 alcanzaban los 685 billones de dólares casi unas 11 veces el PBM, pero ese año se produjo la gran crisis financiera y la masa nominal de derivados dejó de crecer, se mantuvo en una suerte de estancamiento inestable. En diciembre de 2013 llegaban a los 710 billones (unas 9 veces el PBM) y en 2014 comenzó el desinfle: hacia diciembre de 2015 habían caído a unos 490 billones de dólares (seis veces el PBM), en solo dos años se evaporaron 230 billones de dólares, que representaron algo menos de tres veces el PBM de 2015. El desinfle de esa hiperburbuja, en realidad la madre de todas la burbujas, golpeó duramente a los precios y a las inversiones, las economías centrales se estancaron, tuvieron crecimientos bajos o entraron en recesión.

Como sabemos en 2014 se produjo el derrumbe de los precios de las materias primas y la generalización de la que suele ser calificada como crisis deflacionaria global. El motor financiero dejo de cumplir el rol de euforizante y paso a ser un factor depresivo que empuja hacia abajo al conjunto del capitalismo. En lo que va del 2016 la situación ha empeorado y seguramente se va a agravar próximamente, numerosas señales así lo indican.

Cuando uno mira más en profundidad se da cuenta que por debajo del fenómeno, desde los años 1970 hasta hoy, aparece la acentuación de la tendencia a la declinación de la tasa de ganancia que de manera irregular, con algunas mejoras efímeras seguidas por fuertes caídas va acorralando a un sistema enfermo. Las mejoras pasajeras de esa tasa fueron obtenidas principalmente gracias a la mayor explotación de los trabajadores y/o a la depredación de los recursos naturales de la periferia. Por ejemplo el ingreso al mercado mundial capitalista de millones de obreros industriales chinos y de otras zonas de la periferia permitió a las grandes empresas deslocalizar sus instalaciones y así producir con salarios reducidos, gracias la aplicación de tecnologías mineras y agrícolas altamente destructivas del medio ambiente las economías imperialistas obtuvieron materias primas baratas (y súper beneficios). Entonces vemos como la curva representativa de la tasa de ganancia de las economías centrales dejaba de caer e incluso ascendía durante algunos períodos entre los años 1980 y 2000, pero esos remedios no consiguieron superar el problema y en lo que va del siglo actual la trayectoria a la baja es irresistible.

Ahora nos encontramos ante la tentativa siniestra de frenar ese descenso acentuando al extremo el saqueo de recursos naturales y sometiendo a centenares de millones de trabajadores a la superexplotación, para lograr esos objetivos es empleada una variedad de instrumentos que van desde las intervenciones militares directas y los llamados golpes blandos hasta la imposición autoritaria por parte de gobiernos seudo democráticos de planes económicos que producen desempleo y caídas de los salarios reales. Pero al poner en marcha esos remedios agravan la crisis del sistema, extienden el caos, expanden los espacios sociales ingobernables, deterioran las instituciones burguesas. Pretenden alejar el desastre pero en realidad lo amplifican.

RR: ¿Qué papel juega la deuda como elemento disciplinador? ¿Por qué debemos reclamar su impago?

JB: El endeudamiento estatal y privado fue un gran dinamizador del capitalismo desde las últimas décadas del siglo pasado, en países como los Estados Unidos el grueso de los salarios crecían muy poco, se estancaban y en algunos casos caían pero el crédito permitía mantener el consumo. El Estado podía seguir gastando en guerras u obras públicas aumentando su deuda. Y las deudas crecieron más y más hasta que tocaron techo. En 2008 se produjo el descalabro financiero porque una masa significativa de deudores privados no podían seguir pagando y estalló la burbuja inmobiliaria. El ciclo de crecimientos en base a deudas se agotó y se inició un ciclo opuesto de estancamientos, recesiones y crecimientos anémicos. Antes el endeudamiento era un mecanismo que permitía crecer desacelerando salarios, ahora aparece como un factor que impone restricciones de gastos sociales del estado, reducciones salariales reales y aumento del paro. Los polos financieros disciplinan a los estados que a su vez disciplinan a los trabajadores. ¿Pero cuanto tiempo puede durar esa degradación?, no mucho más, dicho deterioro hace a mediano o largo plazo ingobernables a las sociedades. La decadencia del sistema se generaliza, ya no solo afecta a sus estructuras económicas, sino también a sus reproducciones institucionales, ideológicas, políticas, etc. Las súper deudas, dados sus volúmenes, son impagables, solo pueden ser atendidas con más deudas lo que a su vez impulsa más estancamiento económico y desintegración social. No existe la formula mágica capaz de resolver el problema preservando el funcionamiento del sistema por una razón muy simple: la súper deuda no es otra cosa que la expresión de la decadencia del sistema, no es su causa sino su resultado, es uno de sus efectos visibles.

Como lo demostró el caso griego donde el gobierno “progresista” proponía seguir pagando “de otra manera” y mejorar la situación económica general, el sistema no ofrece esa posibilidad. Y no pagar la deuda significa romper con el sistema, con el centro financiero de un capitalismo global completamente financiarizado. Para los progresistas hacer eso sería “irracional”, sería apartarse del “mundo”, con lo cual aceptan la irracionalidad profunda del sistema que nos está llevando hacia el desastre, también identifican al “mundo” con las élites dominantes. En suma, pagar y pagar empobreciéndonos cada vez más cuando es perfectamente posible mejorar las condiciones de vida de la mayoría de la población dados los recursos técnicos disponibles siempre y cuando nos saquemos de encima al parasitismo, es decir al sistema, es decir al capitalismo tal cual existe en la realidad que no tiene nada que ver con los capitalismos imaginarios que nos proponen progresistas y conservadores simpáticos.

RR: ¿Qué opinas de la acentuación de las contradicciones interimperialistas entre EE UU, Alemania, Rusia, China….?

JB: Como lo señalé antes el capitalismo central, básicamente las economías dirigentes de la Unión Europea más los Estados Unidos y Japón, necesita saquear a la periferia para frenar, aunque sea durante un cierto tiempo, su decadencia económica, se trata de una mega estrategia imperialista global en curso. Cuando hablo de periferia extiendo el concepto tradicional no solo a Rusia y China sino además a las economías sometidas de Europa centro-oriental y del sur.

Pero esa gran ofensiva imperialista desatada al derrumbarse la URRS, terminó empantanándose en Asia. Peor aún: el propio mecanismo de reproducción global del sistema al fomentar el desarrollo capitalista subordinado de China contribuyó de manera decisiva a la creación de las condiciones que posibilitaron el ascenso y consolidación de una clase dirigente combinación de burgueses y altos burócratas civiles y militares que fue ganando una creciente autonomía política, económica y tecnológica. Un capitalismo de Estado con rasgos estructurales y culturales muy sorprendentes que conforma la segunda potencia económica del planeta y ahora también científico-tecnológica. Según la National Science Foundation en 2016 los Estados Unidos gastarán en Investigación y Desarrollo el 27 % del total global seguidos por China con el 20 % y entre 2009 y 2013 mientras que los Estados Unidos incrementaron en un 7 % sus gastos de I+D, China lo hizo en un 78 %. Extrapolando esos ritmos, hacia mediados de la próxima década China pasaría a ser la primera potencia científico-tecnológica del planeta. En términos reales tal vez lo sea antes ya que los gastos estadounidenses son realizados sobre un aparato científico viejo, plagado de zonas grises, burocracias, etc. mientras que los gastos chinos se aplican a un aparato joven, muy dinámico, en rápida expansión.

En el caso ruso quienes pronosticaban en los años 1990 la desintegración de Rusia siguiendo lo que había ocurrido con la URSS se equivocaron completamente. El Estado y en especial su componente industrial-científico-militar se recompuso, el núcleo duro de las élites dirigentes aprovecho el auge de las exportaciones energéticas, recupero tradiciones nacionalistas que habían atravesado (y deformado) a la URSS y que se remontan a los orígenes mismos de la identidad rusa que no pueden ser asumidas sin integrar a las glorias del siglo XX, por ejemplo la victoria soviética sobre el nazismo que le costó a ese país 27 millones de muertos, el mayor sacrificio militar de un pueblo a lo largo de toda la historia humana. Eso no se borra fácilmente. También allí se forjó un capitalismo de Estado que se fue autonomizando.

En ambos casos lo que no debemos hacer es caer en el reduccionismo económico, es necesario ampliar la visión al conjunto de la historia de dichas naciones, de ese modo podemos llegar a entender tanto sus resistencias a la hegemonía occidental como sus numerosas contradicciones y debilidades.

Ambos capitalismos dependen de sus exportaciones a las grandes potencias tradicionales, existen complejos lazos financieros globales a los que están atados, pero existe también la amenaza de los Estados Unidos, sus agresiones, pretendiendo colonizarlos. Algunos analistas simplificadores pronosticaban hace algunos años que jamás ocurrirían confrontaciones militares de los Estados Unidos con Rusia o con China, lo hacían señalando que la globalización económica había engendrado una suerte de trama burguesa transnacional que sobre determinaba el comportamiento de los grandes estados cuyas rivalidades pasaban entonces a un segundo plano. Algo parecido pensaba cierta gente antes de la Primera Guerra Mundial cuando avizoraba la instalación de una súper burguesía mundial por encima de los estados, pero la guerra llegó desmintiendo esa fantasía.

En síntesis: integraciones, interdependencias de todo tipo entre grandes potencias pero al mismo tiempo rivalidades, guerras.

RR: ¿Qué papel juega la guerra imperialista hoy? ¿Está el capitalismo en su etapa senil?

JB: La guerra, el aparato militar, sus prolongaciones industriales y financieras, sus articulaciones mafiosas, constituye actualmente el núcleo central de las élites dominantes de los Estados Unidos que conforman un conglomerado de redes muy concentradas volcadas mayoritariamente a practicas parasitarias. Parasitismo, imperialismo y militarismo son conceptos decisivos cuando tratados de describir el comportamiento del Imperio. Estos rasgos del amo explican a su vez la dinámica de sus socios-vasallos (Alemania, Francia, Japón, etc.).

Los capitalismos centrales tradicionales necesitan para sobrevivir como tales (así como Drácula necesitaba sangre y más sangre) sobreexplotar los recursos naturales y masas trabajadoras de la periferia lo que lo convierte en una gigantesca fuerza tanática de alcance planetario.

Estados Unidos apoyado en ciertos casos por otras potencias occiddentales ha destruido a países como Afganistas, Irak, Libia o Siria, intenta cercar militarmente a Rusia, hundir su economía, está empezando a hostigar militarmente a China, se encuentra embarcado en la recolonización integral de América Latina a la que le reserva un destino mexicano.

Se trata de la guerra de Estados Unidos y sus socios-vasallos contra el resto del mundo, “guerra de cuarta generación” que combina una amplia variedad de formas (militar convencional, mediática, financiera, etc.) cuyo objetivo final es la transformación de ese “resto-del-mundo” en una vasta zona gris, con semi-estados fallidos, sociedades desarticuladas, caóticas indefensas ante el saqueo desmesurado.

Pero querer no es poder, más aún si las retaguardias imperialistas, sus espacios nacionales se encuentran en franca decadencia. Sus economías crecen cada vez menos, algunas de ellas ya están en recesión y sin posibilidades de recuperación atrapadas por sus tramas parasitarias. En ese sentido el concepto de senilidad es sumamente útil para entender lo que está ocurriendo, tanto desde el punto de vista productivo-tecnológico como ideológico. La cercanía de la muerte, la pérdida de vitalidad, no promueven la resignación serena del viejo crápula sino su irracionalidad, su tentativa desesperada por conservar lo existente e incluso acrecentar sus privilegios, a medida que avanza la pérdida de vitalidad se exacerban sus delirios. La RAND Corporation, la más importante consultora norteamericana en temas militares, acaba de publicar un estudio donde se desarrollan escenarios de una hipotética guerra entre los Estados Unidos y China, allí se miden posibles “pérdidas” de cada contendiente, etc. Circulan documentos similares referidos a una eventual guerra con Rusia.

RR: ¿Cree que el capitalismo puede “reformarse”, como sostiene la socialdemocracia?

JB: La reforma productivista y social del capitalismo, como lo pregona la socialdemocracia es en el mejor de los casos una simple expresión de deseos, en realidad se trata de un engaño que oculta la naturaleza real del capitalismo tal como hoy existe. Para lograr ese supuesto capitalismo con rostro humano sería necesario erradicar a sus centros hegemónicos financieros. Dicho de otra manera para salvar al enfermo habría que extirpar su corazón y su cerebro para luego mejorar lo que queda. El capitalismo del siglo XXI está completamente financiarizado y ese hecho es el resultado de un largo proceso histórico de carácter global, no el efecto no deseado de una desviación reversible. Es el resultado de la prolongada declinación tendencial de la tasa de ganancia y en consecuencia de la irrupción de su salvavidas financiero, del achatamiento de las inversiones productivas, de los modelos tecnológicos centrados en la depredación de recursos naturales y el ahorro de costos laborales.

El capitalismo solo nos ofrece vivir cada vez peor, no tiene otra posibilidad, no puede reproducirse como sistema global sin acrecentar su parasitismo y por consiguiente la superexplotación de sus víctimas a las que la marcha de la historia va conduciendo ante dos escenarios contrapuestos: el de la insurgencia anticapitalista y el de la degradación prolongada.



Jorge Beinstein es Doctor de Estado en Ciencias Económicas (Francia), especialista en pronósticos económicos. Fue consultor de organismos internacionales y gobiernos, dirigió numerosos programas de investigación y fue titular de cátedras de economía internacional y prospectiva tanto en Europa como en América Latina. Es profesor titular de las cátedras libres “Globalización y Crisis” en las Universidades de Buenos Aires y Córdoba (Argentina) y de La Habana (Cuba), y Director del Centro de Prospectiva y Gestión de Sistemas (Cepros). Su página web es http://beinstein.lahaine.org/






Publicado por La Cuna del Sol
USA.

jueves, 15 de septiembre de 2016

Otro cese al fuego en Siria

En el embrollo sirio, es muy difícil concluir con certeza quien está mejor posicionado para sacar ventaja de este nuevo acuerdo, Si Obama o Putin, y cuales en realidad son los objetivos de Erdogan al jugar con uno y otro. Son los planes del gobierno de Obama similares a lo ocurrido con el anterior y fracasado cese al fuego; rescatar y rearmar a los sitiados yihadistas moderados con el agregado que ahora la OTAN a través de Turquía ya ha establecido su presencia militar en territorio sirio. O está Putin, ahora que el sitio sobre Alepo se ha establecido de nuevo, posicionado, con la colaboración de Erdogan, como para imponer su voluntad sobre los Estados Unidos. O acaso existe una colusión mayor entre los poderes dominantes con respecto al destino final de Siria. Estas son interrogantes no pueden ser respondidas con certeza mientras persistan las dudas sobre la viabilidad del acuerdo del cese  al fuego y no se conozcan los detalles secretos del mismo.


OTRO CESE AL FUEGO EN SIRIA



Después de maratónicas sesiones en Ginebra finalmente Rusia y los Estados Unidos han llegado a un acuerdo para el establecimiento de un nuevo cese al fuego o cese de hostilidades en Siria. De particular importancia es el hecho que se lleva a cabo, al igual que el fracasado acuerdo de febrero pasado, en momentos en que las fuerzas sirias y sus aliados han hecho significativos avances contra las bandas de mercenarios yihadistas, especialmente en la ciudad de Alepo donde las fuerzas del Al-Qaeda en Siria y otros grupos de rebeldes “moderados” apoyados por los EE.UU se encuentran sitiados y en riesgo de ser derrotados, razón que estaría empujando a los EE.UU a aceptar un cese de hostilidades con el fin de protegerlos y evitar que el ejército y sirio y las fuerzas pro-Assad comandadas por Rusia recuperen totalmente la ciudad de Alepo, situación que podría definir el destino de la guerra en Siria.

Hasta ahora los detalles más importantes de lo acordado entre Estados Unidos y Rusia permanecen en secreto y únicamente se han dado a conocer aspectos generales de lo que podría constituirse en un cese al fuego duradero. De acuerdo a lo informado en esa ocasión, el cese de hostilidades  entraría en vigor el lunes 12 de septiembre por un periodo de 48 horas que, dependiendo del resultado, podría prolongarse por una semana después de lo cual los EE.UU y Rusia iniciarían acciones conjuntas contra al-Qaeda en siria. Por otra parte y según declaraciones del secretario de Estado estadounidense, John Kerry, el acuerdo impediría que la fuerza aérea del presidente sirio Bashar al-Assad ataque las posiciones de la oposición dondequiera que estén ubicadas, considerando esta provisión como el “fundamento del acuerdo”. El acuerdo permitirá el acceso de ayuda humanitaria a las ciudades sirias bajo asedio, incluyendo Alepo, y crearía zonas desmilitarizadas alrededor de ellas, ha dicho Kerry. Por su parte el canciller de la Federación Rusa, Sergey Lavrov, ha dicho que el gobierno sirio ha sido informado sobre los términos del arreglo y está preparado para cumplirlos.  

Hasta aquí  lo acordado deja la impresión, o al menos eso es lo que se pretende ya que se desconoce la parte secreta del acuerdo, que todo es producto de lo que se ha negociado entre Rusia y los EE.UU, las mayores potencias militares involucradas en el conflicto sirio. Sin embargo, es importante tomar en cuenta que todo esto tiene como antecedentes inmediatos la fallida intentona de golpe en Turquía y su reciente incursión militar en el norte de Siria que le ha agregado otro ingrediente más a la complejidad del conflicto sirio y ha hecho que el Sultán Erdogan, que ha aprovechado muy bien la situación, se convierta en un jugador crucial del cual dependería cualquier resultado que se quiera lograr en Siria. Esto quedó de manifiesto en la reciente cumbre del G-20 donde el taimado presidente turco demostró su habilidad para jugar a ambos lados del tablero, con Obama y Putin. 

En el embrollo sirio, es muy difícil concluir con certeza quien está mejor posicionado para sacar ventaja de este nuevo acuerdo, Si Obama o Putin, y cuales en realidad son los objetivos de Erdogan al jugar con uno y otro. Son los planes del gobierno de Obama similares a lo ocurrido con el anterior y fracasado cese al fuego; rescatar y rearmar a los sitiados yihadistas moderados con el agregado que ahora la OTAN a través de Turquía ya ha establecido su presencia militar en territorio sirio. O está Putin, ahora que el sitio sobre Alepo se ha establecido de nuevo, posicionado, con la colaboración de Erdogan, como para imponer su voluntad sobre los Estados Unidos. O acaso existe una colusión mayor entre los poderes dominantes con respecto al destino final de Siria. Estas son interrogantes no pueden ser respondidas con certeza mientras persistan las dudas sobre la viabilidad del acuerdo del cese  al fuego y no se conozcan los detalles secretos del mismo.

Mientras tanto algunos sitios en el Internet, como la página de Elijah JM y el portal de inteligencia israelí Debkafile el cual se presume funciona como brazo propagandístico del Mosad, han publicado sus propias versiones, con base en sus propios análisis y fuentes, sobre algunas de las particularidades del acuerdo alcanzado entre los EE.UU y Rusia. Así por ejemplo, Elijah J. Magnier en comentario publicado el 5 de septiembre, detalla varios de los pormenores del acuerdo que estaría por ser aprobado, como el hecho que ambas superpotencias se han puesto de acuerdo sobre varias cuestiones, pero sobre todo para permitir la entrada de los convoyes humanitarios en la ciudad (y otras partes de Siria), y para congelar la situación de la guerra en Alepo, definiendo líneas de demarcación entre todos los beligerantes, creando así un modelo potencial para otras regiones de Siria -énfasis añadido-. Según esta versión el congelamiento de la situación en Alepo y la demarcación de los territorios ocupados por los beligerantes que podría ser un modelo para otras regiones en Siria, y que podría interpretarse como la partición de Siria, constituyen quizás parte de las cuestiones centrales del acuerdo que no se ha hecho público y que el gobierno de Siria como el de Irán habrían aceptado. 

Más adelante se indica en el artículo que, en cualquier caso, siempre y cuando se concluya el acuerdo, todos los esfuerzos militares se dedicarán a golpear al "Estado islámico" y Jabhat al-Nusra -Al Qaeda en Siria (como anteriormente se nombraba) y todas las facciones yihadistas que se niegan a unirse al proceso político. En este momento algunos de estos grupos como Ahrar al-Sham y aproximadamente 40 facciones que forman parte de ELS han declarado que no se apegaran a la propuesta de cese al fuego.

En lo concerniente a la situación de Alepo, Estados Unidos quiere asegurarse de que Rusia no va a golpear a sus aliados y otros rebeldes, y Rusia se ha comprometido a detener todos los ataques en contra de los grupos aprobados por los EE.UU como parte del trato, ha escrito Magnier, quien a continuación detalla que, después de todo, Rusia quiere -mientras sus aliados completan una vez más el cerco alrededor de Alepo- abrir un corredor humanitario seguro bajo su supervisión y la participación directa de las Naciones Unidas. ¿Es esta una victoria para Rusia o los EE.UU.? Es la pregunta de Magnier.

A este respecto, en un artículo anterior Magnier había escrito que “Obama tiene la ventaja sobre Irán y Rusia en Siria e Irak, y sin desplegar grandes fuerzas terrestres". Sin embargo, en su último artículo (leer aquí) publicado 4 días antes del acuerdo entre los EE.UU y Rusia, Magnier afirma que, al llegar a un acuerdo con Turquía, Putin ha cosechado los beneficios de una situación en la que los aliados de ayer (es decir, los grupos de rebeldes del Ejército Sirio Libre aprobados por los Estados Unidos y también considerados pro-Turquía) ahora luchan entre sí (Fuerzas Democrática Sirias apoyadas por los EE.UU), y la misma fuerza apoyada por la fuerza Aérea de Estados Unidos en el norte de Siria, SDF-YPG, se dividen y unos cientos de militantes han abandonado a  los kurdos para unirse a Turquía. Las fuerzas rusas estacionadas en Siria apoyan la seguridad en torno a Damasco y contribuyen a la mediación de un alto el fuego entre más de 48 grupos rebeldes y el gobierno sirio. Resultó, según Magnier, que Putin jugó en el último minuto a la "Ruleta Rusa", arrastrando a los EE.UU a la mesa de negociación exactamente en el momento que la situación en Siria estaba a punto de salirse del control de los Estados Unidos.

Según Magnier, Rusia aprovechó su oportunidad cuando Erdogan lanzó su acusación indirecta contra los EE.UU por tener pleno conocimiento del fallido golpe de estado. Putin, con su arriesgada movida, logró asegurar la supervivencia del presidente sirio Bashar al-Assad, y otorgándose él mismo una importante ventaja sobre los EE.UU en la guerra de Siria. El resultado es sorprendente: Turquía acepta a Assad y ya no está pidiendo que sea removido como una condición previa a cualquier negociación. Por otra parte, Turquía ha demolido el sueño kurdo de establecer un Estado, previniendo la partición de Siria a partir del norte.

Por su parte Debkafile en su propia versión de los eventos que habrían originado el acuerdo entre los EE.UU y Rusia afirma que, el acuerdo de cese al fuego anunciado por Kerry y Lavrov el 9 de septiembre en Ginebra, cede la cuestión siria al presidente de Rusia, Vladimir Putin y a los militares del país. El acuerdo, según el portal israelí, representa un brusco revés para los EE.UU. En su reunión con Putin en China la semana pasada, el presidente estadounidense Barack Obama no estuvo de acuerdo con esas medidas por la sencilla razón de que un acuerdo de este tipo estaría en consonancia con la política y la postura del candidato republicano Donald Trump, no las de la candidata demócrata Hillary Clinton. Trump sugirió hace varios meses que los EE.UU deben dejar que Putin finalice con la guerra en Siria, afirmando que el líder ruso estaría mejor capacitado para hacerlo.

Al referirse a los detalles secretos del acuerdo, Debkafile indica, que bajo las actuales circunstancias no es de extrañar que Kerry y Lavrov hayan decidido no hacer públicos esos detalles del acuerdo, ya que estos revelarían que los rebeldes en el área de Alepo, y quizás en toda Siria, han sido abandonados encontrándose ahora atrapados tanto por el acuerdo ruso-turco como por el ruso-estadounidense, con el nudo cerrándose a su alrededor. En seguida y buscando respaldar su versión del acuerdo, Debkafile menciona un previo reporte publicado por el portal el viernes 9 de septiembre y que básicamente tiene que ver con lo sucedido esa semana entre Rusia y Turquía, quienes calladamente y aprovechando las distracciones de las diferentes iniciativas que resonaban en Washington, Moscú, Ankara, Jerusalén y la cumbre del G-20, se pusieron de acuerdo para tomar bajo su control los asuntos de la región. Recep Tayyip Erdogan sabía que nada saldría de su oferta, realizada al margen del G-20, al presidente de Estados Unidos Barack Obama para formar un equipo para una operación conjunta para desalojar a ISIS de Raqqa. 

Sin embargo, los extraordinarios eventos que valen la pena observar tuvieron lugar en Hangzhou sin bombos y platillos, es decir, las conversaciones Obama-Putin y la otra mucho más sustancial entre Putin y Erdogan, informa el portal, que luego y según sus propias fuentes de inteligencia en el Oriente Medio, asegura que en relación a la cooperación en Siria, Putin prácticamente le cerró la puerta a los EE.UU, dejándole saber a Obama, de manera condescendiente, que en este momento cuenta con todas las cartas mayores para controlar el conflicto sirio, mientras que Washington estaba casi por completo fuera del juego. Según las fuentes de Debkafile, Putin mostró sus últimas cartas en un acuerdo secreto con Erdogan para una cooperación ruso-turco en delinear la ruta a seguir en el Oriente Medio.

En cuanto a la concesiones que tanto Erdogan como Putin obtendrían el uno del otro como resultado del pacto secreto, el portal israelí menciona que antes de abandonar China, Erdogan ya se había ganado el consentimiento de Putin para apoderarse de una generosa porción de territorio en el norte de Siria de 4,000 kms cuadrados, como “zona de seguridad” bajo el control del ejército y la fuerza aérea de Turquía, con la garantía de Rusia de no interferir. Esta zona de seguridad turca incluye las ciudades sirias de Jarablus, Manjib, Azaz, y Al-Bab. Ankara por su parte reciprocaría con el retiro de su apoyo a los grupos rebeldes pro-EE.UU y pro-Arabia Saudita que combaten al ejército de Assad y sus aliados en el norte de Alepo. La concesión de Turquía le proporcionó a Putin un argumento atractivo para obtener el consentimiento del mandatario sirio al proyecto de Erdogan. La oferta de Ankara para persuadir a Occcidente fue que la planeada zona de seguridad serviría para servir de refugio a los refugiados sirios y aminorar el éxodo que preocupa a Europa.

Es debatible hasta qué punto las versiones de Elijah M. Magnier y Debkafile pueden tomarse como ciertas, sobre todo en el caso específico del portal israelí por su tendencia a la exageración y la dudosa existencia de sus fuentes anónimas que generan el escepticismo y le restan mucha credibilidad a lo que reportan como hechos, sin embargo, el solo hecho de que el Departamento de Estado de los EE.UU se rehúse a hacer publicos los detalles más importantes del acuerdo de cese al fuego,  como lo está demandando el canciller ruso Lavrov, hace que su versión no pueda ser descartada automáticamente. 

Mientras tanto en Washington los neoconservadores comandados por el secretario de Defensa, Ashton Carter, están furiosos con lo acordado por Kerry, al grado que el Pentágono ha dicho que no están seguros de trabajar conjuntamente con Rusia  a partir del 8vo día que es cuando Estados Unidos y Rusia empiezan a compartir inteligencia y atacar las posiciones de los grupos terroristas que no están incluidos en el acuerdo de cese al fuego, como Jabhat Fateh al-Sham, (ex Frente Nusra) y el EIIL. Aducen en el Pentágono que desconfían de los rusos y por lo tanto les preocupa tener que compartir información con ellos sobre como los EE.UU usa sus datos de inteligencia para conducir ataques aéreos en Siria y en otros lugares, lo cual podría representar una ventaja para Moscú en la creciente confrontación submarina y aérea en el Báltico y Europa. Sin embargo, la historia es otra y se reduce al temor de Washington de que sus ejércitos mercenarios, Jabhat Fateh al-Sham y el EIIL, claves para el cambio de régimen en Siria, sean totalmente aniquilados en Alepo que le pondría fin a la guerra y por consiguiente a sus planes de eliminar a Al Assad. 

Atento a la duplicidad de Washington a la hora de cumplir con lo acordado, sobre todo en lo relacionado a la separación de los supuestos rebeldes moderados de los yihadistas más radicales del ex Frente Nusra, que forma la espina dorsal del yihadismo anti-Assad, Moscú a través de su canciller Sergey Lavrov está demandando que los EE.UU hagan publico el acuerdo para poderlo aplicar en su forma original, no mantenerlo en secreto como son los deseos de Washington. No tenemos nada que ocultar, todo lo que está especificado ahí es parte del acuerdo, “y sugerimos que el documento sea presentado sin enmiendas ante el Consejo de Seguridad de la ONU para su aprobación”, ha dicho Lavrov, según cita de la agencia  de noticias TASS.


Las declaraciones del canciller ruso indican que en Moscú existe un alto nivel de confianza, producto de su posicionamiento militar y diplomático en el conflicto en Siria, como para poder dictar los términos de una solución negociada a los EE.UU que por su parte intenta, muy a su estilo, poner toda la responsabilidad sobre las espaldas de Rusia. Sin embargo, los EE.UU se encuentran actualmente en una posición muy precaria en Siria, sobre todo en Alepo donde su ejército mercenario yihadista se encuentra sitiado y al borde de la derrota, a menos que los EE.UU resuelvan el apremiante dilema kurdo-turco, es decir que opten por sacrificar a los kurdos por una alianza  con Turquía que convenga a los intereses del truculento Sultan Erdogan que ahora en posesión de su ansiada zona de seguridad en el norte de Siria, cuenta con las cartas como para decidir el destino del conflicto a favor de uno de los bandos.






Publicado por La Cuna del Sol
USA.

martes, 13 de septiembre de 2016

15 años de crímenes

Estados Unidos y sus aliados conmemoran los 15 años de los hechos del 11 de septiembre de 2001. Thierry Meyssan aprovecha la ocasión para pasar en revista la política de Washington desde aquellos acontecimientos… y el balance resulta particularmente sombrío. Sólo caben dos posibilidades: o la versión de los atentados que defiende la Casa Blanca es auténtica, y en ese caso su respuesta a los ataques ha resultado tremendamente contraproducente, o se trata de un engaño y Estados Unidos ha logrado saquear el Gran Medio Oriente.


15 AÑOS DE CRÍMENES


Por Thierry Meyssan

¿Qué quedaría hoy de la influencia mundial de Estados Unidos si ese país no contara con los yihadistas como tropa de refuerzo?

Hace 15 años, el 11 de septiembre de 2001, hacia las 10 de la mañana, Richard Clarke, entonces coordinador nacional para la seguridad, la protección de la infraestructura y el contraterrorismo, activaba el «Plan de Continuidad del Gobierno» [1]. Según Richard Clarke, se trataba así de responder a la situación excepcional creada por 2 aviones que se habían estrellado contra las Torres Gemelas del World Trade Center, en Nueva York, y por un tercer avión que se había estrellado contra el Pentágono.

Pero el «Plan de Continuidad del Gobierno» había sido concebido como respuesta a la destrucción de las instituciones democráticas provocada, por ejemplo, por un ataque nuclear. Nunca estuvo previsto activarlo en una situación en la que el presidente y el vicepresidente de Estados Unidos así como los presidentes de la Cámara de Representantes y el Senado estuviesen vivos y en condiciones de seguir ejerciendo sus funciones.

La activación de ese plan puso las responsabilidades del presidente de los Estados Unidos en manos de una autoridad militar alternativa con base en Mount Weather [2]. Esa autoridad militar sólo devolvió las prerrogativas presidenciales al presidente George W. Bush Jr, al final de aquel día. La identidad de los miembros de esa autoridad y las decisiones que tomaron durante aquellas horas siguen en secreto.

Dado el hecho que, el 11 de septiembre de 2001, el presidente estadounidense se vio privado de las prerrogativas inherentes a su cargo durante unas 10 horas, en violación de la Constitución de los Estados Unidos, es técnicamente exacto hablar de «golpe de Estado». Por supuesto, el uso de esa expresión puede resultar chocante, porque estamos hablando de Estados Unidos, porque el hecho se produjo en circunstancias excepcionales, porque la autoridad militar nunca reivindicó el hecho y porque finalmente devolvió el poder al presidente constitucional. A pesar de todo eso, el hecho es que se trató, stricto sensu, ni más ni menos que de un «golpe de Estado».

En un libro célebre, publicado en 1968, reeditado y convertido en lectura obligada de los neoconservadores durante la campaña electoral del año 2000, el historiador Edward Luttwak explicaba que un golpe de Estado verdaderamente exitoso es aquel cuya existencia nadie percibe, ya que al no percibirlo nadie tratará de oponerse a él [3].

Seis meses después de aquellos hechos, publiqué un libro sobre las consecuencias políticas de aquel día [4]. Los medios de prensa solamente hablaron de los cuatro primeros capítulos, en los que demostraba que la versión oficial no podía ser cierta. Fui muy criticado por no proponer mi propia versión de aquel día, pero no tengo tal versión y hoy en día sigo abrigando al respecto más preguntas que respuestas.

En todo caso, los 15 años transcurridos nos aclaran lo sucedido aquel día.

Desde el 11 de septiembre de 2001, el Estado federal se halla al margen de la Constitución

En primer lugar, aunque la aplicación de algunas de sus disposiciones fueron brevemente suspendidas en 2015, Estados Unidos sigue viviendo actualmente bajo los términos de la USA Patriot Act. Adoptado apresuradamente, 45 días después del golpe de Estado, ese texto constituye una respuesta al terrorismo. Dado su volumen, sería más adecuado hablar de un código antiterrorista que de una simple ley. Se trata, en realidad, de un texto preparado por la Federalist Society durante los 2 años anteriores a los hechos del 11 de septiembre. Sólo 4 parlamentarios se opusieron a su adopción.

La USA Patriot Act, o Acta Patriótica, suspende las limitaciones que la Constitución de los Estados Unidos podría imponer a las iniciativas del Estado federal en materia de lucha contra el terrorismo. Esas limitaciones están formuladas en la «Carta de Derechos», o sea en las 10 primeras enmiendas de la Constitución y su suspensión corresponde al principio del estado de emergencia permanente. El Estado federal puede entonces practicar la tortura fuera de su territorio y espiar masivamente a su población. Al cabo de 15 años de aplicación de tales prácticas ya no es técnicamente posible que Estados Unidos pretenda presentarse como un «Estado de derecho».

Para aplicar el Acta Patriótica, el Estado federal comenzó por crear un nuevo ministerio: el Departamento de Seguridad de la Patria (United States Department of Homeland Security). El nombre real de este ministerio estadounidense resulta tan chocante que en el mundo entero lo traducen como «Seguridad Interna» o «Seguridad Nacional», lo cual es falso.

Posteriormente, el Estado federal se dotó de un conjunto de cuerpos de policía política que, según un amplio estudio del Washington Post empleaban en 2010 al menos 850 000 nuevos funcionarios para espiar a 315 millones de habitantes [5].

La gran innovación institucional de ese periodo es la relectura de la separación de poderes. Hasta entonces se consideraba, según la concepción de Montesquieu, que la separación de poderes permitía mantener un equilibrio entre el Poder Ejecutivo, el Poder Legislativo y el Poder Judicial, equilibrio indispensable para el buen funcionamiento y la preservación de la democracia. Estados Unidos podía enorgullecerse de ser el único país del mundo que aplicaba estrictamente el principio de separación de poderes. Actualmente, por el contrario, la separación de poderes significa que el Poder Legislativo y el Poder Judicial ya no tienen posibilidad de control sobre los actos del Ejecutivo. Es incluso en virtud de esta nueva interpretación que el Congreso estadounidense no fue autorizado a debatir las condiciones del golpe de Estado del 11 de septiembre de 2001.

Contrariamente a lo que escribí en 2002, los Estados de Europa Occidental se resistieron a esa evolución. No fue hasta hace un año y medio que Francia cedió y adoptó el principio del Estado de emergencia permanente, a raíz de la masacre perpetrada en las oficinas del semanario satírico Charlie-Hebdo. Esa mutación interna viene acompañada de un cambio radical en materia de política exterior.

Desde el 11 de septiembre de 2001, el Estado federal estadounidense, al margen de la Constitución, ha saqueado el Gran Medio Oriente

En los días posteriores a los hechos del 11 de septiembre de 2001, George W. Bush –quien ya había recuperado sus prerrogativas presidenciales en la noche del 11 de septiembre– declaró a la prensa: «Esta cruzada, esta cruzada contra el terrorismo, llevará tiempo» [6]. Aunque se excusó después por haberse expresado en esos términos, la selección de las palabras que utilizó en su declaración indicaba que el enemigo decía actuar en nombre del islam y que la guerra sería larga.

En efecto, por primera vez en su historia, Estados Unidos está en guerra ininterrumpidamente desde hace 15 años. Ese país definió su Estrategia Contra el Terrorismo [7], estrategia que la Unión Europea no tardó en copiar [8].

Si las sucesivas administraciones estadounidenses han presentado esa guerra como una persecución de Afganistán a Irak, de Irak hacia África, Pakistán y Filipinas y luego hacia Libia y Siria, el general estadounidense Wesley Clark, ex Comandante Supremo de la OTAN, confirmó, por el contrario, la existencia de un plan a largo plazo. El 11 de septiembre de 2001, los autores del golpe de Estado decidieron cambiar todos los gobiernos amigos existentes en el «Medio Oriente ampliado», o Gran Medio Oriente, y hacer la guerra a los 7 gobiernos que oponían resistencia en esa región. El presidente Bush Jr. tomó nota de esa orden, 4 días después, durante una reunión organizada en Camp David. Hoy es evidente que ese programa se puso en aplicación y que aún está en marcha.

Estos cambios de regímenes amigos mediante revoluciones de colores y las guerras desatadas contra los regímenes que resistían al dictado estadounidense no tenían como objetivo la conquista de esos países en el sentido imperial clásico –en definitiva, Washington ya tenía a esos aliados bajo control– sino saquearlos. En esta región del mundo, sobre todo en el Levante, la explotación de esos países no sólo encontraba la resistencia de las poblaciones sino que existía un obstáculo adicional: la presencia de una extraordinaria cantidad de ruinas de civilizaciones antiguas. O sea, no sería posible saquearla a fondo sin enfrentar la crítica de los defensores de ese patrimonio histórico de la humanidad.

Según el presidente Bush Jr., los atentados del 11 de septiembre de 2001 fueron perpetrados por al Qaeda, lo cual justificaba el ataque contra Afganistán mucho mejor que la ruptura –en julio de 2001– de las negociaciones petroleras con los talibanes. La teoría de Bush fue desarrollada por su secretario de Estado, el general Colin Powell, quien prometió presentar al Consejo de Seguridad de la ONU un informe sobre ese tema. Pero no sólo Estados Unidos nunca encontró tiempo –en 15 años– para redactar ese informe sino que el pasado 4 de junio el ministro ruso de Relaciones Exteriores reveló que su homólogo estadounidense John Kerry le pidió que Rusia no atacara a al Qaeda –aliado de Estados Unidos– en Siria, revelación extremadamente sorprendente que la parte estadounidense nunca desmintió.

Al principio, el Estado federal estadounidense al margen de la Constitución prosiguió adelante con su plan, mintiendo descaradamente al mundo entero. Después de prometer un informe sobre el papel de Afganistán en los hechos del 11 de septiembre, Colin Powell mintió una y otra vez ante el Consejo de Seguridad de la ONU en un largo discurso destinado a vincular el gobierno de Irak con aquellos atentados y a acusarlo de querer prolongar la masacre utilizando armas de destrucción masiva [9].

El Estado federal liquidó en días la mayor parte del ejército iraquí, saqueó los 7 principales museos de Irak y quemó la Biblioteca Nacional [10]. Puso en el poder una Autoridad Provisional de la Coalición, que no era un órgano de la coalición de países participantes en la invasión de Irak sino una empresa privada, al estilo de la siniestra Compañía de Indias y perteneciente fundamentalmente a Kissinger Associates [11]. Durante todo un año esa compañía saqueó todo lo que se podía saquear en Irak. Finalmente entregó el poder a un gobierno títere iraquí, pero antes le hizo firmar un documento comprometiéndose a que nunca exigiría reparaciones de guerra y que no modificaría –durante un siglo– las leyes comerciales draconianas redactadas por la Autoridad Provisional.

En 15 años, Estados Unidos sacrificó más de 10 000 estadounidenses, mientras que la guerra dejaba más de 2 millones de muertos en el «Medio Oriente ampliado» [12]. Para acabar con aquellos que designa como sus enemigos, Estados Unidos ha gastado más 3500 millardos [13] de dólares [14]. Y hoy anuncia que la masacre y el derroche de fondos van a continuar.

Extrañamente, ese derroche de miles de millardos de dólares no ha debilitado económicamente a Estados Unidos. Se trataba de una inversión que permitió a ese país saquear toda una región geográfica del mundo, apoderándose de sumas muy superiores.

Contrariamente a la retórica del 11 de septiembre, la retórica de la guerra contra el terrorismo es lógica. Se basa en una gran cantidad de mentiras presentadas como hechos comprobados. Por ejemplo, la filiación entre el Emirato Islámico (Daesh) y al-Qaeda se explica recurriendo a la personalidad de Abu Mussab al-Zarkaui, personaje al que el general Colin Powell dedicó buena parte de su discurso ante el Consejo de Seguridad de la ONU. El problema es que el propio Powell reconoció posteriormente haber mentido descaradamente en el aquel discurso y es imposible verificar ni el menor elemento de la biografía de al-Zarkaui según la CIA.

Si se admite que al-Qaeda es la continuación de la Legión Árabe de Osama ben Laden, creada como tropa mercenaria de la OTAN durante las guerras contra Yugoslavia [15] y contra Libia, también hay que admitir que al-Qaeda en Irak, convertido en Emirato Islámico en Irak y posteriormente en Daesh, es la continuación de esa organización yihadista.

Dado el hecho que, a la luz del derecho internacional, el saqueo y la destrucción del patrimonio histórico son ilegales, el Estado federal estadounidense al margen de la Constitución de Estados Unidos comenzó poniendo el trabajo sucio en manos de ejércitos privados, como Blackwater [16]. Pero su responsabilidad seguía siendo demasiado visible [17]. Asi que decidió confiar el trabajo sucio a su nuevo brazo armado: los yihadistas. A partir de ese momento, el saqueo del petróleo –que en definitiva se consume en Occidente– es imputable a esos extremistas y la destrucción del patrimonio histórico se atribuye al fanatismo religioso de estos.

Para entender la colaboración entre la OTAN y los yihadistas, tenemos que preguntarnos que sería hoy de la influencia de Estados Unidos si no existieran estos yihadistas. El mundo sería multipolar y Washington habría cerrado la mayor parte de sus bases militares a través del mundo. Estados Unidos sería una potencia más.

Esta colaboración entre la OTAN y los yihadistas resulta chocante incluso a numerosos altos responsables estadounidenses, como el general Carter Ham, comandante del AfriCom, quien se negó en 2011 a trabajar con al-Qaeda y tuvo que renunciar al mando de la agresión contra Libia. Otro de esos responsables, el general Michael T. Flynn, director de la Defense Intelligence Agency, se negó a otorgar su aval a la creación del Emirato Islámico y fue obligado a dimitir [18]. Más recientemente, la colaboración CIA-yihadistas se convirtió en tema de la campaña electoral por la presidencia de Estados Unidos: de un lado, Hillary Clinton, miembro de The Family, la secta de los jefes de estado mayor [19]; del otro lado, Donald Trump, quien cuenta entre sus consejeros al ya mencionado general Michael T. Flynn y 88 oficiales superiores [20].

Al igual que en tiempos de la guerra fría, cuando Washington controlaba a sus aliados europeos a través del Gladio, o «los ejércitos secretos de la OTAN» [21], hoy en día Estados Unidos controla el Medio Oriente ampliado, el Cáucaso, el valle de Ferghana y hasta la región de Xinjiang a través del «Gladio B» [22].

Quince años más tarde, las consecuencias del golpe de Estado del 11 de septiembre no son obra de los musulmanes, ni del pueblo estadounidense sino de quienes lo perpetraron y de sus aliados. Son ellos quienes convirtieron la tortura en una simple herramienta, generalizaron las ejecuciones extrajudiciales perpetradas ahora en cualquier lugar del mundo, debilitaron la ONU, masacraron más de 2 millones de personas, saquearon y destruyeron Afganistán, Irak, Libia y gran parte de Siria.

Thierry Meyssan
<:ver_imprimer:>  Facebook  Twitter Delicious Seenthis Digg RSS
[1] Against All Enemies, Inside America’s War on Terror, Richard Clarke, Free Press, 2004, Ver el primer capítulo, titulado «Evacuate the White House».

[2] A Pretext for War, James Bamford, Anchor Books, 2004, ver el capítulo 4, titulado «Site R».

[3] Coup d’État: A Practical Handbook, Edward Luttwak, Allen Lane, 1968. Junto a Richard Perle, Peter Wilson y Paul Wolfowitz, Edward Luttwak era uno de los «Cuatro mosqueteros» de Dean Acheson.

[4] La grand impostura, Thierry Meyssan, La Esfera, 2002.

[5] Top Secret America: The Rise of the New American Security State, Dana Priest y William M. Arkin, Little, Brown and Company, 2011.

[6] «A Fight vs. Evil, Bush and Cabinet Tell U.S.», Kenneth R. Bazinet, Daily News, 17 de septiembre de 2001.

[7] National Strategy for Combating Terrorism, The White House, febrero de 2003.

[8] Una Europa segura en un mundo mejor – Estrategia Europea de Seguridad, Javier Solana, Consejo Europeo, 12 de diciembre de 2003.

[9] “Colin Powell Speech at the UN Security Council”, Colin L. Powell, Voltaire Network, 11 February 2003.

[10] «Discours du directeur général de l’Unesco», Koichiro Matsuura, 6 de junio de 2003, Réseau Voltaire, 6 de junio de 2003.

[11] The Coalition Provisional Authority (CPA): Origin, Characteristics, and Institutional Authorities, Congressional Research Service, L. Elaine Halchin, April 29, 2004.

[12] Body Count, Casualty Figures after 10 Years of the “War on Terror”, Physicians for Social Responsibility (PSR), marzo de 2015.

[13] 1 millardo = 1 000 millones

[14] The Three Trillion Dollar War, Joseph Stiglitz y Linda Bilmes, W. W. Norton, 2008.

[15] Wie der Dschihad nach Europa Kam, Jürgen Elsässer, NP Verlag, 2005. Existe una edición francesa titulada Comment le Djihad est arrivé en Europe [En español, “Cómo llegó la yihad a Europa”], Xenia, 2006.

[16] Blackwater: The Rise of the World’s Most Powerful Mercenary Army, Jeremy Scahill, Avalon Publishing Group/Nation Books, 2007.

[17] The Powers of War and Peace: The Constitution and Foreign Affairs after 9 11, War by Other Means: An Insider’s Account of the War on Terror, John Yoo, University Of Chicago Press, Atlantic Monthly Press, 2006.

[18] DIA Declassified Report on ISIS, August 12, 2012.

[19] The Family: The Secret Fundamentalism at the Heart of American Power, Jeff Sharlet, Harper, 2008.

[20] “Open Letter From Military Leaders Supporting Donald Trump”, Voltaire Network, 9 September 2016.

[21] Nato’s Secret Armies: Operation Gladio and Terrorism in Western Europe, Daniele Ganser, Frank Cass, 2004. Edición francesa, Les Armées Secrètes de l’OTAN: Réseaux Stay Behind, Opération Gladio et Terrorisme en Europe, Éditions Demi-Lune, 2007. El lector hispanohablante puede encontrar ese libro, traducido al español y publicado por capítulos en nuestro sitio web consultando este vínculo.


[22] Classified Woman, The Sibel Edmonds Story: A Memoir, Sibel D. Edmonds, SE 2012.






Publicado por La Cuna del Sol
USA.