sábado, 8 de diciembre de 2018

Macron está siendo castigado por Donald Trump por medio de los chalecos amarillos

Francia estará en paz en  no muchos días y Trump muy satisfecho de poner en orden a su insubordinado: no tiene por qué Macron apoyar el acuerdo nuclear suscrito con Irán hace algunos años, ni tiene que estar pensando en un ejército europeo.


MACRON ESTÁ SIENDO CASTIGADO POR DONALD TRUMP
POR MEDIO DE LOS CHALECOS AMARILLOS


Por Luciano Castro Barillas

En política no hay movimientos espontaneístas, químicamente puros. Todos tienen liderazgos o dirigencias ocultas. Extremismos más que todo de derecha muy interesados en sembrar el caos, la zozobra y la inestabilidad. Son liderazgos no tan visualizados. No tan expuestos, como conviene a este tipo de movimientos. Estos movimientos “espontáneos” son motivados en ocasiones por causas nacionales profundas de hartazgo por una política tradicional que sirve a las elites políticas y económicas y que no toma en cuenta las necesidades y urgencias de las grandes mayorías. Las políticas neoliberales o ultramonetaristas privilegian el dinero, la ganancia, por encima de todas las necesidades sociales como alimentos, vivienda, educación, etc. Entonces que mejor sino acudir a la insumisión ciudadana y coger un pretexto, una excusa, por aquí, por allá; de las tantas que pone en bandeja la contradicción fundamental capitalista. Lío por el ingreso entre dos clases sociales antagónicas: los capitalistas y los trabajadores.

La protesta no va más allá en términos políticos porque ningún movimiento revolucionario puede salir a luz sin previa organización. En cuatro semanas que llevan los chalecos amarillos en las calles de París, principalmente, y en otras ciudades del interior de Francia donde se han tomado carreteras, autopistas y rotondas. Pero no hay que confundirse con esta algarada, con este tumulto de revoltosos, con una acción cuestionadora del sistema de hondo calado, de necesaria profundidad. No es así. Es el desfogue emocional de sectores social y económicamente deprimidos afectados por la subida de precio del gasoil o diesel, el cual no solo lo utiliza el transporte pesado para el transporte de mercancías, sino los coches familiares para desplazarse hacia sus centros de trabajo y consiguiente retorno al hogar al terminar su jornada laboral. En Francia no tienen la misma preocupación ambiental como en Alemania por las emisiones de gases de monóxido de carbono.

En Francia ha dejado de gustarles este presidente que hizo ofrecimientos de una vida mejor dentro de la órbita neoliberal y los resultados saltan a la vista con el encarecimiento de la vida en Francia en el consumo de bienes y servicios. Los lemas revolucionarios confunden a alguien que, confundido, cree que está a las puertas de una revolución cuando pintarrajea sobre las paredes del Arco del Triunfo, símbolo de la república francesa, una frase antisistema: ¡Estamos contra el capitalismo!. Nada más lejano. Hay mucha inconformidad porque Macron, el supuestamente educado caballero francés, los ha tratado de manera degradante, insultativa y humillante. O afirma inequívocamente: “Dinero lo hay en las arcas de la patronal! La movida de Macron de retirar la medida de incremento del gasoil es tardía, porque luego de cuatro semanas de indiferencia y represión (mil detenidos y 400 interrogados, heridos con balas de goma e intoxicados con gases lacrimógenos, más comercios cerrados y bienes particulares destruidos). O gritar, entonando La Marsellesa en la plaza de La Bastilla ¡Fuera Macron! O ¡Aquí decapitamos a los nobles de Francia! Nada será perdurable.

Marine Le Pen, la ultraderechista se frota las manos porque caiga su medio hermano ideológico y Jean-Luc Málenchon el socialista, porque ese movimiento sea el punto de partido para reformas profundas. Los movimientos espontáneos, nos enseña el marxismo, crecen como la espuma y el otro día están al nivel de agua, totalmente deshechos. Sencillamente porque no tienen dirección ni conducción, son inconformidades sociales de gran envergadura, grandes, con gran fuerza; pero sin una dirigencia que les dé dirección y conducción. Ese es el problema. Pero hay algo que si nos enseñan estos movimientos espontáneos de gran empuje inicial: ante los capitalistas, no pueden manejarse las reivindicaciones con pacifismos extremos. Se necesita la fuerza, cómo si no, la violencia. De lo contrario ni te escuchan, ni te oyen. Esa es la lección por aprender. Francia estará en paz en  no muchos días y Trump muy satisfecho de poner en orden a su insubordinado: no tiene por qué Macron apoyar el acuerdo nuclear suscrito con Irán hace algunos años, ni tiene que estar pensando en un ejército europeo. Y, claro, no sería un triunfo del pueblo francés movilizado, sino de Donald Trump, ese don ridículo del tupé pintado y fijado con abundante laca.





Publicado por La Cuna del Sol
USA.

jueves, 6 de diciembre de 2018

La miserable izquierda de Guatemala: metiéndose zancadilla entre ellos

La unidad como el ABC de la política, sea de izquierda o de derecha, no está en el imaginario mezquino, sectario, personalista y hegemonista de las deformadas izquierdas guatemaltecas.


LA MISERABLE IZQUIERDA DE GUATEMALA:
METIÉNDOSE ZANCADILLA ENTRE ELLOS


Por Luciano Castro Barillas

No cabe la menor duda que otra expresión de derecha nos gobernará del 2020 al 2024 por la inveterada costumbre y mezquindad entre las formaciones, siempre insignificantes, de la izquierda de Guatemala. Son partiditos que a lo largo de estos años han ido perdiendo credibilidad ante el pueblo de Guatemala y que no pudieron hacer suyo el grandioso legado de la Revolución de Octubre de 1944, que con todo y ser una revolución democrática burguesa, tuvo sí una profunda proyección popular y antimperialista. La unidad como el ABC de la política, sea de izquierda o de derecha, no está en el imaginario mezquino, sectario, personalista y hegemonista de las deformadas izquierdas guatemaltecas.

Todos aducen cuando se habla de unidad “que es el otro el que no quiere”, pero que ellos sí, “que ellos sí son toda disposición” para promover acciones políticas de alianzas y un poquito más allá, si no son tan discrepantes ideológicamente, una unidad granítica, sólida y duradera. Nada más falso. Anteponen a los intereses de Guatemala sus intereses personales y si no van en primera casilla como candidatos a diputados, por ejemplo, salta en pedazos la “unidad” y cada quien se va por la libre como hizo el berrinchudo e inmaduro de Pablo Monsanto, que al no perpetuarse en el cargo como Secretario General de URNG montó en cólera y formó su propio partiducho. Esta enajenada formación política desapareció a los pocos años y formó otro partido, igual de inútil  como el primero. No acaba de comprender el comandante que el tiempo del relevo generacional ya le llegó y que, como Daniel Ortega, debió de hacer lo mismo ¿o solo él es capaz de dirigir bien las cosas porque yo, francamente, lo veo bastante atontado?

Su músculo, reflejo y resorte político es cosa del pasado. Así pasa con las izquierdas en Guatemala: hay mucha gente joven que la ahuyentan si le ven futuro político y de ese modo van perdiendo elección tras elección y quedándose irremediablemente solos. No se van estos dinosaurios, están siempre detrás. Eso pasa en este momento con SEMILLA, una novel formación política integrada por muchos jóvenes profesionales de capas medias que anhelan un cambio para Guatemala. Ya saldrán por allí los dinosaurios diciendo que no son “el pueblo” porque no andan desarrapados y no rebuznan de brutos. Así no se puede. Así no se gana electoralmente. El hombre no se aburguesa por vestir un blue jeans o por tener un coche confortable. Su pensamiento proletario, su compromiso, está en sus acciones políticas concretas y la construcción de un programa político enteramente identificado con la causa de los pobres. ¿O la Revolución de Octubre fue hecha por los obreros y campesinos? No seamos pendejos, por favor.

La historiografía política y la práctica definió su concepto, su caracterización. Estos tristes ejemplos de zancadilla se repiten una y otra vez. Ahora es el turno de la UNE trocear con argumentos frívolos a SEMILLA. El Movimiento por la Liberación de los Pueblos que se ahogará en su campesinismo trasnochado, la UNE siempre en su dilema existencial, que no es ni de aquí, ni de allá”, y cuando eso ocurre, cuando esa ambivalencia se mantiene, claro, se es un partido de derecha, que tiene lenguaje de izquierda solapada. Encuentro por Guatemala en crisis de credibilidad que difícilmente sin la presencia de su lideresa tire para adelante. Es un partido hecho a su medida, a su gusto personal. No hay tal de una organización participativa, democrática; conociendo la peculiar personalidad de esta señora.

Y Winaq, bueno, este otro adefesio izquierdista, quiso lucirse en una última intervención parlamentaria en un duelo verbal entre su único diputado, Amílcar Pop y El Kaibil Galdámez, parte del clan de Los Hermanos Espanto. El kaibil tiene razón en lo siguiente al defender “su” símbolo, su boina corinta de kaibil. Es su ideal, su imaginario, su identidad. Lo mismo hizo Amílcar Pop en el Congreso: llevó siempre su indumentaria de indio ilustrado con sombrero borsalino y muy parecido a San Simón, el mago de los mercados. Este señor Pop más que un indígena digno es un indígena arrogante. Creo que no le da los buenos días pero ni a su madre. En fin, así veo yo a la izquierda: preparándose para la derrota.





Publicado por La Cuna del Sol
USA.

lunes, 3 de diciembre de 2018

La revuelta de los “chalecos amarillos” refuta al sistema político francés

Desde el estallido de la crisis capitalista a nivel mundial, Francia ha conocido tres presidentes -Sarkozy, Hollande y Macron- cada uno promotor de políticas más reaccionarias, antipopulares y liberales que el siguiente.


LA REVUELTA DE LOS “CHALECOS AMARILLOS” REFUTA AL
SISTEMA POLÍTICO FRANCÉS


Por Marat

Estos días los medios de comunicación españoles cuentan, con calculada medida (no sea que se extienda fuera de Francia, como ha sucedido en Bélgica), la revuelta francesa de los “chalecos amarillos” (“gilets jaunes”). Llama la atención que lo que sucede en Francia, aquí al lado, tenga un tratamiento limitado y tan escaso en explicaciones, más allá de las relativas al efecto de la subida de los carburantes sobre los usuarios y a un intencionado intento de vincularlo al lepenismo.

Sin embargo, apenas he leído contextualizaciones que traten de buscar explicaciones más allá de que Macron sea un presidente liberal, elitista y poco dado a escuchar la voz de la calle y al diálogo y de la ya mencionada subida de los carburantes sobre las clases populares francesas.

Desde el estallido de la crisis capitalista a nivel mundial, Francia ha conocido tres presidentes -Sarkozy, Hollande y Macron- cada uno promotor de políticas más reaccionarias, antipopulares y liberales que el siguiente. Durante estos años los tres presidentes han sido elementos de gran importancia en el mantenimiento del eje germano-francés, que ha sido decisivo en la implantación de las políticas de austeridad y recortes sociales contra las clases trabajadoras en toda la UE y que ha tenido su plasmación en el conjunto de las economías nacionales de la Unión.

En Francia, como en España o Grecia, hubo huelgas generales contra estas políticas pero ello no era obstáculo para que en Francia y en España, como en Italia, Alemania, los Países Bajos o los nórdicos la izquierda y el sindicalismo mayoritario hayan formado parte del entramado de relaciones que hace años definí como “la corporación”. Es decir, ni la izquierda ni el sindicalismo mayoritario han estado en los últimos 50 años al menos dispuestos a romper los límites del juego político que el Estado capitalista había marcado. En el caso del sindicalismo mayoritario en esos países se ha venido caracterizando desde hace mucho tiempo como un sindicalismo de concertación, o incluso de cogestión de las relaciones sociales de producción capitalistas y no de combate contra el capital. La única excepción de la que puede hablarse en Europa dentro del sindicalismo mayoritario la representa el PAME griego.

Mientras tanto, no ya los partidos autodenominados socialistas o socialdemócratas sino la gran mayoría de sectores de la izquierda excomunista, que incluso tiene el descaro de seguir llamándose comunista, y de la llamada “izquierda alternativa”, fueron abandonando la práctica de clase -el discurso, lo ejerzan o no, importa muy poco si la práctica lo niega- para irse integrando en los cien mil identitarismos posmodernos, negadores de la clase como eje del principal antagonismo, el de capital-trabajo.

En ese vacío es donde surge en las luchas de carácter social el espontaneismo, el rechazo a ser representados en las luchas por organizaciones clásicas, el aparente apoliticismo, que más que apoliticismo es prepolítica y apartidismo, la transversalidad ideológica de movimientos cuya chispa prende a partir de circunstancias, cuestiones y revindicaciones concretas.

Hay quienes han sentido la tentación de establecer comparaciones entre el movimiento de los “chalecos amarillos” y el de los indignados españoles del 15M. Fuera de los elementos de transversalidad ideológica, aparente apoliticismo y surgimiento en las redes sociales nada en lo que se parezcan.

Si el 15M fue principalmente un movimiento nacido de la generación joven de unas clases medias urbanas, fundamentalmente de las grandes ciudades, que veían el fantasma de su proletarización y descenso social, como luego se vio en la composición de sus figuras más relevantes y que hicieron carrera en la política, el movimiento de los chalecos amarillos es ante todo un movimiento de las clases trabajadoras y pequeños autónomos de los barrios dormitorio populares alejados de las grandes ciudades y sus centros y de la Francia agrícola. Personas que utilizan sus vehículos particulares para desplazarse a sus lugares de trabajo porque la red de transporte pública francesa es muy insuficiente para sustituir el uso de medios privados.

Si el 15M nació con un programa en el que en primer lugar destacaban los elementos de tipo político (aquello de la democracia participativa), al que luego se le añadieron los de tipo económico, básicamente referentes a la economía financiera (la banca), a la que se incorporaron ciertos utopismos de la llamada economía colaborativa, que ya sabemos hoy lo que es, el movimiento de los chalecos amarillos ha arrancado con una agresión claramente económica y muy concreta la brutal subida de los carburantes, a la que se ha sumado la llamada ecotasa del gobierno de Macron.

De hecho, Macron se envuelve en la bandera ecologista de parar mediante estas medidas impopulares el cambio climático.

Pero los chalecos amarillos ya no se detienen en la cuestión de la subida de los carburantes. Incorporan todo un temario de propuestas de tipo socioeconómico marcadamente igualitario, como la reversión de los recortes, la mejora de las pensiones, el apoyo a las familias más desfavorecidas, aumento del salario mínimo, fomento del empleo no precario, restablecimiento del impuesto a las grandes fortunas, recuperación de los servicios públicos, jubilación a los 60 años,...Es evidente que se trata de demandas reformistas pero no existen energías revolucionarias que vayan por delante de aquellas y se trata de exigencias que conectan con las necesidades inmediatas de la clase trabajadora francesa, al igual que la de la clase trabajadora de otros países de la UE.

Entramos con esta cuestión de carácter aparentemente solo medioambiental en una temática de la que prácticamente nadie, a derecha e izquierda -¡cuanto se parecen ambas!-, parece interesado en hablar. Que la transición energética de unas energías muy contaminantes y no renovables a otras pretendidamente limpias (ya veremos cuánto lo son y su impacto ecológico en el futuro) y renovables va a golpear fundamentalmente sobre las espaldas de la clase trabajadora, que la llamada sostenibilidad es la gran coartada para sacar de las calzadas a millones de trabajadores que no pueden permitirse comprar un vehículo nuevo (ecológico o no) y del mayor pelotazo económico que pegará el capitalismo en toda su historia. Hasta ahora no estamos viendo prácticamente medidas económicas gubernamentales, ni a derecha ni a izquierda, que ayuden a la clase trabajadora a hacer más llevadera esa transición energética pero no faltan las ayudas de esos mismos gobiernos a sectores como el del automóvil, ya sea en sus versiones eléctrica o de hidrógeno. Para la clases medias-altas y ricas la transición ecológica será, en cambio, algo muy soportable y que les ayudará a sentirse ambientalmente responsables y mejores personas.

El mayor efecto que ha tenido el 15M ha sido el del empleo de centenares de personas en la política, ya sea como representantes, asesores o técnicos. La lucha de los “chalecos amarillos” apunta directamente contra esta nueva forma de austeridad que dejará fuera del acceso al vehículo a quienes lo necesitan para trabajar o para desplazarse a sus trabajos por falta de alternativas de transporte público adecuadas y que tendrá el correlato de un gigantesco negocio para la gran industria. Para quienes tengan que desplazarse una media de 50 o 100 kms al día, y les aseguro que son muchos más de los que puedan pensar, la bicicleta o el patinete eléctrico no serán una alternativa. Hoy son más bien una moda urbanita.

He visto en estos días a personas que se dicen de izquierda, algunos de las cuáles se autodefinen comunistas, condenar a este movimiento porque dicen que está infiltrado por el partido de Marine Le Pen, algunos incluso se atreven a decir que está dirigido. La ignorancia siempre ha sido mala cosa. Es madre de la estupidez, la falsedad y el comportamiento reaccionario; ese al que algunos dicen combatir para acabar por caer en aquello que condenan.

Éste es un movimiento, como todo el que tiene débil organización, estructuras líquidas y es politicamente diverso -con trabajadores y pequeños autónomos de izquierda, de derecha y mediopensionista, que es lo que casi todo el mundo es en este mundo ideológicamente tan confuso-, y con liderazgos muy débiles, cambiantes y, desde luego, no unánimemente reconocido desde dentro.

No debe sorprender, por tanto, que haya en su interior elementos lepenistas. Lo que sí debiera sorprender es que la izquierda francesa y los sindicatos mayoritarios, lo acogieran con desconfianza, cuando no abruptas descalificaciones, sobre todo cuando muy mayoritariamente está compuesto por trabajadores. Claro que si llevas decenas de años practicando el discurso de clase media y mirando hacia ella para buscar el voto, quizá no conozcas nada de los intereses y necesidades inmediatas de la clase a la que en el pasado decías representar. Cierto que a última hora los Melenchones, las Segolenes Royales y hasta los muy social-liberales Hollandes se van sumando oportunistamente a un tibio apoyo de lo que antes condenaron, no sea que acaben en un hoyo electoral mayor del que ahora están.

De la miopía de la izquierda y buena parte de los izquierdistas y comunistas españoles me sorprendo menos. Los conozco mejor. Su discurso es más o menos éste: hay gente de Le Pen, le han entregado la dirección del movimiento (lo que es tan estúpido como pensar que este partido ultraderechista está dispuesto a arriesgar su ilegalización, dado el cariz que van tomando los acontecimientos del incendio social en Francia, sobre todo cuando Marine Le Pen intenta dar un barniz de respetabilidad y moderación a su partido de extrema derecha). Lo que no se les ocurre a estas mentes clarividentes es que si abandonas y rechazas a un movimiento que nace de un aa demanda popular y hasta de clase, el vacío de influencia que tú dejas puede ser rellenado parcialmente por otro. Es de primera cartilla de marxismo.

Éste es el tipo de gente que confunde sus posiciones partidarias con las de todo un movimiento, lo que es propio de quienes se instalan en las redes sociales, sin un mínimo de formación política, imparten clases de su ignorancia y no participan de los movimientos populares porque recelan de ellos y temen el rechazo de los mismos, en lugar de ganarse su respeto por sus posicionesy su compromiso.

Que haya quien se atreva a decir que los chalecos amarillos se oponen a las ecotasas y a los impuestos para sostener el Estado del Bienestar, cuando los impuestos indirectos (iva, impuestos sobre los combustibles,...) históricamente han sido una medida reaccionaria y desigualitaria, y han sido precisamente los gobiernos franceses de la crisis los que han ido desmontándolo, es muestra de una profunda estupidez y de un revolucionarismo tan de cortos vuelos que aquí lo podrían comprar el PP o Ciudadanos y que en Francia lo aplaudiría rabiosamente Macron. Precisamente el mismo Macron que eliminó el impuesto a las grandes fortunas, que ahora planea bajar los impuestos a las grandes empresas y que él mismo afirma con orgullo que es el presidente de los ricos ¿Hay mayor afrenta a la clase trabajadora que alguien que hace esto trate de arruinarles mediante ecotasas y subidas brutales de los carburantes? Me temo que alguno de esos giliprogres si se declara el estado de emergencia en Francia y comienza una represión mucho más brutal que la que hemos visto estos días, acabará aplaudiéndola. Al fin y al cabo, algunos de ellos condenan la violencia ejercida por una parte de los manifestantes, como si los grandes cambios sociales se hicieran con batucadas, ponerse una nariz de payaso y hacer sentadas en las que te forran a hostias. Lo de que la medida del Estado francés sea una auténtica acción violenta y declaración de guerra contra la clase trabajadora...eso ya. Ellos lo cambiarían en las urnas ¡Ja!

A donde llegue el movimiento será cosa tanto del propio movimiento, como de la correlación de fuerzas en esa lucha, como de la traición de la izquierda francesa. No soy optimista al respecto, soy consciente de que es un movimiento inmaduro, centrado en lo inmediato, pero estoy convencido de que de las experiencias de las luchas, de sus avances y sus derrotas la clase aprende mucho más que de esperar sentada a que la inexistente vanguardia se cree un día con tanto cretino que la compone y venga con las tablas de la ley a salvarla.

De todas las aportaciones de las luchas de la clase trabajadora, que hoy no pueden ser más que autónomas y parciales, porque esa vanguardia se niega a nacer y prefiere oscilar entre las tentaciones parlamentarias y la nostalgia de Don Pepe, una de las más positivas sería la liquidación política de la izquierda por extenuación y zafiedad. Solo con una nueva generación de militantes, que no activistas, puede surgir el necesario instrumento del que hoy carece.






Publicado por La Cuna del Sol
USA.

sábado, 1 de diciembre de 2018

¿Cómo fue la pérdida de la supremacía militar estadounidense?

La paridad estratégica es una verdadera piedra en el zapato de los Estados Unidos, consecuentemente, su poderío militar, tras la pérdida de su hegemonía mundial, ha devenido en una fuerza inferior del poderío militar de Rusia.


¿CÓMO FUE LA PÉRDIDA DE LA
SUPREMACÍA MILITAR ESTADOUNIDENSE?


Por Enrique Muñoz Gamarra (*)

Cierto, la perdida de la supremacía militar estadounidense tuvo un proceso. En esto ha sido muy importante la imponencia del artefacto nuclear ahora de hidrogeno y, el desarrollo vertiginoso de sus portadores (misiles balísticos, misiles hipersónicos donde incluso podemos situar los S-300 rusos) que últimamente han sido muy importantes.

En este marco el 1 de junio de 2017 escribí el artículo: “Las cuatro grandes potencias militares después del 2008”, en el que sostuve la perdida de la supremacía militar estadounidense, pues, aquello era exactamente lo que había ocurrido tras la aparición en la palestra internacional de cuatro grandes potencias militares compuestas por las tres superpotencias capitalistas más armadas del planeta (Rusia, Estados Unidos y China) y la actual potencia nuclear y socialista RPDC. Una apreciación que provenía no precisamente sobre la base de la cantidad de ciertos armamentos convencionales que país alguno podía disponer ni muchos menos por la audacia de los ejércitos, sino, fundamentalmente sobre la base de lo que significaba la capacidad destructiva del armamento nuclear y la significancia de sus portadores que en el nivel de las confrontaciones geopolíticas inter-capitalistas, ha sido determinante.

No hay que olvidar que una de las últimas gritas del presidente estadounidense, Donald Trump, el 20 de octubre de 2018 anunciando la retirada de Estados Unidos del Tratado Sobre las Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio (INF), provino justamente después del disparo de un misil de mediano alcance que recorrió nada menos 570 kilómetros hasta alcanzar su objetivo en el norte de Siria, que las fuerzas aeroespaciales del CGRI (El Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica) de este país (Irán) efectuaron el 1 de octubre de 2018. En realidad un serio aviso al pentágono que las fuerzas armadas iraníes estaban debidamente equipadas para la defensa de su integridad territorial en caso de agresión. Un hecho de extremado valor, que si no es la causante principal de aquella decisión (retiro estadounidense del INF), es por lo menos uno de hechos que lo agita terriblemente. Máxime si aquello ocurre (disparo del misil balístico iraní) en una coyuntura de máxima tensión estadounidense en Oriente Medio por la ocupación de este país (Irán).

Entonces aquello indica, además de una coyuntura absolutamente desfavorable para Estados Unidos, que el poderío militar estadounidense está seriamente afectado. Una situación por supuesto muy importante que influirá  en la marcha actual y posterior de los acontecimientos mundiales.

Hay necesidad de observar esto:

I.- La pérdida de la supremacía militar estadounidense empezó con el establecimiento de la paridad estratégica cuando la URSS completó la construcción de su armamento nuclear en 1949:

Ante todo acentuar que el análisis de la fase imperialista del sistema capitalista es extraordinariamente de gran valor. En esto son muy importantes las variables marxistas, ejemplo, las leyes capitalistas (desarrollo desigual, tendencia decreciente de las tasas de ganancia capitalista, la ley de los monopolios, etc.) y la lucha de clases que llevaron al establecimiento de la tendencia mundial de la humanidad que es hacia el socialismo y el comunismo, el cual se puso muy claro en 1917 cuando el proletariado ruso tomo el poder e instauró la gran URSS. Luego la lucha entre el sistema capitalista y socialista en el curso de la Segunda Guerra Mundial llevaron a un desarrollo enorme de las ciencias y las tecnologías militares desembocando en la aparición del armamento nuclear y sus consecuencias a perspectiva de la guerra nuclear. Estados Unidos y la URSS lograron aquel armamento, este último en 1949, del que emergió la paridad estratégica que luego, tras el deslizamiento de la URSS en una ex URSS en el marco de la derechización y la derrota de la línea roja al interior del PCUS en su XX congreso en 1956, impuso lo que se llama la “Guerra Fría” desde 1956 hasta 1991 cuando implosiono precisamente esta ex URSS. No hay que olvidar que aquello ocurrió en el marco de la lucha de clases entre el proletariado y la burguesía.

Sin embargo el asunto no quedó aquí. Como sabemos tras la implosión de la ex URSS en 1991 se instauro en el mundo la era de la unipolaridad sobre la base del poderío estadounidense. Entonces la paridad estratégica había quedado en entredicho. Los estadounidenses habían puesto sus manos sobre la armamentística estratégica de la ex URSS y, seriamente pensaron que la habían desmantelado por completo. Por eso se apuntaron un triunfo contra el comunismo.

En esto es bueno recordar que los estadounidenses entre aquellos años (1989-1991, implosión de la ex URSS) en los hechos, aparte de la destrucción de silos de misiles, de bases de combate, etc., incluso confiscaron 500 toneladas de uranio altamente enriquecido en el marco de los acuerdos Gore-Chernomyrdin por la irrisoria suma de 11 mil  80 millones de dólares cuando su valor era de 11 mil billones de dólares.

Veamos esto:

“(Ahora habla el diputado Alexander Tarnayev)…“¿Cómo se preparan los norteamericanos para combatir? Pensemos que ellos han sabido conservar todo su potencial a diferencia de nosotros, que hemos sido idiotas, no se puede decir de otra forma (cierto), aceptamos la destrucción de silos de misiles, de bases de combate, de misiles, empezando por los famosos acuerdos Gore-Chernomyrdin, cuando 500  toneladas de uranio altamente enriquecido fueron vendidas por 11 mil  80 millones de dólares, cuando su valor era de 11 mil billones…Mientras que los norteamericanos han mantenido todo. Y, por eso ahora dicen que si surge la necesidad de infringir un golpe de respuesta, nada les cuesta sacar de sus almacenes, de su arsenal, lo necesario para aplastarnos (¿?), porque no hay ningún otro país en el mundo con esa capacidad de destructiva. Se están preparando para combatir contra nosotros. Aquí lo exponen sin tapujos, nosotros somos para ellos su principal adversario. ¿Cómo se puede hablar ahora de Mando Unido, cuando en el terreno de la defensa espacial antimisiles no hay puesto de mando? No lo hay” (1).

Aquello ocurría precisamente en medio de escandalosos entreguismos y corrupciones: en efecto el 22 de septiembre de 2017 se abrió paso a la verdad sobre la implosión de la ex URSS. Entonces se conoció que el año 2000 Mijaíl Gorbachov había confesado durante un discurso pronunciado en la universidad denominada Turquía en Estados Unidos lo siguiente: “El objetivo de mi vida fue la aniquilación del comunismo…mi esposa me apoyó plenamente y lo entendió incluso antes que yo […] para lograrlo logré encontrar compañeros de lucha, entre ellos A.N. Yakovlev y E. A. Shevardnadze”. Recientemente la CIA desclasificó algunos documentos donde se afirma que “el magnate financiero George Soros y la CIA, ayudaron a Gorbachov en la disolución de la ex URSS”. Sobre esto el analista y ex empleado de la NSA, Agencia de Seguridad Nacional, Wayne Madsen, afirmó que el multimillonario George Soros, proporcionó en 1987 cobertura económica, al gobierno de Mijaíl Gorbachov, a través de una ONG de la CIA conocida como el Instituto de Estudios de Seguridad Este-Oeste, IEWSS, por sus siglas en inglés… En Turquía el propio Gorbachov afirmó: “Para lograrlo aproveché mi posición en el Partido y en el país, tuve que sustituir a toda la dirección del PCUS y de la URSS, así como a la dirección de todos los países socialistas de Europa”. La verdad es que fue la CIA con el dinero de la Organización Soros, quien diseñó y ejecutó esa gran operación, con todo el apoyo del entonces líder soviético” (2).

Luego es historia conocida que tras la implosión de la ex URSS en1991 sobrevino en el mundo la unipolaridad bajo la batuta del poderío estadounidense. Y en medio de estos hechos la paridad estratégica quedó en entredicho. Rusia estaba prácticamente desmantelada y la China tras la restauración capitalista después de 1976 (muerte de Mao) iniciaba su caminata capitalista. Es en este marco que se produce la llegada de Vladimir Putin al poder en Rusia en el año 2000 (7 de mayo), siendo su primer trabajo el reimpulso y la reagrupación de aquella armamentística.

Antes del inicio de la gran crisis económica aproximadamente entre 2005-2006, cuando ya empezaba a relucir el ascenso capitalista de la economía China, este país (China) y Rusia culminan un serio balance geopolítico sobre los profundos cambios que se habían dado hasta entonces en el mundo (no olvidemos la intervención de Vladimir Putin en la conferencia de seguridad de Múnich, Alemania, en 2007), sobre todo, pasan una revista muy exhaustiva de sus posicionamientos estratégicos y concluyen que en efecto la paridad estratégica estaba latente. Posteriormente (2010) visualizan el ascenso del sistema multipolar en el mundo, aquello había sido observado sobre la base de la pérdida de la hegemonía mundial estadounidense y la aparición de tres superpotencias capitalistas: China, Estados Unidos y Rusia. Así en ese orden de importancia. Lo cual ocurría en medio de un persistente reajuste capitalista que avanzaba al influjo de la gran crisis económica y apurando el nuevo reparto de mercados y zonas de influencia.

Bajo este correlato y en medio de una pronunciada contradicción, por una parte, entre la enorme arrogancia de las burguesías financieras sobre todo de la estadounidense y, por la otra, el temor de estas burguesías a la guerra nuclear; ocurre en 2011 la breve reacción política militar de Rusia y China en el conflicto sirio a fin de forzarle a Estados Unidos acepte la paridad estratégica, pues, en las circunstancias históricas al que se había ingresado, el armamento nuclear se había convertido en un verdadero disuasivo que impedía por el momento la Tercera Guerra Mundial que como sabemos es una guerra nuclear, sencillamente porque ninguna de las superpotencias estaba en condiciones de asumirla por el temor a la perdida de sus privilegios tras un conflicto de esa naturaleza.

Consecuentemente hablar de la pérdida de la supremacía militar estadounidense es hablar obligatoriamente del impacto de las leyes capitalistas, las contradicciones inter-capitalistas y el persistente desarrollo de la lucha de clases en el mundo.

II.- Lo sumamente difícil que es superar la paridad estratégica:

Y bajo estas condiciones la paridad estratégica no es cualquier cosa. En la actualidad su entendimiento es de extremado valor, sobre todo, en el marco de las fuertes contradicciones inter-imperialistas que sacuden el planeta. No podemos negar que aquella explica muchas situaciones que ocurren en la actualidad, ejemplo, los miedos actuales de las burguesías financieras a la Tercera Guerra Mundial por el asunto del armamento nuclear, el fascismo en Estados Unidos visible desde 2001 en su nivel militarista y sus apuros por avivar sus células durmientes fascistas en el mundo concretadas en 2011 como paramilitarismo fascista con la llamada Primavera Árabe, incluso la multipolaridad que tiene un buen sustento de la paridad estratégica, etc. Algunos no lo entienden así.

En concreto la paridad estratégica está basada en la igualdad armamentística en el nivel del armamento estratégico que comprende el artefacto nuclear de hidrogeno y los misiles balísticos intercontinentales (ICBM) con la misma capacidad destructiva de los que están en poder de Rusia, Estados Unidos, China y la RPDC. Sin olvidar que existen otros países tenedores de este armamento como por ejemplo Francia, Inglaterra, India, Pakistán, etc., pero cuyas operatividades autónomas y soberanas están en entredicho por la injerencia foránea establecida en sus niveles de poder.

Pero todo esto, no es nada del agrado de las burguesías financieras. Las leyes capitalistas sobre todo la referida a los monopolios empujan a estas burguesías a exasperarse y ha enardecerse buscando la hegemonía mundial. Entonces la paridad estratégica que para ellas es un lastre trata de ser superada imponiéndose entre ellas la cruenta carrera armamentística.

En esto son cruciales las proyecciones de las ciencias, sobre todo en lo que refiere al avance y desarrollo del instrumento explosivo (arma nuclear) desarrollada en la actualidad hasta sus máximas capacidades de destrucción con un desarrollo enorme de las ciencias a este respecto. Aquí aclaro un apunte medio confuso que deslicé en mi anterior artículo. Cierto, en la actualidad hay una polémica muy importante que gira en torno a que si la materia sigue siendo divisible o no. En efecto se han llegado a certeros conocimientos acerca de la composición del núcleo nuclear (expresión mínima de la materia). Para algunos aquello habría llegado a su fin cuando después de los neutrones y protones se encumbraron los descubrimientos de los quarks y leptones, algo así como el fin de ideologías en las ciencias sociales, es decir, para estos, desde luego bajo dirección de la CIA y el Pentágono, la materia ya no es divisible, aquello habría llegado a su fin. ¿Pero realmente es así? Para los marxistas que se basan en la ciencia para planificar sus perspectivas, la materia sigue siendo divisible y la misión de la ciencia es seguir desentrañando aquello que puede durar incluso miles de años más. Pues, de lo contrario la ciencia habría dejado de existir. Consecuentemente el advenimiento de nuevos hitos a este respecto probablemente llegue en tiempos prolongados. Esto simplemente la burguesía no lo entiende. Las provocaciones y las desesperaciones sobre todo de la burguesía estadounidense, son enormes.

Un apunte sobre esto:

“Nada es indivisible. Uno se divide en dos: Este es un fenómeno universal, esto es dialéctica.” Mao: “La materia es infinitamente divisible, por eso los científicos tienen un trabajo que hacer para siempre, incluso después de un millón de años.” Al preguntar a Qian Sanqiang la composición del núcleo nuclear, respondió que había protones y neutrones; Luego, Mao preguntó de qué estaban compuestos, y Qian Sanqiang respondió que en este momento la ciencia no lo sabía. Mao Tsetung explicó entonces: “¡Los protones, neutrones y electrones se pueden dividir, porque “uno se divide en dos” y existe “la unidad de los opuestos”! No podemos probarlo aún por los medios experimentales, pero en el futuro, cuando tendremos mejores medios, seremos capaces de probar que son divisibles”.

Continua: “Fíjense, el mismo átomo encierra todo un complejo de unidades de contrarios. El es una unidad de dos contrarios: núcleo atómico y electrones. El núcleo atómico, a su vez, es una unidad de contrarios: protones y neutrones. Dado que existen protones, hay también antiprotones, y dado que existen neutrones, hay también antineutrones. En una palabra, la unidad de los contrarios es omnipresente” (lamento la fuente no está por el momento en mis manos).

Sin embargo no podemos negar los rápidos avances alcanzados por las armamentísticas desde el nivel de las tecnologías apuntaladas sobre todo sobre en la velocidad de los misiles balísticos intercontinentales ahora incluso hipersónicos que son muy importantes.

III.- Los últimos avances son en el nivel de los misiles balísticos: aquí los tres últimos hechos que ahondaron aún más el hundimiento de la supremacía militar estadounidense:

Cierto como se ha señalado más arriba los avances militares últimamente han sido sobre todo en el nivel de los misiles balísticos. Aquí los tres últimos hechos de gran trascendencia que han hundido la supremacía militar estadounidense:

Primero, lo que ocurrió el 7 de octubre de 2015 después de la involucración de Rusia en el conflicto sirio (30 de septiembre de 2015) a invitación de Siria, cuando se produce el ataque de la naval rusa ubicada en el Mar Caspio contra las posiciones de las bandas paramilitares fascistas en Siria utilizando misiles de crucero (los mortíferos misiles Kalibr) que tuvieron que franquear más de 1.500 kilómetros desde las aguas del Mar Caspio hasta Siria, sobrevolando Irán e Irak. Cierto, en la mañana del miércoles 7 de octubre de 2015 el grupo de buques de combate compuesto por el barco lanzamisiles Daguestán y los pequeños buques lanzamisiles Grad Sviyazhsk, Úglich y Veliki Ústiug ha lanzado misiles de crucero desde las aguas del Mar Caspio contra elementos de infraestructura de aquel paramilitarismo en territorio sirio. Hubo 26 disparos contra 11 objetivos, informó el Ministerio de Defensa ruso, que en ese entonces había subido el video del ataque en su cuenta de YouTube. En realidad fueron cuatro buques portamisiles de la Flotilla del Caspio los que realizaron aquel día (7 de octubre de 2015) 26 lanzamientos de misiles de crucero los temibles misiles de crucero Kalibr contra las posiciones de los paramilitares del Estado Islámico en Siria, todos los objetivos fueron impactados exitosamente y según el ministro de Defensa de Rusia, Serguéi Shoigú, no hubo víctimas entre la población civil. Lo importante de esta operación militar es que los rusos demostraron que habían efectuado enormes avances en este armamento. Entonces los estadounidenses quedaron sumamente embobados y temerosos, pues, prácticamente sus misiles de crucero Tomahawk habían sido superados por los misiles de crucero Kalibr ruso.

Un apunte a este respecto:

“Los Kalibr lanzados desde buques de superficie tienen capacidad para atacar buques de superficie, submarinos y objetivos en tierra. Dependiendo de la variante, los misiles Kalibr tienen una longitud de entre 6,2 y 8,22 metros y un peso que oscila entre los 1.300 y 2.300 kilogramos. Su diámetro es de 0,533 metros. En sus últimas versiones, los misiles Kalibr son subsónicos en casi toda su trayectoria (a muy pocos metros sobre nivel del mar, para entorpecer su interceptación) y a unos 3 Mach de velocidad en la parte final de aquella son capaces de realizar ataques de alta precisión al ser guiadas por el sistema de navegación vía satélite ruso GLONASS” (3).

Segundo, lo que ocurrió 3 de septiembre de 2017 cuando la RPDC probó con total éxito un artefacto nuclear de hidrogeno y el misil balístico intercontinental (ICBM) capaz de transportar aquel artefacto hasta territorio estadounidense. Como se sabe la bomba de hidrógeno (que se mide en megatones, no en kilotones) es la producción máxima de la tecnología moderna. Y es más, la prueba misilistica había pasado por encima de cientos de kilómetros del espacio aéreo japonés que se conoce como la “Línea de Karman”. El golpe fue muy duro. La llamada “comunidad internacional” (países imperialistas y sus títeres) estaba estupefacta. El pánico era evidente. El poderío nuclear y misilistica de la RPDC había sido establecido claramente.

Veamos:

“Corea del Norte continúa con su carrera militar mientras Japón y Estados Unidos  –y toda la comunidad internacional– contemplan con preocupación la capacidad del régimen de Kim Jong un. Tras cinco ensayos nucleares previos –los dos últimos en enero y septiembre de 2016–, Corea del Norte ha probado hoy una bomba de hidrógeno con “total éxito”, según la televisión estatal norcoreana KCTV. Esta bomba podría ser instalada en uno de sus misiles balísticos intercontinentales (ICBM). La prueba, la primera durante el mandato de Donald Trump, es el resultado de años de ensayos que ya comenzaron en 2006, con el padre de Kim Jong un, Kim Jong-il. Ahora, el actual líder norcoreano ha conseguido una bomba de hidrógeno con una potencia estimada de unos 100 kilotones, quintuplicando el anterior test llevado acabo hace un año por Pyongyang, según asegura el propio Gobierno” (4).

A esta acción debemos agregar lo ocurrido el 14 de octubre de 2017 en realidad el día en que se vino abajo el letal imperialismo estadounidense. Se refiere a la advertencia que le hiciera la RPDC a Estados Unidos haciéndole saber que estaba lista para un combate nuclear, si, no paraba su retórica belicista y sus graves provocaciones. En efecto, Washington no acepto semejante reto y ese mismo día cambió su tono de amenazas contra Corea del Norte.

El apunte:

“Según reporta este sábado la agencia rusa de noticias Sputnik, una delegación norcoreana envió una carta al presidente ruso, Vladimir Putin, por medio de la presidenta de la Cámara Alta rusa, Valentina Matvienko, y el presidente ruso lo comentara con su homólogo estadounidense. El informe explica que la misiva fue entregada por la delegación de Corea del Norte en el marco de la 137ª Asamblea de la Unión Interparlamentaria (UIP) celebrada en octubre en la ciudad rusa de San Petersburgo”. Como se sabe la 137ª ASAMBLEA DE LA UNIÓN INTERPARLAMENTARIA Y REUNIONES CONEXAS San Petersburgo (Rusia), se efectuó entre el 14 – 18 de octubre de 2017 (5).

Tercero, lo sucedido el 1 de octubre de 2018 cuando las fuerzas aeroespaciales del CGRI (El Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica) de Irán, lanzaron seis misiles balísticos de mediano alcance (ojo con esto). Una acción que la prensa especializada ha calificado de éxito estratégico, pues para dar en el blanco aquellos misiles tuvieron que atravesar todo el espacio aéreo iraquí, nada menos que 570 kilómetros, la tercera parte del espacio que recurrieron los misiles Kalibr que Rusia hizo explotar el 7 de octubre de 2015. La acción militar iraní fue un total éxito, pues, demolieron completamente un cuartel de los paramilitares fascistas del EIIL (Daesh, en árabe), autores del atentado del 22 de septiembre de 2018 en la ciudad de Ahvaz (suroeste de Irán). La base militar demolida por aquellos misiles estaba ubicada en la ciudad de Abu Kamal, en la provincia de Deir Ezzor en la parte oriental del valle del Río Éufrates en Siria (este de Siria).

Veamos:

“La operación llevada a cabo por Irán contra el Daesh en el este de Irán ha sembrado la inquietud entre los responsables israelíes…Tras lanzar seis misiles desde la base en Kermanshah, en el oeste de Irán, los iraníes enviaron una flota de drones Saeqeh (Rayo) contra objetivos del Daesh en Siria atravesando todo el espacio aéreo iraquí. Ni uno solo de ellos resultó dañado. Según el sitio israelí, el Saeqeh ha sido desarrollado a partir del norteamericano RQ-170 Sentinel, que fue obligado a aterrizar en Irán cuando llevaba a cabo una misión de espionaje. Irán ha creado ahora una flota de superdrones dotados de bombas y misiles, que pueden actuar a largas distancias desde su base en el suelo iraní y alcanzar la entidad sionista, señala el sitio” (6).

Aquello adquirió aun mayor énfasis tras las declaraciones efectuadas el 16 de noviembre de 2018 por el comandante en jefe de la Guardia Revolucionaria de Irán, general, Hayi Zadeh, advirtiendo que las capacidades disuasivas iraníes eran de primera línea, cuando dijo: “la destrucción de un edificio terrorista (el 1 de octubre de 2018) a una distancia de 570 km demuestra que nuestras capacidades de disuasión son muy altas” (7).

Previamente el 23 de septiembre de 2017 Irán había probado también con total éxito un misil balístico bautizado por la nación persa como Jorramshahr.

Veamos esto:

“Irán ha probado este viernes con éxito un nuevo misil balístico, bautizado Jorramshahr, capaz de portar varias ojivas que pueden actuar de manera independiente. El misil ensayado se exhibió este mismo viernes en el marco de un desfile militar en Teherán (la capital iraní) con motivo del trigésimo séptimo aniversario de la Semana de la Defensa Sagrada en Irán…Durante el desfile de hoy viernes, el comandante de la División Aeroespacial del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica de Irán (CGRI), el general de brigada Amir Ali Hayizade, reveló algunas de las características de este nuevo misil balístico, diseñado por el Ministerio de Defensa de Irán” (8).

IV.- Los últimos gritos del pentágono con amenazas de retiro de acuerdos internacionales sobre armamento nuclear, serian por los tres hechos anteriores que prácticamente han acentuado la pérdida de la supremacía militar estadounidense:

No podemos dejar de mencionar aquí que estas agitaciones del pentágono incluso vienen desde el año 2017 (21 de febrero). En esa fecha llegó a mis manos desde Al Manar, cuya fuente era el diario israelí Yediot Aharonot, la noticia que daba cuenta que el movimiento insurgente libanes Hezbollah tenía a su disposición los sofisticados misiles antibuque Yajont. Son misiles de crucero supersónicos anti-buque que como se sabe es de fabricación rusa, además, posee la misma precisión y eficiencia del sistema de defensa antiaérea S-300 y es considerado el mejor de su clase en el mundo que no se conoce que exista un sistema electrónico de  defensa que pueda interceptarlo o derrotarlo. Y como agregado doy cuenta que Siria hace tiempo dispone de aquellos misiles.

Veamos:

“El diario israelí Yediot Aharonot señala que oficiales israelíes han expresado su preocupación en declaraciones en los pasados días por la posesión por parte de Hezbolá de misiles antibuque Yajont. Esta arma estratégica es capaz de cambiar el equilibrio de poder en la escena marítima en Oriente Medio, afirman estas fuentes israelíes. Estas fuentes sugieren que Hezbolá ha logrado en los últimos cinco años superar los grandes esfuerzos y ataques israelíes en Siria para evitar que adquiriera y transfiriera esas armas a Líbano. El Yajont es uno de los misiles más poderosos del mundo. Con un alcance de 300 km se dispara desde la costa y viaja a una velocidad tres veces superior al sonido. Su tecnología le permite evadir el radar. Su cabeza lleva 200 kgs de alto explosivo. De creer al diario israelí, hasta hoy no existe un sistema de defensa capaz de interceptar o desviar la trayectoria del misil” (9).

Luego el 2 de marzo de 2017 la respuesta contundentemente de Serbia a la OTAN que lo estaba amenazando incluso con atentar contra su soberanía e integridad territorial. En efecto el observador de temas militares del periódico Politika de Belgrado, Miroslav Lazanski, en unas declaraciones efectuadas en la feria de armamento Idex 2017 celebrada en Abu Dhabi, dijo que Serbia podía defenderse de forma exitosa de cualquier agresión, pues, ahora contaba con cohetes capaces de destruir ciudades enteras, de importancia y estratégicas para la región.

Veamos:

“Si a alguien le viene a la cabeza la idea loca de ceder su espacio aéreo a otro Estado para que ataque a Serbia, tenemos un cohete capaz de destruir ciudades de importancia estratégica para la región”, dijo a Sputnik aludiendo el comportamiento de Bulgaria en 1999. “Es lo que le faltaba a Serbia para prevenir una eventual participación de Estados regionales en una agresión contra nuestro país”, subrayó y al mismo tiempo dijo que nadie quiere que estalle tal conflicto. El Sumadija fue desarrollado por las compañías serbias Yugoimport SDPR (de Estado) y Edepro (privada), tiene un radio de acción de 70 a 300 kilómetros, puede funcionar en un intervalo de temperaturas desde —30º hasta +50º Celsius y puede llevar una ojiva de fragmentación o termobárica, el tiempo de preparación para el lanzamiento es de 12 minutos. Por sus características es comparable con el misil chino WS-2, señaló Lazanski agregando que “ni siquiera una Yugoslavia “grande” fabricaba tales cohetes.” (10).

Y en medio de esta situación la decadente burguesía financiera estadounidense ya no se aguantó más y, a través de Donald Trump anuncio el 20 de octubre de 2018 la retirada de Estados Unidos del Tratado sobre Misiles de Alcance Medio y Corto (INF) firmado entre Washington y Moscú en 1987 el mismo que no tenía fecha de caducidad y prohibía a las partes disponer de misiles balísticos terrestres o misiles de crucero con un radio de acción entre los 500 y los 5.500 kilómetros. Los motivos serian supuestos incumplimientos de parte de Rusia. Cierto las acusaciones de incumplimiento de ciertos acuerdos de desarme entre Rusia y Estados Unidos han sido constantes a lo largo de los últimos tiempos. Pero en esta ocasión la acusación de Estados Unidos contra Rusia no tenía sentido, por lo que se presume que aquella actitud asumida por la actual administración estadounidense seria por los tres hechos que más arriba hemos señalado.

Veamos:

“El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, indicó el sábado (20 de octubre de 2018) por la tarde que rescindirá el Tratado INF, siglas en inglés por las que se conoce al acuerdo firmado por Washington y la antigua Unión Soviética en 1987, que comprometió a ambas partes a destruir por completo sus misiles nucleares de corto y medio alcance. El presidente de Estados Unidos lo justificó diciendo que “Rusia ha violado este acuerdo y lo han hecho durante mucho tiempo”. “No entiendo por qué el presidente Obama no lo negoció o se retiró”, indicó después de un mitin de campaña en Nevada en referencia a este tratado, que eliminó misiles con un rango que estuviera entre 500 y 5.500 kilómetros. “No vamos a dejarles violar un acuerdo nuclear y hacer armas que nosotros no podemos”, explicó Trump de este compromiso que en realidad previene el despliegue de misiles que puedan hacer blanco en Europa. “A menos que Rusia y China vengan a nosotros y todos vengan a nosotros y nos digan: “Vamos a ser inteligentes, no desarrollemos esas armas. Pero si Rusia y China lo hacen, es inaceptable”, recordó Trump en referencia a las acusaciones de Washington de que Moscú ha violado este acuerdo firmado por el ex presidente de Estados Unidos, Ronald Reagan, y el último líder de la Unión Soviética, Mijail Gorbachov” (11).

Finalmente hay que señalar que ahora estos hechos también empiezan a exasperar a los países europeos en sus necesidades por un ejército propio. Tras los últimos acontecimientos, las agitaciones en este sentido se han vuelto muy preocupantes entre los países europeos, sobre todo, en Alemania y Francia.

Veamos:

Primero, el 6 de noviembre de 2018 se tuvo noticias de las declaraciones del presidente francés Emmanuel Macron pronunciándose abiertamente por un ejército europeo, cuando dijo: “hay que tener una Europa que se defienda más por sí sola, sin depender únicamente de Estados Unidos”.

Veamos esto:

“Yo creo en un proyecto de una Europa soberana” que pasa en particular por “un verdadero ejército europeo”, afirmó Emmanuel Macron en una entrevista a la emisora Europe 1, durante su periplo de seis días por el noreste de Francia en escenarios de la Primera Guerra Mundial de cuyo término se conmemoran 100 años. Insistió en que “los europeos no estarán protegidos si no se decide tener un verdadero ejército europeo” frente a una Rusia que “ha demostrado que puede ser amenazante” o frente a “potencias autoritarias que reemergen y se rearman en las fronteras de Europa”. Añadió que “hay que tener una Europa que se defienda más por sí sola, sin depender únicamente de Estados Unidos” (12).

Segundo, las declaraciones de la canciller alemana, Angela Merkel, en Estrasburgo el 13 de noviembre de 2018.

Veamos:

“He propuesto un consejo de seguridad europea”, ha afirmado Merkel, “una tropa de intervención rápida europea, y tenemos que seguir trabajando en la visión de que tengamos un auténtico ejército europeo. Como decía Juncker hace 4 años, un ejército europeo demostraría al mundo que entre los países de Europa nunca puede haber una guerra. Y no es un ejército contra la OTAN, es un buen complemento de la OTAN, nadie quiere echar por la borda una alianza que se ha probado valiosa” (13).

Por supuesto la respuesta de la decadente burguesía financiera estadounidense no se hizo esperar, sobre todo, en una coyuntura de extrema belicosidad que no respeta incluso a sus propios aliados. Sobrevino el 13 de noviembre de 2018 desde los acostumbrados escritos vía Twitter del presidente estadounidense, Donald Trump.

Veamos:

“Emmanuel Macron sugiere construir su propio ejército para proteger Europa contra Estados Unidos, China y Rusia. Pero fue Alemania en la Primera y Segunda Guerra Mundial. ¿Cómo le fue a Francia entonces? Empezaron a aprender alemán en París antes de que llegaran los estadounidenses. ¡Paga por la OTAN!” (14). Realmente lamentable.

Entonces este es el fondo de las actuales gritas de la decadente burguesía estadounidense a través de las gesticulaciones de Donald Trump. Por supuesto es parte de la quiebra de la hegemonía mundial estadounidense. La paridad estratégica es una verdadera piedra en el zapato de los Estados Unidos, consecuentemente, su poderío militar, tras la pérdida de su hegemonía mundial, ha devenido en una fuerza inferior del poderío militar de Rusia. Y a partir de aquí es muy claro, más claro que nunca, que la bomba atómica es un tigre de papel que convierte las perspectivas mundiales en excelentes para la humanidad, que en una nueva situación mundial, con una nueva correlación de fuerzas después de la derrota militar estadounidense en la península coreana en octubre de 2017, es una realidad latente…

 NOTAS:

1.- “Pugna interimperialista en el espacio”. Por: Enrique Muñoz Gamarra. Articulo publicada el 10 de octubre de 2013, en: www.enriquemunozgamarra.org

2.- “Se abre paso la verdad sobre la caída de la URSS”. Arthur González. Nota publicada el 21 de septiembre del 2017, en: Rebelión: http://rebelion.org/noticia.php?id=231801

3.- “Kalibr: Así actúan los temibles misiles de crucero navales rusos contra los terroristas del EI”. Nota publicada el 07 de octubre de 2015, en: Rusia Today: https://actualidad.rt.com/actualidad/187879-kalibr-misiles-crucero-navales-ei

4.- “Corea del Norte dice que ha probado con “total éxito” una bomba de Hidrógeno”. Nota publicada el 3 de septiembre de 2017, en: eldiario.es: https://www.eldiario.es/internacional/Pyongyang-probado-exito-bomba-Hidrogeno_0_682781748.html

5.- “Fuente rusa: Pyongyang está listo para ataque nuclear contra EEUU”. Nota publicada el 12 de noviembre del 2017, en: Hispan TV:  https://www.hispantv.com/noticias/rusia/359331/ataque-nuclear-corea-eeuu-trump

6.- “Medios israelíes califican de “éxito estratégico” el ataque de Irán contra el Daesh y alertan de consecuencias para Israel”. Nota publicada el 2 de octubre de 2018, en: Al Manar: https://rrtsmagazine.wordpress.com/2018/10/06/medios-israelies-califican-de-exito-estrategico-el-ataque-de-iran-contra-el-daesh-y-alertan-de-consecuencias-para-israel/

7.- “Comandante del CGRI: Israel admitió la derrota en 48 horas”. Nota publicada el  16 noviembre, 2018, en: Al Manar: http://spanish.almanar.com.lb/260944

8.- “Vídeo: Irán prueba con éxito un nuevo misil balístico”. Nota publicada el 23 de septiembre el 2017, en: HispanTV. http://www.hispantv.com/noticias/defensa/354295/iran-prueba-misil-balistico-ojivas

9.- “Diario israelí: Hezbolá posee sofisticados misiles antibuque Yajont.”. Nota publicada el 21 de febrero de 2017, en: Al Manar: https://spanish.almanar.com.lb/63534

10.- “El nuevo misil serbio capaz de destruir ciudades”. Nota publicada el 2 de marzo de 2017, en: Sputnik: https://mundo.sputniknews.com/defensa/201703021067316404-ffaa-defensa-belgrado-pekin/

11.- “Trump anuncia que EEUU se retirará de un acuerdo de control nuclear con Rusia”. Nota publicada el 20 de octubre de 2018, en: El Mundo.es: https://www.elmundo.es/internacional/2018/10/20/5bcb9f70ca4741125f8b463a.html

12.- “Macron reclama un “verdadero ejército europeo”). Nota publicada el 6 de noviembre de 2018, en: https://www.elnuevodia.com/noticias/mundo/nota/macronreclamaunverdaderoejercitoeuropeo-2457716/

13.- “Angela Merkel reclama “un auténtico ejército común” para Europa”. Nota publicada el 13 de noviembre de 2018, en: eldiario.es: https://www.eldiario.es/internacional/Angela-Merkel-autentico-ejercito-Europa_0_835367125.html

14.- “Merkel abraza la idea francesa de un ejército europeo… y Trump estalla contra Macron: “¡Paga por la OTAN!”. Nota publicada el 13 de noviembre de 2018 en: https://www.20minutos.es/noticia/3490476/0/merkel-defiende-ejercito-europeo-trump-estalla-macron/#xtor=AD-15&xts=467263

(*) Enrique Muñoz Gamarra: Sociólogo peruano, especialista en geopolítica y análisis internacional. Autor del libro: “Coyuntura Histórica. Estructura Multipolar y Ascenso del Fascismo en Estados Unidos”. Su Página web es: www.enriquemunozgamarra.org





Publicado por La Cuna del Sol
USA.

jueves, 29 de noviembre de 2018

¿Quiere castigar a un Estado? Sólo diga ‎que es “terrorista”‎

Las nuevas sanciones unilaterales de Estados Unidos contra Irán, Rusia y Siria ‎se agregan a las ya adoptadas antes contra esos mismos países. Este conjunto ‎constituye ahora el embargo más duro de la Historia. Esas sanciones están organizadas ‎de manera totalmente ilegal a la luz de la Carta de las Naciones Unidos. En realidad ‎son armas de guerra concebidas para matar. ‎


¿QUIERE CASTIGAR A UN ESTADO?
SÓLO DIGA ‎QUE ES “TERRORISTA”‎


Por Thierry Meyssan

El secretario de Defensa James Mattis (a la izquierda) junto al secretario del Tesoro Steven ‎Mnuchin.‎

Cuando viajó a Moscú, el 8 de noviembre, el embajador estadounidense James Jeffrey tenía como ‎misión explicar la preocupación de Estados Unidos ante la expansión de la influencia iraní en el ‎mundo árabe (Arabia Saudita, Bahréin, Irak, Líbano, Siria y Yemen). En lo adelante, Washington ‎prefiere plantear esta cuestión en términos geoestratégicos en vez de religiosos (antes aludía a la ‎oposición entre chitas y sunnitas), precisamente ahora que Teherán organiza su defensa nacional ‎alrededor de los puestos avanzados chiitas árabes. ‎

Moscú concibió entonces la idea de negociar por Teherán una flexibilización de las sanciones ‎unilaterales estadounidenses a cambio de una retirada militar iraní del escenario sirio. ‎El presidente ruso Vladimir Putin confirmó su propuesta, no sólo a su homólogo estadounidense ‎sino también al primer ministro israelí, en ocasión de la estancia de los tres en París, durante la ‎conmemoración del centenario del fin de la Primera Guerra Mundial, el 11 de noviembre. ‎

El presidente de la Federación Rusa trató de convencer a sus interlocutores occidentales de que ‎era preferible que Rusia se quedara sola en Siria, en vez de tener allí un tándem irano-ruso. Pero ‎no podía afirmar que Irán tiene suficiente autoridad sobre el Hezbollah libanés –como afirman ‎Washington y Tel Aviv– como para ordenar a esa formación de la resistencia libanesa retirarse ‎también de Siria. ‎

Por toda respuesta, Washington anunció, 9 días después, el onceno tren de sanciones unilaterales ‎que adopta contra Rusia desde agosto de este año. Estas nuevas sanciones vinieron ‎acompañadas de un discurso ridículo donde se afirma que Rusia e Irán organizaron en conjunto ‎un tráfico para mantener en el poder al presidente sirio Bashar al-Assad y hacer posible el control ‎persa sobre el mundo árabe. ‎

Esa retórica, que todos creían definitivamente abandonada, presenta a 3 países –la Federación ‎Rusa, la República Árabe Siria y la República Islámica de Irán– como máquinas al servicio de ‎‎3 personas –Vladimir Putin, Bashar al-Assad y Alí Khamenei), unidos los tres por un mismo odio ‎contra sus pueblos respectivos. Se ignora olímpicamente el masivo apoyo popular que esos tres ‎líderes tienen en sus países, precisamente en momentos en que Estados Unidos se ve cada vez ‎más profundamente dividido como país. ‎

No vamos a detenernos en la absurda afirmación que pretende hacernos creer que Rusia ‎contribuye a la conquista del mundo árabe por los persas.‎

Según el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, quien anunció las nuevas ‎sanciones unilaterales estadounidenses el 20 de noviembre, esas medidas son sólo la parte ‎económica de la guerra ya iniciada, pero «castigan» las «atrocidades» de esos tres ‎‎«regímenes».

No es casual que esas sanciones lleguen precisamente en este momento. ‎Está comenzando el invierno y esas sanciones apuntan al aprovisionamiento del pueblo sirio en ‎petróleo refinado, necesario para la producción de electricidad y para calentar las casas. ‎

Está de más recordar aquí que los tres países objeto de esas nuevas sanciones niegan haber ‎cometido las «atrocidades» que se les atribuyen, mientras que Estados Unidos proclama ‎actualmente la continuación de la guerra que inició en Afganistán, en Libia y en Siria.

 ‎
 Las nuevas sanciones estadounidenses no cuentan con el aval del Consejo de Seguridad de la ONU ‎sino que fueron adoptadas única y exclusivamente por decisión de Estados Unidos. No son ‎sanciones legales a la luz del derecho internacional porque –para hacerlas realmente letales– ‎Washington está tratando de obligar otros Estados a asociarse a ellas, lo cual constituye una ‎amenaza contra los países que son objeto de esas sanciones y, por ende, una violación de la Carta ‎de las Naciones Unidas. ‎

Está de más precisar aquí que Estados Unidos tiene el derecho soberano de negarse a comerciar ‎con quién le parezca. Pero no tiene derecho ejercer presión sobre terceros países para perjudicar ‎a las naciones que no le agradan. El Pentágono afirmaba en el pasado que maltratando a una ‎nación podía lograrse que el pueblo derrocara a sus gobernantes. Ese argumento sirvió de ‎justificación teórica tanto al bombardeo que devastó la ciudad alemana de Dresde –durante la ‎Segunda Guerra Mundial– como al interminable bloqueo económico contra Cuba, durante la ‎guerra fría. Sin embargo, en 75 años nunca, absolutamente nunca se ha logrado justificar esa ‎teoría con hechos. Actualmente, el Pentágono ve la adopción de sanciones contra una nación ‎exactamente como un arma. Los embargos están concebidos, a sabiendas, para matar civiles. ‎

El conjunto de disposiciones instauradas contra Irán, Rusia y Siria constituye el más importante ‎sistema de asedio de toda la Historia [1]. Es evidente que no son medidas ‎económicas sino una acción militar aplicada en el ámbito económico. Con el tiempo, esas ‎sanciones divirán de nuevo el mundo en dos partes, como en la época de la rivalidad entre ‎Estados Unidos y la URSS. ‎

El secretario del Tesoro Mnuchin insistió mucho en el hecho que estas sanciones apuntan ‎ante todo a interrumpir la venta de hidrocarburos, o sea a privar esos países –en principio ‎exportadores de petróleo– de su principal fuente de financiamiento. ‎

Veamos el mecanismo que describió Steven Mnuchin:‎

- Siria no puede refinar su petróleo desde que sus refinerías fueron destruidas por el Emirato ‎Islámico (Daesh) y por los bombardeos de la coalición internacional (encabezada por ‎Estados Unidos y creada supuestamente para luchar contra Daesh).

- Hace 4 años que Irán aprovisiona Siria con petróleo refinado, violando así las sanciones ‎unilaterales estadounidenses adoptadas anteriormente. Ese petróleo llega a Siria a través de ‎compañías occidentales que trabajan para la empresa pública rusa Promsyrioimport. Esta última ‎es remunerada por la compañía privada siria Global Vision Group, que a su vez cuenta con apoyo ‎financiero de la empresa iraní Tabir Kish Medical and Pharmaceutical.

- Finalmente, Global Vision Group entrega parte de los fondos que recibe de Irán‎ al Hezbollah libanés y ‎al Hamas. ‎

Todo lo anterior es puro cuento:‎

- La coalición internacional tiene como objetivo (al menos oficialmente) luchar contra Daesh. ‎Sin embargo, numerosos testimonios recogidos durante los 4 últimos años denuncian que la ‎coalición internacional bombardeaba a los yihadistas de Daesh sólo cuando salían de la región que ‎el Pentágono les había asignado (conforme al mapa publicado por la periodista Robin Wright). ‎Pero les lanzaba alijos de armas en paracaídas para que pudieran conservar el control de la ‎región a ellos asignada. En definitiva, los yihadistas y la coalición internacional proestadounidense ‎‎[encabezada por Estados Unidos] se dedicaron juntos a destruir las refinerías sirias.

- ¿Para qué implicar al gobierno ruso en el transporte de un petróleo proveniente de ‎las refinerías iraníes hacia los puertos sirios?‎

- ¿Por qué tendría Irán que pasar por Siria para enviar dinero al Hezbollah libanés y al Hamas?‎

- ¿Por qué facilitaría Siria la entrega de fondos iraníes al Hamas, organización palestina cuyos ‎dirigentes son miembros de la Hermandad Musulmana y que además le está haciendo la guerra?‎

El secretario del Tesoro Steven Mnuchin ni siquiera se toma el trabajo de explicar mucho. Para él ‎todo es muy simple: Siria es criminal, Rusia es su cómplice mientras que Irán, el Hezbollah y el ‎Hamas son todos «terroristas». Eso es lo importante. La palabra «terrorista» pone fin a toda ‎discusión o reflexión. ‎

Hay un proverbio francés que sentencia: «Quien quiere matar a su perro, dice que tiene rabia». Asi ‎que no podemos esperar que haya lógica en la respuesta del secretario del Tesoro de Estados Unidos a ‎la propuesta de mediación del presidente Putin. ‎

Estados Unidos está retirando poco a poco sus tropas de los conflictos en los que estaban ‎implicadas. Y las sustituyen con mercenarios reclutados localmente (los yihadistas) y con la ‎adopción de sanciones económicas, la versión moderna del asedio medieval.

[1] En la Edad Media, la cristiandad admitía las guerras entre ‎los ejércitos de los soberanos católicos pero condenaba la realización deliberada de acciones ‎militares contra los civiles. En el siglo XIII, la iglesia católica condenó todos los asedios cuando ‎estos afectaban también a la población. La Santa Sede sigue observando esta ética hasta nuestros ‎días. Por ejemplo, el papa Juan Pablo II se opuso a Estados Unidos cuando ese país adoptó ‎sanciones económicas contra Irak, en tiempos de Saddam Hussein. Pero hoy en día, el papa ‎Francisco se mantiene silencioso sobre esa cuestión.





Publicado por La Cuna del Sol
USA.