viernes, 11 de octubre de 2019

La ‘orquesta verde’ la dirige el capital financiero internacional

En el capitalismo ocurre en todos los órdenes: cuando los incautos creen en una emergencia climática, los otros piensan en bonos, cotizaciones y negociaciones. Pero los que manejan los hilos son siempre estos últimos y se ríen de los anteriores, de la carne de cañón.


LA ‘ORQUESTA VERDE’ LA DIRIGE EL
CAPITAL FINANCIERO INTERNACIONAL



La política económica monopolista consiste en desdoblar los mercados para preservar su posición hegemónica. Es un caso de obsolescencia programada. Dentro de poco habrá un mercado “verde” y otro negro (sucio). El primero estará subvencionado porque formará parte de un capitalismo aceptable y descarbonizado. El segundo será machacado con tasas por el principio máximo de que “quien contamina paga”.

El primero será mucho más rentable, atraerá capital y creará títulos financieros “verdes”, como acciones, bonos, obligaciones, derivados… La cuota de ganancia se multiplicará. Ocurrirá como en cualquier supermercado: las mercancías “ecológicas” se hacen publicidad a sí mismas y a los incautos no les importa pagar un precio más elevado por ellas, lo cual contradice las leyes del mercado: un precio más alto no restringe la demanda sino que la aumenta, siempre que el producto sea “limpio”.

Por eso el lavado de cerebro de millones de consumidores se convierte en imprescindible. Tienen que ser “educados” en el respeto al medio ambiente desde niños para pagar un precio más elevado cuando sean mayores.

Para multiplicar el rendimiento, las nuevas empresas “verdes” necesitan capital y eso exige canales de drenaje que conduzcan a ellas desde la bolsa, las subvenciones, los fondos de inversión, los fondos buitre, los de pensiones… Es el nuevo maná, el milagro de la multiplicación de los panes y los peces.

Cuando el dinero público se gasta en subvencionar a empresas privadas, los posmodernos (sindicalistas, anarquistas y revolucionarios de todos los pelajes), ponen el grito en el cielo. Pero si se trata de impedir el calentamiento del planeta, aplauden a rabiar. Por eso los medios de comunicación empiezan a cambiar los titulares: “Bruselas planea gastar un billón de euros en inversiones verdes durante la próxima década” (*).

Nadie se queja de las “inversiones verdes” porque en tal caso las empresas que reciben el dinero no parecen perseguir un ánimo de lucro. Más bien se equiparan a una ONG que actúa desinteresadamente para salvar al planeta de la hecatombe.

Hace años que el capital financiero internacional elaboró planes para gestionar los billones de dólares que va a generar el nuevo “capitalismo verde”. El primer bono empresarial “ecológico” lo creó en 2013 la empresa sueca Vasakronan, que no se dedica a la energía, ni al transporte, ni nada parecido: es una empresa inmobiliaria.

Las demás vinieron luego. Son siempre grandes y conocidos monopolios internacionales que han hecho de la ecología su sello de identidad porque es sinónimo de moderno, a diferencia de la minería o la siderurgia, que parecen reliquias del siglo XIX: humo, vertidos, extractivismo, CO2…

El mercado financiero previsto para los proyectos respetuosos con el clima es el orden de 45 billones de dólares y las bolsas del mundo afilan los cuchillos para apoderarse del botín. La City of London Corporation fue la primera en iniciar la carrera, impulsada por la Corona británica, el Banco de Inglaterra, Bloomberg…

En julio el Ministro británico de Hacienda, Philip Hammond, presentó una guía titulada “Estrategia financiera verde: transformar las finanzas para un futuro más verde” donde manejan cuantías mareantes, del orden de los 118 billones de dólares.

Cuando se manejan estas cantidades, que no son otra cosa que papeles, es importante tener en cuenta que el mundillo financiero lo protagonizan los intermediarios, como se dice en la jerga. No importa tanto el propietario como el gestor, es decir, no tanto la marioneta como el que mueve los hilos.

En el capitalismo ocurre en todos los órdenes: cuando los incautos creen en una emergencia climática, los otros piensan en bonos, cotizaciones y negociaciones. Pero los que manejan los hilos son siempre estos últimos y se ríen de los anteriores, de la carne de cañón.

(*) https://www.elboletin.com/noticia/176270/economia/bruselas-planea-gastar-un-billon-de-euros-en-inversiones-verdes-durante-la-proxima-decada.html






Publicado por La Cuna del Sol

martes, 8 de octubre de 2019

El extraño Lenin reaccionario del Ecuador

El Lenin Reaccionario, es una persona ya sin discernimiento y siguiendo un guión teatral tragicómico dictado por el imperialismo a través del Fondo de Monetario Internacional.


EL EXTRAÑO LENIN
REACCIONARIO DEL ECUADOR


Por Luciano Castro Barillas

Era hombre de absoluta confianza de Rafael Correa, acompañante y ejecutor por igual del programa político del partido Revolución Ciudadana y, al igual que Mujica en Uruguay, tuvo un equipo de inteligencia incompetente, adoleciendo ambos expresidentes de perspicacia personal para que enemigos no declarados en ese momento, estuvieran a sus espaldas, como alacranes de Durango, metidos en la camisa, con sus traicioneros aguijones de siete canutos. Ambos sobrevivieron por suerte, porque estuvieron en manos de irrefutables traidores. El feo del Uruguay y el inválido del Ecuador fueron siempre personas altamente peligrosas.

Es tan terrible esa experiencia de amistad para Rafael Correa que su otrora “compañero de lucha” le quiere meter preso, en el mejor de los casos, cuando no matarlo de alguna manera. El levantamiento policial de años atrás que se saldó con varios muertos fue obra, según ha trascendido, del señor que no puede caminar, pero cuyas piernas realmente avanzan con certeza y celeridad. Si no, el Ecuador de hoy no ilustrara lo que digo. Pero la verdad siempre alcanza a la mentira y la explosión social tan esperada en Guatemala tiene lugar en este momento en Ecuador, donde los medios de comunicación hegemónicos y oligárquicos no dan cuenta de que son catorce muertos y no uno. Y miles de apresados y no ciento cincuenta, además que el ejército y la policía, muy inspirados, reparten garrote y bala y comente crímenes espeluznantes, como los dos estudiantes lanzados de un puente.

Ante el avance de los grandes contingentes humanos que bajan de las sierras para ocupar Quito vanguardizados por la Confederación de Indígenas del Ecuador, el señor Moreno calibró bien las llantas de su silla de ruedas y cogió presto, en descenso vertiginoso, para la capital económica de Ecuador; Guayaquil, pues teme que el palacio gubernamental de Carondelet sea sitiado y desbordadas todas sus seguridades por una masa indígena fuera de control. Se fue a refugiar al enclave de los oligarcas ecuatorianos y allí están confabulando qué hacer con ese levantamiento popular, del cual -cobardes que son- ellos no tienen ninguna culpa sino Nicolás Maduro y Rafael Correa!!! 

Es, pues, el Lenin Reaccionario, una persona ya sin discernimiento y siguiendo un guión teatral tragicómico dictado por el imperialismo a través del Fondo de Monetario Internacional. Y no es para menos la gran inconformidad ciudadana ya que los combustibles, grandes artífices de la actividad en su calidad de energía, tienen el enorme potencial de disparar los precios de todo el proceso productivo: producción, distribución y consumo. Un aumento del 123% del costo de los combustibles es realmente escandaloso, desconsiderado; y solo posible la medida para los banqueros internacionales y oligarcas que son las cabezas podridas de siempre.

Quiere también el señor Lenin corregir el déficit fiscal vía eliminación de los subsidios a los pobres, pero reduce al mínimo el impuesto sobre la renta de los poderosos. Precariza el empleo reduciendo las pensiones de los jubilados e intentando congelar los incentivos salariales por tiempo y horas trabajadas. Ideítas, claro, del Fondo Monetario Internacional, que a donde llega echa a perder la paz social de cualquier país. Pero la ultraderecha a la cual El Extraño Lenin sirve no es de fiar. Es tan traicionera como él y va a ser bastante difícil encontrar los puntos de gobernabilidad en el Ecuador cuyo pasado reciente ha estado marcado por golpes de Estado o defenestraciones como las del corrupto locazo de Abdalá Bucaram y la del revolucionario de a mentirillas Lucio Gutiérrez, que tuvo que ser subido en helicóptero en la ciudad de Guayaquil y mandado al diablo de una vez por todas.

No está lejos el fantasma del golpe en Ecuador y ya los milicos acarician morbosamente la idea pensando que los civiles no sirven para gobernar. ¿Les parecen conocidas esas ideítas? Así piensan en Guatemala también los militares y oligarcas, que son iguales en todo los países satélites del mundo y que tienen como centro gravitacional a los Estados Unidos.






Publicado por La Cuna del Sol

sábado, 5 de octubre de 2019

Los falsos positivos del Congreso de Guatemala

El dinero corrompe y respalda la necesidad. Por eso el Congreso entró en un aparente juego de independencia de poderes públicos y no le hizo caso al Presidente con la solicitud de prolongar el Estado de Sitio. Se contradijeron de mentiras.


LOS FALSOS POSITIVOS
DEL CONGRESO DE GUATEMALA


Por Luciano Castro Barillas

Un aparente desacuerdo político, más bien un pleito de rufianes, ha tenido lugar en el Congreso de la República de Guatemala, cuando el órgano más desprestigiado del foro guatemalteco no aprobó la ampliación del Estado de Sitio solicitado por el señor Jimmy Morales para tener bajo control y restringiendo derechos fundamentales garantizados a importantes segmentos de población urbana y rural de unos veintidós municipios del nororiente de Guatemala, incluyendo además en esa frustrada prórroga, a dos municipios de la región del occidente del país, los cuales quería agregar a la lista infame del Estado de Sitio por sus altos índices de conflictividad social y como única manera de un Estado incompetente, de garantizar la seguridad a sus habitantes, sin tomar en cuenta que los causas profundas de ese desasosiego social es por las carencias básicas, de siglos, de estos guatemaltecos excluidos y que, es muy probable, encontraron más apoyo y buena paga con los narcotraficantes que con el empleo público o privado nacional.

Los narcos los emplean como estibadores de bultos de cocaína y “banderas” (vigías) entre los montes. El esfuerzo de gobernabilidad en esa zona son mentiras y se puede analizar de dos maneras, de suyo contradictorias. La primera es que a donde llega el narcotráfico siempre habrá hechos de violencia, muerte y sangre son inherentes, consustanciales, para este tipo de actividades ilícitas, sin embargo, los campesinos en esas tareas son bien recompensados y han aguantado menos hambre desde entonces, no sin riesgos, porque una presunta o real delación será pagada con una muerte atroz. A la satisfacción transitoria de una necesidad hay que sumarle también el miedo y la autocomplacencia del dinero fácil.

Esa región rural, de hecho, siempre ha sido una tierra sin ley desde hace muchos años, por eso sentaron sus reales los abigeos, los asaltantes y los narcos. La otra línea de análisis es que como allí hay comunidades organizadas en una especie de milicias desarmadas, pero altamente ideologizadas, las cuales fueron organizadas hace varios años por el ex comandante guerrillero César Montes, lo cual siempre ha sido público y nunca una fuerza clandestina. Nada oculto hay pues tienen hasta su página en FB. Son en realidad cooperativas campesinas organizadas para la producción colectiva, aunque con un sesgo militarista, propio de quien creó y dirige esa organización atípica comunitaria.

Esto fue siempre preocupación de los militares contrainsurgentes, de los milicos delirantes que no acaban de desmontar el conflicto armado interno de Guatemala que se vivió por treinta y seis años. Estos alucinados y locos guerreristas vieron levantadas sus blancas guayaberas cuando en Colombia se realzaron en armas un grupo muy importante de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC. Temieron perder su dulce vita en sus propiedades agrícolas de hacendados emergentes cuyas riquezas en no mucho tiempo acumuladas no aguantan una auditoría.  Y por eso el espanto y la ira al ver muertos a un soldado, un sargento y un oficial cuya muerte fue atribuida a las personas integrantes de la cooperativa de César Montes. Pero hay un detalle muy importante dicho por el soldado sobreviviente: al sargento le volaron medio rostro con un disparo de escopeta calibre doce, comunes, habituales entre las personas que habitan las escasas selvas de Izabal y Petén que la tienen todavía como un depredado coto de caza.

Los cuatro fusiles de asalto fueron plantados como prueba, para justificar el Estado de Sitio y mostrar a la opinión pública que allí tenía lugar una guerrilla incipiente comandada por César Montes. Permítanme insistir en algo: César Montes está ya hace algunos años definitivamente chiflado. ¿A quién se le ocurre organizar una cooperativa agrícola con rasgos militaristas en una zona de conflicto armado ahora impulsado por el crimen organizado? Eso lo dice todo. Dos locos bandos de locos extremistas al final hicieron colisión. Los fusiles de asalto son del narcotráfico y muy seguramente uno que otro campesino se ha comprometido más allá de simplemente acarrear bultos de cocaína y ser vigía. El dinero corrompe y respalda la necesidad. Por eso el Congreso entró en un aparente juego de independencia de poderes públicos y no le hizo caso al Presidente con la solicitud de prolongar el Estado de Sitio. Se contradijeron de mentiras.

Lo real en todo esto es que las avionetas de los narcotraficantes dejaron de aterrizar y la medida de Jimmy Morales está perjudicando ese negocio internacional. “Ya suficiente”, dijeron e impartieron órdenes de que todo vuelva a la normalidad porque el negocio está menguando. Es el falso positivo nacional, cuya sutileza y picardía compite con el enano senador colombiano de apellido Uribe. Gran maestro de la triquiñuela y poseedor del más iracundo hígado sudamericano.






Publicado por La Cuna del Sol

jueves, 3 de octubre de 2019

Estado de excepción en Ecuador: los nudos críticos detrás del estallido

Un paquetazo del FMI y una fuerte represión policial abre el escenario de otra crisis política en el continente


ESTADO DE EXCEPCIÓN EN ECUADOR: LOS NUDOS
CRÍTICOS DETRÁS DEL ESTALLIDO



La política ecuatoriana ha alcanzado un nuevo nivel de conflictividad, esta vez sobre los hombros de Lenín Moreno. De esta manera Ecuador, que otrora fue una democracia estable, se abre paso en una espiral impredecible.

Es indispensable no simplificar la crisis ecuatoriana a solo una crisis por razones económicas. La explicación profunda yace en las rupturas de los pactos de gobernabilidad que han tenido lugar en la gestión de Moreno con los liderazgos y formas de cohesión política en el marco de la Revolución Ciudadana.

CONTEXTO Y RUPTURA COMO PUNTO DE PARTIDA

En contexto, la progresiva ruptura de Moreno con Rafael Correa tuvo su cúspide en la incorporación de la judicialización como fenómeno regional en la política ecuatoriana, con las acciones judiciales contra el exvicepresidente Jorge Glas e importantes sectores del oficialismo del momento (ahora "correísmo").

El móvil es político: propiciar una ruptura y consumar con ello una modalidad de "golpe de Estado" por la vía del fraude político, posterior a una elección.

Dicho de otra manera, al propiciarse una separación de las tendencias del "correísmo" y con el encarcelamiento de Glas, Moreno tuvo la facultad de maniobrar a sus anchas, sin obstáculos partidistas en la política ecuatoriana, devolviendo al Ecuador hacia agendas idénticas al ciclo neoliberal que precedió a la Revolución Ciudadana.

La gestión de Moreno puertas adentro de Ecuador se ha caracterizado por importantes reestructuraciones económicas que dieron al traste con la política de bienestar de años anteriores. En 2018, el gobierno ecuatoriano, a la vieja usanza neoliberal, efectuó aumentos sensibles en los precios de los combustibles y realizó prácticas de reducción del presupuesto del Estado.

Moreno también fue artífice del reencuentro de su país con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y con otros entes multilaterales de endeudamiento, luego de años de distanciamiento de estas instancias durante el ciclo de Correa. Ello pudo apreciarse mediante la presencia de una misión técnica del FMI en febrero de este año, en la cual el ente analizaba la posibilidad de un "rescate" a la economía ecuatoriana.

Ecuador anunció su endeudamiento por unos 10 mil 200 millones de dólares con los bancos multilaterales. Del monto comprometido, unos 6 mil millones de dólares provendrían de seis organismos multilaterales. Estos son: Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo, el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), Banco Europeo de Inversiones, Fondo Latinoamericano de Reservas (FLAR) y Agencia Francesa de Desarrollo.

El resto del financiamiento provendría del FMI, por el orden de unos 4 mil 200 millones de dólares.

Entretanto y puertas afuera, Ecuador volvió a los rediles de la política articulada por Estados Unidos en el continente cuando Moreno se sale del corretaje ALBA-TCP y se encuadra en instancias como el Grupo de Lima para incorporarse al cerco contra Venezuela, colocando al país en la acera de los gobiernos de la derecha regional.

Ecuador entrega a Julian Assange al Reino Unido, fundador de WikiLeaks, quien estaba refugiado en la embajada ecuatoriana en Londres. Para muchos, la entrega del periodista y activista australiano estaría pactada con el gobierno estadounidense para que el gobierno de Moreno obtuviera favores del FMI, tal como ha sido hasta ahora.

La caotización transversal que está teniendo lugar en la política ecuatoriana es parte de la sedimentación de las formas de gobernanza de Ecuador, un cuadro de desarticulación institucional interna acompañado de la reedición de pesadillas del pasado.

En efecto, el resultado para Moreno ha sido su proceso acelerado de deslegitimación, característico de una crisis política profunda que está arrastrando a la sociedad ecuatoriana a un nuevo bucle de caos y fragmentación que la sociedad no conocía desde hace años.

LAS MEDIDAS DETONANTES

El pasado 2 de octubre Lenín Moreno se dirigió a la nación para anunciar medidas de reacomodo financiero a favor del Estado ecuatoriano, en clara coherencia con las políticas de reducción de gastos del ejecutivo, afectando con ello sensiblemente a la población en dos temas esenciales.

El primero de ellos consiste en la puesta de mano sobre la nómina pública, mediante la reducción del periodo vacacional de los empleados públicos de 30 a 15 días y la determinación de que los trabajadores "deberán aportar" mensualmente con un día de salario. Ello implica una caída evidente del salario nominal de los asalariados públicos, lo que es una forma no tan camuflada de reducción salarial.

El segundo ítem, el más importante, va con la erradicación de las políticas de subsidio al combustible, la liberación de los precios de ellos, medida que trae consigo los consecuentes aumentos que recaen en toda la cadena de bienes y servicios vinculada al transporte, que van desde alimentos hasta transporte público, generando consigo un impacto inflacionario aún inestimable, pero sin dudas lesivo a la población.

Entretanto el FMI alabó el miércoles las medidas de Lenín Moreno indicando que tenían como objetivo "mejorar la resiliencia y la sostenibilidad de la economía ecuatoriana", señaló el organismo en un comunicado difundido en Washington.

Paradójicamente para el FMI, el anuncio del gobierno ecuatoriano "incluyó decisiones importantes para proteger a los pobres y más vulnerables, así como para generar empleo en una economía más competitiva", sin embargo esa no es la percepción palpable en las calles ecuatorianas.

REACCIÓN SOCIAL Y ESTADO DE EXCEPCIÓN

Este jueves 3 de octubre, el estado de las calles ecuatorianas en las principales ciudades y carreteras fue de bloqueo casi absoluto, a causa de un paro organizado por los sectores transportistas, a saber, taxistas, unidades autobuseras y camioneros. Se generaron trancas por las alzas a los combustibles.

Sin embargo, han tenido lugar un conjunto de movilizaciones sociales no organizadas, de grupos adversos a Moreno y otros como estudiantes e indígenas que, sin mayor cohesión política, han reaccionado en las calles como gesto de rechazo. Fueron reportados fuertes disturbios en Quito y Guayaquil, difundiéndose imágenes en redes sociales de saqueos y caos generado por los bloqueos.

En efecto, las expresiones de desorden público se incrementaron en horas de la tarde y se comenzó a reproducir un cuadro de un estallido social incipiente, que evocó por sus similitudes a los eventos en Caracas en 1989, guardando las debidas particularidades.

El gobierno ecuatoriano, también en coincidencia con Caracas en 1989, decidió aplicar un estado de excepción que entrará en vigor durante 60 días, según fuentes oficiales.

Según la Constitución ecuatoriana en su Sección Cuarta y sobre los estados de excepción, artículo 164, el mandatario ecuatoriano puede disponer de las Fuerzas Armadas en las calles, así como cerrar puertos, aeropuertos y pasos fronterizos.

También está facultado para trasladar la sede de gobierno a cualquier lugar del territorio, puede disponer censura previa en la información de los medios de comunicación social con estricta relación a los motivos del estado de excepción y a la seguridad del Estado, y también puede utilizar los fondos públicos destinados a otros fines, excepto los correspondientes a salud y educación.

Esta medida, que podría considerarse desproporcionada, coloca al gobierno ecuatoriano en el ejercicio de una administración en circunstancias de gran emergencia política, un punto de ebullición y contradicción en la que Moreno ha asumido una conducción "clásica" del problema, por la vía de la discreción presidencial, sin sostenerse en el parlamento u otras instancias institucionales, y sin programar otros mecanismos frente a losectores sociales en las calles.

Moreno recalcó la "firmeza" de sus medidas, las cuales van en plena comparecencia con los nuevos acreedores de Ecuador. El FMI, instancia que lidera el proceso de endeudamiento y ahora arbitraje de facto de la economía ecuatoriana, tendrá que analizar en lo sucesivo el cuadro de inestabilidad política que ha sobrevenido y sumar al país, nuevamente, a la lista de países donde concurre una estela de caos político a causa de sus "préstamos".

Con los desencadenantes del estado de excepción aún por definirse, la política ecuatoriana se caldea, alcanzando un nivel de crisis en la que el gobierno de Moreno luce desarticulado y endeble. Les sobrevienen ahora las reacciones populares aupadas sensiblemente por razones económicas, pero esto va más allá del "paquetazo" en marcha.

El clima de malestar generalizado en Ecuador viene precedido por los factores que han anticipado esta crisis, como el fraude político post-electoral del viraje de Moreno, el resquebrajamiento político del gobierno y el viraje integral del gobierno de Ecuador.

En ese país campea desde hace un par de años la sensación de que a una gran mayoría política que ganó las presidenciales le fue arrebatada el resultado electoral desde la propia silla presidencial. Ese factor anímico, de pérdida de la credibilidad política y de la dirección, ha sido un acelerador de los desencantos y una sensación generalizada de frustración contra Moreno y contra el gobierno.

El cuadro subjetivo para una reacción solo necesitaba un factor desencadenante que ha llegado justo ahora de la mano del FMI y una elite económica reavivada, que ha aplaudido todos los gestos de desmantelamiento que emprendió el actual mandatario.






Publicado por La Cuna del Sol

domingo, 29 de septiembre de 2019

Control unipolar del mundo multipolar

Mientras que muchas de las economías mundiales se están desarrollando en una dirección multipolar, el mecanismo rector de la economía mundial sigue estando fuertemente bajo influencia unilateral de los Estados Unidos.


CONTROL UNIPOLAR DEL
MUNDO MULTIPOLAR



Por Ismael Hossein-Zadeh

El surgimiento en los últimos años de potencias económicas y militares como China, Rusia e India ha dado lugar al surgimiento de teorías y esperanzas de un mundo multipolar que podría amortiguar las políticas unilaterales/unipolares de Estados Unidos a nivel global. Esas esperanzas se ven aún más fortalecidas por el hecho de que esos polos de desarrollo económico en ascenso han instituido varias organizaciones internacionales regionales, como la Organización para la Cooperación de Shanghái (SCO, por sus siglas en ingles), la Iniciativa de Cinturón y la Ruta (BRI) patrocinada por China y la Unión Económica Euroasiática, que incorpora a Armenia, Bielorrusia, Kazajstán, Kirguistán y Rusia.

Sin embargo, a pesar de estos acontecimientos favorables, las élites gobernantes de estas potencias en ascenso se resisten a ser más enérgicas a la hora de contrarrestar o hacer frente a las interferencias económicas unilaterales y otras interferencias imperialistas de Estados Unidos en sus asuntos internos e internacionales. De este modo, mientras que muchas de las economías mundiales se están desarrollando en una dirección multipolar, el mecanismo rector de la economía mundial sigue estando fuertemente bajo influencia unilateral de los Estados Unidos.

¿Cómo explicar lo paradójico de estos sucesos: un mundo multipolar en evolución junto con un inadecuado desafío a las políticas unilaterales/unipolares de los Estados Unidos, especialmente en áreas económicas importantes como el comercio, la inversión y las finanzas, así como en áreas críticas como las sanciones económicas unilaterales y los planes imperialistas de cambio de régimen?

La existencia del mundo multipolar en constante crecimiento a la par del mundo unipolar permanente o reticente es sólo superficialmente paradójico. En realidad, está totalmente en concordancia con la lógica de los acontecimientos socioeconómicos del sistema capitalista global de nuestro tiempo. Mientras que los polos en ascenso del desarrollo económico se basan en gran medida en la geografía o la nación, la arraigada gestión unilateral de esta arquitectura económica mundial en evolución tiende a ser principalmente de clase, que en gran medida sigue estando en manos de los gobernantes plutocráticos de los Estados Unidos en colaboración con sus aliados de clase en todo el mundo, incluidos los aliados de las potencias económicas y militares emergentes.

Los círculos oligárquicos autóctonos de los poderes económicos y militares en ascenso (que a veces se les llama burguesías compradoras) están conectados con sus aliados de clase en los principales países capitalistas, tanto de manera informal como formal, a través de instituciones y organizaciones económicas y financieras mundiales como el Banco Mundial, el FMI, la OMC, el G7, el G20, y otras similares. Las élites ricas de estas potencias emergentes tienen más en común con las elites en Estados Unidos y otros países capitalistas muy importantes que con sus propios conciudadanos. "Ya sea que tengan su residencia principal en Nueva York o Hong Kong, Moscú o Mumbai, los súper ricos de hoy son cada vez más en sí mismos una nación", señala Chrystia Freeland, editora global de Reuters, que viaja con las élites a muchas partes del mundo.

Esto ayuda a explicar la polarización social y/o la desarmonía nacional en países como China, Rusia e Irán: por un lado, las fuerzas plutocráticas orientadas hacia occidente, y por el otro, las fuerzas populistas/nacionalistas/antiimperialistas que exigen soluciones nacionales o locales a problemas socioeconómicos. Del mismo modo, también explica el por qué las fuerzas antiimperialistas en estos países a menudo se ven obstaculizadas debido a su resistencia a las severas sanciones económicas y otras presiones financieras por parte de los Estados Unidos y sus aliados.

Adicionalmente, ayuda a explicar por qué, a pesar del hecho de que los avances tecnológicos e industriales en todo el mundo han creado polos de poder económico en varias partes del mundo, el mecanismo de gestión económica global permanece  mayormente en manos de la "nación global de los súper ricos". Este sistema de gobierno global se pone en práctica y se hace operativo a través de instituciones financieras tan poderosas como el Banco de Pagos Internacionales (Bank of International Settlements -BIS-), que es propiedad y está controlado por los bancos centrales de las principales potencias económicas, el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Sociedad para las Telecomunicaciones Financieras Interbancarias Mundiales (Society for Worldwide Interbank Financial Telecommunication -SWIFT-), que consiste en una red de las principales instituciones financieras mundiales que monitorean y controlan la información sobre transacciones financieras en todo el mundo.

La versión neoliberal del capitalismo es la filosofía económica compartida por las élites gobernantes en todo el mundo. Esta perspectiva económica, que está siendo adoptada cada vez más por muchos gobiernos de todo el mundo, ha causado estragos en las condiciones de vida de la abrumadora mayoría de los ciudadanos del mundo. Sostiene que los programas de asistencia social a favor de los necesitados, las regulaciones ambientales y de mercado, estándares laborales, y similares, son fuentes de ineficiencia y declive económico. También considera el gasto público en salud, educación, vivienda, transporte y proyectos de infraestructura no como inversiones en el desarrollo a largo plazo y la prosperidad de la sociedad, sino como costos puros que deben reducirse o minimizarse.

En los últimos años, esta doctrina económica se ha difundido o transmitido de manera tan efectiva en todo el mundo a tal grado que sus principios teóricos han llegado a constituir el núcleo de la mayoría de los libros de texto económicos, de los materiales didácticos de la mayoría de los departamentos económicos y de los planes de acción de la mayoría de los asesores económicos a aquellos encargados de formular las políticas alrededor del mundo.

Lamentablemente, la fe casi religiosa en la doctrina neoliberal también ha sido adoptada por asesores económicos de los líderes nacionalistas/populistas que aspiran a la soberanía en países como Rusia, China e Irán. Si bien estos líderes nacionalistas buscan resistir (aunque de manera ambivalente y poco entusiasta) las sanciones económicas y otras interferencias imperialistas en los asuntos de sus países, sus asesores económicos neoliberales se ocupan de que dicha resistencia sea ineficaz al emitir prescripciones económicas proclives a la dependencia y que desafían la soberanía. Entrenados (o indoctrinados) en la escuela neoliberal de pensamiento económico, estos economistas insisten en que no hay modelos de desarrollo alternativos a la economía neoliberal; y que el camino a seguir para los países emergentes y/o en desarrollo tardío es seguir el patrón del desarrollo neoliberal.

En un sentido estricto, las prescripciones neoliberales de estos "expertos" económicos son más potentes a la hora de socavar la soberanía nacional de los polos ascendentes del desarrollo económico que el ominoso poder de las fuerzas militares imperiales. En lugar de tratar de crear reservas de divisas que sustituya al dólar estadounidense, por ejemplo, o establecer alternativas al sistema SWIFT de transacciones financieras internacionales actualmente imperante (y dominante), estos economistas argumentan que el desarrollo económico y el progreso social de sus países residen únicamente en su integración en el sistema neoliberal del capitalismo global. Las implicaciones de los planes de acción y/o politicas de estas prescripciones económicas son inconfundibles: es inútil tratar de trazar senderos de desarrollo alternativos al actual sistema económico-financiero global del neoliberalismo –en consecuencia la persistencia o continuidad del sistema que gobierna el mundo unipolar, o la estrategia económica como eje rector, del entorno económico multipolar de nuestro mundo.






Publicado por La Cuna del Sol

jueves, 26 de septiembre de 2019

"Es nuestro hijo de puta": Juan Orlando Hernández es el paradigma de gobierno de EE.UU. para la región

Un narcopresidente es el mejor aliado de Washington en una conflictiva y azotada Centroamérica


"ES NUESTRO HIJO DE PUTA": JUAN ORLANDO HERNÁNDEZ
ES EL PARADIGMA DE GOBIERNO DE EEUU PARA LA REGIÓN



El perfil de este presidente aliado a Estados Unidos ayudará a conocer que solo esa condición convierte a un político en "estadista", "demócrata" y "campeón en derechos humanos". Aun cuando los hechos digan otras cosas.

ASCENSO CORRUPTO AL PODER

Juan Orlando Hernández (JOH) fue diputado del Congreso de la República que destituyó en 2009 a Manuel Zelaya por intentar consultar a los ciudadanos, mediante comicios que se realizarían el domingo 28 de junio, si aceptaban colocar una cuarta urna en las elecciones generales que se realizarían en noviembre de 2013. El motivo de consulta era para saber si la población estaba de acuerdo en hacer modificaciones a la Constitución de la República.

Luego en 2012, como Presidente del mismo Congreso de la República, promovió la destitución de cuatro magistrados de la Corte Suprema y los reemplazó por magistrados afines a su partido político. Esos mismos magistrados avalaron el resultado de las elecciones generales del año siguiente en las que el mismo JOH se hizo Presidente, con un control absoluto del Legislativo, Judicial y del organismo electoral.

Se dice que hubo hechos fraudulentos que invalidarían dichos resultados, eventos como compra de votos (hasta por 25 dólares), venta de credenciales de mesa electoral, violencia e intimidación de votantes, complicidad mediática (el día de las elecciones medios estatales y privados ocultaron asesinatos de activistas y la detención de trabajadores electorales) y apoyo extranjero (Estados Unidos, Unión Europea y la Organización de Estados Americanos calificaron de transparentes las elecciones sin haber concluido el proceso).

Además, 18 candidatos y activistas del Partido Libertad y Refundación (Libre), al que pertenece Zelaya, fueron asesinados durante la campaña.

En contra de lo dispuesto por la misma Constitución Política que JOH "protegía" durante el golpe de 2009, la Corte Suprema de Justicia hondureña en 2016 declaró "legal" sus aspiraciones a la reelección presidencial, aun cuando la oposición y movimientos sociales exigían consulta popular para dirimir dicho caso.

QUE USURPE SIN CESAR Y DESAPAREZCAN LOS OBSTÁCULOS

El 26 de noviembre de 2017 los primeros resultados daban como ganador a Salvador Nasralla, candidato de la Alianza de Oposición contra la Dictadura, frente conformado por el Partido Anticorrupción (PAC, del cual es fundador), el Partido Innovación y Unidad y el Partido Libre.

A tres días de los comicios, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) no ofrecía los resultados definitivos. En su página web iban cambiando los números a cuentagotas y los últimos datos ya favorecían a JOH, medios alternativos afirmaban que el mecanismo según el cual se estaría llevando a cabo el fraude consistía en contabilizar las actas del candidato oficialista mientras que las de Nasralla eran dejadas en "monitoreo".

Aunque primero se evidenciaba una ventaja considerable de Nasralla, luego el sistema de votación electrónica salió del aire. Cuando el sistema se reanudó, JOH estaba ganando, luego fue proclamado vencedor por un estrecho margen y los observadores internacionales reportaron "fuertes indicios de fraude electoral", un recuento parcial le dio la victoria y lo que siguió fueron protestas masivas y calles militarizadas.

El 17 de diciembre, el TSE proclamó oficialmente a JOH como presidente electo, la delegación de observadores electorales de la OEA recomendó que se descartaran los resultados y que se celebraran nuevas elecciones. El 20 de diciembre un alto funcionario del Departamento de Estado dijo que, a menos que se presenten pruebas adicionales de fraude, el gobierno de los Estados Unidos "no ha visto nada que altere el resultado final".

Hasta el 22 de diciembre de ese año, las organizaciones de derechos humanos en el país contaban con más de 30 personas asesinadas por las fuerzas de seguridad, de las cuales al menos cuatro tenían menos de 18 años.

Durante los años del gobierno de JOH han llovido denuncias de desapariciones, brutalidad militar, torturas, asalto a los trabajadores que defienden sus derechos, así como señalamientos de corrupción.

Desde el golpe de 2009, entre las víctimas de la desaparición se encuentran docenas de defensores LGBT, más de 100 activistas por los derechos a la tierra como Berta Cáceres, más de 30 periodistas, activistas laborales y al menos 20 candidatos y organizadores de la oposición.

Su formato de gobierno no se distancia de los tiempos de la Guerra Fría en los 70 y 80, cuando dictadores apoyados por Washington campeaban por Suramérica y el Caribe. Lo evidencian tanto los asesinatos de campesinos opuestos a convertir sus propiedades en plantaciones de palma para crear energía "verde" y varios proyectos mineros, como el cierre de estaciones de radio indígenas garífunas que han sido utilizadas para movilizar la oposición ambiental a las minas, represas y proyectos hidroeléctricos.

CONTROLAR A LOS "BAD HOMBRES"

El término "bad hombres" fue utilizado por Donald Trump, magnate presidente de Estados Unidos, para vincular a los inmigrantes provenientes de Centroamérica con la criminalidad que vive un país que, solo en 2019, ha vivido bajo el terror de más de un tiroteo diario, ninguno ocasionado por latinos.

Lo cierto es que bajo el gobierno de JOH ha aumentado el flujo de hondureños huyendo de la pobreza. Aunque en los años 80 Honduras fue uno de los países receptores más importantes para desplazados que huyeron de conflictos armados y la situación económica, política y social de sus países vecinos.

A partir de los 90 incrementó la emigración masiva de Honduras, no causada por conflictos armados, sino a consecuencia de las crisis económicas y los sucesivos ajustes estructurales neoliberales establecidos en el llamado Consenso de Washington.

En la actualidad, la situación económica del país, el desempleo, la pobreza, la desigualdad, la falta de oportunidades y la violencia se encuentran entre los impulsores de la diáspora masiva de la población hondureña. El Instituto Nacional de Estadística de Honduras (INE) reporta que, en junio de 2016, un 60.9% de los hogares hondureños vivían en la pobreza y un 38.4% en pobreza extrema.

En 2012, el porcentaje de hogares en pobreza estuvo en un nivel todavía más alto (71.1% según el INE, 2016). Con un Coeficiente de Gini de 0.54 en 2013, siendo cero el ideal, el nivel de desigualdad es alto en Honduras (Banco Mundial, 2017). Aunque en junio de 2016, la tasa de desempleo se encontraba en un 7.4% a nivel nacional, especialmente los jóvenes poseen dificultades de acceso a fuentes de trabajo, esto se refleja en una tasa de desempleo de 16.2% para hondureños de entre 19 y 24 años (INE, 2016).

Honduras ha llegado a poseer, bajo el gobierno de JOH, la tasa más alta de homicidios intencionales por 100 mil habitantes en el mundo (75 en 2014, 93 en 2012) (Banco Mundial, 2016), así como la tasa más alta de feminicidios por cada 100 mil mujeres (13.3 en 2014) en América Latina y El Caribe.

En los últimos años, también se notaron grandes flujos de retorno, sobre todo forzado, de migrantes hondureños. En 2016, último año de gobierno de Obama, 21 mil 994 hondureños fueron deportados desde EEUU y 50 mil 964 desde México (más del doble respecto a 2010).

Tales operaciones, además de constituir violaciones a derechos de las personas, contribuyen a empeorar su seguridad, considerando que para evitar las autoridades muchos deciden tomar rutas cada vez más peligrosas y enfrentar altos riesgos ambientales y personales que resultan en homicidios, lesiones, secuestros, extorsiones, desapariciones forzadas, robos y otros delitos.

Todo esto detonó una crisis en octubre de 2018 cuando un grupo de personas bajo la denominada Caravana Migrante, muchos de ellos hondureños, salió desde San Pedro Sula con la intención de llegar a la frontera norte de México. Sus integrantes, unos 2 mil hombres y mujeres adultos, así como adolescentes y niños, deseaban solicitar asilo en Estados Unidos.

Por su parte Trump tuiteaba que "¡Estados Unidos ha informado firmemente al presidente de Honduras que si la gran caravana de personas que se dirige a los Estados Unidos no se detiene y regresa a Honduras, no se dará más dinero ni ayuda a Honduras, con efecto inmediato!". Horas después, mientras otros presidentes asumían una actitud de rechazo a estas palabras, pero sin hacer referencia al tuit, JOH pidió a los hondureños que formaban parte de la caravana que desistieran de sus planes.

QUE MANTENGA A LOS "BAD HOMBRES" CERCA… MUY CERCA

En enero de 2015, Devis Rivera, líder del cartel hondureño Los Cachiros, estaba entre los capturados y extraditados para ser juzgados en el Distrito Sur de Nueva York. En su confesión señaló a Fabio Lobo, el hijo de Porfirio Lobo (ex presidente compañero de partido de JOH), quien fue arrestado más tarde en Haití y condenado a 24 años en Manhattan. Su entorno policial, que facilitó el paso de drogas, fue arrestado en Honduras y también juzgado en Estados Unidos junto a importantes banqueros. Tal parece que los "bad hombres" salieron de Honduras a las cárceles estadounidenses.

El hermano de JOH, Juan Antonio, alias "Tony", fue llamado a Washington para responder por su presunta relación con un traficante importante a la vez que, en un caso diferente, un traficante mexicano delató ante la DEA al entonces ministro de seguridad de JOH, Julian Pacheco, un antiguo aliado del ejército estadounidense, graduado de la Escuela de las Américas en Fort Benning, Georgia. El informante también dijo que fue el hijo de Lobo quien le presentó a Pacheco.

Según los fiscales federales, Tony se comprometió en 2014 a ayudar a Rivera, con quien trabajó por más de una década, a conseguir que entes gubernamentales pagaran el dinero que se les debía a las compañías lavadólares de Rivera. Este dijo que le pagó a Tony 50 mil dólares de "agradecimiento".

Tony fue finalmente arrestado en Miami en 2018, dos años después de que se descubriera que era una "persona de interés" en una investigación de Estados Unidos. Se dice que, junto a sus compañeros, está conectado con las Maras Salvatrucha ("MS-13") y Barrio 18, ambas fundadas en la ciudad de Los Angeles.

Por su parte Rivera admitió orquestar unos 78 asesinatos a lo largo de más de 10 años, entre los muertos había personas que describió como matones, violadores y pandilleros, también un abogado, dos periodistas, un refugiado hondureño en Canadá, un funcionario que se convirtió en el zar antidrogas hondureño y un político que era su asesor; incluso dos niños resultaron muertos en un tiroteo.

El capo se puso en contacto con la Administración de Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) y les ofreció su ayuda para inculpar a políticos corruptos y otras élites que convirtieron a Honduras en un corredor masivo de cocaína hacia Estados Unidos, el primer consumidor mundial, a través de México.

La oferta aparecía cuando Honduras, un aliado leal de Estados Unidos en cuyo territorio se encuentra una base militar estadounidense, estaba al borde del caos interno. El país estaba plagado de narcotraficantes y Maras, tenía una de las tasas de homicidios más altas de todo el mundo. Según el Departamento de Estado, era la primera parada de cerca del 80% de los vuelos sospechosos de transportar drogas desde Suramérica.

Según dijo uno de los fiscales en una audiencia celebrada el 5 de septiembre de 2017, las pruebas demuestran una red de "tráfico de drogas patrocinada por el Estado". Los investigadores tenían pruebas de que el expresidente Lobo aceptó sobornos para proteger a los traficantes, y sospechan que pudo haberse financiado la campaña de JOH con narcodólares.

Se descubrió también que, en 2013, Rivera grabó en secreto una conversación con otro narcotraficante hondureño que afirmó haber hecho un pago de 250 mil dólares supuestamente para JOH, aunque no indica si este recibió ese dinero. Su gobierno atribuyó la acusación a narcotraficantes que han sido objeto de su campaña antidrogas y el mandatario afirmó que "es lógico, e incluso predecible, que los delincuentes que se han visto afectados por las acciones de nuestro gobierno tengan sentimientos de odio y resentimiento contra quienes han tomado esas decisiones".

SIEMPRE QUE SEA NUESTRO, NO HAY PROBLEMA

Honduras ha sido un portaaviones de Estados Unidos en Centroamérica durante mucho tiempo: la nación del Triángulo del Norte sirvió de base para contrarrestar la influencia soviética en América Latina durante la década de 1980. Sin embargo, a otros países se les consideran Estados fallidos por menos de lo que la burguesía hondureña provoca con una acumulación voraz de tierras, recursos y renta, lo que da pie para que las potencias intervengan a favor de esas mismas élites para imponerse.

El perfil de JOH es el que Washington quiere lograr con Juan Guaidó, un operador financiado y amparado en sus desafueros por un entramado de poder que imponga condiciones cuando algo se salga de las manos.

En este caso aplica aquella frase de Kissinger: "Puede que sea un hijo de puta, pero es nuestro hijo de puta".






Publicado por La Cuna del Sol

martes, 24 de septiembre de 2019

La unión nacional en Siria y en Venezuela

Fuimos los únicos en anunciarlo, a principios de este mes, y los hechos han ‎venido a confirmar lo que escribimos en este sitio web. El 16 de septiembre, un paso decisivo ‎hacia la paz tuvo lugar simultáneamente en Siria y en Venezuela. ‎Esos países ya no se fuerzan a negociar con terroristas. Sus gobiernos han ‎iniciado la construcción de un nuevo régimen en cooperación con la oposición ‎patriótica. ‎


LA UNIÓN NACIONAL EN
SIRIA Y EN VENEZUELA


Por Thierry Meyssan

Siria y Venezuela apuestan por el futuro en el mismo momento, aunque de forma paralela. Y es ‎perfectamente normal ya que el origen de sus conflictos no era nacional sino resultado de la ‎estrategia del Pentágono tendiente a destruir las estructuras de los Estados que no se pliegan a la ‎globalización, primeramente en el «Medio Oriente ampliado» (o «Gran Medio Oriente») y ‎ahora en la «Cuenca del Caribe», estrategia enunciada en la doctrina Rumsfeld/Cebrowski [1]. ‎

La situación y las capacidades de Siria y de Venezuela son muy diferentes. Pero la resistencia de ‎ambos países frente al imperialismo global es idéntica. Hugo Chávez (presidente de Venezuela ‎de 1999 a 2013) fue el portavoz de los pueblos de la periferia no globalizada ante las ambiciones ‎de las transnacionales. Decepcionado por el Movimiento de Países No Alineados –al final de la ‎guerra fría, ciertos miembros de ese movimiento se convirtieron en vasallos de Estados Unidos–, ‎el presidente Hugo Chávez había pensado, con el presidente sirio Bachar al-Assad, refundarlo ‎sobre bases nuevas en un Movimiento de Aliados Libres [2]. A quienes se interrogaban sobre el tiempo necesario para alcanzar ese ‎objetivo, el presidente venezolano había respondido augurando que su homólogo sirio ‎se convertiría en su sucesor en la escena internacional. En el plan quinquenal 2007-2013, que ‎había redactado personalmente, Hugo Chávez impartía a todas las administraciones de Venezuela ‎instrucciones claras para respaldar al lejano aliado político: Siria [3].‎

Hace 18 años que la guerra devasta el Gran Medio Oriente y hace 8 años que esa guerra ‎se extendió a Siria, después de haber destruido Afganistán, Irak y Libia. Yemen es sometido a un ‎cerco por hambre. En el caso de Siria, Estados Unidos y algunos de sus aliados reconocieron un ‎gobierno en el exilio y todos los bienes del país en el exterior fueron confiscados. La Liga Árabe‎ ‎expulsó al gobierno constitucional sirio, otorgó el puesto de Siria en esa organización a un ‎gobierno alternativo y los vasallos regionales del Pentágono se pusieron a las órdenes de ‎la OTAN. ‎

En la Cuenca del Caribe, ya se ha avanzado en sentar los pretextos para la guerra, principalmente ‎contra Nicaragua y Cuba. En cuanto a Venezuela, Estados Unidos y algunos de sus aliados han ‎reconocido a un presidente autoproclamado y todos los bienes del país en el exterior han sido ‎confiscados. La Organización de Estados Americanos (OEA) aceptó ilegalmente que un gobierno ‎alternativo representara –también ilegalmente– la República Bolivariana y los vasallos regionales ‎del Pentágono activaron contra Venezuela el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca ‎‎(TIAR). ‎

En Siria, la guerra está terminándose porque la presencia militar rusa hace imposible el envío de ‎más tropas contra ese país, ya sean tropas regulares estadounidenses, mercenarios oficialmente ‎contratados por el Pentágono o yihadistas reclutados extraoficialmente por los aliados de ‎la OTAN. Sin embargo, la victoria del Ejército Árabe Sirio sobre las decenas de miles de ‎mercenarios extranjeros lanzados contra Siria todavía no significa el regreso de la paz. ‎

La paz sólo es posible, tanto en Siria como en Venezuela, si se repara la sociedad, fracturada ‎en Siria por la guerra y en Venezuela por la creación de las condiciones para la guerra. En Siria, ‎esa reparación de la sociedad se inicia a través de la redacción, y de la posterior adopción, de ‎una nueva Constitución, paso previsto hace 4 años en la resolución 2254 del Consejo ‎de Seguridad de la ONU. En Venezuela, idénticamente, esa reparación de la sociedad se dirige ‎hacia la creación de un régimen de unión nacional entre los chavistas y la oposición patriótica. ‎

Tanto en Siria como en Venezuela, la dificultad reside en lograr marginar a la oposición ‎mercenaria –remunerada por Estados Unidos o por sus aliados y dispuesta a todo con tal de ‎seguir cobrando su salario– y en movilizar eficazmente la oposición patriótica, la que se mantiene ‎en el país y se preocupa por la defensa de la nación. ‎

Con el consentimiento del presidente estadounidense Donald Trump y a pesar de la oposición de ‎ciertos generales del Pentágono y de diplomáticos del Departamento de Estado, Siria y Venezuela lograron avanzar por esa vía el 16 de septiembre. Ese día, Irán, Rusia y Turquía ‎anunciaron la formación de la «Comisión Constituyente siria» [4] y Venezuela anunció la apertura de una «Mesa de Diálogo Nacional» ‎entre representantes del gobierno constitucional y de la oposición que rechaza la intervención ‎extranjera [5]. Esta Mesa de ‎Diálogo Nacional se anuncia en Caracas cuando el autoproclamado “presidente encargado”, ‎Juan Guaidó, acababa de dar por «agotado» el diálogo que se había desarrollado en Barbados, ‎y en presencia de mediadores noruegos, entre los representantes de su gobierno virtual y los del ‎gobierno del presidente constitucional Nicolás Maduro. De forma similar, la Comisión ‎Constituyente siria reemplaza las negociaciones que el gobierno sirio había desarrollado durante ‎años con yihadistas «moderados» en presencia de un enviado de la ONU. ‎

En Siria, el principio de la unión nacional fue imponiéndose gradualmente desde el inicio de ‎la guerra. En 2014, el presidente Bachar al-Assad logró organizar una elección presidencial según ‎los parámetros internacionales de los regímenes democráticos. En Venezuela es una novedad que ‎todavía no convence a todos. Un intento anterior, iniciado por el papa Francisco, había ‎fracasado. Esta vez, en cuestión de horas, los negociadores lograron ponerse de acuerdo sobre ‎prácticamente todo lo que el opositor Juan Guaidó decía haber reclamado… mientras se negaba ‎a hacer la menor concesión. Los chavistas anunciaron que sus diputados regresarán a la ‎Asamblea Nacional, el Consejo Nacional Electoral será reformado, el vicepresidente de la ‎Asamblea Nacional –detenido por haber participado personalmente en la intentona sediciosa del ‎‎30 de abril de este año [6]– fue ‎excarcelado de inmediato, etc.‎

Este importante progreso se hizo público después de la destitución del consejero de seguridad ‎nacional del presidente estadounidense Donald Trump y en momentos en que ese cargo estaba ‎vacante. La nominación de Robert O’Brien en el cargo que ocupaba el halcón John Bolton ‎favorece un cambio de discurso por parte de Washington. Aunque O’Brien y Bolton exhiben las ‎mismas referencias ideológicas –el «excepcionalismo» estadounidense– se trata de dos ‎personalidades diferentes: Bolton profería constantemente amenazas de guerra, O’Brien es un ‎negociador profesional. ‎

Carentes del pragmatismo del presidente Donald Trump, la Unión Europea y el Grupo de Lima –‎creado en Latinoamérica en contra de Venezuela, según el esquema de los «Amigos de Siria»– ‎condenaron de inmediato esos avances… porque los terroristas, o sea los yihadistas ‎‎«moderados» y los guarimberos de Juan Guaidó, han quedado excluidos. ‎

 [1] The ‎Pentagon’s New Map, Thomas P. M. Barnett, Putnam Publishing Group, 2004; «El proyecto militar de Estados Unidos para el mundo», por Thierry Meyssan, Haïti Liberté (Haití), ‎‎Red Voltaire, 22 de agosto de 2017.

[2] «Chávez y Assad llaman a la creación de ‎un Movimiento de Aliados Libres», Red Voltaire, 15 ‎de julio de 2010.

[3] Proyecto Nacional Simón ‎Bolívar. Primer Plan Socialista (PPS) del Desarrollo Económico y Social de la Nación (2007/2013), ‎Presidencia de la República Bolivariana de Venezuela.

[4] “Joint Statement by Iran, Russia ‎and Turkey on the International Meeting on Syria”, Voltaire Network, 16 de ‎septiembre de 2019.

[5] «Venezuela: Mesa Nacional», Red Voltaire, 26 de septiembre de 2019.

[6] «Golpe de Estado hollywoodense en Venezuela», Red Voltaire, 1º de mayo de 2019.






Publicado por La Cuna del Sol