jueves, 13 de octubre de 2011

JUTIAPA, TRADICIONES Y PRESTIGIO INTERNACIONAL

La nota a continuación es la transcripción del documento original, elaborada por el profesor Luciano Castro Barillas. Como el profesor Castro lo refiere, es un breve ensayo sobre las tradiciones orales de Jutiapa. Cuya especial idiosincrasia es la fuente de una exuberante variedad del género del cuento y de las leyendas populares, que por generaciones se han constituido en el vehículo no solo de entretenimiento pero sobre todo de afirmación identataria y cultural. Jutiapa esa árida pero acogedora tierra, es la cuna, el recinto  de toda una rica tradición cultural, que por ignorancia o prejuicios de propios y extraños, ha permanecido prácticamente inexplorada. La Cuna del Sol, la metáfora de esa mítica tierra Jutiapa, con orgullo y con especial dedicatoria a todos los jutiapanecos, estén  donde estén se permite la publicación de la siguiente nota. Marvin Najarro


LA TRADICIÓN ORAL DE JUTIAPA OCUPA UN LUGAR DISTINGUIDO
EN EL CONCIERTO INTERNACIONAL

Por Luciano Castro Barillas
La Cuna del Sol

Este documento no tiene referencia alguna, pues son unas fotocopias, pero por sus características asumo que tiene su origen en el Centro de Estudios Folklóricos de la Universidad de San Carlos de Guatemala. El mismo es un breve ensayo sobre Jutiapa y su tradición oral y afirma que es uno de los departamentos de mayor complejidad cultural de Guatemala desde tiempos prehispánicos, ya que su territorio sirvió de paso para los pueblos del altiplano central mexicano que migraron hacia el sur de Mesoamérica, en particular el pueblo pipil que habitó parte de la costa del departamento hasta el siglo XVI, donde se mezclaron con los pobladores originarios de los señoríos de Mictlán y Paxá, y que de acuerdo con la tradición oral de Jutiapa desaparecieron en un gran cataclismo.

En todos los municipios del departamento existen extraordinarios narradores especializados, que tienen como característica saber por tradición y costumbre, extensos cuentos tradicionales que narran en momentos especiales como velorios y cabos de novena, de manera socializada y en forma individual, en reuniones en las antiguas y solariegas casas de los pueblos y aldeas.

Una de las características de la tradición oral de Jutiapa es lo extenso y bien narrado de los cuentos tradicionales, los cuales son versiones muy antiguas, casi arquetípicas consideradas únicas en Guatemala, por tener fórmulas de entrada y conclusión tanto en los cuentos como leyendas populares que se convierten en algo estético del habla cotidiana del jutiapaneco.

En la región existen dos tipos de narradores, uno, con un oficio casi especializado por la comunidad, quien recibe el nombre de cuentero, el cual es muy apreciado y llamado a velorios y casas particulares para entretener a la gente, y como se afirma en Conguaco “para que los patojos aprendan algo de lo que nosotros somos”. Estos cuentos son muy queridos por todos y merecen el respeto de toda la población, como don Tereso Fajardo, de la aldea Esmeralda, municipio de Jerez, quien es uno de los narradores cumbres de la tradición oral del oriente de Guatemala. También don Juan Carrizo de Agua Blanca y doña Azucena Estrada de Comapa, quienes poseen versatilidad en sus cuentos y “en la gracia de contarlos”.

Estos cuenteros hacen de consejeros y guías de los pueblos, pues también han aprendido una serie de fórmulas específicas no sólo para curar males del alma, sino para traer la conciliación en las familias y los pueblos de la región, que por alguna razón se han enemistado. Son auténticos sabios populares que reúnen una serie de oficios que la misma comunidad les ha legado. Hay otro tipo de narradores de menor especialización que no reciben nombre alguno. Son narradores ocasionales y saben muchas tradiciones, aunque fragmentadas. Son los hombres que en las noches cálidas cuentan leyendas a los niños de los barrios, pueblos y caseríos.

En Jutiapa, los cuentos populares maravillosos perviven con gran exuberancia. Como lo define don Eustaquio Chinchilla de Jalpatagua “estas son historias chulas que uno cuenta, porque les gusta a la gente, pero ni uno las cree ni tampoco  los que lo oyen a uno”. O como se expresa doña Jerónima Gutiérrez de San José Acatempa, al narrar el cuento El Pescador de Maravillas: “Estas historias nadie las cree, son para entretener a los niños y a los viejos que siempre se vuelven patojos.

Cuentos fantásticos y maravillosos, que crean un mundo fascinante, se transmiten de generación en generación, por ello, sin dudarlo, Jutiapa y sus municipios constituye una de ls regiones de cuentistas populares más excelsos del país.

Guatemala ocupa un lugar importante en los estudios de los cuentos populares a nivel mundial, ya que el cuento El Aprendiz de Brujo, de don Tereso Fajardo Peñate, recogido en la aldea Esmeralda, Jerez, figura como la versión arquetípica más antigua encontrada hasta hoy en el mundo y que figura en los anales de Folklore Fellow Communications of Helsinki, Finlandia, con la catalogación Tipo AT 525. La versión guatemalteca es la que sirve de base para los estudios mundiales para este tipo de narraciones orales.

Todo un asunto para sentirnos orgullosos ¿no cree paisano jutiapaneco?






Publicado por La Cuna del Sol
USA.

2 comentarios:

joe.di dijo...

Buenas noches:

¿Dónde se puede conseguir el libro "Crónicas y tradiciones orales de Jutiapa" en la ciudad capital?

Me interesa conseguirlo.

Gracias.

Marvin Najarro dijo...

joe.di, el libro "Crónicas y tradiciones orales de Jutiapa", puede ser conseguido llamando al siguiente número telefónico: 4745-8938