jueves, 18 de julio de 2019

"Política hawk" en atuendo de financiarización

Al sancionar al "mundo" y jugar irresponsablemente con la hegemonía del dólar y el sistema de Bretton Woods, los Estados Unidos finalmente lo perderán todo. Luego enfrentará la desagradable experiencia de tener que pagar, con algo de valor real, por todo lo que consume. Causará gran conmoción.


"POLÍTICA HAWK" EN ATUENDO
DE FINANCIARIZACIÓN


Alastair Crooke

La fórmula de "presión máxima", Make America Great Again, no va a funcionar, por la sencilla razón de que está consumiendo el "capital" de Estados Unidos a una tasa torrencial. No restaurará la base manufacturera de Estados Unidos, ni tampoco Estados Unidos recuperará su hegemonía política. Conduce a una polarización generalizada. Todo el mundo ahora entiende de lo que se trata MAGA: obtener cualquier ventaja que pueda acumularse en beneficio de los EE.UU, mientras que todos los demás pagan el precio y recogen las pérdidas. Incluso los europeos lo han "entendido". El trumpismo carece de "dimensión" más allá de lo mercantil. Sin embargo, si pudiera caracterizar la "soberanía" cultural como algo más que una mera "política anti-identitaria", e intolerante, podría encontrar una sostenibilidad más amplia.

Tal como se presenta, la estrictamente definida política de MAGA, simplemente está erosionando tanto el capital político de los Estados Unidos, como el privilegio incomparable de los Estados Unidos de poder consumir a un nivel de vida más alto que otros a través de la moneda de reserva de los EE.UU, ‘la tarjeta de crédito’, que no requiere la liquidación por parte de los Estados Unidos de los saldos de su adeudo en dólares. Al sancionar al "mundo" y jugar irresponsablemente con la hegemonía del dólar y el sistema de Bretton Woods, los Estados Unidos finalmente lo perderán todo. Luego enfrentará la desagradable experiencia de tener que pagar, con algo de valor real, por todo lo que consume. Causará gran conmoción.

Es cierto que el sistema global necesitaba urgentemente una reorganización, y la iconoclasia de Trump ha sido, por así decirlo, hasta cierto punto, una fuerza creativa-destructiva que abre el camino para sembrar algo nuevo. Pero el impulso "perturbador", sino existe una abundancia de equilibrio que pueda traer alguna síntesis o armonía definitiva, puede convertirse en un categórico choque de trenes.

Por ahora, no se ve a ninguna figura en torno al presidente Trump que tenga la intuición, o el “aplomo” político, para sacar al presidente de los Estados Unidos de su "rincón". Por el contrario, un desastre en la política exterior, y en última instancia, también en la política monetaria (ya que la "Fed" sigue alimentando la burbuja financiera, mientras que la economía real se desmorona), parece estar por venir. La presión máxima no ha cosechado sus anticipados dividendos políticos, en su lugar está aumentando peligrosamente las tensiones globales.

La política exterior de Trump se ha centrado -y se ha visto severamente afectada- por su profunda antipatía hacia Irán. Está situada en el vértice de su política del Gran Israel y en su tweet de 2018 de que "cualquier persona que haga negocios con Irán NO hará negocios con los Estados Unidos". Estoy haciendo un llamado por la PAZ MUNDIAL, ¡nada menos! ” (Las mayúsculas son de Trump).

El daño colateral resultante de la obsesión de que Irán representa la "fuerza del mal ", y si es derrotado, la PAZ MUNDIAL está de alguna manera asegurada, se está extendiendo: la negativa de Rusia a pivotar contra Irán representa la principal razón para el deterioro de las relaciones entre Trump y el presidente Putin. La cuestión de Irán está separando a Europa de América. Se ha convertido en un impedimento importante en la relación con China (ya que China requiere seguridad energética y no está preparada para unirse al boicot). Y la política de los Estados Unidos en relación a Irán puede resultar en un daño económico global (si el riesgo del petróleo aumenta). Hay agitación en el Medio Oriente, e Irán se ha convertido en el pretexto burocrático universal de los Estados Unidos del por qué las fuerzas estadounidenses deben mantenerse estacionadas en los conflictos regionales. (Se requieren allí para "contener a Irán").

La política de Trump en relación a Irán, según Daniel Larison en The American Conservative, es una del cambio de régimen en todo menos en su nombre, y Trump ha firmado todo lo que lo que tenga que ver con ello. Trump no tiene problemas para emprender una guerra económica contra Irán, y le ha dado a los halcones prácticamente todo lo que quieren. La política de Trump en Irán es "la política hawkish" (militarista) en acción, y si es un desastre, eso se debe a que la "política hawkish" estaba garantizada para ser precisamente eso... El presidente está obsesionado con las armas nucleares porque su Asesor de Seguridad Nacional ha estado por meses promoviendo incesantemente la mentira de que Irán busca armas nucleares, y él y otros asesores han logrado convencer (engañar) a Trump de otra mentira: que el JCPOA "permite" que Irán adquiera armas nucleares ".

Y de acuerdo a Larison, esta es la razón:

"Los halcones de Irán [durante mucho tiempo] se han opuesto al acuerdo porque [nunca] quisieron que Irán se beneficiara del alivio de las sanciones... los halcones de Irán... [mantienen] la excusa de que quieren un "mejor acuerdo"[porque ellos] pasaron los 15 años anteriores al JCPOA, exagerando sobre una posible arma nuclear iraní, a menudo describiéndola absurdamente como una "amenaza existencial". Durante la mayor parte de este siglo, muchos halcones no callaron sobre la necesidad de una acción militar preventiva contra las instalaciones nucleares de Irán. La cuestión nuclear fue su pretexto para el conflicto, y sintieron disgusto cuando el acuerdo nuclear eliminó ese pretexto... Entonces, en lugar de eso, tenemos las interminables críticas sobre los "defectos" del acuerdo que no son realmente defectos, y la descarada alteración de los parámetros, que requiere un acuerdo de no proliferación para resolver todos los problemas regionales [todos] al mismo tiempo.

"Trump ha abrazado estas mentiras [y] las ha repetido varias veces. Irán no puede negociar con una administración que afirma que el acuerdo nuclear "les permite" tener armas nucleares. Los iraníes saben que no, y por eso tienen que asumir que ningún acuerdo que ellos firmen será aceptable para la administración. Efectivamente, el último punto de discusión de la administración de que Irán debe aceptar renunciar a todo enriquecimiento confirma que Estados Unidos está insistiendo en una concesión que Irán nunca va a otorgar. Trump no quiere hablar con Irán como lo hizo su antecesor. Quiere que Irán capitule. Ese ha sido siempre el objetivo de la "máxima presión". La política de Trump hacia Irán es definitivamente una política hawkish, y es por esa razón que está produciendo resultados tan terribles para los Estados Unidos e Irán".

Entonces, ¿por qué los halcones han sido tan vehementes en su oposición a la normalización de las relaciones con Irán? Se debe a que la normalización desplazaría el equilibrio estratégico de aquellos Estados que favorecen la armonización con Israel hacia los llamados Estados de la resistencia que nunca lo han hecho (en su opinión). El primer ministro Netanyahu ha insistido todo el tiempo en que a Irán nunca debe ofrecérsele un alivio a las sanciones: considera que las sanciones de EE.UU son el arma para forzar la expulsión de Irán de Siria.

Es esta postura intransigente la que está detrás del fracaso de la reunión tripartita de asesores de seguridad nacional de Estados Unidos, Israel y Rusia, a fines de junio. Netanyahu había propuesto anteriormente a Putin que él (es decir, Israel) representara el "pasaporte" para abrir puertas en Washington DC; que con el respaldo de Israel, Netanyahu podría lograr el fin de las sanciones de EE.UU a Rusia, pero solo si el Sr. Putin acordara poner fin a los vínculos de Rusia con Irán y aislar a Teherán.

El presidente Putin respondió con la oferta de que, si EE.UU levantaba las sanciones contra Irán y retiraba sus fuerzas de Siria, Rusia haría todo lo posible para que Irán saliera de Siria. Entonces los intereses estadounidenses e israelíes, serían "tenidos en cuenta" en un acuerdo político sirio.

En resumen, Netanyahu esperaba que la trilateral de Jerusalén sentara las bases para un compromiso claro por parte de Rusia de romper las relaciones con Irán, y que después de su reunión con Putin, esto fuera presentado en el G20 de Osaka como el "gran logro" de Trump. No sucedió.

En el evento, Netanyahu rechazó fríamente cualquier levantamiento de las sanciones a Irán (argumentando que las sanciones representaban un fuerza real sobre la presencia de Irán en Siria), y la trilateral no solo fracasó en su objetivo estratégico, sino que el representante ruso en la trilateral, Nikolai Patrushev, mientras en buenos términos con Israel, no renegó de Irán. Todo lo contrario: negó que Teherán sea una amenaza para la seguridad regional. “Rusia está con Irán, contra Israel y Estados Unidos. Un alto funcionario ruso apoya la afirmación de Teherán de que un avión no tripulado estadounidense fue derribado en el espacio aéreo iraní, defiende los derechos de las tropas extranjeras a permanecer en Siria a pesar de la oposición israelí ", concluyó un diario israelí.

Y, en consecuencia, la cumbre de Osaka entre Trump y Putin tampoco fue bien: Trump simplemente le entregó a Putin una lista de las demandas de los Estados Unidos. Putin sonrió como una esfinge, pero no respondió.

Pero veamos esto: la política de la Casa Blanca en relación a Irán no es más que el "carruaje" que va la cabeza dirigiéndose hacia una curva cerrada en el Circo Massimo (Circo Máximo), y hacia un posible "choque en cadena". Muy cerca se encuentran las relaciones entre Estados Unidos y Rusia; el carruaje de la guerra comercial con China, y en la cola, la rezagada guerra comercial con Europa. Mucho más grave -para todos nosotros- sería si las relaciones entre Estados Unidos y Rusia se estrellaran contra el muro del estadio. Y estamos cerca de que eso ocurra: el incidente con el sumergible ruso que causó la pérdida de catorce vidas (cuyos detalles prefieren guardar en silencio), y la carta de la OTAN que insiste en que los sistemas de misiles de crucero basados en tierra, los 9M729 de Rusia, violan el Tratado INF y deben ser destruidos, todo crea un escenario de relaciones gravemente deterioradas.

¿Por qué Trump arriesga tanto en una antigua disputa en el Medio Oriente? ¿Por qué desairar a Putin con el asunto de Irán? Tal vez Trump se haya convencido a sí mismo del argumento de que Irán es de hecho una fuerza del mal, en el sentido bíblico. Pero sucede que su conversión a esta ideología también sienta cómodamente con sus intereses inmediatos:

La semana pasada tuvo lugar en Washington DC la cumbre de los Cristianos Unidos por Israel. Miles de cristianos evangélicos de todo el país asistieron al evento, en el que Mike Pence, Mike Pompeo (ambos evangélicos), John Bolton, Jason Greenblatt y su embajador en Israel, David Friedman, tomaron la palabra. El tema, por supuesto, fue la amenaza iraní.

El periódico israelí Haaretz señala:

“Los evangélicos, la columna vertebral de los Cristianos Unidos por Israel, son un bloque de votantes clave para Trump y los republicanos. Alrededor del 80 por ciento de los evangélicos blancos votaron por Trump en 2016, lo que lo ayudó a conseguir victorias en varios Estados en disputa. El consenso entre los analistas políticos de los Estados Unidos es que el presidente necesitará un apoyo similar o mayor entre los evangélicos para ganar un segundo mandato el próximo año.

"La semana pasada, el sitio web de noticias Axios informó que la campaña de reelección de Trump" está desarrollando un plan agresivo en todos los Estado para movilizar a más votantes evangélicos de los que lo apoyaron la última vez". Esto incluirá, según el informe,"las campañas de inscripción de votantes en iglesias en Estados en disputa como Ohio, Nevada y Florida", que promoverán los logros de Trump en temas importantes para los votantes evangélicos".

¿Y cuál es el interés primordial para estos votantes evangélicos? Avanzar hacia la materialización (bíblica) del Gran Israel como una profecía cumplida. Y esta es la cuestión sin esclarecer: a medida que Irán intensifica sus acciones en respuesta a las presiones, y mientras Estados Unidos aprieta con más fuerza, ¿qué hará Trump?

"En este momento", señala Ben Caspit, un destacado comentarista israelí, "Trump está influenciado por sus asesores cercanos (principalmente John Bolton y Mike Pompeo) que han adoptado una postura agresiva y no les asusta la idea de tener que involucrarse militarmente(al menos la participación aérea) frente a Teherán. Pero el presidente de los Estados Unidos también tiene otros mentores (algunos políticos y otros del mundo de los medios de comunicación) que argumentan que participar en una aventura militar en la víspera de las elecciones reduciría en gran medida las posibilidades de que Trump sea reelecto".

Sin embargo, Caspit "reconoce" el peso de los evangélicos: "En los últimos tres años, Israel ha transformado este repositorio evangélico en un tremendo activo electoral-diplomático-estratégico, en relación con la administración de Trump. Netanyahu y su embajador en Washington, Ron Dermer, tienen una gran influencia sobre los predicadores evangélicos. La relación entre Israel y esta facción mesiánico-cristiana estadounidense se ha profundizado... [incluso hasta el punto de rivalizar con AIPAC]"

"Una cosa es segura", concluye Caspit: "En este momento, las consideraciones y los análisis en Israel alrededor del tema de Irán son completamente diferentes a los que prevalecieron en el verano de 2012... De una forma u otra, cualquiera que haya pensado que el tema de un posible ataque israelí contra Irán ha sido desde hace mucho tiempo desechado de la agenda es bienvenido para que se ponga al día: está de vuelta”.






Publicado por La Cuna del Sol

sábado, 13 de julio de 2019

Rápidos y furiosos: Donald Trump, Jimmy Morales y el ejército de Guatemala están fuera de control

Nuestro presidente y nuestros generales (tos de por medio y fuerte carraspera) vuelven a dar muestra de que les faltan algunos años para estrenar sus cerebros.


RÁPIDOS Y FURIOSOS: DONALD TRUMP, JIMMY MORALES
Y EL EJÉRCITO DE GUATEMALA ESTÁN FUERA DE CONTROL


Por Luciano Castro Barillas

Bueno, el negocito de los aviones Pampa III no pudo tener lugar, porque el procedimiento de compra no era el regulado por las leyes guatemaltecas. Se creó un artificio legal para darle viabilidad jurídica a las adquisiciones de las dos aeronaves, con el propósito de darse por adelantado sus aguinaldos de fin de año  nuestro honrado presidente y Ministro de la Defensa Nacional. Salivaban ante la idea de echarse el último moquito (soborno en Guatemala) de dos millones de dólares cada uno; poca cosa y mínima compensación por el sacrificio hecho por ellos en estos cuatro años que han servido a los malagradecidos guatemaltecos.

En los meses finales de su desgobierno se ilusionaron que les quedaría la mano bien aceitada de billetiza millonaria mal habida. Nuestro presidente y nuestros generales (tos de por medio y fuerte carraspera) vuelven a dar muestra de que les faltan algunos años para estrenar sus cerebros. Presiones de Trump o servilismo extremo, vaya usted a saber, pero son presiones directas o diferidas de Donald Trump que, entre otras cosas, les exige más aplicación ante el boyante trasiego de estupefacientes que llegan de América del Sur rumbo a Miami.

El moquito se lo echaron a perder a Macri y sus oficiales corruptos de confianza y por ello el disgusto del gobierno argentino  y de que, sí o sí, Guatemala tiene que comprarles esa chatarra cuyos aviones no se ha vendido ni uno solo fuera de Argentina en 35 años, preconizando Macri que los oficiales argentinos son hombres de honor (ja, ja, ja) y que este par de bobos echaron a perder todo como todos unos boludos que son y lo peor, no volverá a venir a Guatemala ningún equipo de fútbol por semejante tarugada de estos raros especímenes de Centro América, con lo que ama, idolatra y le hacen feliz al presidente guatemalteco  y a su hijo el deporte de los puntapiés. 

De veras ¡qué mundo más loco este! y cómo llegan al poder personajes de esa calaña como los tres individuos aludidos. Tan distante los argentinos de Guatemala y tan cerca en sus respectivas mañas. Hay toda una tragedia familiar por lo ocurrido con los argentinos y los más grave, el disgustó que le causarán a Donald Trump por no hacerle bien los mandados.

Todos estos señores son rápidos, furiosos, insensatos, patosos, chapuceros y gánsteres de pacotilla porque en toda movida siempre terminan siendo descubiertos. Las acciones ante la Corte de Constitucionalidad dieron sus frutos pues, al Contralor General de la Nación no le quedó otra que resolver que las compras de los avioncitos Pampa III era totalmente irregular. ¡Desgraciados periodistas!, dijo Jimmy Morales a su retorno a Guatemala, bastante triste por los billetes que se le esfumaron de las manos.






Publicado por La Cuna del Sol

viernes, 12 de julio de 2019

La frontera de la muerte

En la frontera, un territorio de nadie, con muro o sin muro, la muerte, como destino final, está al acecho de vidas, aspiraciones y sueños para fulminarlos de golpe. 


LA FRONTERA DE LA MUERTE



Es una descripción terrible pero muy real, muy apta para describir la frontera sur de los EE.UU, una de las más más transitadas del mundo, sino la más transitada, por miles de migrantes que a diario intentan cruzarla ilegalmente para poder llegar a la tierra prometida. Es el destino que aguarda a muchos de aquellos seres humanos que desafían o arriesgan todo al cruzarla. La frontera donde todo muere, los sueños, la esperanza, la vida misma. Un joven padre y su pequeña niña, sus cuerpos inertes, sin vida, son los mudos testigos de esa terrible realidad.

Eran dos inmigrantes indocumentados procedentes de un agujero de los descritos con desdén por el supremo jefe del Norte –de uno de los tantos agujeros que se esparcen por la geografía terrestre y que no son el producto o la creación de fuerzas o voluntades extraterrestres. Son de este mundo, de diseños y voluntades que mercantilizan y explotan insaciablemente todo aquello que les signifique cuantiosos beneficios económicos, sin reparar por un momento en las terribles consecuencias de su ambición desmedida. En su defensa dirán que es el orden natural de las cosas, que siempre habrá ganadores y perdedores, en fin se trata de un sistema que premia al más apto, al más fuerte y castiga al débil de voluntad.

Ellos eran dos inmigrantes indocumentados, sin visado, cuyo único delito era ser pobres que soñaban con una vida mejor en la tierra de la abundancia y el despilfarro, donde la pobreza existente no se asemeja a la de los agujeros al sur de la frontera. A la del Triángulo Norte, donde las grandes desigualdades sociales y económicas, la pobreza, la marginalización y la violencia crónicas son parte inseparable del diario vivir de una gran mayoría de personas que negados de un mínimo de bienestar y dignidad en sus vidas, sin opciones en un sistema estructurado para ignorar sus necesidades y existencia, no tienen más alternativa que la ruta de la emigración al Norte opulento en busca de una mejor vida para ellos y los suyos. Pero en la frontera, un territorio de nadie, con muro o sin muro, la muerte, como destino final, está al acecho de vidas, aspiraciones y sueños para fulminarlos de golpe. 

Esa dolorosa escena de los cuerpos sin vida del joven padre y su pequeña hija, es una muestra muy clara, no solo, de lo trágico implícito en la migración indocumentada, sino del cinismo y oportunismo de aquellos que buscan afanosamente beneficiarse política y económicamente de quienes, en busca de una mejor vida en tierras extrañas, terminan convirtiéndose en inmigrantes “ilegales” con todos los riegos que esa designación implica. Pero sin duda lo más sobresaliente de todo esto es que pone al descubierto las consecuencias nefastas de las políticas económicas implementadas a todo lo largo y ancho de la región, no para salir del subdesarrollo y la pobreza, como a menudo se dice, sino para acrecentar la brecha económica entre los que tienen y los que nada tienen; entre el Norte opulento y  soberbio que impone su voluntad y el Sur pobre y en total estado de sumisión.  

Bajo esas condiciones, es imposible que miles de personas no tomen la decisión de salir de sus países y arriesgar sus vidas en busca de mejores horizontes. Las condiciones de pobreza generalizada en el campo y las ciudades son los grandes estímulos que provocan las masivas oleadas de migrantes hacia el norte, y mientras esas condiciones permanezcan inalterables, la migración y la muerte continuaran siendo cosa de todos los días, no importa cuántos planes de la Prosperidad o Marshall se busque implementar  o cuanto se fortifique la frontera con muros y militares. La frontera será mortal, pero no infranqueable, sobre todo cuando es desafiada por la desesperación y el anhelo de miles por una vida mejor; un derecho que no se le puede negar a ningún ser humano.






Publicado por La Cuna del Sol

miércoles, 10 de julio de 2019

Los infatigables abusos de Donald Trump contra los países del mundo, incluido Guatemala

La temporada electoral le dispara la locura a muchas revoluciones por segundo y siendo un personaje imprevisible, impulsivo y de poco análisis, no vislumbra las terribles consecuencias que puede desencadenar sus acciones,


LOS INFATIGABLES ABUSOS DE DONALD TRUMP
CONTRA LOS PAÍSES DEL MUNDO,
INCLUIDO GUATEMALA


Por Luciano Castro Barillas

Actualmente, ya no sorprende nada de las actuaciones desorbitadas de Donald Trump, el procónsul del imperio norteamericano. Vino para destruir la institucionalidad nacional, pero sobre todo la internacional, a través del chantaje, la mentira, el abuso y la amenaza de agresión. La temporada electoral le dispara la locura a muchas revoluciones por segundo y siendo un personaje imprevisible, impulsivo y de poco análisis, no vislumbra las terribles consecuencias que puede desencadenar sus acciones, sobre todo amenazando a potencias nucleares como Rusia o China. En una confrontación de este tipo nadie sale ganando. Es la humanidad entera la perdedora.

México, víctima inmediata ve cernirse sobre ella la amenaza de aranceles del 25% de su acero, lo que equivale a llevar a la ruina a las acerías y al desempleo a miles de trabajadores. México realmente está impotente, no puede apelar a su dignidad, porque hacerlo significa confrontar a este loco mandatario y ser objeto de más sanciones y hundir, no cabe duda, a más ramas de la industria y menos empleo, menos crecimiento y más migración de los desesperados hacia los Estados Unidos. Esa es la lógica, la dinámica de la contraeconomía del siglo XXI promovida por Trump.

Los logros de la economía norteamericana son un espejismo que, en cualquier momento se viene abajo como castillo de naipes. Por eso busca la guerra contra Irán a toda costa, pues es la manera de crecer económicamente de una economía pervertida. Las elecciones lo tienen apurado y trata de mostrar músculo como primera potencia que fue, pero alguno de sus incondicionales le han dicho NO, como el caso de Alemania que no quiso enviar tropas a Siria en estos días. Inglaterra, ante la crisis diplomática actual tendrá que liberar al supertanquero iraní retenido en el estrecho de Gibraltar (por cierto en aguas internacionales) pues haberle llamado el embajador británico en Estados Unidos incompetente al vanidoso presidente de los Estados Unidos, ha sido lo peor que le pudo haber pasado. Su primer aliado, al parecer, no lo es del todo. Sus habituales réplicas no se hicieron esperar y algo peor, las dos cámaras de diputados, la de los Lores y los Comunes, se solidarizaron con el diplomático de  vieja trayectoria. En otras palabras, fueron leales y solidarios con su embajador, no con Donald Trump.

Lo que hace Guatemala es igualmente canalla. Le exigió al gobierno vasallo mejorar no solo el control de migrantes sino mejorar el control del tráfico de estupefacientes que vienen de América del Sur. Pero sin ayudar en nada. Sin comprarle ese par de avioncitos Pampa III y el buque, que sería un mísero aporte financiero si se compara a los generosos desembolsos de 2 billones de dólares que hace con el gobierno sionista de Israel.

A Guatemala, país que ahora ocupa el PRIMER LUGAR en desnutrición infantil en el continente americano ¡cuánto daño le hace este desembolso! Y cuánta controversia le genera a la vida institucional, cuánta inestabilidad y cuánto desgobierno, más del que ya hay. El colmo sería que los avioncitos Pampa III no los utilicen precisamente para interceptar aeronaves de narcotraficantes, sino todo lo contrario; que se utilicen los Pampa III para escoltar a las naves repletas de cocaína para que lleguen a puerto seguro. Esto, realmente, va más allá de lo imaginable.






Publicado por La Cuna del Sol

lunes, 8 de julio de 2019

Informe Bachelet: un texto sin contexto, una socialista made in USA

Lo más grave es que se trata de un Informe sin contexto. En esa línea, cuando juzga la situación socio-económica de Venezuela nunca se mencionan los graves efectos del bloqueo gringo.


INFORME BACHELET: UN TEXTO SIN CONTEXTO,
UNA SOCIALISTA MADE IN USA


Pedro Santander

Tanto como el inmenso sesgo que contiene el informe de la Alta Comisionada, Michelle Bachelet, sobre Venezuela, llama también la atención que haya quienes desde el campo progresista esperaban otra cosa. Quienes albergaban esperanzas por cierta ecuanimidad olvidaban dos cosas: a) quién es Michelle Bachelet; b) la política es la continuidad de la guerra por otros medios.

Bachelet: una socialista formada en Washington

En Chile conocemos muy bien a Bachelet: se trata de la máxima defraudación que la izquierda chilena ha experimentado desde que recuperamos la democracia. Formada en Washington en estrategia militar, a fines de los ’90 al ser beneficiada por una beca que le permitió una estadía de 1 año en el Colegio Interamericano de Defensa en Fort Lesley, optó, según sus propias palabras por “la convergencia con el poder hegemónico del planeta”. En esa línea, siendo Presidenta, siempre se alineó con la Alianza del Pacífico, formando el eje antibolivariano y antilatinoamericanista México-Colombia-Chile, afín a los intereses imperiales y empleado por éstos como su instrumento de contención regional; no titubeó a la hora de mandar 400 militares chilenos para que formaran parte de las tropas de ocupación en Haiti; en su segundo gobierno, además, promovió la creación del infausto Grupo de Lima.

Esta “socialista” fue la primera presidenta en aplicar en democracia la Ley Antiterrorista de Pinochet, y lo hizo contra comuneros mapuche, que como presos políticos pueblan por decenas las cárceles del sur de Chile. También como Presidenta prometió un 11 de septiembre de 2014, al conmemorarse los 41 años del golpe contra Salvador Allende, derogar la Ley de Amnistía de Pinochet, y también como Presidenta le quitó en reiteradas oportunidades la “urgencia legislativa” a esta iniciativa, gracias a lo cual la ley creada en 1978 para beneficiar a criminales de lesa humanidad sigue vigente en Chile.

Pero no se trata acá solamente de Bachelet. Se trata de entender que todo el orden institucional mundial construido luego de la IIª Guerra Mundial, junto con el derecho internacional que lo sustenta, está siendo destruido en los últimos años por los Estados Unidos. En esa línea, mientras presidentes de Occidente le exigen a países soberanos como Venezuela y Cuba el cumplimiento milimétrico de todas las disposiciones internacionales, ellos las violan a diario. Guantánamo y Julian Assange son sólo una pequeña, pero clarificadora muestra de ello.

Como nos enseñó Fidel, lo único que podemos esperar de los consejos de aquellos que están de ese lado es “puro veneno”. Dosis continuadas de veneno en el marco de una guerra sin tregua contra todas las naciones que no se someten a los dictados del capital. Pero aún así, a ratos se cae en la trampa cándida de creer que la institucionalidad internacional - la misma que acepta la destrucción de Libia, de Afganistán, de Haití, a la que no le importa Guantánamo, ni el fraude electoral de Honduras, los asesinatos sociales en Colombia, o la reciente muerte en prisión del único presidente electo de Egipto- pudiera ser ecuánime con Venezuela.

El Informe: un texto sin contexto

El gobierno venezolano nunca se negó a esta visita, por el contrario, dio todas las facilidades a la Alta Comisionada Bachelet, tal como el propio Informe lo reconoce, mostrando una vez más su apuesta por la vía negociadora, y no por la violencia. Sin embargo, el veneno exuda en altas dosis de este Informe, el que debe ser entendido como un recurso más en la guerra por derribar un proyecto que se atrevió a decir “váyanse al carajo cien veces, yankees de mierda” (Hugo Chávez, 2008). Era, entonces, esperable lo que venía.No podemos desligar este Informe de la continuidad bélica contra Venezuela. Ese es su con-texto (aquello que va con el texto). Y leerlo es testimoniar de cómo el lenguaje puede servir para distorsionar la realidad. Partiendo por el increíble modo en que Bachelet se refiere al bloqueo de Estados Unidos contra Venezuela (punto 25): “Hasta la fecha un país ha impuesto sanciones sectoriales más amplias a partir del 29 de agosto de 2017” ¡No se menciona a Estados Unidos! Se habla de “un país”, en genérico. Lingüísticamente diríamos que hay una elusión del referente mediante el uso de un sustantivo abstracto y generalizador. Es casi increíble, pero es cierto. “Un país ha impuesto sanciones”…¿cuál será?

Y el bloqueo que asfixia a toda Venezuela es llamado “sanciones sectoriales”. Es el mismo lenguaje que ya hemos visto cuando de mitigar y de atenuar crímenes se trata: uso abundante de sustantivos abstractos, sin referentes materiales, como cuando se habla de “daño colateral” para referir asesinatos de civiles.

Igual de increíble es la justificación metodológica (punto 6, nota 3). Dícese ahí que de las 558 entrevistas que sirvieron de base para la redacción, ” 460 entrevistas fueron realizadas en la Argentina, el Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, España, México, y Perú, y 98 de manera remota”. Sume, reste, elabore porcentajes y saque sus propias conclusiones.

Ya sabemos que el Informe no menciona a Estados Unidos y esa (benevolente) invisibilidad del imperio y de su criminal política ingerencista no es lo más increíble. Lo más grave es que se trata de un Informe sin contexto. En esa línea, cuando juzga la situación socio-económica de Venezuela nunca se mencionan los graves efectos del bloqueo gringo. “Se ha informado de carencias del 60 al 100 por ciento de fármacos esenciales en cuatro de las principales ciudades de Venezuela, incluyendo Caracas” , señala en su punto 16 (nótese el uso del impersonal, “se ha informado ”…). Y en el punto 19 denuncia que “La Encuesta Nacional de Hospitales (2019) constató que, entre noviembre 2018 y febrero 2019, 1,557 personas murieron debido a la falta de insumos en hospitales” . No negamos la veracidad de esas cifras, pero decimos que el silencio total acerca de sus causas forma parte del criminal bloqueo. Es un bloqueo semiótico, discursivo, representacional, cognitivo que opera en paralelo al bloqueo material, económico.

No decir, por ejemplo, que 300 mil dosis de insulina pagadas por el Estado venezolano no llegaron al país porque el Citibank boicoteó la compra de este insumo. En consecuencia, la insulina quedó paralizada en un puerto internacional. O que el laboratorio colombiano BSN Medical impidió la llegada de un cargamento de Primaquina, medicina usada para tratar la malaria. Y que un total de 23 operaciones en el sistema financiero internacional fueron devueltas el año pasado (entre ellas, 39 millones de dólares para alimentos, insumos básicos y medicamentos).

Es un Informe que sólo tiene sentido para las corporaciones mediáticas de Occidente porque carece de contexto. Porque si le ponemos contexto, un chileno le podría recordar a la chilena que firma el Informe que en su país, entre enero y junio de 2018, fallecieron un total de 9.724 personas mientras permanecían en lista de espera en el sistema público, según datos entregados por el propio Ministerio de Salud de Chile.

Peor aún es el modo en que se trata el tema “libertad de expresión”. Según el Informe “En los últimos años el Gobierno ha tratado de imponer una hegemonía comunicacional, imponiendo su propia versión de los hechos”. Vaya denuncia…¿habrá algún gobierno que no intente hacer lo mismo? ¡Qué me nombre uno! Lo que pasa es que Venezuela es el país donde lo normal es escándalo. Pero, además, nuevamente se omite el contexto. No se dice, por ejemplo, que mientras la derecha liderada por Juan Guaidó y Leopoldo López intentaba nuevamente dar un golpe de Estado entre el 30 de abril y el 1 de mayo de este año, se registró un cierre masivo de cuentas de Twitter vinculadas al Estado y medios afines al gobierno (Correo del Orinoco, VEA, Vive y Fundarte). No es todo. El rol golpista de los medios y las redes sociales, activos en eso desde el 2002 al menos, es cosa diaria en Venezuela. Otro ejemplo: en enero de 2019 se creó la cuenta @Presidencia_VE como “Cuenta Oficial de la Presidencia de la República Bolivariana de Venezuela”, adscrita a Juan Guaidó, y sólo 2 meses después recibió el “check azul” como “cuenta verificada”. En cambio, la cuenta @PresidencialVen perteneciente al departamento de Prensa Presidencial, con mas de 1 millón de seguidores, y que informa las actividades oficiales del Presidente Maduro, creada en abril de 2010, nunca ha recibido el “check azul” de cuenta oficial. Suma y sigue. En febrero de 2019, Twitter anunció que fueron eliminadas «1.196 cuentas ubicadas en Venezuela que parecen estar involucradas en una campaña apoyada por un Estado». Nada de esto menciona Bachelet.

Lingüísticamente el Informe es una oda a las atenuaciones, las mitigaciones, las alusiones indirectas, las invisibilizaciones, al uso del impersonal cuando de las causas y los causantes se trata; y una vorágine de reforzamientos, énfasis, exageraciones, y descontextualizaciones cuando se pasa a describir las consecuencias; estas últimas, por supuesto, desconectadas de las primeras.

No se trata aquí de rehuir las necesarias críticas al proceso bolivariano. Como enseñó el Ché, éstas son absolutamente necesarias en todo proceso de transformación social, si éste no quiere anquilosarse y volverse reaccionario. Tampoco se trata de creer que todo anda perfecto en Venezuela, ni siquiera negar todo lo que dice el Informe. Por ejemplo, el punto 43 que denuncia torturas y tratos crueles, inhumanos y degradantes contra prisioneros/as, que incluye el uso de corriente, palizas y violencia sexual es absolutamente inaceptable, no importa el contexto, ni las circunstancias. Lo mismo, de ser ciertas, la denuncia de ejecuciones extrajudiciales de parte de las Fuerzas de Acciones Especiales.

De lo que se trata es de no aceptar que Estados Unidos, junto sus lacayos latinos estrangulen a Venezuela, para que luego un Informe quiera castigar a la patria de Bolívar porque respira mal.

Veneno, puro veneno.






Publicado por La Cuna del Sol

sábado, 6 de julio de 2019

De veras ¡qué lindo ser idiota!

Es asunto de reír o llorar. Somos radicales los guatemaltecos, conste, pero con una extraña, atípica y extravagante radicalidad, que nos lleva a acercarnos, casi de nalgas, a la imbecilidad.


DE VERAS ¡QUÉ LINDO SER IDIOTA!


Por Luciano Castro Barillas

Es asunto de reír o llorar. Somos radicales los guatemaltecos, conste, pero con una extraña, atípica y extravagante radicalidad, que nos lleva a acercarnos, casi de nalgas, a la imbecilidad. Elegimos a los pillos y a los idiotas. El Tonto Morales fue subido por los pícaros pilotos argentinos al Pampa III, esos pequeños mosquitos que nadie los compró y cuya inversión aeronáutica estuvo precedida de sospechas desde el gobierno de Néstor Kirchner, que nada hizo e investigó de la mafia que se movía alrededor de la construcción de los mosquitos.

Mucho dinero del pueblo argentino de un avión, que a lo sumo, puede asumir acciones de reconocimiento, pues su posibilidad de artillarlos los derrumbaría a ellos mismos. No pueden interceptar nada, absolutamente nada, pues disparándoles con un mínimo fusil antiaéreo, el G-3 alemán, se vienen abajo sin tocar tablita. Yo conozco y usé personalmente el G3 y sé de su poder. Es otra compra corrupta de nuestro sinvergüenza presidente que, igual que Chávez, enterados los cubanos de su admiración y reconocimiento de la patria de Martí de parte del ingenuo y decente Chávez, le colocaron al cinto la espada de Martí para hacerlo creer el honor  conferido. Las sonrisas irónicas de Raúl Castro fueron más que evidentes. Vea ese video.

Aquí no hay infundios de por medio y verá que fue una auténtica burla y de veras, que disculpen los camaradas cubanos, pero fue una acción vil, todo para congraciarse con el fluir ilimitado del petróleo venezolano. 36 años de militancia revolucionaria me permiten visualizar mejor estas cosas y no apañarlas. Yo no soy incondicional de nadie. He vivido mi vida apegado a mis principios. Agradamos y desagradamos con nuestras posiciones y opiniones, pero al final, lo que importa es la libertad que tengamos de nuestro derecho constitucional, reaccionario, de libertad de expresión. Es nuestra desagradable ley, pero algo de bueno tiene. 

Vamos caminando, eso sí, a la conculcación de esas libertades básica. Pero en tanto nuestro pueblo ignorante siga creyendo que los empresarios y el pensamiento empresarial sintetizado en CACIF siga proveyendo a las masas ignorantes de desinformación, poco, pero muy poco, podemos hacer. Reaccionarán, es posible cuando literalmente estén muriendo de hambre y, ni aun así, tendrán capacidad de comprender, de ver, que los capitalistas y sus tecnócratas serviles, son los que crean la dependencia económica y financiera en el mundo entero.

Que se den cuenta que los villanos son los capitalistas y no los revolucionarios. Pero de grandes tonterías se ha edificado siempre la civilización humana, por lo tanto, hay pocas esperanzas. Allí podéis ver a los representantes del capitalismo: todos trúhanes, mezquinos, codiciosos, basura bañada en oro, en fin, pero basura.






Publicado por La Cuna del Sol

martes, 2 de julio de 2019

Israel contra los venezolanos

Venezuela enfrentó un nuevo intento de golpe de Estado planificado para el 24 de junio. ‎Thierry Meyssan resalta que la nueva asonada estuvo dirigida tanto contra el gobierno ‎del presidente constitucional, Nicolás Maduro, como contra su opositor ‎proestadounidense Juan Guaidó. Los videos grabados de conversaciones entre los ‎aspirantes a golpistas demuestran la participación de agentes israelíes.


ISRAEL CONTRA LOS VENEZOLANOS


Por Thierry Meyssan

El golpe de Estado en preparación para el pasado 24 de junio preveía la eliminación física del ‎presidente constitucional, Nicolás Maduro. Pero los golpistas no planeaban entregar el poder ‎a Juan Guaidó sino al ex general Raúl Baduel. ‎

Venezuela enfrentó un enésimo intento de golpe de Estado durante el fin de semana entre el 21 y ‎el 23 de junio. Después del arresto de los principales participantes, el ministro de Información, ‎Jorge Rodríguez, explicó en televisión los detalles de lo ocurrido y los planes de los golpistas. ‎Convirtiendo en prioridad informativa la muerte de uno de los organizadores del complot –un ‎personaje que se desmayó en el momento en que, conforme a su categoría de capitán de corbeta ‎de la reserva, era presentado a un juez militar, y que fue trasladado de inmediato a un hospital, ‎donde falleció el mismo día–, los grandes medios de prensa están ocultando los detalles del golpe ‎abortado, que son sin embargo altamente reveladores. ‎

A diferencia de las veces anteriores, los preparativos de este intento golpista se desarrollaron ‎a lo largo de 14 meses… pero durante todo ese tiempo los golpistas estuvieron, sin saberlo, ‎bajo la estrecha vigilancia de un grupo de la inteligencia venezolana formado probablemente ‎según los métodos de los servicios de inteligencia cubanos. En otras palabras, la inteligencia de ‎Venezuela logró infiltrar a sus agentes entre los golpistas, vigiló constantemente –durante ‎‎14 meses– sus reuniones, sus comunicaciones (por vía telefónica o informática) y hoy dispone de ‎‎56 horas de grabaciones de audio y video, que constituyen pruebas irrefutables de los ‎preparativos del golpe. ‎

Varios de los elementos arrestados ya habían participado en complots anteriores contra el Estado ‎venezolano, de manera que resulta difícil ver la nueva intentona golpista como una operación ‎independiente de las ya organizadas anteriormente por la CIA contra Venezuela. ‎

Un golpe contra el gobierno… y también contra la oposición
Es fundamental señalar, en primer lugar, que el golpe abortado apuntaba contra el presidente ‎constitucional de Venezuela, Nicolás Maduro, así como contra el presidente autoproclamado ‎Juan Guaidó ya que los golpistas planeaban poner en el poder a un tercero: el general retirado ‎Raúl Isaías Baduel. ‎

Este último, ex jefe del estado mayor y posteriormente ministro de Defensa del presidente Hugo ‎Chávez, había sido destituido por el propio Hugo Chávez. Baduel se volvió entonces contra Chávez ‎y se puso a la cabeza de la oposición en 2009. Finalmente resultó que Baduel se había apropiado ‎indebidamente de fondos del ministerio de Defensa, por lo que fue juzgado y condenado a 7 años ‎de cárcel. En 2015, se le concedió el régimen de libertad condicional, cuyos términos violó, ‎lo cual le valió ir a la cárcel nuevamente, en enero de 2017, ya bajo la administración del ‎presidente Maduro. Baduel fue imputado entonces por delitos contra la independencia y la ‎integridad de la Nación. Los golpistas habían previsto la organización de un comando armado ‎cuya misión sería sacar a Baduel de la cárcel y trasladarlo a los estudios de la televisión estatal ‎para proclamarlo presidente y anunciar el cambio de régimen. ‎

La intención de proclamar presidente a un tercer personaje confirma la precisión del análisis que ‎adelantábamos hace ya 2 años [1], señalando que el objetivo de Estados Unidos no es ‎derrocar el gobierno bolivariano para sustituirlo por otro más dócil sino destruir las estructuras ‎mismas del Estado en Venezuela. Para ser todavía más claro, desde el punto de vista de ‎Estados Unidos la mayoría venezolana seguidora del presidente constitucional Nicolás Maduro ‎sólo puede esperar ser destruida… al igual que cualquier fuerza de oposición –incluso ‎proestadounidense– que logre llegar al poder: lo importante para Estados Unidos es destruir ‎el Estado venezolano, como antes destruyó el Estado en Libia. ‎

Los venezolanos que siguen a Guaidó, creyendo que el apoyo de Estados Unidos los llevará a la ‎victoria, ahora tienen ante sus ojos la prueba de que están equivocados. El opositor iraquí ‎Ahmed Chalabi y el opositor libio Mahmud Jibril regresaron a sus países respectivos como parte ‎del equipaje de las tropas estadounidenses. Pero nunca pudieron alcanzar las posiciones que esperaban. ‎

Los análisis clásicos del siglo XX –según los cuales Estados Unidos prefiere poner en el poder a ‎regímenes obedientes– se han vuelto obsoletos en la etapa actual del capitalismo financiero ‎transnacional. Lo que explicamos en los dos párrafos anteriores corresponde al sentido de la ‎doctrina militar Rumsfeld/Cebrowski, en vigor desde el año 2001 [2], doctrina cuya aplicación ya ha devastado el «Gran Medio Oriente» o ‎‎«Medio Oriente ampliado» y que ahora apunta hacia la «Cuenca del Caribe».

 ‎
Según las grabaciones de video y audio de las reuniones entre los golpistas en ciernes, no fue ‎Estados Unidos el organizador de la intentona –aunque es probable que la haya supervisado– ‎sino más bien agentes israelíes. Durante los últimos 72 años, la CIA ha organizado una enorme ‎cantidad de «cambios de régimen», mediante «golpes de Estado» o «revoluciones de ‎colores». En aras de incrementar su eficacia, la CIA puede ahora confiar misiones idénticas a ‎varias unidades a la vez, o incluso “subcontratar” la realización de ciertas operaciones. ‎Entre esos “subcontratistas” a menudo se encuentra el Mossad israelí [3], que ‎a su vez suele trabajar también para muchos otros clientes. ‎

Hace 4 años, Venezuela fue teatro de otro intento de golpe de Estado. Aquella operación incluía ‎varios asesinatos y una manifestación que tomaría por asalto el palacio de Miraflores, sede de la ‎presidencia de la República. La televisora multinacional TeleSUR demostró entonces que aquella ‎intentona estaba dirigida por extranjeros que habían llegado a Venezuela en los días que ‎precedieron los hechos. Eran individuos que no hablaban español y el trayecto que debía seguir la ‎‎“manifestación” estaba marcado en las paredes de las calles de Caracas con estrellas de David e ‎instrucciones en hebreo. ‎

Israel en Latinoamérica
El ministro de Información de Venezuela, Jorge Rodríguez, evitó prudentemente pronunciarse ‎sobre si los israelíes que dirigían el intento de golpe planificado para el 24 de junio trabajaban ‎o no para el Estado israelí. Pero son numerosos los ejemplos anteriores de que una participación ‎de Israel cae dentro de lo posible. ‎

La injerencia de los servicios secretos israelíes en Latinoamérica data de 1982. En Guatemala, ‎el presidente “judeo-cristiano” Efraín Ríos Montt [4] masacró al menos 18 000 miembros de los pueblos ‎originarios. Mientras el general Ariel Sharon invadía el Líbano, el Mossad realizaba en Guatemala ‎‎–a la sombra del general Ríos Montt– “experimentos sociales” como el que había iniciado ‎desde 1975 en la Sudáfrica del apartheid: la creación de bantustanes para las poblaciones mayas, ‎modelo aplicado a los palestinos después de los Acuerdos de Oslo, firmados en 1994. ‎Contrariamente a la tradicional lectura optimista de los acontecimientos, el hecho que el ‎primer ministro israelí Yitzhak Rabin haya supervisado personalmente los “experimentos sociales” ‎en la Sudáfrica del apartheid [5] no demuestra que Rabin fuese de buena fe cuando ‎se comprometió en Oslo a reconocer un Estado palestino desmilitarizado. ‎

En los últimos 10 años, los servicios secretos de Israel

- «autorizaron» la firma «privada» israelí Global CST a dirigir la operación Jaque para liberar –‎en 2008– a la política colombiana Ingrid Betancourt, rehén de las FARC [6];‎

- enviaron francotiradores a Honduras para asesinar a los líderes de las manifestaciones contra el ‎golpe de Estado que sacó del poder al presidente constitucional Manuel Zelaya, en 2009 [7];‎

- participaron activamente en el derrocamiento de la presidente brasileña Dilma Roussef, ‎en 2016, interviniendo en el Banco Central de Brasil, en el aparato de seguridad de los Juegos ‎Olímpicos de Río de Janeiro y en el Senado brasileño.‎

Además, el ejército de Israel

- tiene alquilada actualmente una base submarina en Chile;‎

- ha enviado miles de soldados israelíes a pasar cursos de 2 semanas en las grandes extensiones ‎de tierra que el magnate Joe Lewis posee en la Patagonia argentina [8].‎

[1] Ver, «Thierry Meyssan: El plan de Estados Unidos contra ‎America latina» (entrevista a ‎‎Russia Today), 22 de mayo de 2017.

[2] The Pentagon’s New Map, ‎Thomas P. M. Barnett, Putnam Publishing Group, 2004. Ver tambien «El proyecto militar de Estados Unidos para el mundo», por Thierry Meyssan, Haïti Liberté (Haití), Red Voltaire, 22 de agosto de 2017.

[3] El Mossad es el ‎‎“Instituto de Inteligencia y Operaciones Especiales” de Israel. Nota de la Red Voltaire.

[4] El general guatemalteco Efraín Ríos Montt era seguidor de ‎una iglesia evangélica y no se definía a sí mismo como «cristiano» sino como «judeo-‎cristiano». Nota de la Redacción.

[5] «Mandela e Israel», por Thierry Meyssan, ‎‎Red Voltaire, 9 de diciembre de 2013.

[6] «Israel incrementa su presencia militar en América Latina», Red Voltaire, 5 de noviembre de 2009.

[7] «El SouthCom toma el poder en un Estado del ALBA», por Thierry ‎Meyssan, Red Voltaire, 3 de julio de 2009.

[8] «¿Qué planea Israel en Argentina?», por Thierry Meyssan, Red Voltaire, 12 de diciembre de 2017.






Publicado por La Cuna del Sol