sábado, 21 de octubre de 2017

Ensayos de Manuel José Arce

De la serie Diario de un Escribiente


ENSAYOS DE MANUEL JOSÉ ARCE


TINAJAS

Pedro Sicay:
               
Mire usted qué cosa: usted es alfarero y su mujer está estrenando una tinaja plástica.
               
Resulta más barato para todos y además no se quiebra y pesa menos.
               
-Estos es en bien del pueblo.
               
A no ser los turistas  -y lo dudo- , nadie más va a comprarle sus tinajas de barro en las que el agua tiene sabor de nacimiento en las montaña.
               
-Esas son babosadas.
               
Las suyas, además, salen más caras. ¿Qué van a hacer ustedes, todos los alfareros, todos los indios que modelan barro como hace dos mil años sus abuelos? ¿Por qué no montan una fábrica inmensa de tinajas de plástico y entran al juego de la competencia?
               
-Tal vez un banco les otorgue un crédito…
               
O en último caso, pueden buscar trabajo en fábricas de plástico existentes, aunque dudo que alcancen las plazas para todos los indios alfareros. ¿Qué se va a hacer, Pedro Sicay, qué hacemos?

Y todo es culpa del subdesarrollo…


ESTATUA

Pedro Sicay:
               
Usted, frente a la Aurora, con ojos desconfiados siente el gran jet que pasa partiendo en dos su tarde de domingo. ¡Cuánto hace que llegó a la capital! Para el servicio, dice. Y aquí se fue quedando. Se volvió marrullero. Aprendió cosas que en el monte no sirven para nada; vender chicles, manías y cigarros, robar carteras, aguantar el hambre, ir a la zarabanda los domingos y dormir en los quicios de las puertas.
               
Últimamente dio en la charamila  -pasó la chiricuta, por supuesto-. Claro. Se siente mal. Arden las tripas. Un cuajarón de sangre se le sube. Y el IGSS no lo recibe. No está afiliado, dicen.
               
Bueno, Pedro Sicay, no más remedios: muérase despacito, aquí, cómodamente, frente a la estatua de Tecún Umán (el de las plumas verdes, verdes, verdes) que fundió para usted Gonzalo Goyri.


CARTA

Tengo treinta y cinco años y sueño escribir versos.
               
Un día de estos me moriré y dejaré (además de los zapatos, los hijos y las deudas) lo que escribí cuando estuve vivo. Muchas veces he dicho lo que siento de gente como usted, Pedro Sicay, que vive en una aldea, un caserío, de no sé cuál municipio. He sentido que tengo el deber de decir que no soporto que usted, Pedro Sicay, viva con su familia de ese modo. Las gentes me hacen caras, me han quitado el saludo y me han considerado un enemigo. Jamás le he aconsejado que tome su machete y que vuele cabezas. Me he dicho simplemente, que me duele que usted, Pedro Sicay, y su familia vivan de esa manera. Que su mujer, después de trece  partos, tenga vivo tres hijos y que éstos, a su vez, estén enfermos. Y que usted llore cuando se emborracha, en vez de estar alegre.
               
Tengo treinta y cinco años, Pedro Sicay; he hablado mucho de gente como usted y de usted mismo. De mí, también.
               

Pero sucede que me voy a morir un día de éstos y usted también, sin que sepa leer lo que yo he escrito. Yo, yo sin saber lo que usted piensa.






Publicado por La Cuna del Sol
USA.

jueves, 19 de octubre de 2017

Esa cochinada de la política

La política es una cochinada. Y es una cochinada porque así les conviene a los políticos.


ESA COCHINADA DE LA POLÍTICA
(De la serie “Diario de un Escribiente)


Por Manuel José Arce

“La política es una porquería tan sucia que lo mejor es no meterse en ella para no embarrarse”. Esta expresión resume un criterio generalizado en muchos sectores de nuestro medio. La verdad es que la frase escéptica tiene una cantidad tremenda de verdad.

La política es una cochinada. Y es una cochinada porque así les conviene a los políticos. Ellos mismos, voluntariamente, premeditadamente, se han dedicado a hacer de la política un carnaval de porquería, mercado de traiciones, en donde lo que menos interesa es el bienestar de los paisanos, el progreso de la patria, la solución de los problemas sociales. Nada de eso. El idioma es otro: conservación de posiciones de poder, influencia determinante, captación de apoyo, etc., etc. Es decir, medios para utilizar al pueblo, medios para consolidar intereses de camarilla, escalamiento de posiciones económicas, etc., etc.

Y, como a pesar de todo, aún queda gente honesta en Guatemala, de lo que se trata es de que esa gente no se meta en política, de que esa gente se mantenga fuera. Y el objetivo es mayoritariamente logrado.

Ahora sucede que la gente honesta, la gente inteligente, la gente de ideales, ni a palos quiere mezclarse en la arrebatiña.  Y el resultado es grave, puesto que la primera meta de la politiquería nuestra es la de conseguir el control del gobierno, es decir el manejo íntegro del país, de sus recursos, de sus instrumentos de poder, de sus leyes, de todo. La cantidad de poder que se acumula en el equipo, que “hace” gobierno es muy grande y muy amplia.


Me pregunto  -por qué yo no sé nada de política, mi pregunta resultará tremendamente tonta a los que sí que saben-  ¿cómo romper este procedimiento inveterado, esta brújula mal orientada, esta irrisoria versión de la palabra “democracia”? Se intentó una solución en 1944. Juventudes puras, llenas de ideales, tomaron el poder y crearon una mística en la que el patriotismo y espíritu de justicia social fueron el sístole y el diástole de aquella juventud. Pero, por desgracia, a muy corto plazo, la política retornó a su viejo carril de politiquería, los enjuagues, las traiciones, los manipuleos y los juegos de camarilla volvieron a aparecer en la escena y enturbiaron la lucha impecable de quienes batallaban por un ideal, de quienes se identificaron con su pueblo y, finalmente, minaron las defensas del régimen revolucionario y facilitaron su caída. Es mi muy humilde opinión la de que ya va siendo hora de que la gente joven, la gente honesta se abroquele y plantee una nueva alternativa, una nueva manera de hacer las cosas, algo que reivindique la palabra “política” y le devuelva su verdadero significado, con el respaldo del pueblo, fuera de los “pactos”, las manipulaciones, las demagogias y los inveterados vicios que nos tienen como nos tienen.-






Publicado por La Cuna del Sol
USA.

martes, 17 de octubre de 2017

Un burro hablando de orejas: Vicente Fox llamó zonzo a Trump, en el encuentro de empresarios de Guatemala

Su presencia en Guatemala causó mucha extrañeza pues tenía enfrente, escuchándolo muy atento pese a sus problemas de concentración, a Jimmy Morales, fuertemente cuestionado por el financiamiento ilícito de su campaña presidencial. ¿Lo hicieron para solidarizarse con Jimmy y para que este se enterara que después de todo él también podría tener ese destino? Ser conferencista o asesor internacional y que nadie tomaría en cuenta su negro pasado.


UN BURRO HABLANDO DE OREJAS:
VICENTE FOX LLAMÓ ZONZO A TRUMP,
EN EL ENCUENTRO DE EMPRESARIOS DE GUATEMALA


Por Luciano Castro Barillas

Por lo menos Chente Fox Quesada, ex presidente de México durante el sexenio 2000-2006,  es un hombre bonachón, amable y de amena plática, en tanto no lo encabronen en sus intereses de clase y no le digan que más que la Universidad de Harvard, donde estudió en la Escuela de Negocios, no es su alma máter, sino Coca Cola de México, de la cual fue director general. Empezó en esa empresa transnacional de refrescos no desde abajo, sino con el cargo ya de relativa importancia como lo fue su condición de supervisor de ruta. “Le ponía ganas el canillón” afirman los que le conocieron por esos años y de allí nació su creencia de que esfuerzo individual prevalece sobre el impulso social para salir adelante en la vida, obviando claro está que él nunca fue un desarrapado, un “pelado” mexicano, sino un chico, un buen mozo de finos caballos de las rancherías del México central en cuyo rancho San Cristóbal, situado en el municipio de San Francisco del Rincón, Guanajuato, era  bien visto y por su estatura -1 metro con 92 centímetros- despertaba ilusiones de las muchachas casaderas que pensaron en sacarle raza. El dinero familiar por la actividad agropecuaria a la que se dedicaba su familia no era modesto. Vivían bien y no era, digamos, escaso.

El talante ranchero no abandonó nunca a Chente y ya siendo presidente siempre lució en actos protocolarios sus enormes botas de hacendado tejano,  expresándose con un acento y tono parecido al de Lalo González,  El Piporro. Era  directo, franco sin llegar al abuso. Tenía fama de buen cuate, prestigio que al paso de los años fue echando a perder, en una buena medida, por andar relacionándose con malas amistades como lo eran los políticos oportunistas del Partido Acción Nacional, quienes comparados con la gente del PRI y sus 70 años en el poder, era niños de primera comunión. Por eso captó Vicente Fox tanta simpatía cuando se anunció que iba a ser candidato presidencial. Babosón y todo, no tenía los agravantes de mafioso como los politiqueros del Partido Revolucionario Institucional, PRI, sino de un hombre trabajador, como en efecto, lo era. En 1988 cuando fue electo diputado, en una disputa de tres candidaturas por el Estado de Guanajuato, muchos ciudadanos creyeron que al fin salía de ese entorno geográfico otra figura que trascendería en la historia, como lo fueron los patriotas de la independencia originarios de ese lugar: Miguel Hidalgo y Costilla, Ignacio María de Allende y Mariano Abasolo, en cuya ciudad de Dolores, en su parroquia, en 1810; se dio la primera arenga por parte del cura a favor de la independencia. De allí la simpatía por Vicente Fox, por ese viejo imaginario popular de luchas por la libertad y la dignidad nacional,  que a Chente no le alcanzó para mucho porque venía enloquecido por un bien asentado pensamiento empresarial iniciado en la Coca Cola y consolidado académicamente en la Escuela de Negocios de Harvard.


Fox quiso hacer bien las cosas y tuvo gestos muy importantes con los 40 presos zapatistas que liberó, replegando al mismo tiempo las tropas del Estado de Chiapas. No vaciló en enviar la iniciativa de ley sobre los derechos indígenas pactado en 1996 y que fue un fracaso ya a la hora del debate entre los parlamentarios, los propios del PAN pero sobre todo los del PRI. No pudo o no quiso quitarse la camisa de fuerza del neoliberalismo y desde Dolores Hidalgo, esa pequeña ciudad cuna de la independencia de México, la estatua del cura Hidalgo y Costilla lo miraba, inevitablemente de mal modo. Fracasó también en la Reforma Fiscal porque los empresarios de allá como los de aquí se les puede decir todo, menos que paguen sus impuestos. Pero lo peor estaba por venir en 2003, se descubrió financiamientos ilegales de su campaña como candidato presidencial y la pérdida de legitimidad del cargo, como era lógico, hizo añicos su credibilidad a mitad de su período. Por eso su presencia en Guatemala causó mucha extrañeza pues tenía enfrente, escuchándolo muy atento pese a sus problemas de concentración, a Jimmy Morales, fuertemente cuestionado por el financiamiento ilícito de su campaña presidencial. ¿Lo hicieron para solidarizarse con Jimmy y para que este se enterara que después de todo él también podría tener ese destino? Ser conferencista o asesor internacional (Roxana Baldetti dice que está capacitada para ese oficio por los tres años y medio que estuvo de vicepresidenta de Guatemala!) y que nadie tomaría en cuenta su negro pasado. Vaya usted a saber qué tonto recomendó a Chente Fox para venir a hablar  de orejas en un mundo de burros. Y lo peor, Chente El Atrevido, le llamó a Trump zonzo una y otra vez. ¿Cuál de los dos será más? Ese es el asunto por averiguar. Pero los empresarios guatemaltecos, que entre comillas, quieren impulsar el desarrollo, las inversiones y el respaldo a la democracia, disculpen, pero no pueden hacerlo con semejantes invitados y desorientadores. Vino a decirles cómo se gestiona la red vial, cómo debe hacerse para recuperar lo invertido ahora que los empresarios, averiados sus transportes por tantos hoyos y perdiendo el tiempo por los malos caminos de Guatemala, pues la velocidad promedió bajó de 68 kilómetros a 35 kilómetros, ven un buen negocio privatizar las carreteras. Flaco favor nos hacen a los guatemaltecos estos empresarios, luego que la cúpula de ingenieros civiles dedicados precisamente a la obra de infraestructura están en el bote por consumados corruptos. Estos empresarios no cambian ni cambiarán, ni se arrodillarán, ni se persignarán; pese a estar oyendo la tempestad. Alguien creo, sí que los hará cambiar.-






Publicado por La Cuna del Sol
USA.

domingo, 15 de octubre de 2017

Ucrania la moneda de cambio post-ISIS más valiosa de Estados Unidos contra Rusia

Los Estados Unidos simplemente están ganando tiempo, porque nada de lo planeado resultó en Siria, y tampoco en Ucrania. En la actualidad los EE.UU en realidad no pueden salir de Ucrania, ya que necesita alguna forma de avanzada para participar en el futuro en las guerras sobre la energía, el comercio y las divisas. 


UCRANIA LA MONEDA DE CAMBIO  POST-ISIS
MÁS VALIOSA DE ESTADOS UNIDOS CONTRA RUSIA


Por Ollie Richardson

Con la noticia de que Estados Unidos está convirtiendo la costa del Mar Negro de Ucrania en una gigantesca base militar de facto, el cerebro comienza a preguntarse cómo puede ocurrir tan flagrante ocupación de un territorio soberano por parte de Occidente en un país que no está oficialmente en guerra con nadie, y no está formalmente en los bloques de la UE o de la OTAN ...

Como consecuencia de la toma ilegal de poder en Kiev en 2014, Occidente prometió a Ucrania una mejor calidad de vida a cambio de algunas materias primas, al modo de "hoy por mí, mañana por ti". Excepto que aquí fue "tú me das  masajes en la espalda con aceite, y yo a azotaré la tuya con una gran garrote". La "maravillosa" UE fue utilizada como una zanahoria en un garrote para apartar a Ucrania psicológicamente de la nación rusa; ahora el FMI exige la deforestación en todo el país a cambio de más créditos. Sonrientes personajes fingiendo inocencia sedujeron a los locales a probar la fruta prohibida y entonar "Rusia vete de aquí" en cada esquina. Hicieron que la gente  se enfrentara unos a otros usando el metodo de incitación "dijeron esto sobre tu madre", exactamente como se hizo en Yugoslavia con bosnios y serbios. Gracias a la total manipulación de la historia por marionetas como Vladimir Vyatrovich y por la quinta columna de nidos de ONGs como el Centro Yeltsin; el pueblo ucraniano (y algunos de los rusos ucranianos) son alimentados con la narrativa, "la Unión Soviética es perversa, el tío Sam es tu salvador".

Estas son sólo algunas gotas en el océano de ejemplos de cómo Estados Unidos logro tallar un hueco para sí mismo en Ucrania con el objetivo de servir como garante (elemento útil para negociar) de, a) la maniobra diplomática de Occidente en Siria, ya sea directamente o a través de ONGs, y b) el posicionamiento geográfico de Occidente en relación con la conquista de más tierra para alimentar el cada vez mayor número de bocas hambrientas en casa, y para difundir el liberalismo en general. En general, la "guerra" de cuarta generación en Ucrania se puede dividir en tres categorías: los medios de comunicación, el terreno, y la ley.

Los medios de comunicación: la difusión -a través de los medios de comunicación del complejo militar-industrial (MIC) / oligarcas- de simulacros diseñados para representar el ejército del territorio invadido por los anglosajones como agresor y también los civiles que huyen del conflicto como personas en busca de la "democracia". En Ucrania, los canales de televisión propiedad de los oligarcas son "112", "ZiK", "Espreso", "TSN", y en Internet el MIC controla medios de propaganda como "Euromaidan Press", "Stopfake" "The Interpreter", "The Moscow Times", y así sucesivamente. Colectivamente, están a cargo de mantener vivo el argumento de "Rusia es el enemigo" en la mente de la población, mientras que al mismo tiempo encubren los crímenes de guerra del ejército ucraniano y sus aliados de las formaciones Banderistas.

El terreno: el movimiento de equipos militares a diferentes partes del país para dar la ilusión de que hay una guerra en curso contra algún enemigo imaginario, a pesar del hecho que ninguna guerra fue declarada oficialmente por las autoridades de Kiev. Por ejemplo, en la región de Kherson se pueden ver columnas de tanques casi semanalmente, el movimiento de "Grad" y otros sistemas MLRS de una aldea en Donbass ocupada por las Fuerzas Armadas ucranianas a otra casi diariamente, y ejercicios militares en el oeste del país y cerca de la frontera de Crimea ocurren por lo menos mensualmente. ¿Por qué? Debido a que empresas como Lockheed Martin y Raytheon necesitan ganar dinero explotando Ukroboronprom. Sin ningún teatro de operaciones militares, no hay ganancias. Sencillo.

La ley: el gradual despojo del país de todo lo que quedó tras el colapso de la Unión Soviética. La actual constitución de Ucrania entró en vigor después del golpe de Estado en 2014 y esta decisión fue adoptada por Aleksandr Turchynov, que fue ilegalmente colocado en la presidencia por John Tefft y su banda de matones después que Viktor Yanukovych huyó del país en helicóptero. En la actualidad, todas las leyes promulgadas prohíben algo relacionado con el mundo ruso o tratan de arrastrar aún más el país dentro de la órbita occidental: reforma de los servicios médicos y de pensiones, mercado de tierras, prohibición de los Listones de San Jorge y de todos los símbolos comunistas, las cuotas lingüísticas en radio y TV, permitir que las tropas canadienses (y la OTAN en general) operen "legalmente" en todo el país, etc. Dado que el actual gobierno en Kiev es ilegal, la aprobación de estas leyes es también ilegal.

Y como resultado de la convergencia de estas tres categorías, tenemos la actual situación en el país. Los medios de comunicación, el terreno y la ley están completamente controlados por el eje Washington-Londres-Bruselas. Y los medios de comunicación, el terreno y la ley aseguran que la gran mayoría de los ucranianos perciban como "amistosa" la presencia de Estados Unidos en territorio ucraniano. Este fue un proceso de lento desarrollo, empezó en 2014, los inevitables enfrentamientos militares ocurrieron entre los que aceptaron el golpe y los que no lo hicieron, pero después de la firma de los Acuerdos de Minsk-2 en febrero de 2015, estas hostilidades se hicieron menos intensas. Putin sabía muy bien que las operaciones en tierra tenían que ser frenadas para evitar que la OTAN estableciera una base en Donetsk o Lugansk. Como resultado, Rusia aumentó el ritmo de su presencia en Siria -el corazón del último enfrentamiento entre Estados Unidos y Rusia, y esto comenzó el proceso de nazis y oligarcas en Ucrania devorándose unos a otros debido a la disminución de la capacidad de EE.UU para alimentar el fuego en Ucrania sin primeramente reducir su tamaño (permitiendo que las DPR / LPR tengan un estatus especial y en general moldeando el futuro de Ucrania sin Donbass o Crimea). Ahora Estados Unidos no sólo ha salido con las manos vacías de Siria e Irak, sino que corre el riesgo de salir de la sala de póquer sin una casa para regresar o un coche para conducirse hasta allí.

En este momento la crisis ucraniana está en su fase más desacelerada y crítica, y no se espera que cambie mucho hasta que Raqqa en Siria y Anbar en Irak sean liberados del EIIL, para gran consternación del mundo occidental. Es por eso que Kurt Volker -el representante especial del Departamento de Estado de los Estados Unidos en Ucrania- repite el mismo mantra sobre "Rusia siendo la culpable" y que la crisis está "paralizando las relaciones entre Estados Unidos y Rusia". Los Estados Unidos simplemente están ganando tiempo, porque nada de lo planeado resultó en Siria, y tampoco en Ucrania. En la actualidad los EE.UU en realidad no pueden salir de Ucrania, ya que necesita alguna forma de avanzada para participar en el futuro en las guerras sobre la energía, el comercio y las divisas. 


Por lo tanto, volviendo a la pregunta original "cómo puede ocurrir tan flagrante ocupación del territorio soberano de un país que oficialmente no está en guerra con nadie y no está formalmente en la UE ni en el bloque de la OTAN", es posible afirmar que cuando los Estados Unidos están muy desesperados, ahora más que nunca, conjuros tales como la ocupación de toda la costa ucraniana del Mar Negro por el tío Sam se hacen cada vez más frecuentes. Sin embargo, Occidente sabe muy bien que Donbass y Crimea están perdidos, así que, al igual que todos los buenos operadores de valores, hay un momento en que es necesario reducir las pérdidas y moverse a otro lugar -a Afganistán, por ejemplo!






Publicado por La Cuna del Sol
USA.

sábado, 14 de octubre de 2017

T i k a l

Sé que todo esto es bello, porque Morley lo dice y lo repinten algunos extranjeros con barba y con anteojos, más algunos agentes de turismo.


T I K A L


Por Manuel José Arce

Nada tengo qué ver con todo esto que no me pertenece.
               
Dicen que fueron mis antepasados los que alzaron todas estas piedras empujados por una insaciable sed de estrellas. Mas, no me reconozco en este Templo de las Inscripciones, ni en esbeltas pirámides, ni en labradas estelas.
               
Sé que todo esto es bello, porque Morley lo dice y lo repinten algunos extranjeros con barba y con anteojos, más algunos agentes de turismo.
               
Y me cuesta creerlo.
               
Antes  -cuando era niño- me enseñaron que lo bello es lo rubio, y que nosotros somos, en consecuencia, solo un pueblo feo.
               
Estas piedras ya no me dicen nada. Cuentan que es mi pasado. No lo creo. El pasado más próximo para nosotros nace en la Conquista. El gran trauma. El gran trauma inolvidable que nos borró la historia. De entonces para acá, ni esplendor ni grandeza. Miseria y más miseria. Religiones extrañas llenas de niños rubios y de mujeres blancas y de santos barbados y extranjeros (todo eso era lo bello); idiomas que aún ahora nos cuesta pronunciar, ropa que queda incómoda en el cuerpo, leyes que desconozco y en nombre de las cuales soy lo que soy y estoy donde me encuentro.
               
Pregúntenle al abuelo cómo fueron construidas las pirámides: no sabrá responderles. Él les diría en cambio lo que era “la montada”, cuánto pesa en los lomos cada piedra de iglesia o de cuartel  -pesan lo mismo-, cuánto lo sacudía cada fiebre en las fincas costeras y otra serie de cosas. No le pregunten nunca por Tikal: no supo nada de eso: él era indio.
               

Sobre estos monumentos  -que a mí nada me dicen-  puede obtenerse información exacta en Pensilvanya University, en los ficheros arqueológicos de pueblos olvidados, en los museos, en códices ilustres, que al final de cuenta son los únicos sitios en donde tiene dignidad el indio.






Publicado por La Cuna del Sol
USA.

jueves, 12 de octubre de 2017

Monumento

Y el general magnánimo, el gran reformador, se convirtió en estatua.


MONUMENTO


Por Manuel José Arce

El general llegó a la presidencia.

Alzó el sable y se puso a hacer justicia. Determinó medidas de fomento. Impulsó el desarrollo del país. Entró a la historia con todo y su caballo.
               
Como primera medida, expulso a los jesuitas y confiscó los bienes de la iglesia. Luego, distribuyó unas tierras ejidales entre los indios pobres. Después, mandó hacer múltiples almácigos y regaló plantillas para los indigentes.
               
Había que impulsar la agricultura.
               
Él mismo se nombra terrateniente. El mayor. El más fuerte. El más magnánimo: el que daba las tierras del Estado para los indios pobres.
               
Y llegó la cosecha.
               
Los indios que llevaron  -a lomo, entre montañas-  sus plantillas y cuidaron sus tierras amorosos; vieron con ojos turbios de alegría nacer los frutos rojos entre las bellas ramas.
               
Pero eran necesarios esos brazos para alzar la cosecha de las fincas ladinas. Y aquel gran general, aquel gran mandatario, aquel gran progresista y gran terrateniente, decretó que era bueno para el indio laborar en las tierras del ladino para civilizarse…
               
Y otra vez, como antaño, como siempre, la cacería de los jornaleros, las leyes combatiendo la vagancia y los enganchadores, y las tiendas de raya, y todo aquello.
               
Y el general magnánimo, el gran reformador, se convirtió en estatua.


Breves datos biográficos de Manuel José Arce Leal

Empleado de funeraria, ayudante de albañil, obrero de una fábrica de dulces, pintor de brocha gorda, guarda nocturno, profesor de inglés, jefe de redacción de varios diarios, corresponsal de prensa y catedrático universitario, son algunas de las ocupaciones que desempeñó durante su fructífera vida, el gran escritor guatemalteco, Manuel José Arce.

Manuel José Arce nació en la ciudad de Guatemala el 13 de mayo de 1935 y murió a la edad de 50 años, en Alby, pequeña ciudad francesa a unos 400 kilómetros al sur de París, el 22 de septiembre de 1985. Era hijo de los escritores Manuel José Arce y Valladares y Margarita Leal Rubio. Durante su niñez vivió varios años en El Salvador y en su juventud recorrió varios países de América y Europa. Al momento de su muerte, estaba encargado del Departamento de Teatro y actividad literaria en la Casa de la Cultura de la ciudad de Alby.

Fue poeta, dramaturgo y escritor. Se le considera como unos de los puntales de los grupos experimentales de teatro en Latinoamérica. Sus obras han sido traducidas al inglés, francés, alemán y otros idiomas y se presentan, en el caso de las obras de teatro, en diversos escenarios del mundo.


Sus artículos periodísticos fueron publicados en Diario El Gráfico en la columna Diario de un Escribiente durante los años 1973 a 1979. 






Publicado por La Cuna del Sol 
USA.

martes, 10 de octubre de 2017

Jorge Vega López, entre la grandeza y la mezquindad

Lo entrenaron sin muchas esperanzas y ahora, a la vuelta de pocos años,  da este hijo del pueblo, la más extraordinaria satisfacción propia y para todos los guatemaltecos.


JORGE VEGA LÓPEZ,
ENTRE LA GRANDEZA  Y LA MEZQUINDAD


Por Luciano Castro Barillas

Este jovencito guatemalteco de 1.48 metros de estatura es uno de los gigantes en el escenario de la gimnasia internacional. En un principio no se hacía grandes ilusiones con la final del domingo en Montreal, Canadá, el domingo 8 de octubre de 2017 por la alta exigencia técnica del evento y su todavía limitado fogueo en justas internacionales de esa envergadura. Si lograba entrar entre los 20 mejores del mundo, como lo esperaba su entrenador, lo tomarían ambos, atleta y técnico,  como buen resultado. Era una competencia fuerte con campeones olímpicos como el surcoreano Yan Hakseon, investido con el oro olímpico y el rumano Dragulescu Marian, igualmente medallista en la última olimpiada.

No la tenía nada fácil nuestro querido muchacho guatemalteco, que entre tanta pesadumbre y podredumbre que vivimos aquí en Guatemala, nos dio ese domingo como regalo un quinto lugar que nos hizo sentirnos alegres, contentos, satisfechos, con fe en Guatemala y confianza que hay tantos buenos chapines que no se quedan flotando en la cuba de la mediocridad y que, como osado cangrejo, que dejan atrás a los roñosos y envidiosos, sale de ese recipiente de poco espacio para demostrar a los demás y a sí mismo que se puede ser diferente y mejor y proyectarse a escala mundial como lo ha hecho Jorgito. Como aquí nunca faltan los guatemaltecos ruines, algunos  -no muchos, o quizá muchos-  resulta que empezaron a cuestionar que sus habilidades gimnásticas, principalmente de rutinas de piso y salto al potro, eran resultado de su pequeña estatura. Que un cuerpo así era manejable, que lo chaparro le favorecía para ser saltarín… Lo que estos rufianes de la opinión no sabían era que a Jorge le costó mucho más trabajo saltar al potro que los atletas europeos o coreanos, de mayor estatura y, por lo tanto, encontraban el potro más bajo, posiblemente más cómodo; que lo altísimo que hacía ese artefacto deportivo para Jorgito Vega y sus 1.48 metros de estatura. Enfrentó el reto sin pedir tregua y conquistó el quinto lugar, aventajado por décimas, no por uno o dos puntos completos, por el coreano Hakseon.


Ese es Jorge, con todo un perfil de campeón y del cual nos sentimos orgullosos, contentos con este patojo de Jocotenango, que entró al mundo de la gimnasia ya pasadito de años pues había perdido los años cruciales que se necesitan (5 y 8 años) para empezar a practicar esta disciplina. Él llegaba a ver a los gimnastas, sin estar enterado del todo lo que le deparaba el destino. Lo entrenaron sin muchas esperanzas por la pérdida de esos años y ahora, a la vuelta de pocos años,  da este hijo del pueblo, la más extraordinaria satisfacción propia y para todos los guatemaltecos. Son las pocas alegrías que tenemos los guatemaltecos que no tenemos ya carreteras pues están totalmente destruidas por 20 años de abandono, con hospitales sin medicamentos, con delincuentes de la misma edad de Jorge matando por las calles, con funcionarios altos y bajos rebalsando de estulticia, con diputados incompetentes y mafiosos; pero sobre todo con seres perversos como Roxana Baldetti que ayer declaró ante el juez Gálvez que ella siempre instruyó a sus subalternos que el dinero de los pobres era sagrado! Por Dios, cómo los ciudadanos guatemaltecos son capaces de llevar a altos cargos del poder público a semejante basura. Pero hay un Jorge Vega López que nos ilumina en esta oscuridad y da a la Patria su mejor regalo de buen hijo. Vaya, y los diputados se autodenominan Padres de la Patria! Ah, desgraciados estos.






Publicado por La Cuna del Sol
USA.

lunes, 9 de octubre de 2017

Comandante Che Guevara: venero de vida y esperanza

El Che ha sobrevivido a las interpretaciones maniqueas sobre su gesta y su persona de biógrafos y analistas supuestamente objetivos

COMANDANTE CHE GUEVARA:
VENERO DE VIDA Y ESPERANZA


Por Gilberto López y Rivas

El 9 de octubre, hace 50 años, un grupo de agentes de la Agencia Central de Inteligencia de EEUU destacado en Bolivia y dirigido por el cubano-americano Félix Rodríguez, dio órdenes de asesinar al comandante Ernesto Guevara de la Serna en la modesta escuelita de Las Higueras, donde se encontraba prisionero. El hombre más buscado por los servicios de inteligencia y represión planetaria del imperialismo y por los comandos contrainsurgentes del ejército boliviano, fue condenado sumariamente a ser ejecutado y sus restos mortales enterrados en un sepulcro no identificado -encontrado tres décadas después-, debido al terror que a sus enemigos inspiraba el Che Guevara, aún después de muerto.

Los victimarios pretendían aniquilar su memoria y todo lo que él representaba. Inútil intento de verdugos y enterradores clandestinos: el Che al morir ya había vencido su propia muerte: el semillero de vida sin tacha de revolucionario había encontrado terreno fértil a lo largo y ancho de esa América, la Nuestra, que recorriera incansablemente. El soñador realista que renuncia a vivir la victoria revolucionaria, para empezar de nuevo; quien había asumido como forma de ser el mensaje martiano de que la mejor manera de decir, es hacer, no podía morir. Y esa inmortalidad radica en la fortaleza de su ejemplo, que cada mañana hace brotar de las bocas infantiles de la Cuba de Fidel el lema: ¡seremos como el Che!; en el reto de su consecuencia sin retórica ni doble código moral, que hace avergonzar al más cínico de los oportunistas de la izquierda institucionalizada.

Su vasta obra teórica-política, sus acciones dirigidas contra los enemigos de nuestros pueblos, han impulsado a generaciones de hombres y mujeres a luchar por un mundo mejor. Su entrega sin límites ni recibos de pago por los sacrificios brindados a la revolución; su absoluto desapego y desinterés hacía su persona; su radicalidad en los principios; su confianza en los pueblos; esa síntesis de pensamiento y acción puesta al servicio de una causa libertaria, hacen del Che un inagotable venero de vida y esperanza. También, el guerrillero heroico ha sobrevivido a los intentos de sus enemigos para desvirtuar sus objetivos de trasformación radical haciéndolo aparecer como mártir, aventurero o símbolo comercializando en playeras y carteles, despojado de su esencia definitoria: Guevara es un comunista convencido, un revolucionario latinoamericano que se impone una tarea concreta y terrenal: acabar con la explotación social, con la dominación imperialista, forjar un nuevo ser humano en una sociedad socialista. Estas fueron sus más firmes convicciones, sus propósitos enarbolados con modestia y determinación.

Es necesario comprender estas coordenadas que guiaron su vida para continuar las luchas de liberación de nuestros pueblos. Sus ideas mantienen vigencia imprescindible para el análisis de la realidad del siglo XXI. Su trayectoria revolucionaria, su personalidad singular, su actuación como ministro y dirigente del Estado cubano, su paso por África y su prematura muerte en Bolivia constituyen una fuente de enseñanzas que orientan las luchas de resistencia a la recolonización neoliberal. A pesar del tiempo trascurrido desde su muerte hace 50 años, es evidente la contemporaneidad del Che. El comandante Guevara trasciende a sus asesinos y al odio de clase que despertó en los poderosos; a la desaparición de la Unión Soviética y el restablecimiento del capitalismo en la patria de Lenin, Europa del Este y China; a las interpretaciones maniqueas sobre su gesta y su persona de biógrafos y analistas supuestamente objetivos como Jorge Castañeda. El Che perdura en el tiempo por su posición crítica a las desviaciones burocráticas y autoritarias del socialismo real; por el apego estricto a la moral, la honestidad y la congruencia cuando desempeñó cargos en el gobierno revolucionario.

Uno de los ejes fundamentales que rigieron los destinos del Che fue el internacionalismo; rasgo esencial de la propia revolución cubana en la que se forma como dirigente y teórico de una visión del socialismo signada por una perspectiva ajena al localismo. Para el Che la construcción del socialismo tenía que ser en escala mundial, por lo que si el revolucionario se olvida del internacionalismo afirmaba: la revolución que dirige deja de ser una fuerza impulsora y se sume en una cómoda modorra, aprovechada por nuestros enemigos irreconciliables, el imperialismo, que gana terreno.

Aquí surge un interrogante ineludible: ¿cómo compaginar la consolidación de un proceso revolucionario en el ámbito nacional con la exigencia internacionalista? En la ruta del Che tenemos que en sus tres experiencias revolucionarias hay una exitosa, la cubana, y –es necesario reconocer– dos fracasadas: el Congo y Bolivia. En Cuba triunfa la revolución porque constituye un proceso firmemente enraizado en la realidad nacional. El Movimiento 26 de Julio supo apropiarse de la herencia de José Martí y aplicarla a una lucha antidictatorial con articulaciones en organizaciones obreras, campesinas, estudiantiles y con una intelectualidad orgánica incorporada en ese movimiento. La llegada de los sobrevivientes del Granma a la Sierra Maestra no fue la implantación de un foco guerrillero, sino la continuidad de una lucha de años y el establecimiento de una fuerza política nativa que se desarrolló entre el campesinado con la ayuda de frentes urbanos consolidados.

En Congo y Bolivia, en cambio, hay una suerte de incursión foránea con relaciones equívocas con los grupos guerrilleros locales (África), e incluso una cierta discrepancia por la presencia del Che en tierra boliviana por parte de un sector minoritario del Partido Comunista. Esto obliga a un análisis más profundo y, sobre todo, crítico de la llamada cuestión nacional. Si no existe un sustrato social firme que aspira a transformar el país, una continuidad histórica con las luchas seculares del pueblo de que se trate, un conocimiento profundo de los problemas vitales de los diversos estratos y clases sociales, una unidad de acción de los distintos agrupamientos democráticos y revolucionarios y una relación estrecha de carácter orgánico entre todos ellos en extensión y profundidad del territorio, el movimiento revolucionario está destinado a fracasar.

El Che, en sus adversidades, revela los peligros de una acción internacionalista con una base nacional no asegurada ni articulada. A pesar de esta derrota fatal, el Che permanece como el acero más templado de nuestra historia latinoamericana; como la realización de ese ser humano nuevo por el que tanto luchó; como la brújula de nuestros avatares por un mundo sin las ataduras de la explotación y dominación capitalistas.


¡Hasta siempre comandante!






Publicado por La Cuna del Sol
USA.

sábado, 7 de octubre de 2017

El oficio de escribiente

Estimados lectores:“La Cuna del Sol”, a partir de hoy domingo 8 de octubre de 2017 y los jueves de cada semana, estará publicando puntualmente, las crónicas de la vida del insigne poeta guatemalteco Manuel José Arce y Valladares, como reconocimiento a su ejemplar vida y obra.


EL OFICIO DE ESCRIBIENTE


Inmerso, o mejor dicho atrapado en la doble profundidad de crear y comunicar, Manuel José Arce aborda la tarea de aprehender el pulso donde gravita la más clara esencia del hombre: su aptitud para la vida. Pero vida en libertad y dignidad; vida como respuesta ineludible a su propio compromiso. Hace más de dos décadas, Arce  -poeta y dramaturgo-  tomó el más rápido atajo para cumplir la misión última del escritor; descubrir, desentrañar la realidad, descodificarla a fuerza de verbos cotidianamente descubiertos y entregarla (realidad dulce o amarga) a otras conciencias; volcarla en otros ojos haciendo de ella poliedros, ráfagas o símbolos capaces de taladrar muros, prejuicios y cegueras. Es decir, tomó por los cuernos el temible toro de la diaria comunicación, la que se filtra en el vaso comunicante del periodismo, aquella que en acción cotidiana traslada (masivamente, diríamos, si Guatemala fue un país de alfabetas) el conocimiento sustancial pero ágil; fácil, pero profundo, de ideas, hechos y fenómenos del hombre y su circunstancia. Del hombre y su cruz. Del hombre y su sonrisa.
               
Al margen de su palabra eminentemente lírica, intimista, existencial, en Arce privó siempre una diáfana conciencia del compromiso del escritor frente a su realidad social y a ella se encadenó con palabra segura. Se hizo cronista para ganarse el derecho a estar en las proximidades  -y en las profundidades-  de todas esas partículas de la historia que quedan suspendidas en las páginas de los diarios: las que permanecen como testimonio vivo de la existencia de hombres que, como Manuel José Arce, amalgaman su propia visión de creadores (valga decir, en este caso, del sentido y dimensión estética de su palabra), con la inmediatez y dinamismo del ejercicio periodístico. Y es, justamente en esta esquina de difícil valoración, donde Arce ubica la plenitud de su verbo. Misión emprendida no sólo como liturgia de la palabra, sino también como docencia cotidiana.
               
Hace más de dos décadas, Manuel José inició ese peregrinaje que consiste en ir metiéndose, como luz a través de las puertas y ventanas, en la conciencia y corazón de sus contemporáneos. Penetraba, airoso, llevando a cuestas una voz eminentemente personal: mezcla de sabia poesía y de elementos populares cuyas principales virtudes son emocionar e iluminar.
               
Aquí cabe decir, que no basta, en las sociedades de hoy, la palabra precisa del comunicador y del analista. Urge ¡mucho más!, las voces de quienes, en posesión de todas las herramientas del trabajo literario, hacen cuajar la nobleza de sus materiales en el mensaje que orienta y pule la rusticidad de un mundo imperfecto. Literatura y periodismo, en suma, capaz de ahondar, sutilmente, en el espíritu del hombre que ahora lucha más por la sobrevivencia que por salir al encuentro del mundo de las ideas sin sacrificar el bienestar material en aras de la indagación espiritual. (Felizmente, en Guatemala todavía existen, aunque pocos, escritores de esa levadura).
               
En su columna Diario de un Escribiente el diario El Gráfico (o, eventualmente, bajo otro alero), Arce encuentra su ruta como artista cuyo santos y seña es el hombre. En el principio, el hombre. Y al final, siempre el hombre. Es éste el gran personaje que lo mantiene en vela. ¡Qué ansia de atrapar sus contornos felices! ¡Qué desazón frente a los hechos que vulneran el derecho del hombre a ser hombre!
               
Arce, el que buceó en todos los recodos de la palabra  -poesía, teatro, ensayo, novela-  exploró con honda pasión el corazón de los que sufren; indagó en sus íntimas heridas pero, sobre todo, palpó su dolida dimensión de carne y hueso. No estuvieron proscritos de su código lingüístico, ni la risa, ni el optimismo; no se ausentaron de Arce la amistad o la remembranza de amores florecidos al conjuro de tantos bellos ojos que incendiaron los suyos; tampoco desterró la alegría, la identificación filial o el canto diario de exaltación de la vida, ni la chispa irónica que hiere mucho más que el petulante dardo de quienes desconocen el oficio de las metáforas.
               
Patria, paisaje y tradición enriquecieron el entorno del hombre guatemalteco que tanto preocupó a Manuel José; y aquél se sumerge en esa riqueza, tomando de ella la fuerza y el aliento para sobrevivir. Páginas de un escribiente que amó su destino de artista en un medio muchas veces frío e indiferente a su obra creadora, pero encontró cauce compensatorio en ese Diario profundamente humano que sobrevive, a pesar del tiempo, no solo por la excelencia de su calidad literaria, sino también por la nobleza del barro que animó a los hombres y mujeres que encontraremos retratados en estas páginas.
               
Manuel José Arce fue pleno y encontró que su palabra se desdoblaba en muchas voces. Que se multiplicaba y rompía barreras. Que avanzaba, comprendida, en el espíritu de sus conciudadanos, para quedarse definitivamente entre ellos.  
                                                                                Delia Quiñónez,
                                                                                Guatemala de la Asunción, 1988



CONTROL
Por Manuel José Arce

Lo pobres no debemos tener hijos. Las gentes pobres, los países pobres. No, señor. No debemos tener hijos. Hay ya mucha pobreza sobre el mundo, somos ya muchos pobres como para seguir multiplicándonos. Los hijos que tengamos nacerán también pobres y tendrán hijos pobres.
               
Si nos reproducimos nunca se va a solucionar el mundo -el gran rompecabezas-. Nadie quiere que exista la miseria. Por eso, es lógico que nos esterilicen, es moral, es necesario y constructivo.
               
En cambio, si los ricos tienen hijos será feliz el mundo: habrá más ricos, llegará la hora cuando solo haya ricos en la tierra.
               
El Sha de Irán, de Persia, no sé dónde, para conmemorar el nacimiento del hijo primogénito decretó quince días de festejos, sacrificó rebaños y rebaños, nombró califa al médico partero y le obsequió un diamante del tamaño de un huevo de gallina a sus tercera esposa, que fue la de la hazaña.
               
Hizo bien: los ricos, ellos sí, deben multiplicarse.  Por eso, con frecuencia, compran varias mujeres: pueden preñar a muchas, dejar cien herederos.
               
Pero en cambio, los pobres, pueden satisfacerse con las prostitutas (que son una mujer para cien hombres y que además no paren y resuelven el hambre de ese modo).
               

Los pobres no debemos tener hijos. No debe haber más pobres en la tierra. Ni países. Ni gentes.






Publicado por La Cuna del Sol
USA.

jueves, 5 de octubre de 2017

“Lenín Moreno, el ‘Gorbachov’ ecuatoriano desmantela la revolución ciudadana”

El mundo, absorto en las ‘amenazas’ de Trump, devastadores huracanes y el terremoto en México, no se percata del cambio de rumbo que está tomando Ecuador bajo la presidencia de Lenín Moreno, quien se aleja cada día más de la Revolución ciudadana que lo elevó al poder como sucesor de Rafael Correa y se acerca peligrosamente a la oposición.


“LENÍN MORENO, EL ‘GORBACHOV’ ECUATORIANO
DESMANTELA LA REVOLUCIÓN CIUDADANA”


Por Vicky Peláez

“Todos ven lo que tú aparentas; pocos advierten lo que eres”.

Nicolás Maquiavelo (1469-1527)

Increíblemente, al segundo día en el poder se olvidó de sus elogios en la campaña electoral a Rafael Correa como confrontador de la miseria y el egoísmo, que supo aplicar las políticas del “realismo mágico” en el país con nuevas escuelas, hospitales y centrales hidroeléctricas, entre muchas otras obras. Ahora dice, que los diez años de correísmo trajeron polarización, corrupción y un modelo económico “equivocado”. Lo que no dice a diario es que él fue parte de esa revolución y fue vicepresidente de Ecuador junto con Correa.

Para corregir los ‘defectos’ económicos y políticos de la Revolución ciudadana (RC), el nuevo presidente se ha reunido con 250 representantes de diferentes sectores sociales del país, en su mayoría opositores y enemigos de ese proceso, olvidándose que unos días antes de esta reunión los convocados estaban insultando al propio Lenín Moreno considerándole un mero seguidor de Rafael Correa. Todos, desde el partido gobernante Alianza País (AP) hasta la oposición de la derecha recalcitrante se han equivocado. Lenín Moreno ha tomado la posición de un ‘Gorbachov’ ecuatoriano llamando al diálogo “para resolver los problemas, para acordar y para vivir en paz”.

Lo más importante, y lo que más interesa al presidente es “despolitizar” y “reconciliar” al país y “retornar el poder al pueblo” que supuestamente fue usurpado por el correísmo. A instancias de Guillermo Lasso y su Movimiento CREO, de la extrema derecha bancaria, el presidente convocó a una consulta popular para determinar el cambio de rumbo, tanto económico como político, que tendría que tomar Ecuador para salir de la ‘crisis económica’, terminar con el caudillismo y la corrupción que “caracterizaron los 10 años del gobierno de Correa” y reconstruir una auténtica democracia en la nación.

La realización de la consulta es considerada por la derecha como una demostración del fracaso del correísmo que gobernó, de acuerdo a la oposición, con mano de fierro e impuso un régimen revolucionario que el país debe desmontar con la ayuda de Lenín Moreno. El presidente no ha defraudado por el momento a la oposición y empezó su liderazgo ordenando convertir a los medios públicos de comunicación en “incluyentes”, lo que significa, según el nuevo gerente de Medios Públicos, Andrés Michelena, “la conversión de medios públicos en autosuficientes para que no sean una carga para el Estado”, es decir destruir el sector público de la comunicación lanzándolo de golpe al mercado dominado por el sector privado.

Ecuador TV, Radio Pública, Agencia Andes, los periódicos El Tiempo y El Telégrafo fueron declarados libres de apoyo y tutela del gobierno para que “puedan respirar la libertad junto con el país”, de acuerdo al asesor incondicional del presidente, Andrés Michelena, y “para que los medios públicos permitan ejercer el derecho de todas las voces, tanto críticas como positivas”. Para reforzar este rumbo, fue nombrado como el encargado de dirigir la línea editorial de los medios públicos, el ex editor general de uno de los periódicos más anticorreístas, El Comercio, Hernán Ramos, quien siempre caracterizó a los medios públicos del gobierno de Correa como “borregos”, “pasquines gubernamentales”.

Según la Secretaria Ejecutiva de la Alianza País, Gabriela Rivadeneira, Hernán Ramos “proviene del entramado comunicacional hegemónico, esta matriz brutalmente antidemocrática la que hemos batallado todos estos 10 años”. Los cambios editoriales y el contenido de las columnas no se han hecho esperar en el decano de la prensa nacional, El Telégrafo, que se está pareciendo cada día más a un diario cualquiera con cierta tendencia ‘morenista’ sin atreverse todavía tomar una línea abierta anticorreísta.

Guillermo Lasso, mientras tanto, junto con otros opositores como Jaime Nebot y Abdalá ‘Dalo’ Bucaram, está presionando a través de la mayoría de los medios de comunicación a su disposición a Lenín Moreno para que tome mayor distancia de la Revolución ciudadana y que reconozca que no hubo tal ‘década ganada’. El supernumerario del Opus Dei y el dueño de uno de los más grandes bancos de Ecuador, el Banco de Guayaquil, además de poseer 10 compañías en Panamá, Guillermo Lasso, cuya meta es poner fin a la Alianza País y a la Revolución ciudadana, logró orientar el discurso presidencial hacia la crítica, sospecha y desconfianza de sus compañeros de la AP.

En sus últimos pronunciamientos, Lenín Moreno está tomando más y más la posición del diario El Comercio, cuyos columnistas, como Fabián Pérez de Castro, denuncian que “la década de Rafael Correa fue la década de ignominia; del aniquilamiento de la institucionalidad y estado de derecho; de la permanente violación de los derechos humanos y de la propia Constitución; de la demagogia, caudillismo y de la corrupción insultante” (23-09-17). Lenín Moreno utilizando datos falsos ya acusó a Rafael Correa de engañarlo diciendo que la deuda externa ecuatoriana era de 28.500 millones de dólares mientras que en realidad rondaba 60.000 millones. Resulta que Moreno está mal informado y que la deuda sí era de 28.500 millones de dólares (28 % del PIB).

También Moreno mintió sobre ‘el deplorable estado de cuentas’ que le dejó Correa y sobre la severa crisis económica que está atravesando el país. Comparando con la deuda externa que dejaron otros presidentes: Osvaldo Hurtado (1981-1984), 66 % del PIB; León Febres Cordero (1984-1988), 117 % del PIB; Rodrigo Borja (1988-1992), 110%, Sixto Durán-Ballén (1992-1996), 85%; Jamil Mahuad (1998-2000), 97%, resulta que Rafael Correa fue un presidente más eficiente que sus últimos antecesores. La década pasada fue ganada por Alianza País porque dos millones de ecuatorianos salieron de la pobreza y la economía se duplicó. La clase media subió del 19 % de la población en 2007 al 43 % en 2017. Además Ecuador se convirtió en el país que más invirtió en la educación superior en la región — 600 millones de dólares.

De acuerdo con la socióloga Sofía Argüello, “hay más gente que viaja y adquiere bienes, la calidad de vida mejoró y surgieron nuevas prácticas de consumo. Ya no existen brecha tan amplias entre las clases”. Los trabajadores duplicaron sus salarios, los empresarios triplicaron sus ganancias y los campos y las ciudades mejoraron sensiblemente. Por supuesto, hubo problemas cuando en 2015 terminó el ciclo expansivo del precio de petróleo y se produjo la fuerte apreciación del dólar, que influyeron en la reducción de la entrada de divisas vía exportación. También el terremoto en abril 2016 de 7,8 grados y sus 304 réplicas destruyeron más de 3 puntos del PIB. A pesar de todo esto la economía empezó a recuperarse.

Uno de los mayores énfasis en la crítica de Lenín Moreno de la gestión de Rafael Correa se basa en la corrupción, también idea promovida por la oposición siguiendo los dictados de Washington que está utilizando esta táctica como una forma moderna de tumbar a los gobiernos que se rebelan contra EEUU y defienden su soberanía. Desde esta perspectiva, utilizando el caso Odebrecht, resultó que la Revolución ciudadana recibió más sobornos que algún anterior gobierno de Ecuador.

Actualmente EEUU ya envió la información sobre la corrupción de Odebrecht en Ecuador incriminando al Gobierno de Correa. Lo que quiere Washington, que en realidad no tiene nada que ver con la investigación de Odebrecht en Quito, es desacreditar y terminar con el correísmo y meter preso al actual vicepresidente Jorge Glas y hacer juicio a Rafael Correa repitiendo el mismo modelo de injusticia que actualmente están tratando de aplicar a Luiz Inácio Lula de Silva en Brasil. Todo está orientado en no permitirles una posible reelección tanto a Lula como a Correa. Lo curioso es que EEUU no divulga mucha información sobre los sobornos de Odebrecht en Norteamérica, donde la empresa realizó más de 18 macro proyectos y sigue preparando otros.

En la entrevista que la BBC hizo a Lenín Moreno durante su visita a las Naciones Unidas, el periodista lo preguntó “si había tanta corrupción en el gobierno anterior” y el presidente contestó que “lastimosamente se han detectado muchísimos casos de corrupción”. Cuando el entrevistador le indagó cómo es que Moreno no sabía nada sobre la corrupción siendo miembro de la Alianza País durante 10 años y ocupando la vicepresidencia durante seis años (2007-2013), el presidente respondió, “Yo nunca participé en el tema económico” y “estaba dedicado al tema social”.

Ver para creer o, como dijo el actual vicepresidente, Jorge Glas, refiriéndose a Lenín Moreno, “el dedo apunta cada vez más hacia usted”. Tras 70 días de la presidencia de Moreno, Glas tomó distancia de su política escribiéndole una carta diciendo que “hoy se sientan las bases para un Estado de corrupción al pactar con personajes nefastos de la historia nacional, como los Bucaram”. Como resultado, el vicepresidente fue suspendido de sus funciones para regocijo de la derecha que ‘ayudó’ también a Moreno a promover el caso de un supuesto ‘espionaje’ al ‘descubrir’ los colaboradores del inquilino del Palacio Carondelet una cámara oculta de vigilancia en su despacho desactivada en 2010 y cubierta con una cinta adhesiva gris. Inmediatamente Rafael Correa fue denunciado por Moreno por “monitorearlo desde su teléfono celular”. La derecha aprovechó esta acusación ridícula para intensificar la campaña anticorreísta.

La consulta popular estará orientada también hacia el desmantelamiento de la Revolución ciudadana. El pasado 26 de septiembre se cerró la recepción de planteamientos con una cifra de 450 que serán remitidos el próximo 2 de octubre al Consejo Nacional Electoral para su evaluación. Pero ya se sabe que se quiere acabar con el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS) responsable de la designación del Defensor del Pueblo, procurador, contralor, fiscal, superintendente, Consejo Nacional Electoral, Tribunal Contencioso Electoral, Consejo de la Justicia y reemplazarlos, según los periodistas Juan J. Paz y Miño C., por viejos cabildeos partidistas.


En fin, Rafael Correa declaró “me siento totalmente traicionado”…”ahora es peor que si hubiera ganado la oposición”. Sin embargo, falta también la reacción del pueblo a los intentos de desmantelar la Revolución ciudadana por la derecha y sus colaboradores izquierdistas.







Publicado por La Cuna del Sol
USA.